Sailor Moon Foro

Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Página 2 de 12. Precedente  1, 2, 3, ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Lun Mayo 03, 2010 8:21 pm

Capítulo 2

Desde el lago soplaba un viento frío, que hacía volar las hojas secas. El cielo grisáceo oscurecía el sol de noviembre y una lluvia fría brillaba en las aceras. Cerca ululó una sirena. Seiya se apretó más la gabardina en torno al cuerpo y cruzó la calle deprisa.

Después de lo ocurrido en su despacho dos días atrás, había sido una sorpresa volver a tener noticias de Serena. Había llevado mal la reunión, en parte porque le había sorprendido que ella lo creyera capaz de obligarla a casarse con él. El contrato sólo había sido un medio para conseguir que fuera a cenar con él. Maldijo en silencio. Nunca había obligado a una mujer a salir con él. ¿Por qué estaba tan decidido a hacerlo con ella?

Tal vez volver a verla lo ayudara a aclararse. Sí, era muy atractiva y, sí, habían tenido una amistad bonita en el pasado, pero ahora eran personas diferentes con vidas distintas. ¿Significaba eso que no podían volver a empezar? Entró en el parque pequeño situado enfrente de la biblioteca Newberry y echó a andar por el camino mirando a los transeúntes en busca de Serena.

Esa mañana le había dejado un mensaje pidiéndole que fuera a verla pero sin darle más explicaciones. Y Serena había decidido aprovechar la oportunidad para explicarle su comportamiento y buscar el modo de arreglar las cosas con ella. En el mejor de los casos, quizá accedería al fin a cenar con él. En el peor, le diría dónde podía meterse el contrato.

No era la misma que había conocido en la universidad. La chica tímida se había convertido en una mujer segura de sí misma que probablemente tenía todos los hombres que necesitaba, hombres que habrían reconocido su belleza cuando la habían conocido, hombres que habían sido más listos que él.

Seiya había estado con muchas mujeres, y aunque en ocasiones había habido mucha pasión, nunca había conectado de verdad a nivel sentimientos, nunca había confundido aquello con amor y ni siquiera con un afecto profundo; siempre había sido cuestión de deseo físico y nada más.

Lo que sentía por Serena era diferente. Era una mujer hermosa, sexy e interesante, pero él no quería seducirla. Antes que nada eran amigos y, si se convertían en amantes, sería porque lo hicieran como un paso lógico dentro de su relación, no por el deseo abrumador de arrancarse mutuamente la ropa.

Serena no era la clase de mujer a la que pudiera seducir y luego dejar. Ocupaba un lugar diferente en su vida a todas las demás mujeres, a pesar de lo cual no podía ignorar los chispazos de atracción que brotaban entre ellos cuando estaban juntos ni podía negar que había pensado a menudo en ella en los últimos días.

Se volvió despacio y volvió a mirar de nuevo el parque. Por un instante creyó verla sentada en un banco, pero enseguida se dio cuenta de que no era ella. Se sentó a esperar y observó a un anciano lanzar una pelota de tenis a su perro. Diez minutos después, empezaba a preguntarse si le habían dado plantón cuando la vio andar hacia él. Se puso en pie y ella se detuvo y lo miró largo rato.

Se acercaron despacio uno a otro y se encontraron en el centro de la plazuela.

-Pensaba que ya no venías -dijo él.

-He estado a punto -repuso ella.

Se produjo un silencio y Seiya reprimió el impulso de tender la mano y apartarle un mechón de pelo de los ojos. Si podía tocarla, todo iría bien. Pero se metió las manos en los bolsillos de la gabardina para resistir la tentación.

-¿Quieres ir a tomar un café? -preguntó-. Hay un sitio justo en...

Serena negó con la cabeza.

-No, estamos bien aquí. Sólo voy a hacerte una pregunta y quiero que seas sincero conmigo.

-De acuerdo.

-¿Por qué haces esto? Puedes tener todas las mujeres que quieras. ¿Por qué yo?

-Eso son dos preguntas -dijo él-. Con respuestas muy distintas.

-Dime la verdad -insistió ella.

Seiya pensó con cuidado la respuesta, sabedor de que lo que dijera podía influir mucho en la decisión de ella. Sintió deseos de mentir y ocultar sus verdaderos motivos, pero si quería que aquello funcionara, no podía empezarlo con una mentira.

-Tengo treinta años. Mi padre me está presionando para que me tome el futuro en serio. Quiere que me case y forme una familia, pero mi vida social hasta el momento no ha ido enfocada a ese objetivo concreto y, si quiero dirigir la compañía, tengo que probarle que me tomo en serio lo de buscar esposa.

Esperó la reacción de ella, que se limitó a asentir con la cabeza.

-De acuerdo, eso puedo entenderlo. ¿Y por qué yo?

Seiya se encogió de hombros.

-Tiene sentido -repuso-. Para empezar, está el contrato. Y ya éramos buenos amigos -no le dijo que ella le atraía mucho, que no dejaba de pensar en ella y la veía bajo una luz nueva.

-¿O sea que esto es sólo cuestión de... eficiencia? -preguntó ella.

Seiya soltó una risita.

-He pasado años perfeccionando mis encantos, ¿y qué he conseguido? Todavía no he encontrado a la mujer perfecta.

-¿Y estás dispuesto a conformarte con una imperfecta?

-¡No! -protestó él-. Tú no eres imperfecta en absoluto. Nosotros empezamos como amigos, Serena. Quizá sea lo mejor -hizo una pausa-. Si quieres saber mi opinión, creo que nos han tomado el pelo. Nos dedicamos a buscar el amor y los finales felices y puede que la mayoría no los encontremos nunca. Yo tengo treinta años y he salido con mujeres suficientes para saber que es difícil encontrar algo especial.

Cerró los ojos y respiró hondo el aire húmedo.

-¿Sería tan malo intentarlo? ¿Qué tenemos que perder?

La miró, vio que dudaba y resistió el impulso de presionarla más. No quería asustarla.

-Somos personas distintas. Tú ya no me conoces -dijo ella.

Seiya la miró a los ojos.

-Te conozco lo suficiente -contestó-. Sé que nos iría bien juntos. Dame una oportunidad de demostrártelo.

Ella se mordisqueó el labio inferior, pensativa, y Seiya se permitió sentir una cierta esperanza.

-De acuerdo -dijo ella al fin-. Pero tiene que ser según mis condiciones.

-Por supuesto -él hizo ademán de tomarle las manos, pero ella evitó el contacto y entrelazó los dedos-. Aceptó cualquier condición.

Serena lo miró a los ojos con una expresión que tenía algo de retadora.

-Quiero un anillo -dijo ella-. Uno muy grande. Tres quilates por lo menos.

Seiya reprimió un respingo de sorpresa.

-¿Qué?

-Y no quiero perder el tiempo con un compromiso largo. Si después de tres meses, esto no funciona, seguimos cada uno nuestro camino y rompemos el contrato. Y por supuesto, yo me quedo el anillo. ¿Aceptas?

Ella no hablaba de una cena precisamente. Seguía pensando que quería obligarla a casarse y hablaba de algo mucho más serio. Su cerebro intentaba entender lo que ocurría. ¿Anillo? ¿Compromiso? Entendió entonces la mirada retadora de ella. Aquello era un farol porque quería asustarlo con la posibilidad del compromiso. La audacia de ella le dio ganas de reír. Pero a aquel juego podían jugar los dos.

-De acuerdo -dijo en tono mesurado-. Pero yo también tengo condiciones. Si vamos a intentarlo de verdad, tenemos que pasar más tiempo juntos. Creo que debes mudarte conmigo. Así podremos ver si somos compatibles.

