Sailor Moon Foro

[Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Usako Tenoh el Dom Sep 06, 2015 9:23 pm

Oh Casa blanca fue un especial muy bonito, dejó ver una faceta de Rei diferente, me agrada que lo incluyeras en el fic.

Al fin estoy al corriente, me llevó toda la tarde pero estoy satisfecha, valió la pena. Espero ya no atrasarme más, por que vos avanzas muy rápido. Ya quisiera yo avanzar tan rápido en lo que escribo U.U

Bueno, me ha gust5ado todo, ha sido una tarde entretenida =)
avatar
Usako Tenoh
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4210
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor.kote.moon el Lun Sep 14, 2015 3:14 pm

wau me gusto mucho esta actualizacion cada vez mas se pone mejor espero la siguiente :)
avatar
sailor.kote.moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 5391
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Sáb Sep 19, 2015 12:29 am

CAPITULO XII
Un encuentro inesperado



En el templo Hikawa, Rei mientras dormía estaba teniendo una pesadilla. En esta parecía estar en una dimensión extraña rodeada por una niebla tenebrosa, cuando sorpresivamente parece ser atacada por llamaradas de fuego, luego es rodeada por estas, entre las llamas apareció una silueta femenina pero sin verla con claridad, de repente aquel fuego la cubre por completo, lo cual la hace despertar de golpe. Muy asustada, respiraba toscamente -Fue una pesadilla…debe haber sido por haber estado platicando tanto tiempo con Kaido- se toca la frente, luego se percata que era de madrugada. Por lo cual se levanta y va a meditar frente al fuego, “Que extraño, no me puedo concentrar”, al ver el fuego este hace una fuerte llamarada y logra ver una especie de silueta conocida reflejada en esta lo cual la sorprende.
Poco después todos los alumnos iban a sus clases, entre estos Amy caminaba –Amy, espérame- grita Lita detrás de ella, lo cual la hace detenerse así esperarla. Luego aparece Mina –Hola, chicas - dice alegremente –Hola- contestan ambas caminando juntas.
-¡Espérenme!!!- todas escuchan la voz de Serena quien corría tratando de alcanzarlas, cuando al fin lo logra, por poco tropieza –ay ay ay ay- pero logra equilibrarse agitando sus brazos. Suspira y luego ve hacia ambos lados – ¿Eh, han visto a Rei?- pregunta  ella. Las demás contestan que no –Qué extraño, pensé que estaría por aquí- dice intrigada.
-Ah, allí está- dice Mina
-Reiiiiii por aquí- grita Serena para llamar su atención. Rei al verlas va hacia ellas. –Buenos días chicas- dice; -Buenos días-
-Por cierto, Serena, no tienes por qué estar gritando en medio de la calle como una niña- dice con cierto tono de regaño.
-¿Qué?, a qué te refieres- dice Serena molestándose.
-Solo te digo que te comportes, estás en último año preparatoria-
-Uyyy, Rei- dice Serena irritándose. Pero Rei ignora aquella actitud y sólo dice –Bueno, nos vemos después- retirándose. –Está bien- -Nos vemos- las demás chicas la ven alejándose.
-Hum, Rei sigue actuando de manera muy extraña- dice Serena mirándola con detenimiento.
-A mí me parece que actúa como siempre- dice Mina
-Chicas, vámonos, se nos hará tarde- dice Amy
-Si vámonos- afirma Lita. Por lo cual las demás asienten y siguen caminando hasta entrar a su escuela.
Mio a solo unos metros observó a Rei cuando se alejaba de sus amigas, con una mirada poco amistosa siguió viéndola hasta que Rei siente aquella mirada pero no logra ver a alguien a su alrededor así que no le toma importancia.
****
En la escuela preparatoria Jyuban.  La profesora de inglés ingresa al aula. –Bien chicos, hoy tenderemos un examen- Serena al escuchar esto grita del susto -¿Qué? ¡No puede ser!- lo cual alarma a todos sus compañeros, Mina quien se encontraba detrás de ella le susurra –Serena, guarda silencio…-
-¿Quiere decir algo señorita Tsukino?- pregunta la profesora pero con llamado de atención. –Eh, eh no, no nada- dice nerviosa. “Ay nooo, voy a reprobar el examen seguramente” decía para sí misma preocupada.
Una vez terminada la clase, en hora de regreso, Serena una vez más se lamentaba –Ay no, de seguro reprobé, ¿Qué voy a hacer?-
Mina:-Serena no es para tanto, nadie imaginaba que iba a haber un examen sorpresa- dándole palmaditas –Pero, pero de seguro que yo también reprobaré- dice cambiando su rostro por el de angustia.
Lita:-Vamos chicas anímense-
Amy:-Pero si el examen no estuvo muy difícil-
Mina, Serena voltean a verla muy enojadas, lo cual pone nerviosa a Amy –Hum, sólo lo dices porque tú siempre apruebas todos los exámenes-
-¿Cómo es posible que no nos quieras ayudar a estudiar?- Mina señalándola –Amy Mizuno, bajo esa apariencia de niña perfecta, déjame decirte que eres muyyy malvada con tus propias amigas-
Amy: -mmmm, pues de hecho estaba pesando en que podíamos reunir más tarde en casa de Rei para…-
-Estudiar, estudiar, ¿cierto?- interrumpe Serena diciendo emocionadísima
-Al fin nos perdonaste Amy?- dice Mina cambiando de actitud.
-De hecho iba decir, para reunir datos sobre el enemigo, ha estado estos días bastante inactivo, ¿no lo creen?-
Mina y Serena caen al estilo anime –Ayyy, Amy-
-Y también para estudiar…-
-Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii- gritan ambas emocionadas. Saltando de alegría
-Ah, estas dos nunca cambiaran- dice Lita lamentándose. Amy suelta una pequeña risa ante la actitud de sus amigas.

Mientras tanto en el Reino Oscuro de Corazones, se encontraba en su trono -¿Dónde están mis sirvientes?- seguidamente aparecen –Kado está aquí mi señora-
-Kuroba está aquí  para servirle- ambos hacen una reverencia. Kado ve hacia sus lados cómo si buscara a alguien – ¿Dónde está Adamas?- dice en voz baja.
-Disculpe por la tardanza mi Reina, Badai está aquí para servirle- dice confiadamente y reverenciándola.
Ambos se sorprenden al verla -¿Qué hace esta bufona en lugar de Adamas?- dice Kuroba despectivamente. Badai los mira de costado con una sonrisa cómplice. -¿Qué acaso no se enteraron?, Adamas ya se encuentra en el otro mundo…-
-¿Qué?- dicen ambos.
-Así es, Adamas fue derrotada por una de las Sailor scouts, es por eso que en su lugar esta Badai, quien a diferencia de ustedes si ha cumplido con su deber- dice la Reina, pero sin tratar de dar ninguna clase de preferencia a Badai.
-No es posible que las sailor scouts hayan derrotado a uno de nosotros- dice Kado indignado.
-Pues créanlo, eso significa que Adamas era una incompetente-
-Qué dijiste…-
-¡SILENCIO TODOS!- dice la Reina autoritariamente.
-Mi Reina, concédame poder recolectar más corazones para usted, le aseguro que no la defraudaré como otros…- dice viéndolos.
-Mi Reina, deme una oportunidad, esta vez no le fallaré- dice Kado
-Mi señora, déjemelo a mí, derrotaré a las Sailor scouts- dice Kuroba
-Cállense todos. No me importa quién de ustedes vaya, recuerden que deben recolectar más corazones y derrotar a esas sailor scouts antes de que sigan obteniendo nuevos poderes, entendieron- dice con cierta intolerancia.
-Sí, Reina de Corazones- dicen todos en coro, enseguida desaparecen.
Reina de corazones: -ummm, me pregunto si una sailor scout sería más eficiente- dice soltando una risa malvada.
****
En el templo Hikawa, las chicas estaban haciendo sus deberes, Ami trataba de explicar unos problemas de matemática a Mina y Serena quienes a pesar de prestarle atención, parecían no lograr entender. Lita escuchaba y veía de reojo la explicación de Amy. Mientras tanto Rei se encontraba muy pensativa por la pesadilla de anoche, ella se sentía algo cansada y comenzaba a quedarse dormida. Rei vuelve a tener aquella pesadilla, es rodeada por una llamarada de fuego, esta vez ve a alguien de aspecto femenino frente a ella que la observaba, tenía ojos rojos. Cuando aquel fuego va a cubrirla despierta de golpe.- ¡Ah!- aun asustada se levanta y ve que Serena fue quien la despertó –Rei, ¿Estás bien?- pregunta ella algo preocupado.
-Ah, Serena…no te preocupes, creo que me quede dormida- responde Rei
Las demás chicas también quedaron algo preocupadas por lo que le pasaba a Rei, ella al verlas no le quedó de otra que contarles lo que le estaba pasando.
-Crees que eso signifique que algo malo va a suceder- dice Mina
-Pues…no lo sé, estos últimos días he tenido ese sueño, tengo la impresión que cada vez puedo verlo con más claridad- dice Rei tratando de recordar lo que sucede en el sueño.
-Sea lo que sea debemos estar preparadas ante cualquier amenaza de los enemigos- dice Lita muy decidida.
-Ahora que pienso, siempre nos hemos estado enfrentando a quienes dicen ser los sirvientes de una tal Reina de Corazones, pero nunca la hemos visto en persona- dice Amy intrigada
-Es verdad, solo hemos logrado escuchar su voz una vez…-
-Ahora que  lo recuerdo, hace varios meses Tuxedo Mask peleó con uno de esos generales, luego vimos como una figura oscura apareció frente a nosotros…-dice Serena
-¿Qué, la has visto?, ¿Por qué no nos lo dijiste?- dicen las chicas ante el comentario de Serena
-Pues no la he visto en persona, solo recuerdo haber visto una silueta oscura y unos ojos rojos muy penetrantes y escalofriantes- adiciona Serena recordando aquella escena
Rei al escucharla, recuerda haber visto en su primer sueño a alguien con ojos rojos –Serena, ¿dijiste ojos rojos?- dice algo perpleja.
-Sí, recuerdo muy bien que nos vio a Darién a mí fijamente y nos dijo “Así que tú eres Sailor Moon, Tuxedo Mask, muy pronto nos conoceremos en persona”- dice haciendo un pequeño flashback de esa escena.
Todas quedaron bastante sorprendidas por lo que dijo aquella Reina a Darién y Serena. Guardaron silencio por un momento, hasta que son interrumpidos por Luna y Artemis quienes dicen:-Chicas vean esto- enseguida Artemis prende el televisor. Todas escuchan una noticia por parte de un canal televisivo. “Los casos de personas en estado de coma después de ser atacados por misteriosos seres sombríos han causado conmoción en la ciudad. Los índices de mortalidad han aumentado en un 15% estos últimos meses. Los doctores no puede explicar cómo estas personas después de quedar en estado crítico, en el transcurso de días u horas pierden la vida…”
-Debemos evitar que nuestros enemigos sigan arrebatando los corazones de las personas-dice Artemis
-No podemos permitir que más personas mueran a causa de estos seres malignos, chicas es necesario que cada una de ustedes logre incrementar sus poderes- comenta Luna subiendo a la pequeña mesa donde estaban las chicas sentadas alrededor de esta.
-Pero,  cada vez que hemos luchado con esos generales por momentos logramos obtener nuestros poderes como eternal…- dijo Mina
-Sin embargo, ninguna de nosotras ha logrado mantenerlo, nuestras plumas de transformación siguen teniendo el poder de nuestros cristales… mas no eternal-dijo Amy viendo su pluma de transformación.
-Chicas lo que necesita es aprender a controlar sus poderes como eternal, o sino podría suceder lo mismo que Lita…- dice Luna viéndola.
-Es verdad, cuando obtuve mis poderes como eternal perdí el control de mi misma, era como que todo ese poder se apoderara de mí, ¡demonios! Si tan solo pudiéramos lograr esa transformación venceríamos a nuestros enemigos con mayor facilidad- dice Lita golpeando con su puño la mesa.
-Pues a Mina también le paso algo parecido-dice Artemis, lo cual sorprende a todas, inclusive Mina
-¿Qué?- dicen en coro
-Mina no lo recuerda, pero cuando estuvimos en la ciudad de Osaka, Adamas una de las sirvientas de la Reina estuvo decidida a acabar con ella, después de una dura batalla Adamas fue derrotada por Sailor Venus-
-¿Mina, por qué no nos lo dijiste antes?-
-Lo siento chicas, quería decírselos, pero yo tampoco estoy segura de lo que sucedió esa noche…es como…- toca su pecho –No sé por qué tengo una sensación muy extraña cada vez que trato de recordar lo que sucedió esa vez- dice Mina algo preocupada.
Mientras las chicas hablaban Rei quedó en silencio y pensaba: “Hasta el momento yo soy la única que no ha experimentado sus poderes como eternal, ¿acaso estoy en desventaja?...o algo no está bien en….”
Serena nota a Rei preocupada, por lo que dice:-Oigan chicas, por qué no vamos a comer algo-
-Eh, pero Serena aún no hemos terminado la tarea- dice Amy
-Ay Amy, no crees que es suficiente por hoy,  ya aprendimos bastante [mentira]- dice Mina
-Si Amy, hay que relajarnos un momento-
-Pero chicas, recuerden que ya se acercan los exámenes…-
-Ay vamos anímate Amy…-
-Sí, vamos a tomar un helado-
-Está bien, pero no debemos perder tiempo-
-Sí, sí, recuerda Amy hay un dicho que dice “la vida es solo una, así que debes disfrutarla”-
-¡Nunca he escuchado un dicho como ese Mina!- dice Artemis
-Silencio Artemis-
-Pero si siempre dices cosas que no tienen sentido-
-Uyyy, eres un odioso…-
A pesar de que las chicas se relajaron un poco, Rei seguí pensativa, Serena al verla le sonríe para animarla. Ella al verla no hace más que corresponder aquella sonrisa, lo cual la hace sentirse mejor.
****
Al día siguiente, en la escuela Jyuban durante la clase de deportes, se armaron equipos de voleibol de acuerdo a las indicaciones de la entrenadora. Comenzó el juego, Mina da el primer saque, luego las demás chicas comienzan a jugar. Serena también jugaba pero del equipo contrario, al igual que Lita y Mio. Amy por otra parte se encontraba en las bancas dando ánimos a las chicas. Serena muy entusiasmada la saluda, pero al distraerse le cae un pelotazo en el rostro, haciéndola caer aparatosamente. –uaaaa- dice muy aturdida mientras las chicas de su equipo tratan de ayudarla.-Perdóname Serena- dice Mina, pues ella había dado el golpe. –Señorita Tsukino, no debe distraerse durante el partido- dice la entrenadora.
Al finalizar las clases, Serena y las demás chicas salían de la escuela, ella aún adolorida por el golpe (llevaba una curita alrededor de su nariz) –uaaa, me duele-
-Serena debes ser más cuidadosa- dice Amy
-Estás segura que no quieres volver a la enfermería, tu nariz sigue algo hinchada- dice Lita viéndola.
-No, solo necesito ir a descansar en casa- dice Serena frotándose su nariz
-En ese caso, te acompañaremos a tu casa- dice Mina
Aparece Rei y al ver a Serena dice-¿Qué te paso en el rostro Serena?- apunto de reírse
-uyyy, no te rías…ah me duele…-
-Le cayó un pelotazo en el rostro- dice Lita
-Ha, deberías tener más cuidado- dice Rei con un tono bastante amable, lo cual le pareció extraño a Serena. Por ello la mira fijamente y dice –uhmm, estos días has estado actuando muy extraño Rei…-
-¿A qué te refieres?- dice ella algo nerviosa
-hum, no lo sé. No me fastidias como lo usual-
-Pues a eso se le llama madurar, Serena…deberías seguir mi ejemplo- dice Rei mirando hacia un lado.
-uyy- Serena vuelve a tocar su nariz – ¡Uaa no puedo más, creo que me rompí la nariz necesito un doctor!
-Ni siquiera el cirujano más experimentado podría ayudarte, Serena-
-¡uyyyyy, ya comienzas a fastidiarme Rei!- dice enojándose
-Y, ¿qué eso no es lo que querías?-
Las chicas al verlas suspiran (tenían en sus cabezas una típica gotita de sudor estilo anime) –Bien Serena, vámonos a casa- dice Lita tratando de tranquilizarla.
-Bueno, tengo algo que hacer…- dice Rei -Nos vemos luego- después de decir eso se retira apresuradamente.
-Puede que Rei sí esté actuando algo extraña…- dice Mina mirándola sospechando algo.
-Se lo preguntaremos luego…- dice Amy, quien junto a las demás chicas acompañan a Serena a su casa. Al llegar –Bien Serena, nos vemos luego- dijo Lita
-Llámanos si necesitas algo…- dijo Amy –No te preocupes Serena, tu nariz sanará en un santiamén, bye bye- -Hasta luego chicas- dice Serena algo apagada. Seguidamente ingresa a su casa, mientras las demás van a las suyas.

Badai aparece en la ciudad  de Tokio –Me pregunto si los ineptos de  Kado y Kuroba habrán estado por aquí….jijiji no me importa, yo recolectaré corazones para mi Reina, pero no dejare que esas sailor scouts me detengan…tengo ganas de jugar un poco con ellas- luego de decir eso desaparece.

Rei iba en dirección a su casa, cuando en eso ve a los lejos a Kaido, al principio quiso ir a verlo, pero se detiene al ver que estaba acompañada por una joven muy hermosa, ella llevaba un ramo de flores en manos. Inmediatamente se dio cuenta de lo que sucedía, por lo cual optó a salir corriendo de allí. A Kaido le pareció haberla visto, pero Rei ya había desaparecido.
Rei al lograr perderlos de vista, caminaba muy distraída, viendo hacia el suelo “ lo sabía, pero…se ven tan bien juntos…” en eso choca con alguien –Ah- por el golpe casi cae pero aquel con quien chocó la sostuvo de la muñeca, con los ojos cerrados y unas cuantas lágrimas que corrían por su rostro no dijo nada, en eso aquella personas le dice:-¿Te encuentras bien?- dice alguien de voz masculina
-Discúlpame, estaba distraída…- pero luego aquella voz se le hace conocida “esa voz” ve a aquel hombre y se sorprende al ver de quien se trataba – ¿Nicolás?- Rei algo enrojecida deja de ver a Nicolas a los ojos, pero él al verla bien dice - ¡Rei…¿estás llorando?-
-No es nada… ¿Qué haces aquí?- dice secando disimuladamente sus lágrimas [Rei no puede dejar su orgullo ¿no?]
-Pues, de hecho estoy aquí, porque quería verte- dice sonriéndole. Rei no podía evitar sonrojarse por lo que él le dijo –ehmm…eh pues, me alegra verte- dice distanciándose un poco de él.
-Ha pasado tiempo, no dejas de ser la misma…- dice Nicolás
-¿De qué hablas?, tu no dejas de ser el mismo tonto de siempre- dice ella soltando una pequeña sonrisa pero algo avergonzada.
-Te vez hermosa cuando sonríes-
Rei vuelve a sonrojarse –Ya basta, eso es lo único que puedes decir, además nunca me dijiste por qué te fuiste del Templo Hikawa…yo, pensé que no querías volver…-
-Pues, perdóname por haberme ido de esa forma es que, no me sentía lo suficiente bueno para ti Rei-
-¿Qué?-
-Pues, todos ese tiempo que estuve en el Templo Hikawa, a pesar de todo lo que sucedió, pensé que podía acercarme más a ti, pero…supongo que creí por un momento que no te interesaba, por eso decidí alejarme…-
Rei al escucharlo comprendió que Nicolás siempre tuvo sentimientos por ella, a pesar de que ella siempre lo trataba mal o fingía que no le interesaba. Nunca quiso aceptar que también le gustaba. Nicolas se aproximó a ella lentamente.
Aunque por otro lado Rei siempre vio a Kaido como algo más que solo un amigo y asistente de su padre. Pero él ya había escogido a alguien más. Rei supuso que él la seguía viendo como una niña. Sin embargo esta no era la única razón por la que hasta el momento no había aceptado estar con alguien, sus deberes como sailor scout también le impedían tener una vida normal. Luego de tantas batallas contra poderosos enemigos, muchas veces dudó si saldría con vida. Pues desde la primera batalla con la Reina Beryl, al igual que las demás chicas perdieron la vida. Si no es por el poder de Serenity, quien revivió a todas, e incluso por un tiempo tuvieron vidas normales. El mal volvió a aparecer, por lo cual debieron regresar a ser guerreras para enfrentarlos. De tal forma que nuevamente a consecuencia de aquella amenaza liderada por una misterioso ser Reino de Corazones, volvía a amenazar la paz de la tierra.
Rei  por un momento pensó que Nicolas iba a besarla, por ello volteo su rostro, pero en realidad lo que hizo fue abrazarla. Entonces le dice al oído -Quien sea que haya querido lastimarte, déjame decirte que no sabe lo que ha hecho. Rei, no debes llorar por alguien que no te aprecia. Eso es justamente lo que más me gusta de ti. Tu fuerza de voluntad y tu carácter… no importa si me quieres o no, de ahora en adelante estaré siempre a tu lado-
Rei solo correspondió el abrazo y escucho con detenimiento todo lo que él dijo.