Serena se puso tensa y Seiya pensó que iba a dar marcha atrás.

La joven se encogió de hombros.

-Supongo que eso estaría bien, pero con una condición. Tendremos habitaciones separadas.

Seiya admiró su sangre fría. Ni siquiera había parpadeado. Habían pasado de salir a vivir juntos en menos de un minuto.

-De acuerdo, pero tendrás que hacer un esfuerzo por realizar algunos deberes de esposa -repuso, convencido de que aquello sería demasiado para ella.

Tal y como esperaba, Serena abrió mucho los ojos.

-¿Quieres que me acueste contigo?

Seiya se echó a reír.

-No, no me refería a eso, pero si quieres añadir eso a tu lista de responsabilidades diarias, no tengo nada que objetar.

-Esto no saldrá bien -murmuró ella.

-Yo me refería a cosas que suelen hacer las mujeres por sus maridos. Cocinar de vez en cuando, arreglar la casa, escuchar mis problemas en el trabajo.

-¿Y qué me dices de los deberes de los esposos? ¿Qué vas a hacer tú para contribuir a este acuerdo?

-Yo haré lo que quieras.

-Una cerradura en la puerta de mi dormitorio -musitó ella-. Y un cuarto de baño propio.

-Eso será un problema -repuso él-. En mi casa sólo hay uno y medio.

Serena suspiró y le lanzó una mirada recelosa.

-Supongo que puedo soportarlo. Podemos hacer turnos para el baño.

-De acuerdo.

-Bien. Tres meses -dijo ella-. Hasta el día de San Valentín. Y si no funciona, seguimos caminos separados.

-Tres meses -asintió él-. ¿Quién sabe lo que puede ocurrir?

Serena le tendió la mano y él se la estrechó.

-Trato hecho -dijo ella-. Quizá deberíamos escribir otro contrato.

Seiya sorprendido todavía por el giro de los acontecimientos, le retuvo la mano.

-Añadiremos una cláusula al viejo - comentó - ¿Cuándo quieres mudarte conmigo?

-¿Este fin de semana?

-Está bien -no pudo reprimir una sonrisa-. ¿Qué te parece el sábado? Te ayudo a instalarte y luego podemos salir a cenar. Conozco un restaurante magnífico en...

-El sábado tengo que trabajar; sería mejor el domingo.

-La dirección es el 2234 de Kinmoku. Te espero el domingo.

La joven asintió y se volvió para marcharse, pero él se negó a soltarle la mano.

-¿Serena?

Ella miró los dedos enlazados de ambos.

-¿Sí?

-Tú me has preguntado por qué; yo puedo preguntarte lo mismo. ¿Por qué?

-Yo no tengo que darte mis razones -contestó ella-. Eso no entra en el trato - se soltó y echó a andar por el camino. Seiya la contempló hasta que dobló la esquina y desapareció; se sentó en un banco del parque con la respiración formando nubes delante de su rostro.

Desde el comienzo había buscado sólo una cita y de pronto había acabado con una prometida. No sabía qué pensar, así que optó por no pensar en lo sucedido. Tendría tres meses para averiguar lo que sentía por ella... y lo que sentía ella por él.


avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Lun Mayo 03, 2010 8:24 pm

El dormitorio de Serena estaba lleno de cajas. Miró el lado de armario donde guardaba la ropa de verano y pensó qué podía hacer con aquellas prendas.

-Las guardaré en un almacén -murmuró.

Mina tomaba un café sentada en el borde de la cama y la observaba.

-Estás loca. ¿Se puede saber qué te ha dado? -levantó una mano-. Espera, no contestes. Yo sé lo que te ha dado. Un virus llamado Seiya Kou. ¡Y yo que pensaba que al fin te habías curado!

-Lo que me ha entrado es sentido común -repuso Serena. Tomó un montón de jeans bien doblados y los dejó en una caja vacía.

Había pasado dos noches dando vueltas en la cama, considerando sus alternativas, pero lo que al fin la forzó a decidirse fue una llamada del mecánico que le dijo que tenía que cambiar unas piezas de su coche de nueve años, reparación que ella no podía pagar, y menos si tenía que pagar a un abogado que la librara del ridículo contrato con Seiya.

-¿Sentido común? -gruñó Mina-. ¿Qué tiene de sensato irse a vivir con Seiya?

-No sólo me voy a vivir con él. Digamos que estoy comprometida con él.

Mina abrió mucho la boca.

-¿Comprometida?

Serena miró el montón de jerséis que tenía que empaquetar.

-Creía que podía obligarlo a renunciar a su estúpido contrato, pero las cosas no salieron como yo planeaba.

-Serena, no puedo creer que ese contrato sea vinculante. No puede obligarte a casarte con él.

-Esa no es la cuestión. Luchar con él me costará un dinero que no tengo. Además, esto me viene bien. Tendré un sitio para vivir mientras nos recuperamos y dentro de tres meses rompemos el contrato y no tendré que volver a pensar en Seiya Kou -miró a su amiga-. Sólo son tres meses, Mina. Nos esforzaremos con el negocio, haremos dinero suficiente para pasar el invierno y en marzo volveremos a empezar.

-Te dije que podías venir a vivir con Yaten y conmigo. El sofá es muy cómodo.

-No, no podía.

-¿Y con tus padres tampoco?

-Sería muy pesado ir y venir desde Osaka a la ciudad. Y no quiero hablarle a mi madre de nuestros problemas. Siempre ha querido que renuncie a mi negocio y busque un marido. Si se entera de que estamos a punto de quebrar, tendrá a todos los médicos solteros de Tokio haciendo cola en mi puerta.

-Tiene que haber otra solución.

-¿Qué alternativa tengo? Si me mudo con él, gano tiempo.

-Serena, éste no es un hombre con el que deberías vivir. Tú sabes cuánto te costó olvidarlo la otra vez. ¿Estás dispuesta a saltar de nuevo al fuego?

-Ahora soy una persona diferente. Lo veo como es en realidad.

-¿Y cómo es? ¿Un hombre guapo, sexy y triunfador? -Mina se llevó las manos a las mejillas con fingido horror-. ¡Oh! Comprendo que te vaya a repeler. ¡Qué pesadilla!

Serena sonrió.

-Sí, es sexy, pero nada a lo que no pueda resistirme.

-Nunca pudiste -dijo Mina-. Pero seamos sinceras, Serena. Seiya Kou siempre te hizo sentir como plato de segunda mesa. Él se dedicaba a conquistar a otras y tú esperabas las migajas que quisiera arrojarte.

Serena suspiró con suavidad. Sabía que su amiga tenía razón, su instinto le decía que estar cerca de Seiya era peligroso, pero sentía la necesidad de probarse que no era la misma chica de seis años atrás, que ahora era una mujer y sabía que las cosas habían cambiado. Los sentimientos fraternales que Seiya hubiera podido albergar por ella en el pasado ya no estaban allí. Se notaba en su modo de mirarla. Había algo más que amistad y ella quería saber qué era exactamente.

-Ya no soy aquella chica tonta -musitó.

-Y él no es el estudiante guapo que vive abajo. Imagínate esto. Te despiertas por la mañana, entras en el cuarto del baño y te lo encuentras saliendo de la ducha mojado y desnudo. O te levantas por la noche a por un vaso de agua y él está dormido en el sofá en calzoncillos con el pecho desnudo y brillando a la luz de la televisión. Sí, has madurado. Eres una mujer y él, un hombre. Y no me digas que no lo has imaginado desnudo y... excitado - Mina se llevó una mano al corazón y suspiró-. La cercanía puede destruir hasta las resoluciones más firmes.

-Pero yo tengo un plan -dijo Serena

-¿Cuál? ¿Llevar una venda en los ojos y un cinturón de castidad durante tres meses?

-No. Me entregaré a mi papel de esposa y le demostraré que soy la última persona con la que quiere casarse. Tal vez ni siquiera necesite abogado. Después de tres meses, estará más que contento de enseñarme la puerta.

Mina lanzó un gemido y se cubrió el rostro con las manos.

-Eso no funcionara. Te conozco y sé que serías una esposa excelente -se tumbó de espaldas en la cama y miró el techo-. Sabes cocinar y hornear y eres una buena decoradora. Hasta sabes hacer cortinas. No tengo dudas de que podrás preparar una cena para doce personas con sólo veinticuatro horas de aviso.

-¿Ves? Todo el tiempo que pasó mi madre entrenándome sirvió para algo -se burló Serena. Se subió a la cama y cruzó las piernas ante sí-. Sé cómo ser la esposa perfecta, pero también sé cómo ser una mala esposa, una esposa horrible y gruñona que no cocina ni limpia y que cree que el rosa chillón es el mejor color para la decoración de interiores.

-¿Qué? -Mina frunció el ceño, pero no tardó en comprender lo que tramaba su amiga-. ¡Oh! -se sentó en la cama con una sonrisa-. ¡Oh, eso sí que es un plan!

Serena sonrió.

-Lo sé. Es sencillo y brillante, ¿verdad?

-Hazlo desgraciado y no tendrá más remedio que prescindir de ti. No sabía que fueras tan retorcida.

-Cree que me conoce, pero no es cierto. Seré una prometida infernal, la mujer que le haga la vida imposible. ¿Quieres que apostemos sobre el tiempo que tarda en echarme?

Mina dejó de sonreír.

-Eso no es lo que me preocupa -contestó-. Me preocupa que, cuando veas lo que es vivir con Seiya Kou, tú no quieras irte.

avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Lun Mayo 03, 2010 8:29 pm

Seiya deambulaba delante de la puerta, con las manos en los bolsillos y la mirada clavada en el suelo. Esperar a que llegara Serena se había convertido en una agonía. Para pasar el tiempo, había decidido limpiar la casa, pero la tarea no había servido para tranquilizarlo.

Si alguien le hubiera dicho unas semanas atrás que le ocurriría aquello, se habría reído en su cara. Vivir con una mujer alteraría necesariamente sus costumbres, sin tener en cuenta lo que implicaba aceptar estar con la misma persona día tras día.

Sin embargo, estaba deseando tener cerca a Serena. Recordaba sus conversaciones del pasado, lo divertido que era hablar con ella, cómo valoraba sus consejos sensatos. Además, podía ser divertido discutir con ella. En los últimos días había percibido asomos de mal genio y sabía que era una mujer terca y... apasionada.

Apasionada y muy hermosa. Eso tampoco podía olvidarlo. No se cansaba nunca de mirarla. Su belleza no era obra de la química y la cirugía, era una belleza sencilla, natural, de las que mejoraban con el paso del tiempo.

Seiya estaba delante de la puerta cuando sonó el timbre de seguridad. Artemis saltó desde el sofá de la sala, donde había estado durmiendo, y empezó a ladrar.

-Silencio -Seiya se secó las manos sudorosas en la camiseta y respiró hondo-. Y sé bueno con la señorita. No saltes sobre ella ni la chupes.

Hizo una pausa antes de abrir la puerta. Lo natural habría sido que sintiera más temor. Después de todo, la suya era una casa de soltero, cómoda y funcional, y ella querría hacer cambios.

-Por el rosa no pasamos -le dijo al perro-. Si trae algo rosa a esta casa, yo elevo una protesta formal y tú lo destrozas a mordiscos.

La casa tenía todo lo que un hombre podía desear: televisor de pantalla plana, una cadena de música de primera, una máquina de pesas y dos sillones de cuero. Y Seiya estaba dispuesto a añadir algunos toques femeninos... paños de cocina de colores, cortinas, algunos cojines...

-Que no se diga que no soy flexible - musitó.

Artemis estaba sentado delante de la puerta y golpeaba el suelo con la cola.

El timbre volvió a sonar y Seiya abrió la puerta frontal. Serena estaba en el umbral con una maceta en la mano. Seiya la tomó y se hizo a un lado.

-Entra -dijo.

Dejó la palmera en el suelo y miró a la joven, que a pesar de ir vestida con vaqueros y un suéter y llevar el pelo recogido con un pañuelo, estaba extraordinariamente hermosa. Era increíble que hubiera cambiado tanto y siguiera pareciendo al mismo tiempo la chica de diecinueve años que había conocido.

Serena vaciló un momento antes de entrar. Artemis se colocó ante ella, que lo miró nerviosa. Pero luego avanzó unos pasos y Seiya respiró aliviado.

-Te enseñaré esto --dijo-. Te presento a Artemis.

-Es grande -musitó ella-. Muy... grande.

-¿No te gustan los perros? ¿Nunca tuviste perro de pequeña?

-A mi madre no le gustaban los animales, decía que ensuciaban mucho. Yo tenía plantas -ella forzó un sonrisa y señaló la palmera-. Voy por el resto de mis cosas. Molly es sensible al frío y Hotaru está envuelta en plástico, pero seguro que sufre el efecto del shock.

-¿Hotaru? ¿Molly?

-¿No te acuerdas de ellas? Hotaru es una sedum morganíanum y Molly es una pellaea rotundifolia. Conocidas vulgarmente como cola de burro y helecho de botón.

Seiya le tomó la mano y la apretó con fuerza.

-¿Sigues poniendo nombre a tus plantas?

-Son las mismas plantas.

Serena salió por la puerta y Seiya la siguió y bajó corriendo los escalones hasta la calle.

-Te ayudaré. Levantar peso es responsabilidad del marido.

-¿Insinúas que no puedo llevar mis cosas?

-No. Sólo digo que será un placer hacerlo por ti.

-De acuerdo. Pero no quiero que me creas incapaz de llevar unas plantas y algunas cajas pesadas.

Seiya sonrió y se colocó delante para cortarle la retirada. Ella chocó con él, que la sujetó por la cintura.

-Creo que eres muy capaz de hacer todo lo que te propongas -por un instante pensó en besarla para romper la tensión, pero no quería espantarla antes de que se instalara en la casa. Tenía tres meses para conquistarla y podía ser paciente.

-Bien, vamos allá -murmuró ella.

Seiya asintió. Las plantas y las cajas estaban en la parte de atrás de una camioneta que llevaba el nombre de Moon Gardens y que Serena había aparcado en doble fila delante de la casa. Seiya la ayudó a llevar todo hasta el vestíbulo y, cuando terminaron, la dejó entrar en casa y él llevó la camioneta a su garaje.

Cuando volvió, encontró a Serena en la cocina regando una planta que parecía algo marchita.

-¿Se repondrá? -preguntó.

Serena se volvió a mirarlo con un sobresalto.

-Creo que sí. No es una buena época para mover plantas. Se acostumbran a un lugar y a veces se alteran cuando les cambias las condiciones de vida.

Seiya se colocó detrás de ella y miró la planta.

-¿Quién es ésa? -preguntó.

-Sabrina. ¿No te acuerdas de ella?

-¿De la universidad?

Serena asintió con la cabeza.

-Me la regalaste tú cuando te mecanografié un artículo para la revista de leyes. Es vieja, pero todavía está sana. Esta especie no es propensa a insectos o enfermedades y la he transplantado unas cuantas veces.