Mientras tanto Kado y Kuroba aparecen en la Torre de Tokio -¿Qué diablos haces aquí Kuroba?-
Pues lo mismo que- tú  inepto, esta vez derrotaré a las Sailor Scouts y recolectaré corazones para la Reina, estoy harto que esas tontas estropeen mis planes- dice apretando su puño.
-Pues, por primera vez en mucho tiempo tenemos algo en común- dice Kado
-¿Qué quieres decir con eso?-
-Te propongo algo, podemos solo por esta vez unir nuestras fuerzas para eliminar de una vez por todas de esas guerreras- dice Kado
-Yo, unir fuerzas contigo, nunca- dice Kuroba muy arrogante.
-Ha, cómo quieras, sabes muy bien que no podemos decepcionar a la Reina…-
Kuroba lo interrumpe –Yo nunca he…todo es culpa de esas sailors scouts- dice muy airado.
-Como sea…yo mismo me encargaré-Kado desaparece al instante.
-…bastardo…- Kuroba aprieta sus puños del enojo, luego desaparece.
***
El ambiente en la ciudad cambió bruscamente, el cielo comenzó a oscurecerse, parecía que una tormenta se aproximaba. Incluso las personas que caminaban por las calles se detuvieron por un momento al notar el cambio repentino del clima. Parecía que una fuerza maligna se aproximaba, Rei quien aún permanecía al lado de Nicolás inmediatamente sintió aquella presencia que la hizo sobresaltarse. Esto lo hizo separarse intempestivamente -¿Rei, te pasa algo?- dice Nicolás preocupado
-¿Eh?...no es nada, solo…- dice tratando de detectar de donde venía esa presencia oscura.
-¿Qué pasa Rei, te ocurre algo?- dice Nicolás tratando de entender lo que le sucedía -¿Qué extraño, acaso va a llover?- dice él al notar el cielo oscurecerse.
Rei también ve el cielo sospechando: “esto no está nada bien, debe ser…” –Nicolás tengo que irme, nos vemos luego ¿sí?- dice Rei alejándose de él.
-¡Espera Rei, a dónde vas!- dice Nicolás corriendo tras ella.
Por otro lado, seres sombríos aparecen alrededor de la ciudad, estos atrapaban a las personas que se encontraban en su camino y les arrancaban sus corazones. Tenían dagas en vez de manos, y sus cuerpos parecían estar cubiertos por puntas alrededor de los hombros, muñecas, rodillas y cabeza. Se podía apreciar unos ojos con una mirada siniestras y una boca deforme y demoniaca.
Serena quien se encontraba en su cuarto tomando una siesta, cuando es despertada por Luna –Serena, de pie, seres malignos están atacando a las personas- ella se levanta de golpe y grita –¿Ahh, qué pasa?-
-Serena, apresúrate, los malignos están atacando nuevamente-
Serena al escuchar eso rápidamente se levanta y sale de su casa, en el camino se encuentra con Amy, Lita y Mina, junto con Artemis.
-Chicas, seres malignos están tomando los corazones de las personas por varias partes de la ciudad- dice Artemis
-Será mejor separarnos- dice Luna
-Bien, pero, ¿Dónde está Rei?- dice Serena
-Fuimos a buscarla Artemis y yo a buscarla a su casa, pero no estaba- dice Mina
-Tal vez sintió la presencia maligna  y ya está luchando- dice Lita
-Es posible, muy bien chicas, transformémonos-
-¡Por el poder del Cristal de Mercurio!-
-¡Por el poder del Cristal de Júpiter!-
-¡Por el poder del Cristal de Venus!-
-¡Eternal Sailor Moon!-
-¡Transformación!-
Una vez transformadas –Ahora chicas, separémonos-
-Nosotros iremos a buscar a Darién, por si necesitan refuerzos- dice Luna al lado de Artemis
-Bien- dicen las chicas
Júpiter y Mercury van hacia el lado norte, mientras que Venus y Moon van hacia el este.
Mientras tanto Rei llega al parque de la ciudad, nota que estaba completamente vacío lo cual le pareció extraño -¿Dónde están todos?- en eso siente alguien detrás de ella, pero al voltear, no había nadie. – ¿Por qué no puedo detectar su presencia?- dice Rei tratando de concentrarse, quedándose quieta cierra los ojos y trata de detectar el siguiente movimiento de un posible enemigo, sin embargo piensa en Kaido, luego en Nicolás, lo cual no le permitía concentrarse: “Concéntrate Rei…” se decía así misma.
-Fuego, tierra, agua, aire…- Vuelve a quedarse quieta, en eso cree haber visto algo pasar por su lado como una ligera brisa,  es entonces que quedándose quieta en vez de mirar al frente, ve por el rabillo de su ojo y se percata que estaba en lo cierto, un ser deforme de aspecto casi transparente se dirigía atacarla, pero ella lo esquiva sin dificultad. Aun así lo volvió a perder de vista –No, lo perdí de vista…debo…- luego escucha la voz de Nicolás –¿Rei, por qué estás aquí?- dice con esa actitud despistada que lo caracteriza. Rei se amarga y le grita -¿Quién te dijo que me siguieras?-
-Pero, no te molestes…solo quería asegurarme que estés bien-
Ella al escuchar eso solo le dice –Tienes que irte, es peligroso-
-¿Qué, no puedo dejarte sola aquí?, además es extraño que no haya nadie alrededor- dice él viendo hacia todos lados.
“¿Qué puedo hacer, no puedo transformarme frente a él?”, luego aquella presencia contrataca, golpeándolo a ambos fuertemente. Rei cae encima de Nicolás, aunque ella en un primer momento no se percata, pues estaba con los ojos cerrados, hasta que escucha su voz –Te encuentras bien- Rei al percatarse de dónde estaba se ruboriza y rápidamente se pone de pie.
-¿Qué fue eso?- dice Nicolás poniéndose de pie también.
-Ten cuidado, es un ser maligno- dice Rei tratando de detectar nuevamente su presencia.
-¿Qué?, ¡pero no veo nada!- dice sorprendido viendo hacia todos lados.
-Cállate… que no puedo concentrarme- al decir esto, Nicolás guarda silencio. Ella saca un pergamino y llevándolo con unos de sus manos hasta la altura de los ojos, se concentra y comienza a decir unas palabras-hi, to, xie, Kai, Shi, Za, Zen…- ella lográ detectar la presencia y grita-¡Akuryo Taisan!- lanza aquel pergamino y este cae al ser maligno, de esta forma se les hace posible verlo.-¡Ahora sí, podemos ver tu verdadera forma!-
-Asombroso, Rei- dice Nicolás, lo cual la hace sonreír ligeramente.
Aquel ser maligno tenía forma de una estatua color blanco y negro, lucía como un bufón, tenía una mirada siniestra al igual que una sonrisa malévola que le llegaba hasta sus orejas. Ojos delineados de negro, al igual que sus labios. Solo se quedó frente a ellos, con una de sus manos se arrancó el pergamino de la frente.
-ah, ¿Qué es eso?- dice Nicolás algo espantado, pero al ver que Rei no demostró temor, rápidamente se calma.
-Oye tú, que haces aquí- pregunto Rei. Pero aquel ser no le respondió, solo los miraba fijamente, incluso pareció reírse sin hacer ningún sonido, como si a la vez fuera un mimo.
-¡Hey, acaso no hablas!- dice Nicolás –Rei, debemos irnos de aquí- sin embargo Rei no quiso acompañarlo. -¿Qué haces, debemos irnos?-
-No te preocupes, estaré bien- dice ella apunto de sacar su pluma de transformación, pero se detiene al ver que él se pone frente a ella, por lo cual pregunta indecisa –Nicolás, qué haces-
-Te dije que no me apartaría de tu lado…- dice viéndola a los ojos.
-Eres un tonto…-

-Tal vez, pero no me permitiré que nadie te lastime-
-Nicolás…-
-¡Y bien, que piensas hacer, payaso!- dice Nicolás poniéndose a la defensiva.
Aquel bufón mueve sus hombros como si estuviera expresando (un no sé), luego parece soltar una carcajada y hace una extraña posición con sus manos, a los pocos momentos, aparecen dos seres más igual que él. Estos sorprenden a Rei y Nicolás, seguidamente los atacan muy agresivamente.
-¡Cuidado Rei!- grita Nicolás tratando evitar los ataques de aquellos bufones. Rei iba transformarse, pero uno de los bufones la empuja por la espalda haciéndole caer su pluma de transformación. Él corre rápidamente a socorrerla –Rei estás bien- dice ayudándola a levantarse –Estoy bien- responde Rei, quien luego ve su pluma tirada a unos metros de donde estaban ellos.-Tenemos que salir de aquí- dice él tomándola de la mano, pero Rei desiste de seguirlo –Pero…-
Aquellos bufones impiden que ellos escapen, pues lo rodean. –o no, nos tienen acorralados-, parecía no haber forma de escapar, es así que Nicolás le dice en voz baja –Rei, quiero salgas de aquí lo más rápido que puedas cuando te diga…-
-¿Qué piensas hacer?- dice Rei preocupada
-Yo los distraeré, mientras tú huyes de aquí-
-Pero, no Nicolás, te pueden matar…-
-No me importa, con tal que estés a salvo- luego de decir eso él se lanza contra los bufones.
-¡No Nicolás!!!!!!!- grita Rei desesperada

To be Continued


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:53 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor.kote.moon el Dom Sep 20, 2015 2:33 pm

noooooo e.e has osado de dejarme con la intriga te castigare¿ xD jajaja ok no...esta muy buena la actualizacion me encanto mucho que quede asi O.O uu jiji espero la siguiente sigue asi n.n bye
avatar
sailor.kote.moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 5391
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Mar Sep 22, 2015 11:05 pm

CAPÍTULO XIII

La amenaza de la Reina de Corazones




Los sirvientes de la Reina de Corazones, comenzaron a atacar a los habitantes de la ciudad, arrebatándoles sus corazones. Usando algunos de los seres oscuros que vivían en su Reino. Las chicas al enterarse de aquel peligro inmediatamente fueron en busca de aquellos villanos, pero estos estaban en diferentes sitios de la ciudad, por lo cual tuvieron que separarse para enfrentarlos. Cerca de la Escuela Jyuban, Sailor Jupiter y Mercury se encontraban buscando rastros del enemigo. Para ellos Mercury usando su mini-computadora analizaba el perímetro con detenimiento. Mientras tanto Jupiter a su lado estaba alerta ante cualquier amenaza.- ¿Encontraste algo, Mercury?-
-Espera un momento- respondió Mercury mientras analizaba todo a través de su visor, hasta que logra encontrar algo –He detectado una anomalía en el interior de la Escuela Preparatoria- dice señalándola.
-Eso significa que están atacando la escuela, vamos rápido- dice Júpiter
-Si- Ambas entran a la Escuela rápidamente, al entrar a esta notaron que parecía estar completamente vacía.
-No hay nadie alrededor- dijo Júpiter
-Eso no es normal, a esta hora todavía hay alumnos en esta preparatoria- dice ella viendo por medio de su visor los alrededores.
-Tengamos cuidado y apresurémonos para encontrarlos-
-Bien, avisaré a las demás la situación…chicas acabamos de encontrar anomalías en la Escuela Preparatoria Jyuban- dice Mercury por su comunicador.
Sailor Moon y Venus que se encontraban en una localidad distinta escuchan el mensaje de Amy.-Entendido- dice Venus
-¿Crees que sea mejor ir con ellas?- preguntó Sailor Moon
-Tal vez sí, hasta el momento no hemos encontrado nada-
Cuando las chicas iban a retirarse, ambas escuchan una risa malévola masculina.
-¿Quién está allí?- dice Sailor Moon
En eso aparece Kuroba frente a ellas -Con que al fin vinieron Sailor Scouts-
-Con que eras tú, ya verás ¡Rayo Creciente, fulmina!- Venus lanza su ataque, Kuroba lo esquiva fácilmente y vuelve a reír –Ajajaja, de verdad nunca se cansan de usar esos inútiles poderes-
-Lo que sea que estés planeando, no te saldrás con la tuya Kuroba- dice Sailor Moon muy decidida.
-Oh, hace tiempo que no te veía Sailor Moon, como está tu querida amiga [Molly]… jajajaja- dice él en tono burlón.
Sailor Moon solo lo ve fijamente y luego muestra su báculo –Esta vez no escaparás Kuroba, nos encargaremos de derrotarte-
-Así es- dice Venus preparándose para atacarlo.
-Si ustedes lo dicen…esperen un momento dónde están las demás Sailors- dice Kuroba algo intrigado.
-Eso no te importa, comencemos de una vez- Ambas van en dirección a atacarlo, Kuroba muy confiado también comienza a atacarlas, Venus lanza su cadena atrapando una de sus muñecas, Sailor Moon con su cetro iba a atacarlo, pero Kuroba rompe la cadena y desparece antes que ella perpetre su ataque. – ¿A dónde fue?- dice Moon viendo hacia todos lados. –Estemos alerta- contesta Venus. En eso Kuroba aparece detrás de Venus y le lanza un ataque haciéndole caer varios metros, Sailor Moon corre a socorrerla. –Estoy bien- dice Venus levantándose con ayuda de Moon.
-¿Qué les pasa, ya se rinden?- dice él riéndose
-Ya verás, ¡Por el poder del cristal de la luna plateada!- un gran rayo de luz va directo hacia Kuroba, él logra esquivarlo pero con cierta dificultad, lo cual lo sorprende “Otra vez, lo mismo…no debo subestimarlas” -2 contra 1 no parece muy justo ¿no lo creen?, vengan aquí sirvientes- al decir esto los seres que estaban recolectando los corazones de las personas detienen su cometido y van a donde se encontraba Kuroba y las scouts. Estos aparecen frente a él llevando los corazones de sus víctimas en sus manos.
-Esos son…- dice Venus que al igual que Sailor Moon estaban sorprendidas por lo que veían. –Mi Reina estará contenta con estos corazones, ahora mis sirvientes acaben con estas scouts, yo me llevaré esto- dice refiriéndose a los corazones, este desaparece al instante.
-No…- grita Sailor Moon
-Escapó…- dice Venus impotente ante la acción de Kuroba. Inmediatamente los seres de aspecto espinoso y demoníaco se dirigieron a atacarlas, por lo cual Venus y Moon no tuvieron más opción que luchar contra estos monstruos.

*********************

En la preparatoria Jyuban Mercury y Jupiter recorrieron la escuela es busca del enemigo, hasta que lograron encontrar algunos estudiantes desmayados en los pasillos.
-Mercury, aquí están- dijo Jupiter, ambas fueron a socorrer a los chicos quienes se encontraban inconscientes, Mercury toma el pulso  a uno de los chicos: -No tiene pulso- ambas lamentan escuchar eso. Jupiter enojada – ¡Rayos, si hubiéramos venido antes!-
-Lo único que podemos hacer es evitar más víctimas- dice Mercury
Luego de eso escuchan el grito de alguien, por lo cual van en busca de quien lo había hecho, llegando al patio trasero, un monstruo similar a los que Venus y Moon estaban luchando iba a arrancar el corazón de una jovencita. – ¡Esta vez no lo harás, trueno de júpiter resuena!- aquel monstruo huye de aquel ataque, mientras que la joven cae al suelo, rápidamente van a auxiliarla – ¿Estás bien?- le pregunta Mercury, la joven asiente que sí, entonces dice:-Sal de aquí, nosotros nos encargaremos de estos monstruos- Ella rápidamente huye de aquel lugar, Mercury vuelve a usar su mini computadora para detectar al enemigo. Al ver su mini componente, este muestra un mapa de la preparatoria y comienzan a aparecer puntos rojos que comenzaban a rodearlas, aunque ellas no veían nada.- ¡Se están acercando!-
-No veo nada- dice Jupiter, en eso ven como un gran grupo de seres malignos aparecen y directamente las atacan, por lo cual las sailor scouts se defienden lanzando sus ataques: -Ataques de hojas de roble de Júpiter- -Rapsodia Acuática de Mercurio-
De esta forma varios monstruos son destruidos, sin embargo misteriosamente estos parecen alejarse de ellas -¿Por qué se alejan?- dijo Jupiter
Luego frente a ellas aparece Kado riendo:-jajaja, con aquí estaban…-
-Tú de nuevo…cómo te atreves a lastimar a estas personas, ya verás…- dice Jupiter posicionándose para atacar.
Kado ve a Jupiter con rencor, pues recuerda como ella casi lo derrota –Esta vez, sus poderes no les ayudarán a derrotarme-
-Eso es lo que crees, ¡Ataque de hojas de roble de júpiter!-
-¡Ilusión acuática de Mercurio!-
Kado también se defiende lanzando esferas de energía, seguidamente Mercury usa su ataque de burbujas de Mercurio para crear una gran niebla. –Creen que pueden esconderse, no lo creo…- dice Kado esperando que una de ellas trate de atacarle.
[/color]
*********************

Ahora sí, mientras tanto Rei y Nicolás habían sido acorralados por unos seres malignos, parecían bufones pero de aspecto amenazante. Nicolás estaba dispuesto a proteger
A Rei por lo cual corrió hacia ellos para atacarlos. Ella desesperada solo lo vio –¡Ahora Rei, sal de aquí!- grita él mientras trataba de golpear a uno de los bufones, pero estos fácilmente lo atrapan y comienzan a golpearlo. Rei impotente solo podía verlo, estaba llena de furia y tristeza al ver que lo estaban lastimando – ¡No, deténganse!-
-¡Rei, no te preocupes por mí, solo huye!- decía él casi a punto de perder el conocimiento. Todos los bufones estaban concentrados en Nicolás, ella aprovecha eso y toma su pluma de transformación, ya en sus manos la aprieta con mucha fuerza – ¡No, no les perdonaré!- llena de furia grita – ¡Por el poder del Cristal de Marte, transformación!-

-¡Cómo se atreven a lastimarlo de esa forma, Soy la sailor scout del fuego y la pasión, Soy Sailor Mars!-
Nicolás en ese momento pierde el conocimiento, los bufones quienes lo sujetaban ven a Sailor Mars –Que acaso no me escucharon, déjenlo en paz… ¡Saeta llameante de Marte!- de esta forma los bufones por esquivar el ataque Mars sueltan a Nicolás, este cae al suelo desmayado. Ella va corriendo a verlo, se pone de rodillas y lo toma en sus brazos – ¡Nicolás, Nicolás, resiste por favor!- derramaba ciertas lágrimas en sus ojos –Por favor, abre los ojos…yo…-

*********************

Kado estaba peleando con Mercury y Jupiter, ambas aprovechaban la niebla que una de ellas había creado para tratar de vencerlo. Pero él no se daría fácilmente por vencido, por un lado Jupiter usaba el elemento trueno, mientras Mercury usaba su elemento que era el agua –Ni se creen que con eso me van a vencer, se equivocan- con un solo movimiento disipa la niebla –Vengan a mí ejército de sirvientes- una gran cantidad de seres malignos aparecen, rodeando a las sailor scouts –Ahora veremos quién gana esta vez- al decir eso ríe malvadamente.
-¡Fulgor acuático de Mercurio!- -¡Trueno de Jupiter, resuena!-
De esta manera eliminan a los seres demoniacos que las atacaban, Kado al ver que ellas estaban destruyéndolos va directamente a atacarlas, pero un gran rayo de luz lo detiene. -¿Qué?-
-No permitiremos que sigas causando daño, Kado- dice Sailor Moon y Venus, ellas van al lado de sus compañeras.
-Justo a tiempo- dice Jupiter
-Perdonen por la tardanza, nosotras también tuvimos que ocuparnos de unos monstruos- dice Sailor Moon
-Sí, pero no fue problema- dice Venus guiñando.
-¡Agg, están todas reunidas!- dice Kado apretando su puño.
-Parece que tu aliado ha escapado, estas completamente solo así que ríndete, porque nosotras te castigaremos, en el nombre de la Luna-
-Hum, no importa, igual las derrotaré de una vez por todas- antes de atacarlas le parece ver un hilo frente a él, aunque casi imperceptible.
-Eso ya lo veremos, esta vez no escaparás, te derrotaremos- dice Sailor Moon, pero luego parece ser pateada por alguien, lo cual la hace caer. –¡Ahh!- cuando ve a sus espaldas ve que Venus eran quien lo había hecho, todas sorprendidas al igual que Venus dice:-Ah, perdóname pero yo no quise hacer eso- dice avergonzada.
-¡Cómo que no lo hiciste a propósito, por qué hiciste eso!- le reprocha Sailor Moon
-Ya te dije, no lo hice a propósito-
-Pero te vimos hacerlo Sailor Venus- dijo Sailor júpiter
En eso se ve que con el cetro que Sailor Moon tenía en manos golpea en la cabeza a Venus – ¡Auuu, por qué hiciste eso!- dice sobándose la cabeza
- ¡Ah, no, no, fue mi intención¡- dice Sailor Moon pasmada
-¡Oye no tenías por qué hacer eso, ya te dije no te pateé a propósito!-
-Pero qué les pasa a ustedes dos- dice Júpiter
Todas comienzan a discutir, olvidando por completo a Kado quien estaba frente a ellas “¿Qué está pasando aquí?”
Mientras discuten, Jupiter hace tropezar a Mercury –Ahhh, qué, yo no quise hacer eso-
-¿Qué está pasando aquí?-
De repente todas sienten que no pueden moverse -¿Qué sucede?- -No puedo moverme- -¿Qué está sucediendo?-
-Esto…debe ser- Kado ve hacia ambos lados, hasta que todos logran escuchar una risa femenina, a solo unos metros de Kado aparece Badai, luego se aprecia bien una gran cantidad de hilos alrededor de las Sailor scouts –Hola, chicas les da gusto verme-
-Tú, qué haces aquí Badai- dice Kado enojado
-AH, hola querubín, solo estoy haciendo lo que la Reina ordenó… así que no te metas-
Kado se da cuenta que también estaba enredador con aquellos hilos y le impedía moverse-¿Qué es esto?, ¡Suéltame Badai o lo lamentarás!- decía tratándose de liberarse.
-Ay, vamos, hay que divertirse un poco, vamos chicas…- luego de eso, Badai, como si fuera un titiretera con los hilos comienza a manejar a las sailor scout a su antojo. Las hace pelearse entre ellas, mientras las chicas no podían liberarse.
-¡Y en este esquina, la gran sailor del trueno, contra la sailor de chonguitos!-
-Uyyy qué dijiste- dice Moon molesta. –Ahhh, detente- decía ella pues al igual que las demás, Badai hacía de las suyas con todas.
Hasta que, una rosa queda impregnada en la tierra, las chicas dejan de ser controladas por Badai pues los hilos estaban rotos -¿ah, quién hizo eso?-
En la copa de un árbol Tuxedo Mask hace su entrada: -Se acabó el juego… luego salta hacia donde estaban las sailor scouts -¿Sailor Moon, estás bien?-
-Si-
-Uyyyy, que odioso, como te atreves a estropear mi juego, vengan aquí bufones, encárguense de estos perdedores-
Rápidamente bufones iguales a los que estaban atacando a Rei aparecen para atacar a las Sailor Scouts y Tuxedo Mask.
[/color]
*********************

Sailor Mars estaba luchando con los seres malignos, por más que los destruía con sus poderes, estos volvían a aparecer, “Si tan solo encontrara al que está creando las copias”. Pero no podía bajar la guardia, pues inmediatamente estos la atacaban “¿Qué puedo hacer?, estoy sola…debo resolverlo por mí misma”
-Terminemos de una vez con esto, ¡Saeta llameante de Marte!- aquella flecha iba dirigida hacia uno de los monstruos, pero este atrapa la flecha con sus manos. -¿Qué?- dice Mars sorprendida, aquel monstruo usa la misma flecha para atacarla, ella la esquiva pero pierde el equilibrio, en eso rápidamente los tres monstruos la atacan –Ahh!!! .Trata de levantarse pero el golpe había sido muy fuerte, ve que los bufones esta vez se concentran en Nicolas –¡No…!- ella hace un esfuerzo para levantarse pero vuelve a caer, luego ve uno de los bufones atraviesa su pecho arrancándole el corazón, ella ve aquella perturbadora escena, por la cual no pudo evitar gritar con desesperación –Nicolás!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!- En ese momento un gran aura color roja la rodea por completo, esta genera una gran luz que enceguece a los bufones, al volver a verla, ella había cambiado su traje a Eternal Sailor Mars, miró fijamente al bufón que sostenía el corazón de Nicolás, este parece ordenar a los demás que formen una barrera, ella con un solo movimiento – ¡Víbora de fuego de Marte!- al decir eso una gran llamarada de fuego en forma de serpiente pulveriza a los bufones, luego este no se apaga, sino más bien, aun en forma de serpiente se arrastra hasta llegar al bufón que se encontraba cerca a Nicolás, esta lo atrapa y comienza a estrangularlo. –Suéltalo- exige Mars no dejando de verlo llena de ira. Aquella serpiente envuelve una de sus brazos, hasta llegar a su muñeca, la cual le hace soltar el corazón, al estar cerca a Nicolás este volvió a él inmediatamente. Luego de eso aquella serpiente de fuego se enciende en gran magnitud, por lo cual aquel bufón es pulverizado en segundos, hasta que no quedó ni un solo rastro de este. Mars al ver que todo había acabado da unos pasos hasta llegar a Nicolás, cae de rodillas debilitada por el gran esfuerzo que hizo, así mismo desaparece su transformación como eternal. Nicolás aún seguía inconsciente, Mars no pudo evitar sacar algunas lágrimas –Por favor, abre los ojos…- tomándolo de la mano, se aproxima a él y lo besa. [Al fin...] Mars espera una respuesta por parte de él pero este parecía no responder, sin embargo se percata que él comenzó a apretar su mano, Nicolás parecía comenzar a despertar; ella se embarga de felicidad y lo abraza –Nicolás…me alegre que estés bien-
A solo unos metros, entre los arbustos situados en el parque, alguien observó detenidamente la situación, se lograban ver unos ojos rojos entre las sombras-Que interesante, supongo que debí sospecharlo desde un principio; esa chiquilla resultaba ser una de esas sailor scouts…- ríe malvadamente –Eso significa que las demás…ja, parece que habrá un ligero cambio de planes…jajajajaja-


*********************

Paralelamente las demás sailor scouts y Tuxedo Mask iban a enfrentarse a Kado y Badai, aunque eran del mismo bando no tenían una relación nada amistosa.
-Vete de aquí Badai, yo voy a encargarme de destruirlas-
-Eso es lo que tú crees, estoy segura que la Reina quieres deshacerse de ti-
-¿Cómo te atreves a decir eso?, eres solo una bufona-
-¡Cállate!-
Ambos comenzaron a discutir hasta el punto que iban a enfrentarse.
-Oye, Sailor Moon, parece que esos dos no se llevan nada bien- dijo Venus dice diciendole al oído.
-¿Quién lo diría?, se supone que están del mismo bando- dijo Mercury
-Aprovechemos en atacarlos de una vez, ya que están distraídos-
-Bien-
-¡Rapsodia acuática de Mercurio!-
-¡Ataque de hojas de roble de júpiter!-
-¡Beso de amor y belleza de Venus!-
-¡Por el poder del Cristal de la luna plateada!-
Todas lanzan sus ataques contra Badai y Kado, estos dejaron de discutir al percatarse de sus ataques, ambos tratan de esquivarlos pero son alcanzados por estos, ambos caen al suelo. –Cómo se atreven…-
-Uyyy, ustedes miserables…-
Moon:-Ya les dijimos que no permitiremos que ustedes sigan causando daño a los demás-
Jupiter:-Será mejor que huyan o sino los derrotaremos-
Ambos se levantan y comienzan a reír –Nosotros tenemos un solo objetivo- dijo Badai
Kado: -Hemos venido aquí para tomar los corazones de todos los habitantes para nuestra Reina y llenar este planeta de oscuridad-
Badai:-Aun así crean que nos hayan derrotado, vendrán muchos más cómo nosotros y las acabarán-
Kado-Además, ustedes no conocen el verdadero poder de nuestra Reina, de lo contrario este mundo ya estaría en ruinas-
Badai:-Agradezcan que hemos sido gentiles con ustedes, a diferencia de otros Reinos-
Las chicas al escuchar lo que decían se sorprendieron un poco, por ello dicen:
Mercury:-¿A qué se refieren con otros reinos?-
Júpiter:-Contéstennos-
Ambos ríen y luego dicen: -Nosotros vinimos de un reino oscuro, liderado por la gran soberana, La Reina de Corazones-
-¿Quién esa tal Reina, por qué nunca aparece si dicen que es muy poderosa?- preguntó Venus
-Jajaja, pues no se preocupen por eso, muy pronto podrán conocerla, les aseguro que cuando llegue ese momento será su fin- dijo Kado, este vuelve a reír.
-Será mejor que se preparen, para pedir piedad, tal vez así la Reina les perdone la vida a cambio de sus corazones, así como nosotros-
Sailor Moon al escuchar eso, se sorprende -¿Qué, acaso ustedes no tienen sus corazones?-
-¿Cómo es eso posible, si sus corazones estarían muertos?- dijo Mercury igual de sorprendida.
-Pues es muy simple, de dónde venimos, al igual que este planeta todos tenemos corazones, pero solo muy pocos tienen corazones hermosos que nuestra Reina adora coleccionar.Nosotros aceptamos ser sus sirvientes de por vida, a cambio de eso seguimos con vida. Además nuestra Reina nos otorgó estos poderes, es así que hemos logrado destruir tantos Reinos y pueblos, nosotros no tenemos piedad de nadie, solo actuamos de acuerdo a lo que nuestra Reina ordena-
-Aun así, nunca aceptaríamos ser sirviente de esa Reina, nosotros somos los protectores de este planeta tierra y el entero sistemas solar-
En ese momento, Sailor Moon tiene una corazonada, la cual por un momento la paraliza, tanto las sailors como Tuxedo se percatan de lo que le sucede.
-¿Estas bien, Sailor Moon?-
-¿Qué te pasa?- dijeron sus amigas preocupadas.
Sailor Moon se tocó el pecho, entre sí dijo “¿Qué es esto que estoy sintiendo?...algo sucedido…ah Rei” – ¿Chicas dónde está Sailor Mars?- dice comenzando a preocuparse, pues ella tenía la sensación de que algo le había sucedido, pero no estaba segura de qué exactamente. En ese momento el cielo se oscurece mucho más, se escuchan trueno y luego una profunda y femenina voz se escucha –Kado, Badai regresen, es una orden-
Todos quedan sorprendidos al escuchar aquella voz, pues sabían muy bien de quién se trataba.
-Pero, mi Reina no nos dijo que acabáramos con ellas-
-Nosotros nos encargaremos, Reina mía-
-¿Qué acaso no escucharon?, les dije que vuelvan aquí inmediatamente-
-Pero…-
-Sin peros o acaso quieren que…- Luego de decir eso ambos sirvientes comienzan a sentir un dolor en el pecho, por lo cual optan por retirarse inmediatamente. Las demás al igual que Tuxedo Mask quedaron algo atemorizados por lo que vieron.
-Guerreras de la Luna, Tuxedo Mask, no crean que estén a salvo, falta poco para al fin vernos frente a frente- suelta una risa malvada y escalofriante -¿Qué pasa Sailor Moon?, acaso tienes miedo…- ríe nuevamente -no tienen idea de lo que les viene…prepárense para su fin- luego de eso aquella precipitación climática desaparece al igual que la voz de la Reina de Corazones. Todos se quedaron paralizados al escuchar las palabras de aquella soberana maligna. Definitivamente sabían que algo malo tenía entre manos, pero no sabían qué, incluso qué fue exactamente lo que Sailor Moon había presentido y ¿Mars? Acaso…
Continuará



Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:52 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor.kote.moon el Dom Oct 11, 2015 11:03 am

sailor r te quedo lindo...esta bueno n.n quien lo diria rei poniendoce furiosa al ver que lastiman a nicolas yo dije owww *w* jejeje perdon por no postear lo habia laido el mismo dia pero...estaba haciendo un informe n.n actualiza pronto esta quedando bueno :3
avatar
sailor.kote.moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 5391
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Jue Oct 15, 2015 1:26 am

Al fin logre terminar este capítulo, es algo corto pero, prometo escribir más, pues estoy con muy corta de tiempo asi que, espero les guste esta actualizacion
CAPÍTULO XIV
Amnesia


A solo unas calles, Rei y Nicolás fueron atacados por unos seres del reino oscuro, paralelamente las demás sailors debieron enfrentarse contra Kaido y Badai e incluso Kuroba.
Cuando todo parecía perdido para Nicolás a quien le había arrebatado su corazón un ser maligno, Sailor Mars llena de furia y tal vez algo más, no pudo soportar verlo a punto de morir, de tal manera que logró obtener sus poderes como eternal Sailor Mars, por lo cual logró derrotar a aquel monstruo y sobre todo salvó a Nicolás. Sin embargo aunque ya parecían estar todo bajo control, alguien entre las sombras se encontraba observándolos, ¿acaso se trataba de un enemigo?
Por otro lado Sailor Moon, las demás sailor guerreras y Tuxedo Mask fueron testigos de cierto modo, del poder de la aclamada por sus sirvientes “Reina de Corazones”, quien obligó a sus sirvientes a retirarse, quedando tanto sus sirvientes como los demás muy desconcertados, más aun aquella soberana ya había declarado a los protectores de la Tierra que muy pronto aparecía verdaderamente y se encargaría de eliminarlos. Después de aquella amenaza, Sailor Moon sin razón aparente tuvo un mal presentimiento, pues Rei en ningún momento apareció para ayudarlas, a pesar de que los villanos habían atacado la ciudad en diferentes puntos. Por ello rápidamente fueron en busca de Mars.
Mercury veía por su visor, para tratar de buscarla, los demás le seguían el paso: -Chicas, creo que la encontré, está a unas calles de aquí, cerca al parque nº 10- Entonces apresurémonos- dijo Venus. Todos los demás asintieron y se apresuraron a llegar al parque, Tuxedo Mask noto que Sailor Moon estaba muy preocupada, por lo cual trató de reconfortarla –No te preocupes, ella está bien-
-¡Allí esta!- dijo Jupiter señalando hacia un lado del parque –Esperen- dijo Amy –está acompañada de alguien- al decir esto todos se detuvieron. –Creo que es… ¿Nicolás?- dijo Venus algo sorprendida por verlo, pero inmediatamente notaron que algo no andaba bien porque se percataron que trataba de despertar a Rei, quien estaba aparentemente desmayada, al instante fueron hacia ellos, mientras corrían se destransformaron rápidamente.
-Rei, Rei despierta- dijo Nicolás esperando una respuesta por parte de ella.
-¿Qué sucedió?- dijo Mina, quien junto a las demás los rodearon.
-Eh, son ustedes…- dijo Nicolás viéndolos algo desconcertado pues estaba más preocupado por Rei.
Serena inmediatamente fue a lado de Nicolás y trató de despertarla –Rei, Rei, despierta…despierta-
-No entiendo, ¿qué fue lo que sucedió?- preguntaba Amy. Todos estaban muy preocupados ante la situación, pues Rei no despertaba, pero Nicolás no daba razón de lo que había sucedido, era como si lo hubiera olvidado.
Un susurro imperceptible para todos dice “despierta”, al instante Rei abre los ojos, cómo si hubiera obedecido al mandato de aquel desconocido. Todos al verla dicen emocionados: -Rei- -Rei estás bien- -¿Qué fue lo que pasó?-
Rei algo confundida se incorpora rápidamente y muy confundida -¿Qué pasó?, ¿Por qué están todos aquí?- Todos quedaron muy desconcertados ante aquella pregunta.
-Pero ¿qué no lo recuerdas?- dijo Serena
-Pues, pues, no lo sé, me encontré con Nicolás y….-
-Creo que recuerdo algo, fuimos atacados por unos seres muy extraños- mencionó Nicolás
-¿Qué?- dijeron los demás a la vez -¿Fueron atacados por el enemigo?, digo eh un monstruo…- dijo Lita pues olvidó que Nicolás no sabía nada acerca de que ellos eran sailor guerreras.
-Creo que…nos atacaron unos seres malignos, pero…- Rei trataba de recordar lo que había sucedido, en eso por un momento creyó haber recordado haber enfrentado a aquel ser maligno como Sailor Mars, pero no con exactitud, parecía tener una imagen borrosa de lo sucedido. Serena se quedó por un momento pensativa-Rei, de verdad te encuentras bien?- le preguntó con un tono de preocupación. –Pues, si creo…- contestó Rei  tocándose la frente –Saben que, creo que necesito descansar, si me disculpan, me voy a casa- dijo ella sin dar más rodeos, ya de pie comenzó a caminar en dirección hacia su casa. Nicolás al verla fue tras ella y la detuvo tomándola de la muñeca –Espera, te acompaño- pero al apenas detenerla de esa manera, ella se soltó bruscamente, lo cual de cierto modo dejo a más de uno sorprendido. –Pero…- dijo Nicolas desconcertado –Como quieras…- dijo Rei con cierta frialdad, de alguna manera aceptó que la acompañe, pero su actitud fue inesperada por todos. Los demás no tuvieron más opción que solo verlos hasta perderlos de vista. –No entiendo nada- dijo Mina
-Alguien cree que esto fue muy extraño ¿?- dijo Lita
Serena volvió a estar pensativa mientras veía a Rei y Nicolás hasta que los perdió de vista. Amy la toma del hombro y le dice:-Fue un día muy largo, creo que será mejor irnos a descansar, mañana lo resolveremos, no te preocupes-
-mmm puede que tengas razón, pero…-
-Anímate Serena, mañana le preguntaremos a Rei lo sucedido- dijo Mina sonriéndole.
-No te preocupes, estarán bien- dijo Darien
-uhum-

***
“Existe un dicho que dice: Cara vemos, corazones no conocemos”
***

Al día siguiente, era un nuevo día de clases, ya en la escuela Serena caminaba por los pasillos muy pensativa por lo que había sucedido el día anterior, en ese Molly se le acerca muy contenta –Buenos días Serena- pero ella rápidamente se percata que Serena parecía estar en otro mundo – ¿Oye estás bien?- En eso Serena reacciona y la saluda tratando de tener el mismo animo de siempre –Buenos días Molly-
-Serena, estás muy pensativa, te pasa algo, te conozco bien, cuéntame-
-Eh, no es nada, es solo que…en serio, no te preocupes-
-Bueno, como digas, pero recuerda que puedes contar conmigo-
-Sí, lo sé- dice comenzando a animarse.
-Apresurémonos o llegaremos tarde al clase- dice Molly apurándola para llegar al salón; mientras corren por el pasillo, pasaron por donde se encontraba Mio, quien parecía haberlas estado observando detenidamente, pero su rostro reflejaba ya no la misma inocencia y pasividad de siempre, de lo contrario parecía estar tramando algo, nada bueno. “Muy pronto nos conoceremos realmente Serena Tsukino, o debo decir Sailor Moon…”, lo que ella no se percató es que alguien la estuvo observando, se trataba de Mina, quien mientras se dirigía a su salón de clase se percató de aquella extraña mirada por parte de Mio, lo cual le causó cierta intriga, pues aquella joven siempre mostró ser muy amable e inteligente, pero parecía ocultar algo más, lo cual no parecía ser nada bueno.

Suena la campana de  término de clases, los alumnos comienzan a regresar a sus hogares, entre ellos Serena y Molly caminaban juntas hacia la salida, luego se acoplan a ellas, Amy, Lita y Mina. –Al fin terminó un día más de clases…- dice Mina estirando los brazos.
-Chicas, recuerden que ya se acercan los exámenes finales, así que debemos prepararnos- dijo Amy con cierta seriedad, pero las demás solo la miraron extrañamente –Ay Amy, por qué eres así, no nos lo recuerdes-
-Mina, pero de qué hablas, si yo solo estoy diciendo que es necesario  estudiar para los exámenes-
-Bueno, Amy tiene razón, de lo contrario volverás a desaprobar los exámenes Mina- dijo Lita
-Ay, tú también Lita- dice Mina algo molesta. Todas parecían mantener una conversación muy amena, sin embargo Serena se encontraba nuevamente sumida en sus pensamientos, lo cual era muy extraño pues ella se caracterizó por tener una personalidad muy extrovertida y alegre, Molly comenzó a sentir cierta preocupación por su amiga, algo andaba mal, pero Serena aparentemente no le había dicho nada a ninguna de sus amigas al respecto.

***

El día anterior, Darien y Serena antes de regresar a casa, conversaban acerca de lo sucedido, es decir después de haber tenido que enfrentarse contra los sirvientes del Reino oscuro, Serena no podía dejar de pensar en la amenaza de la Reina de Corazones y también no podía dejar de pensar qué le había sucedido a Rei y Nicolás, aparentemente estaban a salvo pero, aun así ella sentía que algo no andaba bien. Darién notó rápidamente su preocupación, por lo cual dijo:-Serena, no te preocupes demasiado, te aseguro podremos resolver este problema- ; sin embargo Serena seguía muy angustiada, por ello Darién opta por abrazarla y le dice al oído: -Serena, no importa lo que pase, yo siempre estaré aquí para protegerte- de cierto modo aquel gesto hizo sentir mejor a Serena. Pero claro este era solo un recuerdo, que fue interrumpido por Molly quien le dijo:-Serena otra vez estás pensativa…- las demás chicas al escuchar eso se detienen a verla -¿Qué sucede Serena?- -¿Algo anda mal?- comienzan a preguntarle las demás chicas. –Eh, no no es nada, solo estaba pensando ehm…- pero mientras camina se percata que a solo unos metros de ellos Rei se encontraba acompañada de Nicolas.
*
De ese lado, ambos caminaban juntos, aunque Rei no parecía muy contenta que digamos, pero él lucía muy feliz, por estar casi al lado de ella. –Oye, ya te dije que no tenías por qué acompañarme- dice ella algo incómoda. –Pero qué dices Rei, le prometí a tu abuelo que me aseguraría de cuidarte, ya sabes, en cualquier momento podría aparecer uno de esos monstruos *comienza a hacer poses de karate* y estoy aquí para defenderte- pero esta actitud causaba más molestia a Rei, Nicolas seguía actuando de manera vergonzosa hasta el punto en que se percató que perdió de vista a Rei –Eh, Rei, Rei ¿dónde estás?- al verla dónde estaba, se apresuró a alcanzarla. –¡Espérame Rei!-
*
Serena al verlos sintió cierto alivio al ver que parecían actuar como siempre, por ello optaron a ir a verlos. –Disculpen chicas, debo retirarme mi mamá acaba de llamarme- dijo Molly –Esta bien, nos vemos mañana- -Arriba esos ánimos Serena, cuídate- dijo Molly antes de retirarse. –Nos vemos-
Luego de eso las demás se dirigieron a verlos –Rei, Nicolas…con que últimamente andan juntos, eh…acaso pasa algooo entre ustedes- dice Mina mirándolos pícaramente. Nicolás ante aquel comentario se siente algo avergonzado, mientras tanto Rei luce ligeramente sonrojada, pero rápidamente cambia de actitud a una amarga –No digas tonterías Mina…-
-Ay Rei, no te molestes, no hay nada de qué avergonzarse- dice Mina insistiendo en que se junten cada vez más. Pero esto solo la amarga más.-Parece que se sienten mejor, ¿no?- dijo Amy tratando de calmar la situación
-Me alegra mucho que estén bien- dice Serena mucha más animada y recuperando su alegría de siempre. –Por cierto chicas, recuerden que quedamos en reunirnos hoy en la tarde- dijo Lita
-Es cierto ya saben, para conversar acerca de…- pero no comentan más porque Nicolás se encontraba presente.
-Eh, porqué se quedaron calladas ¿?- pregunta aquel despistado muchacho.
Rei con cierta amargura, respira hondo y luego dice –Nicolás, te gustaría hacerme un favor-
Nicolas emocionada contesta-Por supuesto Rei, lo que quieras-
-Mi abuelo me pidió que compre unos implementos para el Templo, y lo necesita para hoy mismo, pero….- dice mostrando una pequeña lista -Oh no te preocupes Rei, yo lo puedo hacer por ti…-
-De verdad, no tienes por qué hacerlo, si tú ya no trabajas allí-
-Oh, eso no tiene nada que ver, regresaré a trabajar hoy mismo, yo me encargaré de todo Rei- decidido, Rei le entrega la lista y él se apresura en conseguir aquellos implementos, dejándolas al fin. Todas las demás lo miraron algo desconcertadas. Al instante Rei dice:-Al fin, me puede deshacer de él, ya me iba a dar a hackeca- dice tocándose la frente.
-Oye Rei, no tienes por qué ser tan mala con él, que acaso no ves que esta loquito por ti- dice Mina –Yo Mina Aino, la diosa del amor y la belleza les aseguro que son del uno para el otro, asi que te aconsejo que no desaproveches está oportunidad Rei- dice señalándola graciosamente. –Di lo que quieras, ya les dije que no estoy interesada en salir con él por el momento…eh, no quise decir no salir con él…-
-¡¡¡¡¡¡ahhhhhh Reiiiiiiiiii, al fin!!!!!…acéptalo, si quieres a Nicolás- Mina sigue fastidiandola.
-Es verdad Rei, no la desaproveches- adiciona Lita.
-Uhhh Rei, lo sabía, ya era hora- dice Serena comenzando a fastidiarla también. Sin embargo Rei opta por ignorar aquellos comentarios –Bueno ya, quedamos en reunirnos esta tarde-
Serena al estar cerca de Rei se percató de algo “que extraño, por qué Rei está tan pálida”, pero prefirió no decir nada al respecto. –Qué tal si vamos de una vez al templo, de paso repasaremos un poco para el examen- dijo Amy
-Ay, si puede ser, pero sobre estudiar…-dice Mina dudando –bueno, bueno está bien Amy- Mientras caminaban todas juntas, Rei tiene la sensación de que alguien las estaba observando, vio disimuladamente hacia ambos lados pero no vio a nadie, por lo cual decidió pasar por alto aquella intuición. De repente parece tener un flashback de la noche anterior *** Rei estaba al lado de Nicolás mientras esperaba que despierte, en ese  momento escucha que alguien aplaude, dando 3 palmadas, con una ligera pausa entre cada una de estas, ella al notarlo trata de ver de quien se trataba, en eso escucha la voz femenina –Ah, pero qué conmovedor, felicidades Sailor Mars o debo decirte Rei Hino…-*** aquel flashback termina, lo cual deja algo indecisa a Rei, pues se había quedado inmóvil por aquel recuerdo. -¿Qué sucede Rei?- pregunta Lita, quien al igual que las demás notan lo que le había sucedido. –Eh, no es nada, no se preocupen-