-¿Y por qué la llamaste Sabrina?

-Por Audrey Hepburn y Humphrey Bogart.

-Ah, sí, esa película -retrocedió para reprimir el impulso de besarla en el cuello-. Supongo que debería enseñarte esto.

Serena se volvió hacia él.

-De acuerdo.

Seiya salió por la puerta y ella miró a su alrededor con curiosidad. Y él aprovechó la gira para tocarla una y otra vez, colocar la mano en la parte baja de la espalda de ella o tomarla por el codo al guiarla de habitación en habitación. Artemis los seguía, ansioso por conocer a aquella visitante.

-Compré la casa por los techos altos - explicó Seiya-. Y por los detalles arquitectónicos. Las escayolas del techo son originales y la chimenea de la sala también. Cuando compré la casa, estaban cubiertas por capas de pintura.

Serena asintió.

-Es hermosa. Pero la decoración es muy moderna.

-Sí, me gustan las líneas limpias. Acero inoxidable, cristal y cuero.

-Muy masculino -murmuró ella.

-Te enseñaré tu dormitorio -le tomó la mano y tiró de ella escaleras arriba-. Ya has visto la cocina y la salita de atrás. Arriba hay tres dormitorios y un baño. El tercer piso es un espacio grande sin terminar. Todavía no sé lo que haré con él.

Cuando llegaron al segundo piso, señaló la habitación más pequeña.

-Esa la uso como despacho. Y ésta es mi habitación -abrió una puerta y Serena vio una cama grande con una cómoda sencilla de estilo danés y un armario.

Seiya cruzó el pasillo y abrió la puerta del cuarto de invitados.

-Y ésta es la tuya. No es gran cosa, pero seguro que tú tendrás objetos personales que la embellecerán.

Serena entró en la estancia y miró a su alrededor.

-No creo que esto sea buena idea - dijo-. Lo siento, pero me parece que debería irme.

Seiya la sujetó por los brazos para cortarle la huida.

-No tienes nada que temer de mí - musitó. Le puso los dedos debajo de la barbilla para obligarla a mirarlo a los ojos-. Aquí estás segura. Te lo juro.

-Lo sé -susurró ella con expresión dudosa.

-Dale una oportunidad a esto -él se inclinó con la mirada clavada en sus labios. Su instinto le decía que no debía, vio la aprensión y la duda que expresaban sus ojos y supo que había cometido un error-. Perdona -murmuró. Voy a subir tus cosas, ¿de acuerdo?

-De acuerdo.

Seiya bajó corriendo las escaleras y entró en la cocina. Abrió el grifo del agua fría en el fregadero y se frotó el rostro con las manos mojadas. Lanzó una maldición, tomó un paño de cocina y se apoyó en el borde de la encimera con los ojos cerrados y la cara mojada.

Unos segundos más tarde, Artemis entró en la cocina y se sentó al lado del fregadero.

-¿Qué te parece? -preguntó el hombre-. Lo sé, lo sé, es una chica. Pero es muy guapa, ¿no crees?

El perro echó la cabeza a un lado y levantó una oreja, como si no aprobara a la nueva invitada.

Seiya le dio una palmadita en la cabeza.

-Sólo tienes que acostumbrarte a ella- alejó el paño en la encimera y volvió al vestíbulo, donde levantó tres cajas para llevarlas al dormitorio.

Encontró a Serena sentada en la cama con Molly o Hotaru en las manos. Parecía a punto de echarse a llorar y Seiya dejó las cajas y se arrodilló ante ella.

-¿Qué te pasa?

Serena forzó una sonrisa y movió la cabeza.

-Nada.

-Vamos, dime qué ocurre.

Ella miró a su alrededor.

-Esto no parece un hogar.

La mujer decidida y segura de sí había desaparecido, sustituida por la chica que había conocido en la universidad, la chica que lloraba al final de las películas románticas, la chica entregada. Si tan desgraciada se sentía con aquel acuerdo, ¿por qué había accedido? Seiya tuvo la impresión de haberla obligado a hacer algo que no quería.

Se maldijo e intentó pensar en el modo de hacerla sonreír de nuevo.

-Tendrás que arreglar eso -dijo-. Compra cortinas, cuadros o lo que quieras. Puedo conseguirte una televisión de pantalla plana si quieres para que veas películas antiguas aquí.

Serena sonrió y Seiya respiró aliviado.

-Creo que cambiaré la decoración - declaró ella.

-Hazlo. Qué rayos, puedes pintar la casa de rosa si quieres -él se levantó y le tomó las manos-. ¿Qué te parece si termino de subir tus cosas y salimos a cenar?

-¿Preparar la cena no entra en mis deberes de esposa?

-Sí. Y uno de mis deberes de marido es invitarte a cenar fuera. Me temo que en la cocina sólo hay crema de cacahuete, pan, leche y cerveza. Y no espero que cocines con eso.

-Tengo hambre.

Seiya sonrió y tiró de ella hacia la puerta. Sabía que la primera noche sería dura, pero él haría lo posible por que estuviera cómoda. La invitaría a cenar, calmaría sus miedos y procuraría contenerse y no besarla cada vez que la mirara.

Serena Evil Esto se pone cada más emocionante!!! Serena y Seiya bajo el mismo techo!!!

La pregunta ahora es si Serena continuara con su idea de esposa psicotica? Seiya lo soportara? :[Jujuju]: ya veremos como se dan las cosas en el siguiente capitulo!!!

Me despido por ahora esperando que les haya gustado el capitulo de hoy, como siempre, les pido que no olviden dejar sus comentarios, dudas, quejas o lo que quieran. Muchos saludos para todos y nos vemos en el proximo capitulo!!!

XOXO
Serenity

P.d. No se olviden de leer Más Allá de las Estrellas, El Deseo de la Luna y Sin Ti. Hoy actualizo estos dos ultimos, asi que no se los pierdan!!!
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Sailor Viri el Lun Mayo 03, 2010 10:15 pm

ay amiga este fic esta buenisimo porfis porfis no tardes en actualiza
avatar
Sailor Viri
Sailor Inner Scout
Sailor Inner Scout

Mensajes : 232
Edad : 33
Sexo : Femenino

http://babie863@yahoo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por BOGITA el Mar Mayo 04, 2010 1:23 am

AAAAAAAAAAAAA Win! ME SIGUE EMOSIONANDO ME ENCANTA,

QUE EMOSION QUIERO UN PACTO ASI, ES HERMOSO CONTINUALO BUENO SALUDOS
Y GRCAIAS
BESOS
NENA
avatar
BOGITA
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 473
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Seiya-Moon el Mar Mayo 04, 2010 1:46 am

q buen fic. me encanto el capi tulo... muero por saber q mas pasara. se nota q le atrae mucho serena
avatar
Seiya-Moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 3260
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por judy-ventura el Mar Mayo 04, 2010 12:48 pm

k emocionnnnnnnnnnnnnnnnnnnn
esta hermoso ,romantico, y m uy emocionante
ya kiero k se enamoren los 2 son lindos lindos lindos siempre me gusto como pareja aunk es una pena k en el anime no se hayan dado ni un besito rosa pero aca.......huyyyy esto va a estar emocionante plissssssssssss actualiza pronto k ia no espero massssssssss Serena Evil
avatar
judy-ventura
Sailor Inner Scout
Sailor Inner Scout

Mensajes : 186
Edad : 28
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serena23 el Mar Mayo 04, 2010 2:49 pm

esos dos se estan acercando mucho al fuego y se vaaan a quemar hehehe.
avatar
Serena23
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 465
Edad : 39
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por HIKARIADI el Mar Mayo 04, 2010 3:35 pm