Mientras tanto Nicolás se encontraba comprando todos los implementos que le había encargado Rei –A ver, ya están las escobas, las campanas, las cintas, que más, que más…- dice revisándola
Saliendo de una tienda cargaba bolsas hasta el punto que no podía ver por dónde caminaba. Hasta que tropieza y todas sus bolsa se desparraman alrededor de él –Ay noooooooooooooo, que tonto soy, si rompo algo Rei no me lo perdonará, no no!!!!!- dice tratando de juntar todas las cosas desesperadamente. En eso alguien toma una de las cosas que habían caído de las bolsas – ¿Esto es tuyo?- le dice entregándosela, aunque el permanecía agachado y no se fijó quien era aquella amable persona, pero si se percató que era una voz femenina, al levantarse dice:-Si es mío, muchas gracias- al verla bien se trataba de una chica que usaba uniforme de estudiante de preparatoria, cabello corto negro, piel de porcelana y una mirada algo misteriosa. –Ten cuidado- le dice mirándolo fijamente y luego aquella joven sigue su camino. Nicolás algo intrigado la ve por unos momentos “Que extraño, tengo la sensación de haberla visto antes, pero ¿dónde?”
Aquella joven era Mio, quien se había encontrado “casualmente” con Nicolás, siguió caminando hasta que llegó hasta un camino sin salida, entra a este y a solo unos metros se abre un portal interdimensional, al entrar a este desaparece sin dejar rastro.
Aquel portal la llevó a lo que parecía ser el Palacio de la Reina de Corazones, mientras caminaba por los pasillos para dirigirse hacia donde se encontraba la Reina, seres entre las sombras observaban curiosamente, además de escucharse murmullos y risas. Cuando llego, Mio solo permaneció de pie frente a la Reina, sin hacer ninguna clase de reverencia.
-Hasta que al fin volvemos a vernos chiquilla- dice la Reina con un tono arrogante
-Lo mismo digo- responde Mio
-Supongo que vienes aquí a decirme algo importante- dice mientras parecía sostener algo en una de sus manos.
-Pues, puede que sí, parece que te agradó mi obsequio- dice viéndola fijamente.
-Debo aceptar que nunca había visto algo igual, parece que después de todo valdrá la pena invadir ese mundo-
-Me alegra escuchar eso, además supongo que ya debes saber que descubrí quienes son esas guerreras que han estado estropeando nuestros planes-
-Si ya lo sé, pero ahora tengo una mejor idea, creo que jugaré un poco con esas Sailor guerreras *rie malvadamente* por el momento quiero que las sigas vigilando, sobre todo a….-
-Por supuesto- *rie malvadamente al igual que la Reina de Corazones*
Continuará


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:51 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Sáb Oct 24, 2015 8:40 pm

CAPITULO XV
-Día de picnic -
Spoiler:

Durante media noche, todo parecía estar tranquilo. En la residencia Aino, Mina dormía en su cuarto cómodamente, parecía estar teniendo un apacible sueño. Ella se encontraba practicando en la cancha de voleibol de su escuela, pero es interrumpida al escuchar que alguien la llama por su nombre. Al instante voltea a ver quién era y se da con la sorpresa que se trataba de Takeru, aquel joven que conoció durante su viaje a Osaka. Ella no lo podía creer, llena de alegría corrió hacia él, quiso hacerle muchas preguntas, pero por alguna razón sintió cierta pena, hasta el punto de sonrojarse. Él sonrió y dijo: -Me alegra verte-
-eh… ¿Qué haces aquí? ¿Cuándo llegaste?- pregunto ella tomándole las manos. –Pues, solo quería verte, ¿acaso no recuerdas nuestra promesa?- dijo mirándola a los ojos, ella parecía perderse en su mirada, lentamente se acercaban el uno al otro con el fin de besarse; sin embargo el ambiente cambia drásticamente del cual ambos se percataron -¿Qué sucede?- Mina se percata que Takeru había desparecido –¡Takeru, Takeru!!!- gritó desesperada tratando de buscarlo, en eso escucha una risa malévola se trataba de Adamas, lo cual la sorprendió –¿Tu otra vez? No es posible- Mina se percata que no podía moverse pues estaba siendo cubierta por diamantes, comenzando desde sus pies y se extendía cada vez más hasta sus rodillas.
-Creíste que ibas a escapar de mi fácilmente- dijo Adamas viéndola vilmente –Esta vez no escaparás- Mina desesperada trataba de liberarse, pero qué podía hacer, no había nadie quien podía socorrerla –Tus amiguitas no están aquí para salvarte, esta vez e apoderaré se tu corazón- al decir eso frente a ella Adamas atraviesa el pecho de Mina, ella grita desgarradoramente, al instante despierta bruscamente de aquella pesadilla. Respirando con dificultad se dio cuenta que instintivamente tocaba con sus manos su pecho. Sintió cierto alivio al ver que nada de lo acontecido era real. Asimismo Artemis rápidamente fue a verla –Mina, ¿te encuentras bien?- dijo preocupado –Estoy bien- contestó Mina.
-¿Tuviste de nuevo esa pesadilla?- preguntó él, mas Mina no contesto pero supuso que estaba en lo cierto, por lo cual trató de tranquilizarla acurrucándose junto a ella. Ella respiró hondo y volvió a acostarse, mientras trataba de conciliar el sueño pensaba:”¿Por qué sigo teniendo esa pesadilla todas las noches?... no puedo recordar bien lo que sucedió en Osaka. Si derroté a Adamas, por qué siempre aparece en esa pesadilla…Esa mirada, ¿Dónde la he visto antes?” en eso recuerda a Mio, el día anterior ella notó una extraña mirada hacia Serena y Molly “Me pregunto si ella estará ocultando algo…” Mina quedó sumida en sus pensamientos hasta que amaneció.
Siendo fin de semana, las chicas al fin podían tomarse un descanso de los estudios, después de una larga semana de exámenes, las chicas decidieron realizar un picnic. Para ellos debían encontrarse en el parque nª 10, Amy, Lita, se encontraban a la entrada esperando a que las demás. Rei algo impaciente decía cruzada de brazos –Seguro que floja de Serena se quedó dormida, qué acaso cree que siempre la vamos a esperar-
-Tranquila Rei, además Mina tampoco viene todavía, esperémoslas- dijo Lita tratando de calmarla.
-Por suerte Nicolás se quedó trabajando en el Templo y ya no me puede seguir a todas partes- dijo Rei suspirando
-Chicas creo que allí vienen- dice Amy viendo a lo lejos.
Por otro lado Mina estaba ya cerca del parque, pero caminaba con cierto cansancio, algo sonámbula, acompañada por Artemis, este lo llevaba en una pequeña canastilla –¿Oye Mina, seguro que no quieres que les avise a las chicas que prefieres irte a descansar?-
-Ay, de qué hablas Artemis, si estoy bien- dice ella bostezando
-Mina, pareces sonámbula, eso es porque no dormiste ayer toda la noche- dice él con un tono de regaño. Por lo cual Mina opta por tapar la canasta por completo, impidiendo que Artemis siga hablando, este dentro comenzó a agitarse y trataba de decir –Oye Mina, déjame salir…-
Mientras tanto, Serena llegaba apresurada al parque (llevaba un bolso donde se encontraba Luna) – ¡Chicasssss, no se vayan sin mí!!!- gritaba hasta que logró alcanzarlas.
-Hasta que al fin llegas Serena- dice Lita
-Me alegra que ya estés aquí- dice Amy
-¿Cuánto más crees que íbamos a esperarte eh?- dice Rei regañándole
-Oye por qué me regañas si acabo de disculparme- dice Serena mirándola fijamente.
-Pues no es cierto, no te he escuchado- dice igual de enojada Rei
-uyyy ni creas que así me voy a hacerlo contigo Rei...-
-uyyyyy S-ere-na-
-Ya chicas, tranquilas…- dice Amy separándolas
-Por cierto, ¿no falta Mina?- dijo Lita intrigada, las demás al escucharla también comienzan a ver hacia todos lados a ver si la encontraban.
A lo lejos Mina al fin llegaba, una vez junto a sus compañeras dijo bosteando –Ah, hola chicas-
Las demás la miraron intrigados por su estado –Oye Mina, te encuentras bien- dice Serena, quien parecía señalarle unos ojeras totalmente visibles.
-Mina, te estábamos esperando…estas bien?-
Mina trata de fingir que estaba completamente bien y dice –Si por supuesto, es solo que es muy temprano- luego estira los brazos.
-Oye, parece que no hubieras dormido nada anoche- dijo Lita
-Eh? No es nada, es solo que me quede leyendo historietas de madrugada jejejeje- dice riendo, luego su canasta no dejaba de agitarse hasta que al fin Artemis logras quitar la tapa – ¿Oye Mina, acaso querías asfixiarme?-
-Bien, creo que ya estamos todos, eh Serena, no iba a venir Darien?- dijo Lita
-Ah, pues sí, pero está muy ocupado en su tesis, así que tuvo que ir a la universidad- dice Serena algo apenada pues quería estar al lado de Darien.
-Ah, no te preocupes Serena- dice Amy animándola con una sonrisa.
-Bien chicas, ahora sí, vamos de picnic- dijo Lita
-¡Si!!!!!!!-  gritan todas a la vez.
Una vez todas juntas escogen un lugar en el parque donde ponen sus cosas. Al ser un día tan bonito, las chicas lo aprovecharon al máximo, jugaron voleibol y como siempre Serena terminaba siendo golpeada por la pelota. Llegando la hora de almorzar, todas disfrutaban de su comida, cada una había traído distintos platillos, curry, bolas de arroz, suchi, incluso spaguettu; sobre todo Lita de los cuales Serena sin duda alguna disfrutaría, pues no paraba de comer, por lo cual Rei la regañaba y luego ambas comenzaban a discutir.
Mientras comían postre todas conversaban y reían, pasaban un buen momento, a pesar de todo Mina saco fuerzas de quien sabe dónde para seguir el ritmo de las demás.
-Ayyy que delicioso pie de limón preparaste Lita, puedo comer un pedazo más- decía Serena entusiasmada
-Adelante Serena, chicas, coman lo que quieran lo hice con mucho cariño-
-Siiiiii- dijo Serena muy feliz
-Sigue así y te pondrás gorda Serena- dijo una pedante Rei
-¡uuyyy cállate! No me molestes- respondió enojada Serena
Rei solo miró hacia un lado sin seguir insistiendo en molestarla. Mientras tanto Mina volvía a sentirse cansada después de todo lo que había comido, pero escucha que Artemis la estaba llamando en voz baja –Mina, mina despierta- Ella al percatarse le dice – ¿Qué pasa, por qué hablas en voz baja?- luego Artemis le contesta: -¿No sientes algo extraño?-
-¿Eh?-
-Siento que nos han estado observando desde hace rato, pero no veo a nadie-
-Ay Artemis, de qué hablas hay mucha gente alrededor seguro que no es nada-
-Oigan ustedes dos qué tanto están hablando- dijo Luna al verlos murmurar tanto.
-Eh, nada- dicen ambos, Mina comienza a comer más pie –Oye Artemis, no quieres probar, está delicioso- dándole un gran bocado a Artemis.
Sin embargo Rei pareciera haber escuchado lo que ambos estaban murmurando, por lo cual comenzó a observar disimuladamente, por si Artemis estaba en lo cierto.

****

En el Reino Oscuro, el palacio de la Reina de Corazones parecía estar inactivo, incluso la Reina estaba solo sentada en su trono observando con detenimiento un objeto de color rojo brillante que llevaba en una de sus manos.-Tiene un brillo sin igual, nunca había visto algo tan hermoso- luego ríe malvadamente y dice :-Que comience la diversión, sé muy bien que me estás escuchando, de ahora en adelante harás lo que te ordene y no tendrás opción, jajaja me serás muy útil, no puedo esperar para al fin poder aparecer en tu planeta. Me aseguraré de destruirlos a todos…- luego de eso Kado unos de sus sirviente se presenta ante ella.
-Mi Reina, le pido que me permita ir a la Tierra, yo…- sin embargo la Reina lo interrumpe.
-Por supuesto…que no, quiero que te quedes aquí-
-Pero mi Reina, no comprendo…-
-No te preocupes, en tan solo unos días podrás hacer lo que quieras, por el momento debes ser paciente Kado, acaso no deseas complacerme…-
-Por supuesto mi Reina, estoy a disposición de sus órdenes- seguidamente hace una reverencia y luego desaparece.
-jajajaja son tan tontos, muy bien antes de iniciar, niñas quiero que te deshagas de ya-sa-bes quien ahora mismo- dice dándole órdenes a alguien de sus sirvientes presentes en la Tierra, quien rápidamente acató sus órdenes. –Primero debo deshacerme de los estorbos, luego siguen ustedes sailor guerreras…jajajajajajajaja-
Llegaba el atardecer y las chicas sabían que pronto terminaría el día, pero se sentían satisfechas pues lo disfrutaron al máximo.
-Oh, pero que hermoso atardecer, que romántico- dijo Mina tal vez pensando en alguien muy especial.
-Siii, que hermoso- agregó Serena
Las demás chicas también observaban el atardecer sentadas en el pasto, al igual que Rei quien parecía estar muy relajado junto a sus amigos, de repente se queda completamente inmóvil, parecía estar escuchando la voz de alguien pero ella estaba muy confundida pues no sabía lo que sucedía- pasado unos segundos siente que alguien la toma en el hombro, lo cual la hace reaccionar, se trataba de Serena –Oye, Rei, te estoy hablando qué te pasa- dice muy curiosa
-Eh, nada, oigan no quieren algo de tomar, compraré unas sodas- dice Rei tratando de evitar alguna conversación sobre lo acontecido.
-Pues sí, claro- dicen las demás
-Sí, te acompaño- dijo Lita ofreciéndose a ayudarla, pero Rei se negó diciendo –No, no te preocupes yo puedo sola- por lo cual inmediatamente se fue a comprar aquella bebidas en un kiosko que se encontraba cerca de ellas en el parque. Serena quedó algo intrigada por la actitud de Rei “Por qué sigue actuando tan extraño, ¿le habrá pasado algo?”
Rei fue hacia el kiosko, pero la razón de alejarse fue porque no entendía que es lo que había sucedido. “Que fue eso, por qué solo yo lo escuche” de repente vuelve a tener una visión como el día anterior, esta vez vio a una muchacha de ojos rojos frente a ella, parecía reírse malvadamente. Algo pasmada, se percata que el vendedor le estaba preguntando que iba a comprar –Eh? 5 sodas por favor- luego de comprarlas vuelve hacia las chicas “No entiendo qué significan esas visiones, es algo que va a suceder y que ya sucedió, pero cuándo”
-Aquí están las sodas- dice tratando de actuar con naturalidad
-Eh, gracias Rei- -Gracias-
Las chicas disfrutaron un rato más del atardecer, una vez el solo casi oculto decidieron regresar a sus casas, todas caminaron juntas hasta ya tener que separarse para llegar a sus hogares. –Hasta mañana chicas- -nos vemos luego- -Hasta luego- Nos vemos chicas, dulces sueños-(eso lo dijo Mina bostezando)
El día había llegado a su fin, las chicas habían regresado a sus casas, todas ya se preparaban para acostarse, entre ellas Serena quien antes de acostarse: “oh Darien, espero que estés bien”- dice observando su foto. Luego de eso se acuesta y rápidamente se queda profundamente dormida. Mina en su cuarto de la misma forma –Uaa al fin podré dormir, estoy exhausta- dice estirándose. Artemis salta a su cama y le dice:-Te aseguro que esta vez dormirás tranquila, no te preocupes yo seré tu guardián- dice acurrucándose junto a ella. Mina sonríe y se acuesta cómodamente –Buenas noches Artemis- -Buenas noches- seguidamente se apagan las luces para al fin descansar.
Sin embargo todo era distinto en el Templo Hikawa, Rei se encontraba viendo el fuego, tratando de averiguar de qué se trataban aquellas visiones- “Por qué no puedo recordar lo que sucedió aquel día con Nicolás, es como si… no entiendo, quién dijo esas palabras, por qué nadie más lo escucho, qué significan” de repente ella ve a través del fuego claramente la imagen de alguien que la deja muy sorprendida.
Esa misma noche, Darien regresaba a su casa conduciendo su auto, las calles se encontraban casi vacías, pues no habían muchos autos ni personas en los alrededores, a pocas calles para llegar al edificio donde él vivía, súbitamente los postes de la calle que recorría se apagaron sin razón aparente. –Qué extraño, por qué se apagaron la luces?- dijo tratando de conducir con cuidado, luego escucha que alguien toca su bocina, (probablemente por haber bajado mucho la velocidad), por lo cual debió acelerar ligeramente; vio su retrovisor derecho, cuando ve hacia el frente, ve alguien en la pista, parado justo frente al lado de su carril, lo cual lo sorprende(pudo notar que se trataba de una muchacha pero al estar tan oscuro solo veía su figura femenina, y además unos escalofriantes ojos rojos brillantes. Desvió bruscamente su auto hacia la izquierda haciéndole perder el control de este, por causo de ello, se escucha un fuerte chirrido, y termina estrellándose contra un poste de luz aparatosamente. Darién acababa de sufrir un accidente, no se sabía aún la gravedad del asunto; pero afortunadamente una ambulancia llegaba en camino hacia el siniestro. Aquella figura femenina había desaparecido, pero definitivamente aquel suceso no había sido coincidencia, probablemente había algo más en ese accidente, pero Darién se encontrará mal herido o habrá sucedido algo peor.
Continuará
Next chapter:
-“El az de corazones. Parte I”-


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:50 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Mar Nov 03, 2015 9:04 pm

Esta historia esta bastante corta, la verdad no tengo tiempo para escribir, pero a partir de aquí    se va a poner mejor  
CAPÍTULO XVI
El az de corazones



Serena al enterarse del accidente que había sufrido Darién durante la madrugada, inmediatamente fue a buscarlo al hospital apresuradamente. Al llegar entra a la zona de recepción, algo exhausta se acerca  diciendo con cierto tono de desesperación. –Disculpe, me puede decir dónde se encuentra el Chiba Darien, por favor es urgente!-
-Señorita cálmese, déjeme revisar- le contesto la recepcionista, al cabo de unos segundos –A ver, si Chiba Darien acabe de ser ingresado al área de cuidados intensivos, a causa de un accidente automovilístico…- Serena al escuchar eso, corrió en dirección al área de emergencia en busca de su amado. –Señorita, espere, no puede ingresar…- dijo la recepcionista pero Serena ya se había ido. Mientras tanto ella llega hacia el área de urgencias y se acerca a otra recepcionista. –Disculpe, acaban de trasladar a Chiba Darien, por favor, dígame donde se encuentra-
-Disculpe pero esta es un área restringida, solo familiares pueden ingresar a la sala-
-Pero, pero necesito verlo
-Lo siento pero si no está registrada no puede ingresar-
Serena no sabía que más hacer, su corazón palpitaba cada vez más fuerte, sentía que se quedaba sin aliento, apretando sus puños vuelve acercarse a la recepcionista y con un tono más agudo y fuerte dice:-¡Señorita, se lo suplico, debo verlo yo soy su única familia, que acaso eso no suficiente!…-
La gente alrededor comenzaba a percatarse de aquel escándalo, un hombre se acerca y dice –Señorita cálmese, en qué puedo ayudarle- aunque realmente se trataba del doctor encargado de aquella unidad del hospital.
-Señor, por favor necesito entrar a verlo- decía con lágrimas en los ojos.
-Señorita, mantenga la calma, para que pueda ingresar a la sala debe ser familiar cercano al paciente, en todo caso puede esperar….-
-¡Doctor, Soy su prometida!- dijo Serena mostrando su anillo. Después de aquellas palabras, el doctor solo dijo:-Señorita, acompáñeme por aquí  por favor-
Serena nunca dejó de usar el anillo de compromiso que unos años atrás Darien le había entregado aquel día en el aeropuerto antes de partir a Estados Unidos, pues significaba la promesa de que muy pronto se casarían. El doctor la lleva hasta la sala de observaciones, luego e dice:-Espere un momento, cuando le llame podrá ingresar a la habitación-
Serena se sentó en una de las bancas, esperando poder entrar a ver a Darién. El doctor se retiró por un momento, al cabo de unos minutos volvió a ella y le dijo:-Señorita ya puede entrar- Serena lo siguió rápidamente, antes de entrar a la habitación el doctor le dice mientras lee una pequeña agenda.- El señor Chiba Darién tuvo un accidente automovilístico, no ha tenido daños físicos graves, pero fue necesario inducirlo a un coma para evitar una hemorragia en el cerebro. Afortunadamente ya ha sido estabilizado y no hay contusiones graves en el cerebro, solo queda que logre despertar del coma por sí mismo- Luego de decir esto el doctor se retiró, inmediatamente Serena entró a la habitación, puedo ver a Darién postrado en la cama, conectado a algunos aparatos, uno de estos medían los latidos de su corazón, y unos cuantas sondas alrededor suyo que lo mantenían estable. Ella se sentó en la banca que se encontraba al costado de la camilla y tomó una de sus manos; al verlo en aquel estado no puedo evitar lágrimas –Darien, por favor…despierta…te lo suplico, no puedo soportar verte así, Darien…- A pesar de que era de madrugada Serena decidió quedarse a su lado, quedándose profundamente dormida esperando alguna respuesta por parte de su amado.
A la mañana siguiente Serena despierta después de haberse quedado dormida en el hospital, al levantar la mirada nota que Darien seguía reposando, dio un suspiro y pensó "Parece que me quedé dormida y ya es de mañana, espero que los demás no estén preocupados". Luego nota que ella seguía tomando de la mano a Darién, de repente pudo sentir que Darién parecía comenzar a apretar su mano. Esto la lleno de emoción pues presentía que él al fin despertaría, afortunadamente estaba en lo cierto, poco a poco él comenzó a abrir los ojos. -¡Darién..!- dijo ella casi a punto de derramar lágrimas de alegría. Luego pudo escucharlo decir en voz baja: -Serena...-
-¡Darién, al fin despertaste me alegro mucho!- dice tomándolo su mano fuertemente. El parece responderle haciendo una ligera sonrisa. A los pocos segundos una enfermera entra a la habitación. -Disculpe, algo anda...señor Chiba ya despertó...llamaré al doctor- la enfermera se retiró y lo llamó inmediatamente.
-¿Serena, estuviste aquí toda la noche?- dijo Darién quien parecía ya estar recobrando del todo el conocimiento.
-Pues...si, no podía dejarte solo así- dijo Serena conteniendo sus lágrimas pues no había razón para lloriquear.
El doctor entra a la habitación y dice: -Mmm que bien señor Chiba ya despertó. Bueno ahora solo necesito hacerle unos análisis más y deberá dquedarse unos días más en el hospital. Cree usted que está en las condiciones de poder responder algunas preguntas- dice mientras anotaba en su libreta.
-Pues, ya lo veremos- dijo Darién tratando de erguirse, pero cierto dolor se lo impide, por lo cual Serena lo detiene y le dice:-Darien recuestaté, tus heridas aún no han sanado del todo, debes descansar- dijo preocupándose.
-Señorita, usted también debería ir a descansar a su casa, nosotros nos encargaremos-
-Pero...- dijo Serena viéndolo
-No te preocupes Serena, hiciste mucho por mi al quedarte aquí toda la noche, será mejor que regreses a casa, lo más probable es que todos estén preocupados por ti- dijo Darién tomándola de la mano.
-mmm esté bien...-
-No se preocupé señorita, la mantendré al contacto de todo- dijo llevándola hacia la puerta -Además debo decirle que hay unas personas preguntando por usted en la zona de espera-
-Esta bien, pero antes...- va hacia Darién y lo besa suavemente -Espero que te recuperes pronto-
-Estaré bien- contestó Darién sonriéndole.
De esta forma Serena se retira de la habitación y se dirije a la sala de espera donde se encontraban Lita, Amy, Rei y Mina, ellas rápidamente al percatarse de ellas, van a su encuentro.
-Serena, vinimos los más rápido que pudimos- dijo Amy
-Luna nos avisó de lo sucedido- dijo Lita
¿Darién se encuentra bien?- preguntó Rei
Serena quedó por unos segundos en silencio, luego dijo:-Pues acaba de despertar y parece que está mejorando- dijo con cierta preocupación.
-Que bueno escuchar eso, y ¿cuándo podrá salir?- dijo Mina
-Pues, el doctor dijio que necesita reposar unos días más en el hospital, no se qué hacer, no quiero dejarlo solo-
-Serena, tu también debes descansar, la enfermera nos dijo que te quedaste aquí toda la noche, ¿eso es cierto?- dijo Amy
-Pues si...- respondió Serena
-Serena será mejor que vayas a casa, no es bueno que estés así de preocupada por él, podrías enfermarte también- dijo Rei
-Es verdad, si dices que Darién esta respondiendo bien, no tiene por qué preocuparte, te aseguró que unos días ya estará bien por completo- dijo Mina dándoles ánimos.
-Serena, si quieres vamos a mi casa y te preparó una gran merienda para que te repongas, no te parece?-dijo Lita
Aquellas palabras por parte de sus amigas hicieron sentir mejor a Serena -Gracias chicas- dijo ella comenzando a sonreír.
***
En el Reino de Corazones, Mio volvió a ingresar al Palacio, mientras caminaba por el pasillo, Kado se encontraba muy cerca de este; al percatarse de la presencia de aquella muchacha, muy intrigado decidió seguirla cuidadosamente. “Qué hace un humano en este palacio”. Hasta al fin llegar a la sala principal donde se encontraba la Reina. Seguidamente notó que ambas parecían tener una conversación la cual él comenzó a escuchar detenidamente.
-Bien, ya hice lo que me pediste, ahora si me vas a decir cuál es tu gran plan- dijo Mio altaneramente.
-Cuida tu tono, mientras estés en este Reino debes obedecerme igual que los demás- dijo la Reina mirándola fijamente.
Mio suelta una risa sarcástica y dice:- Ay lo siento su inminencia, seré más respetuosa la próxima vez- dijo haciendo una reverencia pero manteniendo una actitud burlona.
-Quien lo diría, aquella muchachita inepta que conocí aquella vez ahora no es nada más y nada menos que una insolente, recuerda que si no es por mí tu no seguirías con vida- dijo la Reina poniéndose de pie(algo que nunca antes había hecho).
Por otro lado Kado no entendía tal insolencia por parte de la misteriosa muchacha de cabello negro. –Pero, quién se cree para hablarle así…- decía en sus pensamientos mientras intentaba escuchar más de aquella conversación. Al instante aparece Kuroba a su lado cruzado de brazos, dice con un tono burlón – ¿Se puedes saber qué haces espiando?-
Kado al escucharlo se sorprende y dice enojado -¿Qué diablos haces aquí Kuroba?-
-Lo mismo digo Kado, ¿acaso estabas escuchando a escondidas a la Reina?- dijo Kuroba soltando una ligera risa.
-¡Cállete, no es lo que crees! No entiendo qué hace una humana en su nuestro reino…espera *la ve de nuevo* -Ya lo recuerdo, es la chica de la otra vez- dijo aún más intrigado, pues recordó que cierta vez mientras tramaba su siguiente ataque, aquella misma muchacha apareció frente a él dándoles una advertencia supuestamente por parte de la Reina. “Qué, pero entonces lo que me dijo era cierto…acaso ella también es una sirvienta cómo nosotros?”
Kuroba también se sintió intrigado por la presencia de aquella muchacha, por lo cual dijo-Luce como un ser humano corriente, pero detecto un aura muy extraña proveniente de ella, que es…muy similar a…la de la Reina!-
Kado al escuchar eso lo vio pasmado -¿Qué?, cómo te atreves a decir que esa insignificante muchacha tiene una presencia similar a la de la Reina!-
-Oye, por más extraño que suene, pero no puedo equivocarme, es como si… fueran la misma persona, no comprendo- dijo Kuroba tocándose la barbilla.
Mientras tanto, Mio mientras estaba ante la presencia de la Reina, logró sentir a ambos generales que se encontraban aparentemente escuchándolos. –Parece que tenemos compañía- dijo ella.
La Reina al escucharla también se percata de lo mismo, por lo cual opta por decir fuertemente. –Kado, Kuroba vengan aquí-
Ellos al escucharla aparecieron ante ella inmediatamente algo nerviosos, pues suponían que la Reina ya los había descubierto.
-Kado a su servicio, mi excelencia-
-Kuroba también su señoría- ambos dicen reverenciándola, mientras tanto Mio veía a ambos y soltó una pequeña risa. –Pero que sirvientes tan fieles y fisgones tiene usted su alteza. Por aquel comentario ambos generales la ven con cierto desprecio.-
-En fin tengo clases mañana, continuaremos luego su “inminencia”- dijo esto último con cierto sarcasmo dando una reverencia, luego de eso desaparece inmediatamente, dejan muy intrigados nuevamente a Kado y Kuroba.
-Disculpe si le causamos molestias, no fue nuestra intención escucharlas- dijo Kado volviendo a reverenciarla.
-Habla por ti mismo Kado, yo no tengo nada que ver en esto- dijo Kuroba
-Ya cállense los dos, lo que sea que hayan querido hacer ni crean que volverá a pasar, ¿entendieron?-
-Sí, Reina de Corazones- dijeron ambos
-Bien, eso espero-
-Disculpe la intromisión pero no sabía que existía una sirviente humana, además de nosotros- dijo Kuroba pidiendo una explicación.
-Es solo un peón más de mis planes, sin embargo eso no es de tu incumbencia- dijo la Reina.
-No fue mi intención, no volverá a suceder- dijo Kuroba
-Por otro lado, ya que están aquí, Kado quiero hablar contigo-
-Como usted diga- dijo Kado dando un paso adelante.
-Kuroba retírate- dijo la Reina seriamente, por lo cual él no tuvo más que acatar la orden y retirarse inmediatamente.
-Y bien, qué dicen las cartas sobre mi fortuna Kado, cuál será el siguiente movimiento- dijo la Reina  
-Me alegra que lo mencione- luego de decir eso Kado hace aparecer un mazo de cartas, las mueve de un lado a lado otro y luego toma con una de sus manos un grupo de estas, luego se las muestra a la Reina –Bien, escoja una carta-
La Reina escoge inmediatamente una de las cartas al azar. Kado ve la carta escogida y dice:-Buena elección- luego muestra la carta –Es un az de corazones-
-Bien, eso quiere decir que todo está listo, solo necesito hacer algo más- luego de decir suelta una risa malévola. Seguidamente aparece un corazón de color rojo muy resplandeciente en una de sus manos.
Kado quien aún se encontraba presente se sorprende al ver aquel corazón y dice:-¿Eso es, es una corazón?...-
*La Reina ríe* -Así es, nunca pensé encontrar una corazón con aquel resplandor sin igual- luego dice susurrando acercan el corazón a su rostro. –Ven ante mí- *ríe*
Siendo aún media noche, aquella persona a la que le pertenecía aquel corazón que se encontraba en manos yacia en su habitación descansando, pero pareciera haber escuchado aquel susurro por parte de la Reina, lo cual la hace despertar; sin embargo el color de sus ojos era diferente, pupilas dilatadas y color opaco. Salió de su casa y deambulo por las calles. De repente apareció Mio en una esquina y se le acercó. –Al fin, te estaba esperando, te enseñaré el camino…- dijo ella guiándola. Ambos llegan a un callejón, asimismo un portal aparece en una de las paredes:-Bien, a partir  de ahora irás sola-  Aquella muchacha de cabello corto y mirada siniestra suelta una risa malévola, luego sus ojos se tornan de color rojizo oscuro y pareciera decir al igual que la Reina.
-Ahora serás uno de mis sirvientes, no tienes opción. Me serás muy útil Sailor Mars…-
-Ahora serás uno de mis sirvientes, no tienes opción. Me serás muy útil Sailor Mars…-
To be continued.


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:49 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor.kote.moon el Dom Dic 06, 2015 9:10 pm

wow   no lo puedo creer se llevaron a sailor mars¡ que terrible u,u sailor r sigue con tu fic no he podido venir a leer :c pero esta bueno por favor actualisa n.n 
avatar
sailor.kote.moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 5391
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Mar Dic 08, 2015 12:43 pm

Al fin, alfin pude actualizar después de un mes jajaj kote.moon eso es solo el comienzo  solo espera que se pondrá mejor.

Capitulo XVII
Revelaciones

**FLASHBACK**
Aquella noche que Rei y Nicolás fueron atacados por un ser maligno creado por los sirvientes de la Reina de Corazones. Ella como Sailor Mars logró derrotar al  monstruo, salvando así a Nicolás.
Parecía que todo había terminado, estaban a salvo. Mientras tanto Rei esperaba que Nicolás recobre el conocimiento, al cabo de unos minutos comenzó a abrir los ojos, esto hizo sentir muy feliz a Rei, dijo con emoción su nombre:-¡Nicolás!-
Él al verla trata de incorporarse –Rei, estás bien, me alegro mucho…- en eso ella lo interrumpe tempestivamente gritando:-¡Tonto!, cómo creíste que podías detener a esos monstruos, pudieron haberte matado!-
-Pero, pero… es cierto qué sucedió con los monstruos, dónde están- dijo Nicolás viendo hacia todos lados.
-Eh, pues, pues, eso que importa, ya no están, Asi que prométeme que no vas a volver a hacer eso- dijo mirándolo a los ojos, él rascando su cabeza dice:-Si, está bien no volverá a pasar- teniendo esa misma actitud boba y relajada que lo caracteriza. Rei dejó por un momento su enojo y soltó una pequeña sonrisa –Me alegra que estés bien- agrega viendo hacia un lado ruborizada.
Nicolás al verla también comienza a sentir lo mismo, ambos se perdieron en sus miradas enamoradizas; sin embargo logran escuchar 3 aplausos seguidos de alguien misterioso. Ambos al ver hacia el frente notan que se trata de una muchacha de cabello corto y negro, mirada siniestra y sus ojos eran de color negro. Rei inmediatamente se dio cuenta que se trataba de Mio.
-Pero qué conmovedor, acaso interrumpí algo importante- dijo ella viéndolos malvadamente.
Rei mirándola indignada -¿Qué haces aquí, qué es lo que quieres?- Nicolas al escucharla dice:-¿La conoces?- seguidamente la joven de cabellos largos y negros asienta. “su aura es muy extraña, definitivamente estaba en los cierto, ella no es quien dice ser”
-Por qué tan pensativa Rei o debería decir Sailor Mars- dijo Mio riendo.
Ella al escucharla se sorprende al igual que Nicolás, quien la ve desconcertado. -¿De qué está hablando Rei? acaso tú…-
-No la escuches. No tengo la menor idea de lo que estás hablando- dijo Rei a la defensiva, ella no estaba dispuesta a poner en descubierto su identidad; sin embargo no permitiría que ninguno de los dos salga lastimado.
-Ay perdón, qué acaso tu noviecito no lo sabía- dice Mio sarcásticamente.
-Basta de tonterías, exijo que me digas de una buena vez cuáles son tus intenciones, o sino…- dijo Rei mientras sostenía su pluma.
-¿O sino qué?- dice Mio retándola
Rei comienza a enfurecerse por lo cual intenta ponerse de pie dispuesta a enfrentarla, pero después de haber luchado con aquellos monstruos, había agotado toda su energía como Eternal Sailor Mars, por ello no logra levantarse por completo. –¿Rei, estás bien?- dijo Nicolás preocupado al verla casi caer. –Si- dice ella tratando de reponerse rápidamente con ayuda de él.
-jajajaja cómo piensas enfrentarme si ni siquiera tienes fuerzas para levantarte, en fin no he venido aquí a pelear, más bien he venido a hacerte una propuesta. Pero primero, creo que hay alguien de más en esta conversación- luego de decir eso mira fijamente a los ojos a Nicolás, hipnotizándolo al punto de hacerlo desmayarse, Rei al verlo trata de despertarlo desesperadamente-¡Nicolás, Nicolás!- pero no respondía -¿Qué le hiciste?- dijo Reo muy enojada.
-Ay! Solo lo dejé inconsciente o acaso prefieres que lo mate-
-No te atrevas- dice Rei incorporándose y  preparándose para transformarse
-oh, no será necesario Rei; por qué no mejor…- luego de eso Rei siente algo extraño, se percata que no puede moverse. “¿Qué?, no puedo…” -¿Qué me hiciste?- dice mientras trataba de liberarse.
-Pensé que eras mucho más observadora- dice Mio burlándose
Rei nota que dos sombras en el piso la tenían atrapada.  - Tú debes ser una más de las sirvientes de esa tal Reina de Corazones, no entiendo cómo pudiste pasar desapercibida. ¡No importa lo que me hagas, las demás tarde o temprano te descubrirán! – dijo haciendo un último esfuerzo para poder liberarse.
-Di lo que quieras, pero te aseguró que para cuando lo descubran será demasiado tarde, además yo soy mucho más que una simple sirvienta- mientras decía eso caminó hacia hasta quedarse frente a ella, luego parece decirle algo al oído, luego la ve siniestramente y dice:- Así que, por qué no me muestras tu hermosos corazón- al decir eso Mio con una de sus manos atraviesa el pecho de Rei arrancándole el corazón, ella totalmente pasmada soltó un grito, seguidamente aquellas sombras que la tenían cautiva la dejan, haciendo que Rei caiga al piso aunque logra sostenerse con sus manos débilmente, levanta la mirada dificultosamente y ve a Mio sosteniendo algo en sus manos, se trataba de su corazón lo cual la dejó atónita.
-La Reina se pondrá muy contenta, tu corazón tiene un gran resplandor Sailor Mars, debo aceptarlo. Ya veremos qué planes tiene la Reina para ti, jajajajaja, que triste que tus amigas no sabrán lo que sucedió, ni siquiera tú- al decir eso Mio nuevamente se la acerca y la ve directamente a los ojos borrándole la memoria, Rei casi sin fuerzas no pudo resistir más y perdió el conocimiento por completo. Ya que su labor había terminada se retiró caminando como si nada hubiera sucedido, mostrando en su rostro una sonrisa diabólica.
***FINFLASHBACK***

A la mañana siguiente, comienza una nueva semana de clases. En la preparatoria Juban los alumnos asisten a sus clases como lo es usualmente; Serena muy pensativa caminaba junto a sus amigas, ella no podía dejar de pensar Darien. “espero que este bien, como quisiera ir a verlo”
-Anímate Serena- dijo Mina tomándole el hombro –No tienes por qué estar así, además recuerda que debes estar concentrada mientras estás en la escuela- dijo Amy
-Serena, estoy segura que Darién no quieres que estés así de deprimida, ¡Vamos, arriba esos ánimos!-dijo Lita enérgicamente
Serena escuchó atentamente lo que sus amigas le decían, no pudo evitar soltar una pequeña sonrisa. –Chicas, qué haría sin ustedes…supongo que tienen razón-
“Es cierto, debo animarme mi querido Darién no quiere que esté triste, tengo que animarme” pensó muy decidida. Todas llegan hacia la puerta de ingreso, Serena se detiene y ve hacia ambos lados.
-Serena ¿Qué sucede?- preguntó Lita deteniéndose al igual que las demás. Serena intrigada dijo:-¿No han visto a Rei?- las demás al escucharla respondieron:-He cierto no la hemos visto en la mañana- -Que extraño, siempre nos encontramos con ella antes de entrar a clases. Tal vez, se le hizo tarde, de todos modos ya debemos entrar o llegaremos tarde- dijo Amy, las demás chicas optaron por seguirla. Serena ve por última vez hacia los lados, pero al no divisarla, sigue a sus demás compañeras.
Por otro lado Rei se encontraba en su cama recostada, aparentemente aun durmiendo, al momento se escucha la voz de su abuelo:-¿Rei no piensas ir a la escuela? ya es tarde- sin embargo Rei no le contesta a pesar de haber despertado con su llamado. Su ojos color violeta lucían opacos, no parecía estar completo en sí. Se levantó y comenzó a alistarse, aunque no parecía pensar por asistir a su escuela pues dejó de lado su uniforme y optó por vestirse casualmente. Salió de su casa sin decir nada, sale por la puerta principal del templo, Nicolás logró verla mientras barría en las afueras de este –¡Rei!- exclamó para llamar su atención, pero al no tener respuesta por parte de ella, solo se quedó observándola hasta perderla de vista -¡Qué extraño! ¿Acaso hoy no debe ir a la escuela?-
[center]***
En el Reino de corazones, la reina se encontraba en su trono admirando el corazón de su nueva sirvienta, se sentía fascinada por aquel elemento vital pues en el tiempo que se dedicó a invadir distintos reino, nunca había encontrado un corazón con tal “belleza”, por lo cual pensaba: “Estoy segura que existen muchos más corazones así de hermosos, es solo cuestión de buscarlos… no ya los encontré… esas sailor guerreras deben ser las portadoras de esos corazones, nadie podrá detenerme para conquistar este planeta” –¡Basta de juegos, dónde están mis sirvientes, vengan inmediatamente!-
Al instante sus sirvientes, Kado, Kuroba y Badai aparecieron reverenciándola –Kado está aquí su majetad- -Kuroba está para servirle- -¿Qué desea mi Reina?-
-Encárguense de conseguirme corazones, ha llegado la hora de invadir este planeta- dijla Reina entusiastamente.
-¡Como usted ordene Reina de Corazones!- dijeron los sirvientes a viva voz.
-¿No crees que estás siendo demasiado apresurada?- dijo una misteriosa voz salida de las sombras, se trataba de Mio quien confiadamente también se presentó, prefirió posicionarse unos pasos más adelante que los demás sirvientes "otra vez esa chiquilla, quien se cree para presentarse así” pensaba Kado indignado.
-A qué te refieres chiquilla- preguntó la Reina mirándola fijamente.
-Me refiero a que no creo que sea necesario a hacer tanto alboroto, primero debes deshacerte de esas guerreras, de lo contrario seguirán estropeando tus planescom ya antes o han estado haciendo- dijo Mio mostrando una sonrisa soberbiamente.
-Tal vez tengas razón, sin embargo- La Reina al decir eso hace aparecer el corazón de alguien más y comienza a apretarlo, inmediatamente Mio siente un fuerte dolor en el pecho lo cual le hacía agacharse hasta el punto en que cayó de rodillas, los demás quedaron atónitos al ver lo que le sucedía.
-Me cansó tu arrogante actitud, asi que será mejor que cuides tu tono conmigo- dijo la Reina hasta que se detuvo.
Mio trata de poner se pie, mientras tanto no dejaba de ver llena de odio a l Reina –Espero que pienses dos veces antes de querer pasarte de lista de nuevo chiquilla- dijo la Reina autoritariamente.
Mio enfurecida se retira sin decir nada, los demás la observaron hasta que desapareció. –Bien, ustedes se encargan de conseguirme corazones, asegúrense de ser lo más cautelosos posibles, no regresen hasta conseguirlos-dijo ella imperativamente.
-A sus órdenes Reina de Corazones- dijeron Kuroba y Badai quienes desaparecieron al instante, quedando Kado aun frente a ella –Mi Reina, si nosotros nos encargamos de recolectar corazones, quienes se encargarán de eliminar a esas guerreras ¿?-
-Sé muy bien quien se encargará de esas guerreras, así que preocúpate por conseguirme esos corazones, ¿Entendiste?-
-A la orden-contestó Kado quien hizo una reverencia antes de desaparecer.
***
Rei se encontraba en la ciudad, con cierto caminar errante pues chocaba con las personas a su alrededor sin cuidado alguno. Llega a un callejón al cual iba a adentrarse, de repente parece recuperar la conciencia, muy indecisa se preguntaba “¿Qué? ¿Dónde estoy? Cómo llegue aquí” miraba a todos lados para tratar de averiguar donde se encontraba -¿Qué, estoy en la ciudad, pero…- ella camina hacia la tienda más cercano y ve la hora en una de las pantallas -¿Qué, esa es la hora? ¡tengo clases!- dijo con cierta desesperación mientras corría de regreso al templo, llega a los escalones y los sube rápidamente hasta llegar al primer descanso del cual exhausta se detiene –Es inútil, si llego a esta hora me castigarán- pensó en voz alta, resignada se sentó en uno de los escalones. “no entiende que me ha estado pasando últimamente, aparezco en lugares de los cuales no recuerdo como llegué allí, no sé porque tengo la sensación de…” toco su pecho y cerró los ojos “No sé qué es pero tengo un mal presentimiento” quedó pensativa mirando los alrededores.
***
En la escuela Juban el timbre de comienzo de clases sonaba, los alumnos en los salones esperaban la llegada de los maestros. Serena conversaba alegremente con Molly acompañada por Amy y Mina, a los pocos minutos todos se acomodaron en sus pupitres. –Buenos días alumnos- dijo la maestra al entrar a la aula. –Ahora sí, que comience la clase-
De pronto se escucha que alguien toca la puerta, por lo cual todos atentos voltearon a ver de quien se trataba. –Señorita Mujona, ha llegado tarde- dijo la maestra con un ligero tono de regaño.
-Disculpe la tardanza- respondió Mujona, su rostro reflejaba cierta seriedad, al igual que una mirada poco amistosa que nunca antes había mostrado.
-Está bien señorita, tome asiento- Se dirigió a sentar al escuchar el permiso de la maestra.
Pasaron las horas y llegó el receso, todos los alumnos salieron a los jardines para comer sus loncheras, entre ellos Mina, Lita y Amy.
-¿Dónde está Serena?- preguntó Lita al no verla junto a Amy y Mina. –Ah, lo que pasa es que la castigaron por quedarse dormida en clase- dijo Mina.
-Es cierto, la castigó la maestra y ahora está limpiando el salón- por unos momentos todas quedaron en silencio, luego suspiraron. –Supongo que Serena nunca cambiará, ¿no?- comentó Lita a lo cual las demás asintieron. –Bueno tendremos que comer sin ella, ni modo- dijo Mina levantando los hombros.
Mientras tanto en el salón de clases Serena se encontraba limpiando los pupitres con un trapo. –Ahhh, no es justo, tengo hambre- decía quejosa hablando en voz alta. –Las demás chicas deben estar comiendo, seguro que Lita trajo algo delicioso…- con ciertas lágrimas en los ojos se lamentaba no poder almorzar, a la vez su estómago le tronaba fuertemente. –¡No es justo!- gritó luego golpeó accidentalmente la cubeta con la limpiaba las mesas derramando todo en el piso. – ¡Noooooo!- gritó pues sabría que tardaría más en limpiar, por su desesperación terminó resbalándose con el mismo balde y cayó al piso golpeándose el rostro (Mal día para Usagi) –¡Me dolió!- exclamó a viva voz, de rodillas frotaba suavemente su colorada nariz a causa del golpe, en eso escucha una voz. – ¿Necesitas ayuda?-
Serena levantó la mirada y vio que se trataba de Mio, quien con cierta sonrisa le ofreció ayuda para levantarse. –¡Mio!- exclamó Serena -¿Qué sucedió? ¿También te castigaron?-
-Pues puede que sí…- respondió ella mostrando un pañuelo.
-Es cierto, hoy llegaste tarde…pero cómo es posible si tú siempre atiendes a clase temprano…mmm acaso- dice con una mirada pícara –Te encontraste con alguien por allí…ya sabes uuuuuh- agregó acercándose lentamente, apoyándose en uno de los pupitres.
-No nada eso, es que me quedé dormida- dijo Mio sin más rodeos, por aquella respuesta Serena solo la miro de costado y pensó. “mmm si tú lo dices”.
Claro que la verdadera razón de su tardanza fue por haber atendido al mandato de la Reina de hace solo unos momentos. Pasaron unos minutos y ya habían logrado terminar de limpiar todo el salón. – ¡Qué bien, terminamos!- exclamó Serena levantando los brazos. –Todavía hay tiempo para que almuerces, será mejor que te apresures-
-Porque no vienes conmigo, así podemos almorzar todos juntos- dijo Serena sonriéndole.
-Gracias, pero tengo algo que hacer, tal vez otro día- dijo Mio tratando de ser lo más amable posible.
-Está bien, nos vemos- Dijo Serena algo decepcionada “Porqué últimamente rechaza estar con las chicas, pensé que éramos amigas” pensó mientras la observó caminar por el corredor de la escuela, algo intrigada por su actitud tu cierta curiosidad así que decidió seguirla disimuladamente.
Por otro lado las demás chicas aun almorzaban en el patio trasero de la escuela, Molly se les acercó y pregunto: -Hola chicas, ¿han visto a Serena?-
-Hola Molly, la castigaron en el salón, asi que debe estar allí- dijo Lita
-Qué raro, acabo de pasar por allí y no había nadie- dijo la chica de cabello corto y moño rojo
-Entonces, ¿dónde estará?- dijo Mina viendo de un lado a otro.
-De repente ya está por venir, seguro que está muy hambrienta- dijo Amy mientras comía un pedazo de pulpo.
-Sí, seguro que ya viene…-
Serena siguió a Mio hasta la salida del corredor, pudo ver que ella fue hacia una zona algo aislada de la misma escuela. -¿A dónde irá?- se preguntó al perderla de vista, decidió ir por el mismo camino por el cual se dirigió Mio, este lo llevó hasta un patio trasero. Serena seguía muy intrigada por aquel recorrido por alguna razón algo le decía que no siguiera, por otro lado “Que podría salir mal” pensó despues de todo lo que ya le había sucedido. Lo que ella no sabía es que Mio si se había percatado de su presencia. “Supongo que si me descubre tendré que matarla” se dijo a si misma cambiando su rostro demostrando una mirada siniestra. Cuando se disponía cambiar de dirección un fuerte dolor invadió su pecho “necesito…” probablemente necesitaba absorber la energía vital de un corazón, en eso escuchó la voz de un joven: -¿Te encuentras bien?- le preguntó, ella levantó la mirada y se percató que era alguien que antes había conocido, al principio le causó cierta sorpresa pues se trataba de aquel joven que había sido su mejor amigo durante tantos años se había desmoronado cuando aquel incómodo encentro sucedió.
Al no verla, pensó que ya se había ido por otro lado hasta que la divisó y vio que estaba acompañado de alguien más. Cambio a un rostro fisgón y vio desde aquel muro lo que sucedía. No obstante su rostro cambiaría drásticamente por lo que sucedería a continuación.
Mio  recordaba con exactitud qué había sucedido entre él y ella. Quien en algún momento consideró su mejor amigo, ahora no guardaba más que cierto resentimiento, ambos se miraron incómodamente, pasado unos momento el joven trato de conversar con ella, pero Mio no le contestaba para nada, ni siquiera lo miraba.
“Me pregunto que habrá pasado entre ellos dos, mmm tal vez debería…no si intervengo no sabré cómo explicarle que este aquí…” por lo cual prefirió quedarse donde estaba; de pronto escucha algo que la alarma, escucha el grito de un joven, vuelve a ver qué había sucedido y Serena se queda paralizada por lo que ve: -ahhh, ¿Qué haces?- volvió a gritar el joven pues Mio había atravesado su pecho y de un solo movimiento le arrancó el corazón, aquel joven cayó desmayado mientras ella lo observaba seriamente. Serena no podía creer lo que había visto, tal fue la impresión que no podía mover ni un músculo, su corazón comenzó a palpitar rápidamente. “No, no puede ser ella, ella también es…”  lentamente quiso prender el comunicador pulsera para contactarse con las demás, mientras observaba atentamente lo que Mio hacía con el corazón de aquel joven, en tan solo segundos lo convirtió en polvo. “Lo mató, ella, ella lo mató” En eso Mio voltea hacia la dirección de Serena, ella se oculta detrás del muro y trato de no hacer ningún ruido. Tenía miedo de lo que podía suceder si la encontraba “Si me descubre, acaso me querrá matar…” pensaba muy nerviosa esperando que Mio no se  haya percatado de su presencia. “Debo llamar a las chicas” volteó una vez más y ya no había nadie. -¿Qué?- se preguntó al ver que Mio ya no estaba.
-¿Buscas a alguien?- dijo una voz fémina, Serena sabía muy bien de quien se trataba pero esto la dejó helada, su corazón por poco y se detiene, voltea lentamente levanta su mirada, Mio se encontraba justo detrás de ella mirándola fijamente, pero esta vez con una mirada siniestra.
-Serena, ¿qué sucede?, ¿estás allí Serena?- -¿Qué pasa?- -No lo sé, no contesta- -¿Estás allí Serena? contesta…- las voces de las chicas se escuchaban en el intercomunicador de Serena, pero por alguna razón ella no contestaba…
CONTINUARÁ