YO TAMBIEN QUIERO MAS, AUNQUE AL PARECER SERENA ESTA PONINEDO MAS RESISTENCIA QUE SEIYA.. BUENO ASI DEBIA SER LO QUE TRATO DE DECIR QUE COMO QUE ELLA YA NO TIENE TANTO INTERES Y EL SI, A VER COMO LES VA A LOS DOS.
avatar
HIKARIADI
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 479
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Seluna_sk el Sáb Mayo 08, 2010 4:20 pm

wooow!! esta super genial la historia!!

ya quiero saber que va a pasar con

serena y seiya!! Andale
avatar
Seluna_sk
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 889
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Akane el Sáb Mayo 08, 2010 10:29 pm

Hola tu fic esta super me encanta y no me imagino como serena le va a decorar ;a casa a Seiya jeje. actualiza pronto porfis para saber que va a pasar....
avatar
Akane
Sailor Inner Scout
Sailor Inner Scout

Mensajes : 171
Edad : 31
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por judy-ventura el Dom Mayo 09, 2010 6:58 pm

holaaaaaaaaaaaaaaaaaa

ACTUALIZAAAAAAAAAAAAAAAA rosa
avatar
judy-ventura
Sailor Inner Scout
Sailor Inner Scout

Mensajes : 186
Edad : 28
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Mar Mayo 11, 2010 7:51 pm

Hola a tod@s!!!

Gracias por sus comentarios!!! Andale Me alegro mucho de que les este gustando esta hermosa historia!!! Win!

Un contrato de matrimonio, Serena y Seiya viviendo juntos, ella con un plan de prometida infernal, él sintiendose muy atraido por ella... que más pasara?

Bueno, lo sabremos en el capitulo de hoy, pero primero paso a sus comentarios!!!

Sailor Viri: me alegra mucho saber que te gusto el capitulo anterior!

BOGITA: me alegra mucho saber que te gusto el capitulo anterior! Jaja creo que todas queremos un pacto así y más si es con Seiya, pero bueno, la afortunada es Serena, ya veremos si él opina lo mismo ante el plan de ella

Seiya-Moon: me da gusto saber que te gusto el capitulo anterior!

judy-ventura: me alegra mucho saber que te gusto el capitulo anterior! Pronto veremos como se da la relación de ellos ahora que vivirán juntos, lo que si puedo decir es que va a ser muyyyy emocionante

Serena23: me da gusto saber que te gusto el capitulo anterior! Jajaja ya veremos si esta parejita se quema o no ahora que estarán bajo el mismo techo

HIKARIADI: me alegra mucho saber que te gusto el capitulo anterior! Bueno, la resistencia de Serena no es tanto porque Seiya ya no le interese como antes, si no porque sabe los motivos por los que Seiya la busco y no quiere enamorarse de él y sufrir por no estar a su lado; pero ya veremos como se dan las cosas entre ellos ahora que vivirán juntos

Seluna_sk: bienvenida al fic! Me da gusto que te este gustando la historia, ya sabrás que sucederá con Serena y Seiya…

Akane: bienvenida al fic Akane! Me alegra que te este gustando la historia! Ya veremos que hara Serena para volver loco a Seiya y hacerlo desistir de su contrato

judy-ventura: me alegra mucho saber que te gusto el capitulo anterior!
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Mar Mayo 11, 2010 7:54 pm

Capítulo 3

Cuando Serena y Seiya subieron los escalones delanteros, la casa estaba a oscuras. Seiya abrió la puerta, entró y desactivó la alarma. Artemis esperaba, sentado con paciencia cerca de allí. Miró a Serena con expresión alerta y ella dio un rodeo para evitarlo.

No sabía si podía fiarse de él. No había convivido nunca con animales y no las tenía todas consigo.

Seiya la ayudó a quitarse el abrigo, que colgó en el armario empotrado del vestíbulo.

-Olvidaba darte esto -dijo.

Serena levantó la vista y tomó vacilante la llave que él le ofrecía.

-¿Para qué es?

-La de la puerta. O mejor dicho, abre todas las puertas.

-Ah, bien -se metió la llave al bolsillo.

Había pensado que la convivencia con él sería difícil y se había preparado mentalmente para un periodo de adaptación. Pero le había sorprendido la facilidad con la que parecían haber reencontrado una pauta familiar, con ella escuchando con atención las cosas que él le contaba y Seiya logrando que se sintiera la mujer más fascinante del mundo. No era difícil entender por qué se había enamorado de él tantos años atrás y por qué le había costado tanto olvidarlo.

-Y la clave de seguridad es 2-2-3-3 - añadió él-. Cuando vayas a entrar o a salir, pulsas esos números y luego la tecla de instalación.

-Bien -murmuró ella. Se acercó a mirar el teclado de la alarma.

Seiya pasó la mano por encima de su hombro para señalar la tecla indicada y su brazo rozó el cuerpo de ella, y envió una corriente eléctrica a través de sus miembros. Serena contuvo el aliento y procuró calmar su pulso, pero fue inútil. La proximidad de él bastaba para poner a prueba su determinación. Ansiaba sentir sus manos en la piel, el calor de su hombro contra el de ella o el cosquilleo suave de su aliento en el pelo.

Cerró los ojos y respiró hondo.

-Ha sido un día largo -susurró.

-Debes de estar cansada -musitó él al oído.

Serena se volvió despacio, pero él no se apartó, sino que la retuvo entre su cuerpo y la puerta. Ella clavó la mirada en su pecho, temerosa de levantarla, temerosa de ver deseo en los ojos de él y no saber qué hacer.

Seiya seguramente asumiría que sería fácil seducirla. Y Serena se apartó de él con una maldición silenciosa. No podía sucumbir. Aquello era un arreglo temporal y, cuando se marchara de allí unos meses después, no podía hacerlo enamorada.

-Me voy a la cama.

-Nos veremos por la mañana -susurró él-. ¿Necesitas algo?

Ella negó con la cabeza.

-No, estoy bien. Gracias por la cena.

-Ha sido divertido -repuso Seiya-. Había olvidado lo fácil que es hablar contigo.

Serena se ruborizó y se dirigió a las escaleras. Cuando llegó a su cuarto, cerró la puerta con rapidez y se apoyó en ella. Miró su reloj y le sorprendió ver que era casi medianoche. Mina y ella tenían que estar en un trabajo al amanecer. Aunque pudiera dormirse en el acto, tendría sólo cinco horas de sueño. Y no creía que le fuera a resultar fácil dormirse.

Se desnudó, se puso la bata y se sentó en la cama.

-¿Qué hacemos aquí, Molly? -preguntó al helecho colocado al lado de la mesilla-. Quizá deberíamos ir a vivir con mis padres. El desplazamiento sería más fácil que esto.

Se dejó caer en la cama con un suspiro y miró al techo. Un rato después, se acercó a la puerta de puntillas y la abrió con cuidado. Escuchó conteniendo el aliento, pero los únicos ruidos que se oían eran fuera de la casa... el tráfico, una sirena, el ronroneo de la ciudad.

Seiya había dejado encendida la luz del baño y ella echó a andar por el pasillo.

Una ducha caliente la ayudaría a dormir. O quizá un baño de burbujas. Pero para llegar al cuarto de baño tenía que pasar por delante de la habitación de Seiya. Al ver que la puerta estaba entornada, vaciló, pero la curiosidad pudo más que los nervios y alargó el cuello para mirar dentro.