¿Qué habrá pasado con Usagi? lo sabrán en el siguiente capítulo titulado     "Traición"
[/justify]


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:49 pm, editado 2 veces
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor star sum el Jue Dic 10, 2015 10:26 pm

 dios...porble serena tengo el alma en un hilo ahora ¿que le pasara? la rescataran D: me encanto tu fanfic felicidades n.n 
avatar
sailor star sum
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 456
Edad : 25
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Dom Dic 27, 2015 12:22 am

CAPITULO XVIII
Traición

-

¿Serena, estás allí?- -¿Qué sucedió?- -Contesta Serena- Se escuchaban las voces de las chicas por el intercomunicador de la chica de los chonguitos. Mientras tanto ella se encontraba petrificada a causa de Mio a quien ya había descubierto de cierto modo su verdadera identidad. Aquella mirada fría y siniestra llegaba directo a los ojos de Serena tal había sido su impresión que no podía hablar ni hacer un movimiento, pero luego notó que ella le señalaba su intercomunicador con la mirada luego hizo un gesto con sus manos de silencio acompañado por una sonrisa siniestra. De cierto modo Serena lo entendió y cerró su pulsera-comunicador sin quitarle la vista de encima. Seguidamente Mio soltó una risa ligera y dijo: -¿Qué te pasa?, ¿el gato te comió la lengua?-

Serena al escucharla solo la  observó detenidamente luego se llenó de valor y se puso de pie rápidamente

–Todo este tiempo, ¿estuviste fingiendo?-
le dijo indignada apretando uno de sus puños. – ¡Contéstame!- dijo ella exigiendo una explicación.

Mientras tanto Mio mostró una sonrisa y contestó –Y qué si te estuve fingiendo…no me sorprende que seas demasiado tonta para no haberte dado cuenta- le dijo con un tono arrogante.

“¿Cómo es posible?, lucía tan amable, pero es…”–¿Por qué le hiciste eso a ese muchacho? No tenías por qué matarlo- refutó Serena encolerizada al ser testigo de tal atrocidad.
-Yo puedo hacer lo que se me antojé, además no tenías por qué haberme seguido…-
En ese momento Serena se dio cuenta que ella si sabía que la estaba siguiendo, luego recordó aquella vez que se encontró con Rei y le dijo que tenga cuidado. “Cómo no me di cuenta antes…”

-De todos modos me sorprende que hayas logrado descubrirme…Sailor…Moon…-
Serena al escucharla abrió los ojos de asombro, no podía creer lo que había escuchado -¿De qué hablas?...- dijo con la voz entrecortada.

-Ay por favor no te hagas  la tonta por qué sé muy bien quien eres…- reiteró Mio dando unos pasos hacia adelante.

-Si sabías quien era entonces por qué nunca me atacaste?...- le dijo Serena aun no convencida de las palabras de Mio

-Pues digamos que solo hace poco lo descubrí por causa de… bueno eso no te importa….- De pronto se escucha la alarma del intercomunicador de Serena.
-¿Qué no vas a contestar?...- le preguntó Mio mirándola fijamente.
Serena optó por acercar su brazo a su pecho y abrió la pulsera. -¿Serena, qué pasa por qué no contestas?- escucho la voz de Lita a través del comunicador. Pasando unos segundos Serena sin quitar la vista de Mio dijo:-Lo siento chicas se me cayó mi comunicador mientras limpiaba y no lo encontraba- dijo ella

-Ay, Serena ya nos estábamos preocupando, apresúrate o no podrás almorzar- le dijo Lita quien corto la llamada.
-mmm que interesante, a caso les mentiste a tus queridas amigas- dijo la pelinegra en tono burlón.
Serena opto por no decir nada a sus amigas es así que decidió enfrentar esta situación sola. -No las metas en esto- dijo ella firmemente -¿Qué es lo que quieren ustedes al invadir este planeta?-
-jajaja pero que valiente que eres- dijo Mio riendo luego si mas pensarlo la ataco empujándola contra la pared y tomándola del cuello. Fue tan sorpresivo que Serena no pudo reaccionar. -Te crees muy fuerte pero la verdad es que sin tu patético traje no eres más que un estorbo- dijo mientras apretaba cada vez más su cuello. -La verdad creo que sería muy fácil deshacerme de ti de una vez…-

Serena trataba de liberarse pero Mio no la soltaría fácilmente cuando estaba a punto de perder el conocimiento, suena el timbre de termino de receso. Es así que ella decide soltarla, cayendo Serena al suelo de rodillas y tosiendo fuertemente tomando su cuello.
-La próxima vez no tendrás la misma suerte…igual todas serán destruidas por quien menos lo esperan- luego de decir eso ella desapareció dejando a Serena más confundida de lo que ya estaba. Afortunadamente logro evitar que  Mio la matara, Serena suspiró de alivio, se puso de pie y vio hacia todos lados pero no había nadie asi que decidió apresurarse para llegar a su clase pero a la vez aun seguía sorprendida por lo que había descubierto. “Deberé decirle a las chicas o¿ no? “ pensaba mientras camino por el pasillo para llegar a su clase.
***
En el Templo Hikawa
Mientras tanto Rei seguía sumida en sus pensamientos “que debo hacer, no he podido hablar con las chicas de lo que me esta sucediendo…”  en eso siente que alguien toca su hombro lo cual la sobresalta ligeramente. Al voltear se percata que era Nicolas. -¿Te encuentras bien??- le pregunto él con una sonrisa. Rei se sonrojó ligeramente y bajo la mirada. -Estoy bien…-
Nicolas se sentó a su lado e intentó mirarla a los ojos. -¿Estas segura? Vamos Rei ¿Qué te sucede?- le dijo con cierto tono de preocupación. Rei alzo la mirada y le sonrió -Ya te dije que estoy bien, además…que acaso no debes seguir limpiando- le dijo en tono de regaño.
-Ah pues, *dijo nervioso* pues, es que te vi rara esta mañana y solo quería asegurarme de que te encuentres bien- dijo riendo risueñamente.

Rei al escucharlo no pudo evitar reír ligeramente -Nicolás eres un tonto…- volvió a sonrojarse pero esta vez ambos se vieron a los ojos por varios segundos, parecían acercarse ambos lentamente…
Pero luego se escuchó un grito -Con que aquí estabas!!!!! Ni lo pienses engendro!!!!-

Era nada menos que el abuelito de Rei quien le tiró un escobazo en la cabeza a Nicolás para alejarlo de Rei. -Ahhh, por qué!!!!!- grito Nicolas sobándose la cabeza en la que le había salido un gran chinchón.
-Ay  abuelito!!- dijo Rei sorprendida por lo que había sucedido.
-Te mandé a que limpiaras el Templo y te encuentro intentando coqueteando con mi nieta!!!!!- toma su escoba y lo persigue por todo el Templo para golpearlo al pobre de Nicolas. -Ni lo pienses, primero muerto a que intentes conquistar a mi nieta!!!!!!-
-No señor Hino, no es lo que piensa!!- exclamo Nicolas huyendo de los escobazos que el abuelito de Rei le propinaba.
Por otro lado Rei no tuvo más opción que observar aquella escena para luego dar un suspiro.
Spoiler:

***

En el oscuro Reino de Corazones, la Reina volvió a tomar en sus manos el corazón de Rei y susurro unas palabras a su corazon.De tal manera que Rei del otro lado aun en el templo pareció acatar inconscientemente el mandato de la Reina dirigiéndose hacia algún otro lugar que hasta el momento era desconocido.

***
El tiempo transcurrió rápidamente hasta llegar la tarde, las clases en la escuela habían terminado, todos los alumnos regresaban a sus hogares entre ellas Serena y las demás chicas, aunque todo parecía normal la joven rubia con chonguitos permaneció callada durante el camina  por lo que las demás al verla tan pensativa trataron de averiguar que les sucedía: -Serena, otra vez estad pensativa ¿Te sucede algo? – preguntó Mina viéndola con cierta preocupación.
-Es cierto Serena, otra vez estás pensativa- agregó Lita
-Serena si eso es por Darién, no te preocupes ya podrás ir a verlo ahora que ya terminaron las clases de hoy.- dijo Amy con un tono ameno.
-ehmm si chicas, es que ya quiero verlo…- dijo intentando sonreir, pero claro lo que realmente estaba pensando es sobre lo que había sucedido durante el receso, era claro que ella aun no pensaba decirles lo que había acontecido. Finalmente cada una regresó a su casa. Serena entró a su casa y exclamó -Ya llegué mamà!-
-Que bueno hija, apresúrate para que almuerces- dijo Mamá Ikuko mientras terminaba de servir los platos para el almuerzo. Sin embargo Serena al llegar a su cuarto, cayó rendida a su cama boca abajo y no se movió en absoluto. Luna subió rápidamente  y se sentó frente a ella. -Serena, ¿Te encuentras bien?- mas ella siguió callada. -Oye, Serena  te estoy hablando- dijo la gata dándole golpecitos a su cabeza con su pata.

Spoiler:
Serena levantó la mirada y respondió: -Luna no me molestes, solo quiero descansar un rato- dijo volviendo a esconder su rostro. Luna no muy a gusto con la actitud de su ama se le acercó y comenzó a lamerle el rostro para animarla, pues la notó algo apagado, nada usual en ella. Al instante Serena sintió cosquillas y no pudo evitar reír -Ay Luna, no hagas eso…me haces cosquillas!- Serena al fin  se animó y sentó en su cama y puso  Luna es sus piernas. -Serena, no me engañas dime ya qué te sucede, últimamente has estado muy desanimada y tu no eres para nada así- dice acercándosele al rostro.
-Si es por Darién…bueno esta tarde puedes ir a verlo-
-No es eso luna, aunque el también me tiene algo preocupada pero…- Serena al hacer una pausa y bajar la mirada, Luna esperaba que continuara. Serena se levantó sorpresivamente haciendo caer a Luna -Miaaaaaauuuu!-
-¡Serena Tsukino no puede seguir así. Unos deliciosos bollos hechos por mi mamá seguro me animarán,Siiiiii!!!!!!- exclamo levantando los brazos luego fue corriendo hacia la sala para almorzar.
Luna, por otro lado se sacudió después de haberse caído. Se quedo en el cuarto luego de ver salir a  Serena. -mmmm tengo la impresión que está ocultando algo, pero ¿Qué será?, tal vez deba ir a ver a las chicas.
Se asomó a la ventana y vio algo que llamó su atención: “ Qué raro ¿Acaso ya no es Rei? ¿Que acaso hoy no tenía clases?” bajó por la ventana y saltó el muro luego se paró frente a ella y le saludo: Hola  Rei ¿Qué haces por aquí?-
Sin embargo Rei la ignoró y siguió caminando, Luna intrigada volvió a pararse frente a ella y le dijo: Rei ¿Qué te sucede, te encuentras bien?- pero esta vez Rei al verla la intento patear, Luna reaccionó velozmente esquivándola pero lo que sucedió la sorprendió -¿Rei?, ¿Qué haces, a dónde vas?- exclamó ella pero Rei siguió caminando como si estuviera inconsciente de lo que sucedía a su alrededor. Luna solo se quedó viéndola e intento seguirla. -Esto no esta nada bien, algo anda mal con Rei, debo avisarle a las chicas- decidió dirigirse a hablar con las chicas.
Spoiler:
Mientras tanto la pelinegra de ojos violetas opacos pasó unas cuadras más hasta llegar a un callejón, se detuvo y entró a este, siguió caminando hasta que entro a una especie de portal por el cual desapareció sin dejar rastro.
Luna apresuradamente fue a buscar a las chicas, pues algo muy malo le había sucedido a Rei y era urgente que las chicas lo sepan, aunque decidió no contárselo a Serena pues no quería preocuparla más de lo que suponía que estaba.
De tal manera que ella después de almorzar regresó a su habitación mucho más animada. -Ahh comí tan rico!, Luna ven te guardé algo estofado. ¿Luna? ¿Dónde se habrá metido?- indagaba, mas al no encontrarla regresó a la cocina a guardar el pequeño plato. Ya en su cuarto se echó en su cama y volvió a recordar lo que le había sucedido en la mañana. -Debo avisarle a las chicas, ella es peligrosa que tal si…- dijo en voz alta tomando el teléfono que tenía en su cómoda. -Pero…y se les hace algo…- dejó el teléfono y pensó por unos segundos -Ya sé..- dijo levantándose para luego cambiarse de ropa con rapidez y salió de su casa. -Ya vengo mamá!-
Por otro lado Luna
buscó a las chicas de una en una contándoles lo que había sucedido, fue a ver Amy, luego a Lita  y finalmente Mina junto con Artemis.

-Bien chicas ahora busquemos a Rei-
dijo Luna al lado de Artemis
-Luna, ¿no le avisaste a Serena?- preguntó Mina
-Pues preferí no decirle chicas, últimamente ha estado muy angustiada por Darién, no quisiera que se preocupe más-
-Puede que tengas razón, pero si es necesario tendremos que llamarla- dijo Artemis
-Bien, vayamos a buscarla- dijo Lita decidida.
Todas se dirigían a buscarla pero antes Luna dijo:-Esperen chicas!, tengan cuidado hay algo extraño Rei ni siquiera me reconoció cuando le hablé-
-Si, tendremos cuidado- dijo Mina quien junto a las demás ahora si fueron a buscar a Rei sin saber que es lo que estaba sucediendo con ella pues en ningún momento se percataron de que algo andaba mal.

***
En el Hospital Jyuban
Serena fue hacia el hospital para visitar a Darién que aún se encontraba repasando después del accidente que tuvo. Ella sabía que podía confiar en él, más que a nadie pues le contó lo que había acontecido.
-Así que ella resulto ser una sirviente más de esa tal Reina de Corazones-dijo Darien -Si no más lo recuerdo esa chica siempre me pareció que ocultara algo- agregó tocándose la barbilla.
-Pues ella siempre se mostró muy amable y tranquila, no sé cómo no pudimos percatar de lo que tramaba- dijo Serena angustiada.
-No te preocupes Serena, no fue tu culpa. Nadie pudo percatarse de las verdaderas intenciones  de Mio. De todos. Modos deberías decirle a las demás chicas sobre ella. No sabemos que puede estar tramando y debemos estar preparados.
-Tienes razón Darién…debo ir a ver a las chicas pero que hay de ti…yo…-
-Serena, no te preocupes por mi…- dijo tocando suavemente la mejilla de su amada -Yo estaré bien, además mañana ya seré dado de alta y podré estar a tu lado. Todo saldrá bien.-esta vez tomo sus manos y la miró a los ojos tiernamente.
-Si…- Serena se perdió en su mirada  y se acercó para besarlo a lo cual Darién correspondió.

***

Las chicas se separaron para buscar a Rei por diferentes zonas de la ciudad, no obstante con el transcurrir del tiempo  ninguna de ellas logró encontrarla. Todas se reunieron en el parque numero 10.
-Chicas, ¿Alguien la vio?- preguntó Lita
-No, no la vi por ningún lado- dijo Mina cansada.
-yo tampoco, es como si se la hubiera tragado la tierra- exclamó Amy indecisa.
-Debemos apresurarnos, ya está atardeciendo- dijo Lita viendo hacia el cielo.
-Pero porqué no vamos al templo, de repente ya regresó y…-
-No, Artemis y yo fuimos para allá y ella no ha regresado, Nicolás me dijo que estuvo actuando extraña esta mañana, ni siquiera fue a la escuela- comentó Mina
-Es cierto, además Luna me dijo que su mirada lucía perdida, como si fuera controlada por algo…- agregó Artemis
-No entiendo nada, esto suena cada vez peor- dijo Lita tocando su cabeza.
                                                     -¿Buscan a alguien?-
Escucharon todas una voz a sus espaldas, voltearon y pudieron ver que se trataba de Mio quien las observaba con una ligera sonrisa siniestra.
-A eres tú Mio, no lo que pasa es que…-
-mmm me ¿pareció o ese gato habló?- preguntó ella de forma burlona aunque las chicas aún no notaban la ironía en sus palabras.
-Eh, no de qué hablas, jajajaja como crees un gato hablando? Naaaa!- dijo Mina agitando sus manos nerviosamente de la misma forma que Artemis.
-Bien, como digan pero me parece que dijeron que estaban buscando a alguien?-
-A…pues si- dijo Lita pero comenzando a dudar de las actitudes de Mio
-Mio si has visto a Rei, por favor no dudes en avisarnos, es realmente urgente…- dijo Ami yendo directo al grano.
-Pues…me parece haberla visto por aquí… -
-De veras por favor, dínoslo- dijo Amy
-Si, por favor- adicionó Lita
Mio les  señaló con la mirada, ellas algo confundidas por su silencio voltearon dudosas pero lo que vieron las sorprendió. Era Rei, estaba parada justo detrás de ellas, las miraba seriamente completamente quieta.
-Rei?, pero ¿Dónde estabas?- dijo Ami
-Rei te estuvimos buscando toda la tarde!- exclamó Mina
-Rei…¿Qué te sucede?- indagó Lita preocupada. Pues Rei no dijo absolutamente nada a pesar de lo que ellas dijeron.
Mio solo observó la situación luego soltó una risa y dijo: -Bien Mars ya sabes qué hacer…-
Las chicas se sorprendieron por lo que escucharon pero no les dio tiempo de reaccionar por que ella desapareció al instante.
-¿Qué dijiste?-
-¿Qué?-
- ah?-

-Mio se…ella acaba de….- dijo Mina aun en shock.
-ah…no entiendo nada…como es que ella…- dijo Lita titubeando.
-Qué quiso decir con…por qué dijo…Mars?- Ami volteo a verla. Luego las demás a la vez.
Rei las miró fijamente, luego sacó su pluma de transformación; aquel movimiento alerto a las demás.
-Rei, ¿Qué haces?-
-¿Acaso piensas?-
-Rei…-
Una gran llamarada de fuego la envolvió, al disiparse llevaba puesto su traje de marinero, Sailor Mars.
Todas quedaron pasmadas por lo que presenciaron, Rei no solo parece haber obedecido ordenes de la misteriosa Mio, sino que estaba dispuesta a… ¿Luchar con sus amigas?
-Rei, ¿Por qué haces esto?, no entiendo nada!- dijo Ami consternada.
-No puedo creer lo que acaba de suceder, Rei acaso tu vas a…- Mina no pudo seguir hablando de la impresión.
-Rei, reacciona, somos tus amigas, no puedes hacernos esto!- exclamó Lita tratando de hacerla entrar en razón.
Por el contrario Sailor Mars seguía actuando inconscientemente, juntó sus manos y canalizó sus poderes para luego lanzar a sus amigas una inmensa llamarada de fuego. Las chicas no tuvieron más opción que huir de aquel ataque lo más lejos que pudieron.
-Demonios! Sigo sin entender que le pasa, pero es suficiente- dijo Lita sacando su pluma de transformación.
-Espera Lita, ¿Qué piensas hacer?- dijo Ami acercándose a ella.
-Pues no tenemos mas opción que…-
-Cuidado!- gritó Mina quien las empujó al ver que Mars nuevamente lanzó esta vez aros de fuego. Todas cayeron con fuerza al pavimento, intentaron levantarse pero estaban algo aturdidas por el golpe.
-oh no Mina, chicas resistan- gritó Artemis corriendo hacia ellas. “Esto está muy mal, debo avisarle a Serena y Luna” -Chicas levántense!, no pueden seguir así tienen contraatacar o sino…-
-Chicas Artemis tiene razón, debemos ayudar a Rei pero…no creo que podemos razonar con ella. -dijo Mina levantándose tomando postura de líder.
-Parece que no tenemos opción más que pelear con ella…- dijo Lita ya de pie.
-Artemis, busca a Serena por favor…- exclamó Ami.
-Esta bien…pero tengan cuidado…- Artemis con angustia se retiró sin antes voltear para contemplar aquella fatídica escena. Pues sabía que una lamentable batalla entre ellas sucedería.

***
Serena regresaba a su casa después de haber visitado a Darién al hospital. Luna apresurada logró alcanzarla y gritó:-Serena!!!- saltando a sus brazos.
-¿Qué pasa Luna, por qué estás tan agitada?- preguntó Serena desconcertada.
Artemis también apareció y dijo:-Serena, hay problemas en el parque, las chicas te necesitan…-
Serena al escuchar a Artemis le dijo:-Las chicas?, ¿Qué le pasó? Están peleando con los enemigos?-
-Pues…algo a sí- dijo el felino de ojos verdes cabizbajo
-No entiendo nada, pero allá voy!- -¡Eternal Sailor Moon!, transformación!-
Una vez transformada; Sailor Moon junto a Luna se dirigieron al parque, al estar a medio camino algo las detuvo. Se trataba de Mio quien apareció frente a ellas mirándolas con aquella mirada siniestra que la caracterizaba.
-¿Qué haces aquí Mio?-
-¿Vas a alguna parte, Serena Tsukino?- preguntó la pelinegra sarcásticamente
-Mio, no tengo tiempo para ti- dijo Sailor Moon dando unos pasos hacia ella.
-Ay, lo siento pero, si quieres ir…tendrás primero que pasarlos a ellos…- Al decir esto, unas sombras malignas aparecen frente a ella. -Encárguense de ella…- dijo imperativamente para luego desaparecer entre la sombras dejándose ver apenas unos ojos rojizos.
Inmediatamente aquellos espectros atacaron a Sailor Moon, ella logró esquivarlos con dificultad pues eran muy veloces, apenas ella los evitaba volvían a atacarla. Pero ella no se daba por vencida fácilmente. Utilizando su cetro para contrarrestar los golpes que aquellos demonios intentaban propinarle, pero al ser demasiados uno de estos logró golpearla haciéndola caer al suelo con fuerza -¡Ahhh!- por lo cual su cetro cayó a varios metros lejos de ella. Aquellas sombras fueron hacia ella para atacarla, pero ella rodó hacia un lado hasta lograr alcanzar su báculo y exclamó:-Poder Lunar!!!!!- una gran luz iluminó aquel lugar y despedazó por completo aquellas sombras.
Ella aun en el suelo, suspiró de alivio al haber acabado con aquellos espectros. Pero al ver hacia el cielo una espesa bruma gris comenzó a cubrirlo todo. Rápidamente se levantó y siguió el rastro de humo muy preocupada por lo que encontraría. Pasado unos minutos finalmente llegó al parque y lo que vio la dejó perpleja. Grandes llamas de fuegos cubrían todo alrededor; comenzó a toser a consecuencia del asfixiante humo además de sentir un intensó calor. A lo lejos logró escuchar una leve voz -Se…serena-
Volteó rápidamente y pudo ver que se trataba de Sailor Mercury quien se acercó a ella con dificultad, muy malherida cayó en sus brazos desmayada. -Ami…Ami…¿Qué sucedió?...Ami resiste por favor!- gritó desesperada al ver que no contestaba -Y las demás…¿Dónde están las demás?..¡Chicas, Litaaaa,Minaaa,Rei!!!!- gritó tratando de buscarlas, pero las llamas cada vez más se intensificaban y los arboles que habían sido alcanzados por las llamas caían al suelo ocasionando que fuego siga dándose paso. Se podían escuchar las sirenas de las ambulancias que llegaban al siniestro. Sailor Moon no podía creer lo que estaba pasando y ni si quiera sabía quien lo había ocasionado.
-Serena! Encontramos a Lita y Mina- dijo Luna corriendo hacia ella.
-Pero, acaso están…-
Luna no le contestó pero Serena supo que también estaban heridas al notar una mirada angustiosa y cabizbaja de su felina compañera.
Unos pasos a lo lejos se escucharon( como si fuera el resonar de unos tacos), Sailor Moon vio a través de las llamas una sinuosa figura. Por lo cual gritó enfurecida: ¡ACASO FUISTE TÚ!!!¡TÚ LES HICISTE ESTO!!! NO TE LO PERDONARÉ!!!!!!- Mirando con mucha ira de puso de pie, dejando a Mercury suavemente en el suelo.
Aquella figura se acercó ligeramente un poco más de entre las llamas, lográndose ver con mayor claridad una silueta femenina, parecía llevar una corta  vestimenta y una larga cabellera oscura. Una brisa helada atravesó el cuerpo de Serena, ella reconoció al instante aquella silueta…de la impresión dejó caer su báculo. Este al caer produjo un profundo resonar. Paralizada, sus ojos no quitaron de  vista aquella sombra que era de…….¿Sailor Mars?
Spoiler:

Continuara Traición Parte II


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:46 pm, editado 2 veces
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Lun Ene 04, 2016 1:01 am

Traición
Parte II




Spoiler:

“No, no…esto no puede estar pasando, no…ella no pudo haber hecho eso, debe ser una pesadilla, esto no puede ser verdad…”


Repetía incansablemente en su mente la Guerrera de la Luna, quien aún veía con gran asombro aquella silueta entre las llamas, poco a poco estas parecían disiparse y así poder lograr ver con mayor claridad a quien había sido capaz de ocasionar tal destrucción en aquel hermoso parque de Azaban Juuban, ahora no había más que cientos de árboles consumidos por las llamas.

Sus resplandecientes ojos azules se entumecieron y lágrimas comenzaron a caer de su rostro cuando el muro de fuego que mantenía entre las sombras a aquel ser se disipó; una mujer con vestimenta roja de marinera, asimismo una larga cabellera oscura, adornada su frente con una tiara dorada que portaba en el centro una diadema rojiza; pero sobre todo unos sombríos ojos de color violeta al igual que un rostro inexpresivo como si no estuviera consciente de lo que sucedía a su alrededor.

“No, no, por favor, no Rei…tú no pudiste haber hecho esto…no” – ¡No!!! ¿Rei, qué hiciste?-
gritó Serena con todas sus fuerzas, sin poder dejar de llorar aunque aquellas lágrimas no eran de tristeza, más bien eran de amargura, impotencia, desesperación. Simplemente ella no podía creer lo que veía ante sus ojos, no podía creer que Sailor Mars, Rei había hecho todo esto, pues quién más lo pudo haber hecho si era la única presente y sin ningún rasguño. –No, Rei por favor dime que tú no hiciste esto, dímelo, ¡dímelo!!!- sin embargo ella no dijo ni una sola palabra, estaba parada a unos metros frente a ella inmóvil, solo sus largos cabellos se agitaban por la fuerza del viento.

-¡Contéstame, Rei! ¿Qué te pasa?-  refutó la rubia acercándose lentamente a ella ante la actitud de la pelinegra. –Rei, ¿Qué te pasa?, por qué no me contestas…- dijo esta vez a punto de tomarla de los hombros, pero al hacer eso, la guerrera del fuego respondió violentamente golpeando a Serena, haciéndola caer al piso con fuerza. –Ahh!- gritó ella adolorida por el golpe, luego levantó la mirada y
dijo:-Rei, no, no lo entiendo…reacciona Rei!!...o acaso, acaso tú no eres…-

-Oh, sí que lo es…Guerrera de la Luna, jajajajajaja- dijo una voz misteriosa que retumbaba en el cielo.
Serena al escuchar aquella voz, miró hacia el cielo sorprendida. –E…esa voz…-, pero sus pensamientos fueron interrumpidos cuando comenzó a escuchar las voces de sus amigas.

-Se…serena… Serena…- dijo Lita con voz entrecortada.

-Serena…algo anda mal con Rei…- dijo Amy tratando de incorporarse

-Ten mucho cuidado…ella…ella está siendo controlada por alguien…-dijo Mina que estaba a punto de ponerse de pie pero no pudo mantenerse y cayó de rodillas, Artemis preocupado se mantuvo a su lado tratando de animarla. –Mina…-

-¿Qué?...- dijo Sailor Moon atónita por lo que dijeron sus amigas. Luego volvió a verla y  así supo que ellas tenían razón. Si era Rei pero su mirada era tan fuera de sí, definitivamente parecía no consciente.
Spoiler:
Enojada gritó hacia el cielo como si aquella voz que escuchó le iría a contestar. -¿Quién eres tú? , ¿Qué le hiciste a Rei?, ¡contéstame!!!- gritó cada vez más enfurecida, pues entendió que esto no era más que un sucio plan de los enemigos. -¿Qué acaso no me escuchaste?, ¡cobarde!!- exclamó poniéndose de pie dando unos pasos hacia atrás, esperando la respuesta de la misteriosa voz mientras apretaba sus puños con fuerza.
Luego de decir eso, se escuchó una risa proveniente de…Sailor Mars
-Te han dicho que eres demasiado ruidosa…Sailor…Moon- dijo pausadamente Mars.
-¿Qué, Rei?- dijo Serena mirándola desconcertada.
-¿Es enserio?...pensé que la gran Guerrera de Luna estaba dispuesta a…-
Aquellas palabras definitivamente no venían de Mars, pero entonces ¿Quién era? Ninguna de las chicas lograba entender lo que sucedía, ni siquiera Serena.
Esa no es Rei…ella ¿Quién es?...” -Contéstame, ¿Quién eres tú?, por qué la estás usando!!- dijo Moon mirando fijamente a Mars
*vuelve a reír* -Parece que esta niña te estima demasiado…sería una pena que descubra qué acaba de hacer con sus queridas amigas…jajajaja-
***

Spoiler:

Desde las profundidades del Reino de Corazones, entre las sombras La Reina de Corazones hablaba directamente hacia un resplandeciente corazón rojizo, era ella quien estaba manejando a su antojo a Sailor Mars, pero parecía alguien más estar presenta o al menos presenciaba lo que la Reina hacía. “Con que eso se puede hacer…con un corazón!”

-Deja de estar mirándome así Kado, tu vienes conmigo…debemos hacer una visita a….mi futuro nuevo Reino- dijo la Reina, dejando por un momento lo que estaba haciendo, levantándose de su trono, algo que en mucho tiempo no había hecho.

“Debo hacer algo…sino todo esto va a quedar en cenizas…”pensaba Serena al ver que el incendio en todo el parque seguía propagándose, además aunque las chicas habían despertado no estaban en las condiciones para poder hacer algo en ese momento.

-Serena…-


Una voz interrumpió sus pensamientos, vio nuevamente a la guerrera de fuego quien la miraba muy confundida. -¿Qué sucedió aquí?...no entiendo…por qué estas…-

-¿Rei,  eres tú?- preguntó la guerrera de la Luna tímidamente

-Serena, no entiendo nada, estaba en el Templo…pero ahora…-

Sailor Mars decía muy desconcertada por lo que veía a su alrededor, parecía que había vuelto a ser ella pero aparentemente no parecía recordar lo que había hecho.

-¿Qué sucedió aquí?- dijo sorprendida por aquel panorama en llamas.

-Sailor Mars… ¿No lo recuerdas?- preguntó Luna quien de acercó ligeramente hacia ella.

-Yo…no lo sé…- pero luego al ver a sus demás compañeras que la veían completamente anonadadas, comenzó a escuchar en su mente las voces de sus amigas.

“-Rei, detente!- -¿Por qué haces esto, reacciona por favor!-     -Rei, despierta!- - ¡No ves que estás destruyendo todo!-

9900ff]]-¡Deshazte de ellas de una vez Mars! “  [/center]

Esa última voz qué escuchó le hizo recordar qué había sucedido.
***flashback***
-¡Por el poder del cristal de Júpiter!-
-¡Por el poder del cristal de Mercurio!-

-¡Por el poder del cristal de Venus!-

Las chicas no tuvieron más opción que transformarse para tratar de detener a Sailor Mars que estaba aparentemente fuera de control.

-¡Rei, detente por favor!- dijo Mercury intentando razonar con ella.

-Rei, no nos obligues a luchar contigo…- dijo Mina dando unos pasos hacia Mars, pero de inmediato ella volvió a reaccionar violentamente lanzando una llamarada de fuego. Mercury ágilmente contrarrestó su ataque exclamando: -¡Ilusión acuática de Mercurio!- logrando esfumar aquel fuego.

-Chicas, estoy casi segura que algo está controlando a Rei- dijo Mercury mientras trataba de analizarla con su visor.

-Si es así, debemos ver la forma de hacerla reaccionar- dijo Júpiter
Mars volvió  a contraatacar lanzando una saeta de fuego. –Cuidado chicas, ¡Beso de amor y belleza de Venus!- esta vez fue Venus quien se deshizo de aquel ataque.

-¡Ah!, me cansé…lo siento Rei- Júpiter fue directo hacia Mars para atacarla con una serie de puños y patadas de las cuales su oponente se defendía.

-Espera Júpiter…- gritó Venus, pero fue en vano porque Júpiter ya estaba peleando con la guerrera de Marte.

-Qué extraño…no logro encontrar nada inusual en ella…- dijo Mercury indecisa.

-¿A qué te refieres?- preguntó Venus

-No entiendo, ella está completamente normal, ¿Cómo es que está haciendo controlada?- Mercury seguí sin entender el porqué del actuar de Rei.

Mientras tanto Júpiter seguía luchando con Mars  –Rei, no quiero hacer esto…ya detente- le gritó hasta que logró golpearla en el rostro haciéndola caer al pavimento, pero rápidamente ella se levantó sin dar ninguna muestra de emoción. Esta ve optó por lanzar unos aros de fuego.

-¡Ah, Demonios!- exclamó ella lanzando una Centella Relampagueante, ambos ataques chocaron causando una bruma de humo, por lo cual no podían ver nada.

-¿Dónde está?- se preguntaba Júpiter viendo hacia ambos lados tratando de localizarla.

-Esto no me gusta para nada…- dijo Venus preparada para cualquier ataque ofensivo. De la misma forma Mercury intentaba buscarla con su visor, hasta que logró visualizarla. – ¡Sailor Júpiter, está detrás de ti!- gritó para alarmarla.

-¿Qué?- dijo Júpiter quien volteó rápidamente, Mars intento darle una patada pero la guerrera del trueno logró esquivarla con dificultad. –No me hagas hacer esto Rei, ¡Trueno de Júpiter Resuena!- ella lanzó una serie de truenos que fueron directamente hacia Mars, esta inmediatamente se defendió lanzando una gran llamarada de fuego.

-Mercury, si queremos detener a Mars tenemos que ayudarla…-

-Claro- asintió Mercury ante lo que dijo Venus.

-¡Cadena de Amor de Venus!- de esta manera Mina atrapó los brazos de Mars para que ya no pueda seguir atacando.

-¡Burbujas congelantes de Mercurio!- de esta manera Mercury logró congelar sus piernas.

Habían logrado neutralizarla aunque la guerrera no se daba por vencida intentando escapar. Las tres guerreras se acercaron a ella lentamente, Venus sostenía con fuerza su cadena, mientras tanto Mars seguía inquieta tratando de liberarse.

-Sailor Mars, Sailor Mars, reacciona- le dijo Júpiter mirándola fijamente.
Mercury sin pensarlo la abofeteó, algo que dejó tanto a Venus como Júpiter sorprendida. –Lo siento…es lo único que se me ocurrió- dijo esperando que eso la haga cambiar. Mars permaneció con la cabeza agachada antes la expectativa de las demás, Venus soltó la cadena al ver que ella se había calmado. Pero esto aprovechó Mars sigilosamente comenzó a derretir el hielo que la mantenía inmóvil.
Una ligera risa se escuchó de ella, luego levantó el rostro y le dijo: -No importa lo que intenten hacer, Sailor Mars ahora es una de mis sirvientas…- Esto dejó pasmada a las guerreras, a la vez ella logró derretir lo suficiente el hielo y logró liberarse, dando un salto hacia atrás, asimismo volvió a lanzar una llamarada de fuego que las demás apenas pudieron esquivar.

-¿Qué acaba de decir…?-

Esta vez Mars lanzó Saetas de fuego que las chicas esquivaron; pero estas quedaron impregnadas en algunos árboles los cuales rápidamente se incendiaron. Asimismo las llamas siguieron propagándose por todo al parque con rapidez.

-¡Ahora qué hacemos, va a incendiar todo el parque!- dijo Venus sorprendida por lo veía.

Pero las demás no pudieron decir nada pues Mars volvió a atacarlas formando grandes muros de fuego que las separaron.

-¡Rayos, ahora estamos separadas!- dijo Júpiter tratando de cubrirse por las intensas llamas que comenzaron a rodearla.

-¡Chicas, Dónde están!- gritaba Venus quien intentaba buscar a sus compañeras entre las llamas.
Mientras tanto Mercury ya comenzaba a ser afectada por el humo que el fuego estaba causando. “Debo apagar este fuego, sino nos asfixiaremos” -¡Rapsodia acuática de Mercurio!, al decir esto su poder cubrió parte de las llamas esfumándolas, pero al hacer esto pudo ver a Mars quien parecía esperarla lista para atacarla.

-¡Rayos!, dónde están chicas- vio hacia ambos lados –Bien, Mina concéntrate… se dijo así  misma pues iba a dar un salto para escapar de las llamas que cada vez la rodeaban más. Cerró los ojos y luego saltó con todas la fuerza que pudo.
Logró cruzar por aquellas  cayó de rodillas –Ah!!- gritó porque no pudo evitar rozar el fuego una de sus piernas, lo cual le causó una quemadura.

No había sido grave pero igual le causaba dolor, pero luego escucho el grito de Mercury, vio que cayó al suelo atravesando las llamas que estaban a solo unos metros de donde ella se encontraba. –¡Sailor Mercury!- exclamó haciendo un esfuerzo para ir a verla.

Cuando llegó a ella le dijo: -¿Te encuentras bien?-

-Mina…agh!, ten cuidado… es muy fuerte…- le dijo adolorida por el ataque que Mars le había propinado. Venus al verla malherida no sabía que decirle, luego vio hacia el frente y vio Mars quien caminaba hacia a ellas, no pudo evitarla verla con cierto resentimiento. Se puso de pie a pesar del dolor que sentía y le dijo mirándola fijamente: -¡Estoy harta de esto Rei, no te das cuenta que estás lastimando a tus propias amigas!- le gritó indignada, pero Mars ignoró sus palabras y solo siguió caminando hacia ellas.

-¡Suficiente!, prepárate Rei, porque no duraré en pelear contigo con todas mis fuerzas, ¿entendiste?- dijo ella enfurecida. Mars apenas hizo una mueca, como si riera de lo que acababa de decirle Venus, luego se puso en posición de ataque; ya no le importaba Mercury, ahora parecía decidida a derrotar a su siguiente contrincante.

-Bien…- dijo Venus también preparándose para luchar. Mars comenzó la pelea dando un salto hacia ella para darle una patada, la cual Venus esquivó fácilmente, luego contraataco lanzando su Cadena de luz, Mars logró esquivarla y lanzó sus aros de fuego, esta vez Venus lanzó su Rayo Creciente que logró cortar ligeramente él hombro de Mars al igual que unos cuantos cabellos. Ella enfurecida lanzó una saeta de fuego que apenas su contrincante pudo esquivar, haciéndola caer de rodillas, otra Saeta fue en dirección a la guerrera  que debió hacer un esfuerzo para poder evadirlo.
Aun en el suelo la guerrera lanzó un rayo creciente para evitar que la guerrera de fuego vuelva a atacarla. Una vez de pie dijo sosteniendo uno de sus brazos:-No vamos a llegar a nada así…- exclamó para luego tener que volver a defenderse con un poder en forma de corazón amarillo contra la saeta que su oponente lanzó.

Nuevamente una bruma espesa oscureció el ambiente, ambas guerreras esperaron que esta se disipara  para continuar su batalla. Venus no dudó en lanzar su cadena inmediatamente al verla. Atrapándola certeramente, esta vez de los hombros; con fuerza sostuvo su cadena y se le acercó, a pesar de la reñida pelea se podían notar unos ojos llenos de angustia en Venus. Tener que luchar con una de sus mejores amigas la destrozaba por dentro. -Por favor Rei…- le dijo con cierta tristeza.

-Déjate de juegos y acaba una vez con esas guerreras!-
dijo una voz que pareció venir de los cielos.
Sailor Venus quedó anonadada al escuchar aquella voz, por aquella distracción Mars logró zafarse de  la cadena, con un rápido movimiento  tomó su cadena y comenzó a ahorcar a la guerrera de cabellos rubios. Ella trató de detenerla tomando las cadenas que rodeaban su cuello.  -….ghh..Re..i…gh…- pero poco a poco comenzó a perder el conocimiento. Venus casi sin fuerzas la vio por última vez hasta que perdió el conocimiento dejándola Mars caer al suelo. No satisfecha iba asegurarse de eliminarla con una saeta,  pero fue detenida justo a tiempo por un trueno proveniente de Sailor Júpiter.

-Acabemos de una vez con esto…- dijo Júpiter, quien no podía creer ver a sus compañeras derrotadas por la guerrera de fuego. “Esto es por todas, Ami, Mina” -Ataque de hojas de roble de Júpiter- la guerrera del trueno comenzó un nuevo enfrentamiento.