La luz del pasillo apenas iluminaba su cuerpo. Estaba tumbado en la cama con un brazo sobre la cabeza y el otro colgando a un lado. Tenía el pecho desnudo y la sábana, enrollada alrededor de la cintura, dejaba una pierna al descubierto. Serena sabía que estaba desnudo, y también que mirarlo no le hacía ningún bien.

¡Pero era tan hermoso y tan sexy! Se preguntó qué sucedería si entraba en su habitación, se quitaba la bata y se metía en la cama con él. ¿Su presencia lo sobresaltaría o la aceptaría como algo inevitable?

Tal vez debería cambiar sus planes. Podía pasar los tres próximos meses en la cama con Seiya y disfrutar de todos los placeres de la carne. Podía decir que era parte de sus deberes de prometida y futura esposa. El supermercado, sexo apasionado y orgasmos espectaculares.

Tragó saliva con fuerza y se apartó de la puerta. Un escalofrío recorrió su cuerpo. Esa noche no iba a ser fácil dormir.


avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Mar Mayo 11, 2010 7:56 pm

-¿Qué olor es ése? Huele a podrido.

-Es la cena -repuso Serena. Se volvió a sonreír a Mina, que la seguía al interior de la cocina de Seiya. Artemis trotaba detrás de ellas y enseguida ocupó su lugar delante del frigorífico.

-Hígado con cebollas. Es parte de mi plan diabólico para invalidar ese estúpido contrato -se paró delante de la vitrocerámica y levantó la tapa de la sartén-. Delicioso.

Mina arrugó la nariz.

-¿Tu primera cena con Seiya y le das eso?

-Es hora de distinguir a los hombres de los muchachos, a los maridos de los mentirosos. Si de verdad quiere casarse conmigo, se comerá esto con una sonrisa. Si no lo hace, acabaré logrando romper ese contrato.

-¿Y si de verdad quiere casarse contigo? ¿Y si se come el hígado y pide repetir?

-No lo hará. Lo conozco y no es de los que se casan -Serena tapó de nuevo la sartén-. ¿Has encontrado un delantal?

Mina mostró la bolsa que llevaba.

-¿Sabes en cuántos sitios he tenido que preguntar? Ya no venden delantales. Este me lo ha prestado Nana Harper -sacó un delantal a cuadros de la bolsa y se lo tendió.

-Oh, tiene un volante. Es perfecto - dijo Serena, que se lo ató a la cintura.

-Te pareces a June Cleaver -murmuró su amiga-. Sólo te faltan las perlas.

-Tengo perlas, pero...

-¿No crees que llevas esto demasiado lejos? -preguntó Mina-. Es evidente que te gusta ese hombre y parece que tú le gustas a él. ¿Por qué no olvidas tus planes y ves qué ocurre?

-No puedo -aunque resultaba tentador, Serena sabía muy bien el poder que tenía Seiya sobre ella. Si admitía sentirse atraída por él, estaría perdida. Se enamoraría sin remedio y él se mostraría encantador, atento y maravilloso... hasta que apareciera una mujer más interesante y más hermosa.

Se apoyó en la encimera y respiró hondo.

-¿No comprendes lo que ocurre? Cree que soy la misma Serena Tsikino tímida y tonta de antes, la chica que se volvía loca por estar con él. Y eso no está mal, porque si me subestima, entonces llevo ventaja.

-Pero tú lo deseas todavía, ¿no?

Serena suspiró con frustración.

-No. No digas tonterías. Es...

-Lo deseas todavía -dijo Mina

-No puedo desearlo. Si ocurre algo, me hará sufrir. Me querrá una temporada, me tratará como si fuera la mujer más interesante y hermosa del mundo y un buen día se dará cuenta de que no lo soy y se marchará.

-A menos que quiera casarse contigo.

-No quiere -explicó Serena. Tomó un cuchillo y empezó a cortar pepino para la ensalada-. Quiere hacerse con el negocio familiar, su padre quiere verlo casado y él cree que, si puede demostrarle que está pensando en serio en comprometerse, su padre le dará lo que quiere. Pero te apuesto lo que quieras a que, a la primera señal de problemas, retrocederá. Sólo tengo que mostrarme dependiente o gruñona y decidirá que casarse conmigo sería más una condena de cárcel que una historia de amor de por vida.

-Pero tú no eres así -protestó Mina- Eres lista y divertida y cualquier hombre sería afortunado de tenerte por esposa.

-¿Y qué me dices de Darién? He salido un montón de veces con él y nunca hemos pasado del beso en la mejilla.

-Darién es gay -insistió Mina.

Serena lanzó un gemido y enterró el rostro en las manos.

-Sí que lo es, ¿verdad? Yo esperaba que fuera simplemente muy sensible o tímido con las mujeres. No dejaba de decirme que quería un hombre que no pensara siempre en el sexo, pero él no piensa nunca... por lo menos conmigo.

-¿Qué vas a hacer con Darién?

-No creo que necesite hacer nada. Es gay.

-Sí que lo es -sonrió Mina-. ¿Y qué hay de Seiya?

-Oh, él no es gay y estoy segura de que piensa en el sexo a todas horas. No sé si puede mirar a una mujer y no pensar en sexo. Excepto quizá cuando me mira a mí.

Mina se sentó en uno de los taburetes que había ante el mostrador de granito.

-¿Y qué sientes tú cuando lo miras a él?

-Cuando sonríe, siento cosquillas en el estómago. Y anoche me contó un chiste tonto y de pronto no podía respirar. Y luego lo vi desnudo en la cama y...

-¿Qué? -gritó Mina.

-Anoche me levanté y... me asomé a su habitación. Estaba durmiendo en la cama y creo que estaba desnudo.

-¿Estaba desnudo o no lo estaba?

-Lo estaba de cintura para arriba y del muslo para abajo. No sé lo que había debajo de la sábana.

-Pero querías averiguarlo, ¿verdad?

-¡No! -Serena soltó una risita-. No. La única vez que me besó casi me desmayé. Si lo viera desnudo, seguro que me daría un ataque.

-Hace seis años de ese beso -murmuró Mina-. ¿No crees que es hora de revivir la experiencia? ¿Por qué recrear un recuerdo viejo cuando puedes tenerlo de verdad?

-No puedo besarlo.

Mina apoyó la barbilla en la mano.

-¿Por qué? Dale un beso en los labios y espera a ver qué hace él. Si todo esto es pura actuación, no te devolverá el beso. Y si no lo es, tendremos algo nuevo y emocionante de lo que hablar.

Serena se limpió las manos en el delantal.

-No creo que ni June Cleaver ni mi madre aprobaran un comportamiento tan directo.

Mina levantó los ojos al techo.

-Me rindo. No voy a intentar comprender esta relación de locos que tienes con Seiya Pero quiero que sepas que, si esto te sale bien, seré la persona más feliz del mundo. Y si no, te prestaré mi hombro para llorar -se levantó y tomó las llaves de la camioneta-. Pero ahora tengo que ir a recoger esas luces de camino a casa. ¿Cómo vas a ir a trabajar mañana?

-Si te llevas la camioneta, tendrás que recogerme. Ven temprano para que pueda...

-¿Evitar compartir el baño con Seiya?

-No, para que podamos pasar por la oficina antes de ir al trabajo.

-No podrás evitarlo eternamente.

-Estoy decidida a hacerlo siempre que pueda, sobre todo cuando tengo la cara hinchada de sueño y el pelo revuelto. Tengo mi orgullo, ¿sabes?

Mina enarcó las cejas.

-Yo diría que te interesaría estar tan fea como sea posible. ¿No quieres espantarlo?

-Vete a buscar las luces -dijo Serena, sabedora de que, si seguía hablando con Mina, acabaría por confesar la verdad sobre sus sentimientos, que eran más intensos de lo que quería admitir.

Volvió al hígado que seguía en el fuego. Cuando levantó la tapa, el olor se extendió de nuevo por la estancia y sintió náuseas. Odiaba el hígado, pero valdría la pena sacrificarse con tal de ver la cara de Seiya cuando empezara a cortarlo.

Sintió un empujoncito en la pierna y miró a Artemis, que se había sentado al lado de la vitrocerámica.

-¿Quieres probarlo?

El animal movió la cola y ladró con suavidad. Serena sacó un trozo pequeño de la sartén y lo colocó en un plato en el suelo. El perro lo olió y la miró como si lo hubiera insultado. Se alejó para instalarse delante de la puerta.

-Bueno, si el perro no lo come, supongo que ya está hecho.


avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Mar Mayo 11, 2010 8:02 pm

Seiya abrió la puerta de atrás y se quitó el abrigo al tiempo que entraba. Se oía música suave y Artemis corrió a su encuentro y frotó el hocico en la mano de su amo, que se inclinó a acariciarlo detrás de las orejas.

-Hola, viejo. ¿Qué has hecho todo el día?

Se enderezó y vio a Serena en la cocina. Le bastó con verla para olvidar todos los problemas del día. Tenía una velada entera por delante y comprendió de pronto una de las mayores ventajas del matrimonio: un lugar cómodo y feliz al que acudir al final del día.

-Bombón, estoy en casa -gritó.

Serena dio un salto de sorpresa y giró hacia él. Se llevó una mano al corazón.

-Me has asustado.

Seiya dejó el abrigo en el respaldo del sofá de la sala y se acercó a ella. Estaba muy guapa. Llevaba un pantalón corto caqui y una blusa blanca que se amoldaba perfectamente a sus pechos y su cintura. Resistió el impulso de abrazarla, quitarle el estúpido delantal y besarla con fuerza.

-Has hecho la cena -olfateó el aire-. ¿A qué huele?

-A hígado con cebolla.

Seiya reprimió un respingo y forzó una sonrisa.

-¿Hígado con cebolla? ¿Vamos a cenar hígado?

Serena asintió con entusiasmo.

-Sí. Ahora que estoy aquí para cuidar de ti, me encargaré de que comas como es debido. Se acabó la cerveza con una bolsa de patatas fritas. Y el helado tiene demasiada grasa y colesterol. Y las pizzas congeladas están llenas de sal. Ya tienes treinta años y debes empezar a cuidarte la presión arterial -tomó dos platos y unos cubiertos y entró en el comedor.

-Haces que me sienta viejo -dijo él, que se apoyó en la encimera.

-Eres viejo -Serena volvió a la cocina-. Vas a ser un hombre casado y ya sabes lo que ocurre cuando te casas.

Seiya no estaba seguro de querer oír lo que ocurría cuando un hombre se casaba. Y menos si tenía que ver con comer entrañas.

-¿Y qué ocurre? -preguntó.

-Los michelines. Personalmente no me molestan, pero no pienso tolerar barriga. Seiya se tocó el estómago.

-Voy al gimnasio.

-Claro que sí, pero ahora que estamos juntos, no vas a tener tiempo para el gimnasio.

-¿No?

-No -ella movió la cabeza-. Las parejas tienen que pasar tiempo juntas. Tenemos que trabajar en nuestra relación, aprender a conocernos mutuamente como nadie más nos conoce. Tenemos que hablar.

-¿De qué?

-De nuestra relación. Tenemos que crecer como pareja. Dicen que el matrimonio son dos personas que se hacen una. Y si vamos a ser uno, tenemos que empezar a pensar como uno. ¿No estás de acuerdo?

Curioso. El día anterior Serena parecía a punto de salir corriendo y ahora hablaba como si el matrimonio fuera inevitable. Aquello tenía que formar parte de algún juego. Seiya sintió una punzada de miedo. O quizá se había entusiasmado con la idea de casarse.
-Supongo que sí -repuso.

La joven levantó la sartén, tomó un paño de cocina y se dirigió al comedor.

-La cena está servida.

Seiya la siguió de mala gana. Cuando se sentó, ella había sacado ya la silla de la mesa y había servido un buen trozo de hígado en su plato.

-¿Qué te parece la cena? -Serena le pasó una cacerola-. Tenemos remolacha hervida y hay ensalada aliñada con zumo de limón y de postre galletas integrales.

Seiya miró el plato de ella y vio que sólo se había servido lechuga y remolacha.

-¿Tú no vas a comer hígado? -preguntó.

-No, sólo tomaré verdura. Yo también tengo que cuidar mi figura. Luego es difícil perder los kilos que ganas en el embarazo.

Seiya se atragantó con el trozo de hígado que comía en ese momento. Bebió agua para pasarlo. ¿Embarazo? ¡Caray! Ella sabía muy bien qué teclas pulsar, pero no iba a permitir que lo viera sufrir.

-Tienes un cuerpo perfecto -declaró. Y vio que se ruborizaba.

Cuando al fin consiguió tragar el hígado, comprendió por qué se consideraba una comida sana. Después de un mordisco, no apetecía comer nada más. Nunca había probado nada tan asqueroso, pero sabía que Serena se había esforzado mucho para que su primera cena fuera especial. ¿O quizá no?

La botella de vino le ayudó bastante a pasar la comida, y cuando terminó el hígado, sentía ya los efectos del vino. Se recostó en la silla y se frotó el estómago.

-Muy bueno -dijo-. Muy nutritivo. Ya me siento mejor con todo ese hierro. Me siento como Superman. Creo que puedo saltar edificios altos de un... bueno, tú ya me entiendes.

-Queda más.

Seiya movió la cabeza.

-No. Guárdalo y me lo llevaré mañana para comer.

-Si tanto te gusta, podemos hacer noches de hígado.

Seiya tomó un trago de vino.

-¿Noches de hígado?

-Sí. A veces los matrimonios comen ciertas cosas en ciertas noches. El viernes es noche de pizza, el jueves de ensalada, el domingo de sándwiches. Podemos hacer los lunes noche de hígado.

-¿Tenemos que decidirlo ya? -preguntó él-. Porque me gustaría probar más delicias culinarias tuyas antes de centrarnos en una. Y por cierto, yo cocino bien. Creo que algunas parejas se reparten los días de cocinar.

-¡Oh, no! Creo que cocinar es mi deber -insistió ella con un entusiasmo sospechoso.

Seiya no sabía mucho de matrimonios, pero sabía que cualquier esposa que trabajara fuera aceptaría encantada la posibilidad de compartir el trabajo del hogar. O se burlaba de él o había admitido a una loca en su casa. Y Seiya estaba seguro de que Serena tenía motivos ocultos para actuar como una esposa entusiasta, sólo le faltaba saber cuáles eran.

Extendió el brazo a través de la mesa y le tomó la mano.

-Me gustaría mucho ayudar -dijo.

Serena se levantó con rapidez y soltó la mano.

-Tengo que recoger.

-Te ayudaré.

-¡No! -se detuvo un momento-. Lo haré yo. Tú termina el postre.

Se llevó los platos con rapidez. Seiya tenía que admitir que le había gustado mirarla a través de la mesa. Solía comer en el mostrador de la cocina, normalmente algo ya preparado pasado por el microondas. Y era agradable tenerla en la casa y oírla moverse por la cocina.

-¿Seguro que no quieres que te ayude? -preguntó.

-No, estoy bien.

-Tengo que decirte que...

Un grito resonó por la casa antes de que tuviera ocasión de advertirle del peligro del triturador de basura. Seiya corrió a la cocina y vio a Serena de pie ante el fregadero con la cara y la blusa manchadas de papilla marrón.

-¡Ha explotado! -gimió ella con el hígado líquido escurriéndose por sus manos y su nariz.

Seiya reprimió una carcajada y tomó un paño de cocina.

-Olvidé avisarte -dijo. La volvió hacia sí y le limpió las mejillas con gentileza-. Cuando lo conectas, sale volando esa cosa de goma. Hay que sujetarla.

-¡Qué asco! -exclamó ella, sacudiéndose el hígado de las manos.

-No seas tan niña -se burló Seiya-. Acabamos de comernos ese asco.

-Mi blusa está destrozada.

-Te compraré otra -Seiya le pasó el paño por el pelo y no pudo aguantar más la risa-. Esto huele tan mal como sabe.

Serena lo miró sorprendida.

-Yo creía que te gustaba.

Seiya miró sus hermosos rasgos. Había cambiado mucho con los años, pero a veces veía todavía a la chica que había sido.

Le pasó el paño por los labios y a continuación, sin pensarlo, bajó la cabeza y recorrió el mismo camino con la boca; su intención había sido parar allí, limitar la caricia a una muestra de afecto, pero el besó lanzó una oleada de calor por todo su cuerpo y Serena lanzó un gemido, le tomó el rostro entre las manos y volvió a besarla.

Esperó a que ella respondiera, a que se abriera a él, le diera alguna señal de lo que sentía; ella le echó los brazos al cuello y se apretó contra él y Seiya supo que besarla no había sido un error.

Le recorrió los labios con la lengua, incitándola a rendirse, aprovechando la ocasión para explorar el calor más allá de sus labios. De la garganta de ella salió un suspiro y él le puso una mano en el pelo y la obligó a responder a su lengua con la de ella.

Había besado a muchas mujeres, pero no podía recordar una sensación como aquélla. Quería poseerla completamente, apartar todo lo que había entre ellos excepto la realidad del deseo. Le dio la vuelta y apoyó su espalda en el frigorífico para apretar su cuerpo al de ella hasta que no pudieran saber dónde terminaba uno y empezaba el otro. Y aunque su mente hervía de sensaciones y su cuerpo, de pasión, Seiya sabía que por el momento no iría más allá de ese beso, que esa comunicación silenciosa donde parecían contarse sus pensamientos más secretos terminaría en unos segundos más.

Las manos de ella empezaron a desabrocharle la camisa y él lanzó un gemido y entrelazó los dedos de ella con los suyos. Si empezaban con la ropa, no sabía si podría parar, así que le abrazó la cintura y sujetó las manos de ella a su espalda.

Siempre se había lanzado de cabeza a una seducción, ansioso por buscar satisfacción inmediata. Tal vez ése había sido siempre su problema, centrarse en los placeres físicos y nada más. Con Serena quería más y por primera vez en su vida creía que podía encontrarlo.

Por el momento, bastaba con el beso, que era un anticipo de lo que podían compartir en el futuro. Se apartó y la miró, atónito por la increíble belleza de su rostro. Serena tenía los ojos cerrados y los labios húmedos y ligeramente hinchados.

-¿Por qué no me dejas limpiar la cocina mientras terminas de recoger? -murmuró él con un último beso suave.

Ella abrió los ojos y parpadeó.

-Siento esta suciedad -dijo.

Seiya le acarició la mejilla y sonrió.

-No es problema. Estás muy guapa con hígado en el pelo.

Ella sonrió y salió de la cocina. Seiya respiró hondo y se apoyó en la encimera. Serena se había escondido toda la noche detrás de aquella fachada extraña de la compañera perfecta y luego había pasado en un instante de esposa a amante ansiosa. Cuando estaba con ella, tenía la sensación de aventurarse en territorio desconocido. No se parecía a ninguna mujer de las que había conocido.

Movió la cabeza y empezó a limpiar la papilla marrón de la encimera y del suelo. La vida prometía ser mucho más interesante con ella en la casa.

El plan de Serena ya entro en acción, pero lo mejor fue ese beso!!! Ojos de amor

Sera que ya esta cayendo bajo los encantos de Seiya? Ya lo sabremos en el siguiente capitulo!!!

Me despido por ahora esperando que les haya gustado el capitulo de hoy, como siempre, les pido que no olviden dejar sus comentarios, dudas, quejas o lo que quieran. Muchos saludos para todos y nos vemos en el proximo capitulo!!!

XOXO
Serenity

P.d. No se olviden de leer Más Allá de las Estrellas, El Deseo de la Luna y Sin Ti. Hoy actualizo estos dos ultimos, asi que no se los pierdan!!!
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Seluna_sk el Mar Mayo 11, 2010 8:37 pm

waaaaa!!
que hermoso esta el capitulo!! ya quiero saber que es lo que va a pasar
con sere y seiya!! y que travesuras anda haciendo con el pobre de seiya!!
avatar
Seluna_sk
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 889
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por kimys el Mar Mayo 11, 2010 9:26 pm

wow me encanto el capitulo

sobre todo el beso

actualiza pronmto que me muero de curiosidad

besos
avatar
kimys
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 1552
Edad : 27
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por HIKARIADI el Mar Mayo 11, 2010 10:30 pm

QUE APASIONANTE ES INCREIBLE ME ENCANTA ME ENCANTA AMO ESTE FIC, QUE RAPIDO SUCUMBIERON LOS DOS NO?
avatar
HIKARIADI
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 479
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Seiya-Moon el Miér Mayo 12, 2010 12:20 am

q buen beso.. fue perfectooooo
avatar
Seiya-Moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 3260
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Sailor Viri el Miér Mayo 12, 2010 9:58 am

me encanto el beso fue perfecto actualiza pronto porfa
avatar
Sailor Viri
Sailor Inner Scout
Sailor Inner Scout

Mensajes : 232
Edad : 33
Sexo : Femenino

http://babie863@yahoo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por sailory el Miér Mayo 12, 2010 2:51 pm

te quedo buenisimo..!! pobre seiya se tuvo que comer el higado que ni siquiera el perro quizo jeje... y ese beso.. espectacular..!! me muero por leer el proximo capitulo..!! me gusta como va la historia, asi que me veras tambien por aqui..!! jeje...
avatar
sailory
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 835
Edad : 28
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por BOGITA el Miér Mayo 12, 2010 11:44 pm

MË ENCANTO DIGO ME FACINO AAAA Win! Q EMOSION AAA SERE ESTA CAYENDO PERO QUIEN NOOOOOOOO NO CREO Q NADIE SE RESISTA A ESOS ENCANTOS
DE ESE BOMBOMSOTEEEE DE SEIYAAAA Ojos de amor


FELICIDADES MUY BUEN CAP

SALUDOS
avatar
BOGITA
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 473
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por serenity2202 el Jue Mayo 13, 2010 3:52 pm

me encanto el capi ojala que Sere caiga bajo los encantos de Seiya y deje su plan
avatar
serenity2202
Princesa Fireball
Princesa Fireball

Mensajes : 1158
Edad : 27
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serena23 el Jue Mayo 13, 2010 6:41 pm

ke risa me dio con la comida, me hubiera gustado ver la cara de Seiya cunado se la comio..... pero sobre todo me impresiono el beso pero queeee beso hehehe
avatar
Serena23
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 465
Edad : 39
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Legalmente Suya [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 12. Precedente  1, 2, 3, ... 10, 11, 12  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.