Llamaradas de fuego se dirigieron a la guerrera como respuesta de aquel ataque; la rodearon formando surcos de fuego a sus costados, corrió velozmente hacia la guerrera de fuego lanzando una centella relampagueante. Mars recibe aquel ataque y cae de rodillas; cuando Júpiter se disponía volverla a atacar, se  detuvo al ver que algo sucedía con Mars, quien sujetaba su cabeza con fuerza como si algo le produjera dolor.
-Rei…- la guerrera del trueno camino  lentamente hacia ella, sin saber que la guerrera de Marte parecía tener un gran conflicto en su interior.

-Deshazte de esas guerreras- -No tienes opción, eres una de mis sirvientes- -Si no lo haces, te arrepentirás- -Debes acabar con todas ellas- -¡Es una orden, Guerrera Marte!- La misma voz se repetía en su mente dándole la misma orden, que se deshiciera de sus amigas.

-No…no…no puedo…no- murmuraba la guerrera -¡Sal…sal de mi cabeza!- decía subiendo la intensidad de su voz.
Por otro lado, Júpiter se detuvo al escucharla; “Lo sabía está siendo controlada…” –Sailor Mars, tienes que ser fuerte. ¡Quien sea que trate controlarte, no se lo permitas!- dijo dándole ánimos. Pero aquella voz en la mente de Mars se hacía cada vez más intensa, hasta que ya no pudo más… y volvió a estar bajo control de esta; sus ojos se tornaron nuevamente de un color violeta oscuro y aquella mirada perdida regresó. Al instante sus manos despidieron llamas  y las lanzó directamente hacia adelante. D:
***fin flashback***

Spoiler:

“No, no, no, yo no pude haber hecho eso…no es posible” se decía Mars tan apenada que no quería ni ver a los ojos a Sailor Moon, poco a poco recordó lo que había hecho lo cual le causaba tanto dolor al saber que casi había asesinado a sus mejores amigas.

-¡Serena!, tienes que liberar a Rei de quien la esté controlando- exclamó Júpiter poniéndose de pie.

-¡Usa tu poder de purificación, Sailor Moon!- dijo Mercury

-Tienes que intentarlo…por favor- dijo Venus

Sailor Moon sabía que debía ayudar a Sailor Mars a como dé lugar, no podía permitir que nadie más salga lastimado. Extendió su báculo y lo tomó con fuerza –Por favor Cristal de Plata, libera a Sailor Mars… ¡Por el poder del Cristal de Luna Plateada!- Al decir esto su báculo irradió una cálida luz rosa que cubrió todo el parque, tal fue su poder que todas las llamas que consumían los alrededores fueron apagadas y regresaron a la normalidad, de la misma manera las chicas comenzaron a recuperar sus fuerzas y sanar sus heridas. Sailor Mars fue envuelta por aquella luz, cubrió su rostro con sus brazos; cuando al fin terminó, todas de cierto modo quedaron sorprendidas por lo que había logrado hacer la Guerrera de la Luna, quien se mantuvo firme esperando que el poder del Cristal de Plata haya funcionado.
Rei permaneció quieta por unos segundos, luego casi estuvo a punto de desmayarse, Sailor Moon corrió hacia ella rápidamente para sostenerla.
-Rei, ¿Estás bien?- le dijo preocupada. A lo cual su compañera solo contesto con una débil sonrisa.

***

Aunque nadie se había percatado, el cielo a pesar de ya haber anochecido se tornó mucho más oscuro, una extraña bruma había rodeado el parque de tal manera que nadie fuera de este podía ver lo que sucedía. Incluso una serie de ambulancias habían llegado al parque por el incendio que se había propagado; pero un extraño campo de energía no permitía que nadie pueda ingresar, lo cual tenía totalmente desconcertados a los que se encontraban presentes en aquel lugar.


En el interior, tanto Sailor Moon como las demás sailor guerreras esperaban que su compañera Sailor Mars haya regresado a la normalidad después que una misteriosa fuerza maligna se había tomado por completo a la guerrera del fuego con el fin acabar con sus propias compañeras. Cuando parecía que todo al fin había terminado, las chicas fueron lentamente hacia donde se encontraba la Guerrera de la Luna a pesar de haber sido ligeramente curadas por el poder del Cristal de Plata. Sailor Mars aún parecía algo pasmada por lo sucedido, no quería ni ver a los ojos a sus demás amigas, pues recordaba los encuentros violentos que había tenido con ellos. –Por favor…les ruego que me disculpen- dijo débilmente –Por más que quería…no podía detenerme-


-Rei, no te sientas así…ahora sé que no fue tu intención…estabas siendo controlada, no fue tu culpa- dijo Serena tratando de animarla, el hecho de verla así indicaba que ella había sido muy lastimada no podía entender cómo alguien había sido capaz de ejercer tal sufrimiento, pero más aún no entendía cómo es que había logrado ejercer tal control sobre la guerrera de fuego, por un momento no sabía si esto había llegado a su fin o tal vez…

-Me impresionas, Sailor Moon- aquella voz rio malvadamente –Parece que te subestimé o ¿me equivoco?-
Los pensamientos de la guerrera fueron interrumpidos al escuchar de nuevo aquella imponente voz que resonó por todo el cielo, esto también alarmó a sus demás compañeras incluyendo Luna y Artemis.
“Es…es la misma voz que me estuvo controlando” pensó la guerrera de Marte con un gran temor reflejado en su rostro.

-Otra vez esa voz…- dijo Sailor Venus viendo hacia el cielo

-Chicas, soy yo o el cielo está demasiado oscuro- dijo Júpiter

-Es cierto…como es…- Mercury rápidamente hizo aparecer su visor para analizar el ambiente. –No puede ser… ¡Estamos rodeados por un campo de energía!- exclamó la guerrera sorprendida.

-¿Qué?- dijeron las demás a la vez

-¡Es hora de que sepan con quién están tratando guerreras de la Luna…!-

Nuevamente aquella voz se manifestó; sin embargo para sorpresa de todos esto no quedó allí. Una ráfaga de viento recorrió todo el campo, haciendo que los árboles se agiten con tal fuerza que sus hojas salían esparcidas por todo el lugar.

-¿Qué significa esto?- exclamó Júpiter mirando con asombro lo que estaba sucediendo.

-Chicas, prepárense…tengo la seguridad de que algo muy siniestro está por manifestarse- dijo Artemis con firmeza.

Las chicas lo escucharon atentamente, preparándose para lo que sea que fuera a suceder.
Aquella bruma que acaparaba todo el parque parecía hacerse cada vez más espesa, que incluso las chicas parecían ser afectadas por esta.

-¿Qué es esto, chicas?...siento que no puedo respirar- dijo Venus afectada
-Resistan chicas, es solo el comienzo- dijo Luna tratando se seguir en pie.

***

A unas calles Mio se encontraba caminando en dirección a su casa, de pronto vio como unos ojos rojos la miraban de entre las sombras, las luces de los postes comenzaron a parpadear; a diferencia de actitud fría y temeraria que siempre demostraba esta vez sintió miedo pues sabía muy bien de quien se trataba y lo que ocurriría.

-Debo aceptar que fuiste muy útil niña…pero, ¡Ya no te necesito!-
Era la Reina quien arrebató de inmediato aquella parte vital de sí misma que le había entregado a Mio después de haberla usado como un eslabón más de su plan. La Reina de Corazones había conseguido la suficiente energía para poder aparecer en la tierra y así salir de su oscuro Reino de una vez por todas. –Ahora, ya tengo lo que me pertenece…- dijo observando a Mio en el piso casi a punto de desmayarse.

-Bueno…ya que hiciste todo lo que te pedí…te devolveré esto…- aun en forma de una sombra la Reina apareció en sus manos un corazón rojizo resplandeciente y lo dejó caer al suelo. –jajajaja …es un obsequio de mi parte…- dijo aquella sombra hasta desaparecer. Mio lentamente se arrastró casi sin fuerzas hasta que logró alcanzar aquel corazón con una de sus manos.

***

Finalmente la bruma que rodeaba a las guerreras se disipó, cuando vieron hacia el cielo, de inmediato apareció Kado riendo frente a ellas levitando

-Mmmm, parece que siguen con vida guerreritas…- dijo con sarcasmo.

-Tu, otra vez aquí- dijo una de las guerreras

Aquel villano las miró siniestramente y solo optó por decir:- Sailor guerreras, su fin ha llegado porque finalmente la gran Reina de Corazones está presente-

-¿A qué te refieres?- preguntó Sailor Moon al no entender lo que Kado había dicho orgullosamente.
Una profunda risa siniestra escucharon las guerreras, luego vieron como cerca de Kado un especie de portal oscuro apareció, de este poco a poco una silueta femenina comenzó a formarse, unos penetrantes ojos rojos fue lo primero que se podía observar, seguidamente una mujer vestida elegantemente, digna de una Reina es lo que se logró apreciar.
Las guerreras quedaron estupefactas por lo que veían, nunca antes habían sido testigos de algo parecido:

-Es…acaso ¿La Reina de Corazones?-


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:45 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor.kote.moon el Jue Ene 07, 2016 6:19 pm

uiiiii esta super iper mega bueno D: que pasara ahora no quiero esperar mas xD jeje bueno esta interesante ahora que pasara con las chicas...y mio D:
avatar
sailor.kote.moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 5391
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor star sum el Vie Ene 08, 2016 12:22 am

:c pobre rei mas de lo que sufrio por esa reina...que malvada es ahora que pasara uuu esto se pone cada vez mas bueno :3
avatar
sailor star sum
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 456
Edad : 25
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Vie Ene 08, 2016 12:33 am

Si la reina fue despiadad oculta, imaginate cómo será en persona
San pacientes chicas, pronto actualizare ;D
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Sáb Ene 09, 2016 8:55 pm

Listo! xD
Capítulo XIX
-La Reina de Corazones ha llegado –

Spoiler:
Una mujer de vestido rojizo adornado en tonos dorados y otros detalles que simbolizan su soberanía. Además de usar una gran corona dorada y un collar que contenía una diadema de color rubí.  Sus celestes ojos observaban fijamente a las guerreras de la Luna que permanecían atentas ante la mirada siniestra de la soberana.
Inmediatamente Kado hizo una reverencia ante la presencia de la Reina quien estaba a su lado –Reina de corazones, finalmente ha llegado-

La Reina solo giro su mirada ligeramente, luego volvió a ver a las guerreras y exclamó.

-Sailor guerreras, Yo soy la Reina de Corazones…déjenme decirles que estuve muy ansiosa por poder conocerlas finalmente-
dijo riendo siniestramente.
Las guerreras permanecieron en silencio observándola con detenimientos, aunque era Sailor Moon quien parecía más sorprendida.

-Tú debes ser la famosa Sailor Moon…debo decir que estoy algo sorprendida con el poder que has heredado como Princesa de la Luna…- *volvió a reír* -…De dónde vengo el Reino Lunar no eran nada más que cuentos de hadas…-

-¿A qué te refieres con eso, de dónde provienes?- preguntó la guerrera de la Luna armándose de valor.

-¿Cómo te atreves a hablarle de manera tan insolente, Sailor Moon...? dijo Kado indignado, pero fue interrumpido por la Reina diciendo: -Vaya, vaya, parece que al fin hablaste pensé que el gato te había comido la lengua-

Aquel comentario le pareció muy conocido a Serena, luego recordó que Mio había dicho los mismo cuando estaban en la escuela. “Eso también lo dijo ella…será que…”
Mientras tanto las demás guerreras observaban detenidamente la situación, la Reina esta vez fijo su mirada en la Guerrera de Marte quien parecía aun no poder creer que se trataba de aquella mujer la que estaba controlándola, pero lo que no se explicaba es cómo es que eso era posible.

-¿Qué sucede Guerrera de Marte?...que acaso no te había encargado que te deshicieras de ellas- dijo la Reina riendo.

Aquel comentario sarcástico indigno a las guerreras, inclusive a Marte.

-¡Cómo te atreves a decir eso!- dijo Venus

-Usarla para llevar a cabo tus malévolos planes…-dijo Júpiter apretando sus puños.

-Fuiste tú, ¿no es así?, la que me obligó a hacer todas esas cosas…- dijo Mars enojada dando unos pasos hacia adelante mirando a la Reina fijamente. –Por tu culpa…por tu culpa casi mato a las personas que más estimo- dijo apretando fuertemente uno de sus puños. – ¡No pienso volver a escucharte, no te obedeceré nunca más!- dijo firmemente.

-Ella tiene razón, no podrás controlarla más, porque el poder de Sailor Moon la ha liberado de tu hechizo- dijo esta vez Mercury. Por un momento Sailor Moon se quedó callada y solo observaba lo que estaba sucediendo, “Rei, no puedo ni imaginar lo que sentías…como puede ser tan cruel, no lo entiendo…”

-Mi Reina déjeme encargarme de estas chiquillas insolentes, yo…-


-Suficiente Kado, sé muy bien quién se va a encargarse de ellas-

-Pero…- la Reina miró directamente a Kado, haciéndolo callar y ver hacia un lado avergonzado.

-Oye, te estamos hablando, ¿Qué acaso no nos escuchaste?- gritó Venus al ver que la Reina había dejado de tomar atención a ellas.

Al escuchar eso la Reina volteó  ligeramente, para luego verlas con frialdad, seguidamente una sonrisa se dibujó en su rostro: -¿De verdad, crees que te has liberado de mi Guerrera de Marte?;  ¡Insolente! ¿Sabes qué hago a los sirvientes que no quieren seguir mis órdenes?- dijo extendiendo una de sus manos, al instante un corazón de color rojizo apareció en su palma.

“¿Qué es eso?” “ No puede ser, ¿Acaso es?” “Eso es…”

Se preguntaron las guerreras al ver lo que ella tenía en una de sus manos.
Sin más pensarlo la Reina apretó con fuerza aquel corazón reflejando una vil sonrisa en su rostro. De inmediato Sailor Mars comenzó a gritar de dolor tocando su pecho, este era tan intenso que cayó de rodillas y no podía dejar de quejarse. Esto alarmó a las guerreras quien sorprendidas fueron a ver a Rei.

-Sailor Mars, Sailor Mars…-

-Rei, ¿Qué te pasa?-

-¿Qué sucede?... ¡Resiste!-

-¡Rei!-

Dijeron algunas de las guerreras quienes entraron en desesperación al ver lo que sucedía con su compañera, observaban impotentes como Rei se retorcía de dolor y no entendían qué le sucedía, hasta que la Guerrera de la Luna volteó su mirada hacia la Reina, supo con certeza que estaba pasando al ver como la Reina presionaba con fuerza aquel objeto brillante. “Eso es…es un corazón…” *volteó a ver a Rei unos segundos y luego volvió a ver a la Reina “¡Es su corazón!” al instante gritó con todas sus fuerzas -¡Detente! ¡No vez que la estás lastimando!- se puso de pie y camino hacia la Reina, aunque esta se encontraba en los aires, -¡Qué te detengas!- volvió a gritar pero mirándola con tanto odio que estuviera dispuesta a atacarla; sin embargo su báculo despegó un destello de luz que obligó a la Reina de Corazones a detenerse pues aquel resplandor la encegueció por unos segundos. – ¡Demonios!- ; -¡Rayos!- de la misma manera Kado se cubrió con sus brazos.

Al detenerse, Sailor Mars finalmente dejó de sentir aquel dolor; pero fue demasiado para ella y por poco cae desmayada sino es porque sus amigas la sostuvieron a tiempo, Sailor Moon corrió hacia a ellas apresuradamente para ver a la Guerrea del fuego y a tomó de los hombros. –Sailor Mars, Sailor Mars ¿Te encuentras bien?- le dijo mirándola angustiada al ver a la guerrera del fuego sin fuerzas, apenas pudo asentir con el rostro al escuchar a Serena, aunque aún mostraba en su rostro seguir adolorida.

-Tú…insolente ¿Cómo te atreves?- la Reina quien recuperó la visión con rapidez dijo aquellas palabras enfurecida.

-No, tú cómo te atreves a hacerle eso a Sailor Mars- dijo Sailor Moon indignada

-Dinos ¿Cómo es que hiciste eso?- dijo Sailor Júpiter

-¿Cómo pudiste ser tan despiadada?- dijo Venus viéndola con resentimiento.

Sailor Mars levantó ligeramente su rostro y lo que tenía la Reina en una de sus manos –Es…mi…es…- pero se le hacía muy difícil hablar. Las chicas trataban de entender lo que ella les decía.

-Todas ustedes, son unas insolentes, merecen la muerte…- dijo la Reina, sosteniendo aquel objeto resplandeciente rojizo, exclamó: -¡Sailor Mars, de pie!-

-¡Qué!- dijeron las guerreras, a excepción de Marte, quien al escuchar el mandato de la Reina, aunque ella permanecía consciente, pues se notaba cierta incertidumbre en su rostro, sin que ella lo quisiera se levantó rápidamente para sorpresa de sus demás compañeras.

“No otra vez, no podré detenerme, tengo que hacer algo, estoy segura que querrá que las aniquile…” Casi titubeando comenzó a decir Sailor Mars: -Ch…chicas, aléjense de mi…-

Todas lograron escuchar lo que ella dijo: -¿Qué?-

-Aléjense, por favor no las quiero…-

-Pero Mars…-

-No te dejaremos-

-Rei, no puedes permitir que siga controlándote-


Sin embargo estas palabras solo colmaron la paciencia de la guerrera y grito: -¡Aléjense!- lanzando unas llamaradas de fuego de sus manos a ambos lados, las chicas lograron esquivarlas, es así como entendieron que Rei solo estaba tratando de protegerlas, de ella misma.

-jajajaja, Sailor Mars no importa cuánto intentes resistirte, mientras yo tenga tu corazón obedecerás todas mis órdenes-

-Dijo, ¿su corazón?-
exclamó Venus

-No, eso no es posible un ser humano común no puede vivir sin su corazón, es un órgano vital- dijo Mercury

-Acaso no me creen guerreras incrédulas, observen. – ¡Sailor Mars, haz una reverencia!-


Inmediatamente la guerrera obedeció agachando su espalda lentamente, a pesar de que trataba de resistirse.
-jajajajaja, lo ven ¿Quieren algo más?, ¡Sailor Mars de rodillas!-

-¡Suficiente!- exclamó la guerrera de la Luna – Solo te estás burlando de ella, ¡Que cruel eres!-

A pesar de ello Mars igualmente se arrodilló, aunque nadie se había percatado ya no parecía estar consciente de sus actos, lo que significaba…

-Sigues desafiándome no es así, Princesa de la Luna. Tú serás la primera en morir-
*rió vilmente* -Que comience la diversión. ¡Sailor Mars aniquila a Sailor Moon, es una orden!-

La guerrera de fuego que permanecía de rodillas levantó la mirada y se puso de pie dando unos pasos ligeros en dirección a Sailor Moon.
-No, Rei no lo hagas- dijo Serena dando unos pasos hacia atrás al ver que ella se le acercaba.
Al ver esto la Reina reía y pensaba “Esto va a ser todo un espectáculo” luego apareció un trono sombrío en el cual sentó para ser testigo de aquella batalla.


-No otra vez-
-Chicas debemos detenerla, rápido-
-Sí-

Mercury, Venus y Júpiter no duraron en ir tras Mars: -Cadena de amor de Venus- exclamo la guerrera lanzando su cadena hacia Mars atrapándola, Júpiter dio un salto y se puso frente a Moon. –No dejaremos que te le acerques-

Mars en trance por la orden de la Reina no dudo en intentar liberarse incinerando la cadena de Venus, ella no tuvo más opción que soltarla al hacerse cenizas.

–Burbujas de Mercurio- Una gran niebla cubrió todo el lugar sin poder dejar a nadie ver lo que sucedía. Mercury pensó “espero que esto funcione”

-¿Dónde están?-
dijo en voz alta Júpiter que resguardaba a Sailor Moon, hasta que la guerrera Lunar pudo ver de reojo como una luz incandescente se acercaba con velocidad hacia ellas -¡Cuidado!- gritó empujando a Júpiter, ambas cayeron al suelo cuando por poco eran alcanzadas por una gran llamarada de fuego. Cuando ambas se disponían a levantarse vieron la silueta de Marte que nuevamente lanzó una llamarada para disipar la niebla que las cubría. Ellas tuvieron que agacharse con rapidez, Mars a solo unos pasos de ellas alzó sus manos para volver a atacarlas pero fue empujada por Venus, quien se lanzó sobre ella. – ¡No!- Venus sostuvo con sus fuerzas a Mars en el piso y gritó: -¡Huyan, yo me encargo de ella!-

-Pero…- dijo Moon –Vamos- , que fue llevada rápidamente de la muñeca por Júpiter perdiéndose entre la niebla.

-¡No dejes que te controle!-
 dijo Venus aun sosteniendo a Mars en el suelo quien oponía resistencia hasta que se detuvo.
-Lo…siento- dijo Mars que lanzó llamaradas de fuego lo cual obligó a Venus a liberarla, aunque no se lastimó quedó perpleja por las palabras de la guerrera de fuego; permaneció de rodillas y para cuando levantó la mirada ella ya había desaparecido.

Mars siguió buscando a Sailor Moon, la niebla poco a poco comenzaba a disiparse; luego algo llamó su atención, Mercury se encontraba a unos metros frente a ella.

–Sailor Mars, aunque esa bruja te de órdenes sabes muy bien que puedes liberarte de ella si quieres, solo tienes que ser fuerte- dijo mirándola fijamente. Mars pareció escucharla y se quedó observándola por unos segundos hasta que decidió desaparecer de su vista yendo hacia otro lado.

-Espera…- dijo Mercury quien intentó seguirla.
La bruma finalmente se disipó, rápidamente Venus y Mercury se reunieron con Júpiter y Sailor Moon. Mars se encontraba a varios metros lejos de ellas, solo las observó detenidamente hasta que la Reina exclamó.

-¡Hazlo de una vez Mars, no tengo tiempo para más juegos!-

Mars asintió con la cabeza y caminó hacia ellas decidida a cumplir con la orden de la soberana. Las demás guerreras estaban dispuestas a proteger a Sailor Moon.

-Eso no lo permitiremos-

-Primero tendrás que pasar por nosotras-

-¡NO!- gritó Sailor Moon, dio unos pasos hacia adelante hasta salir de la protección de las chicas. Incluso Mars se detuvo, para luego cruzarse de brazos.

-Sailor Moon…- -No, Serena nosotras estamos para protegerte-

-Es suficiente, yo me encargaré de esto chicas…confíen en mi- dijo decididamente volteando a verlas.
Las guerreras solo la miraron aun sin entender que es lo que pretendía hacer Sailor Moon, mientras tanto la Reina sonrió con vileza: -mmmm, que interesante-

-Esto es entre Sailor Mars y yo, me encargaré de regresarla a la normalidad- dijo dando unos pasos hacia ella. –Rei, sé muy bien que puedes escucharme, no puedo imaginar lo que estés sintiendo en este momento, lo que sí sé es que la Sailor Mars que conozco siempre me dijo que no debo ser una llorona y cobarde, que debo ser fuerte y tener siempre la frente en alto. Rei no estás sola en esto, me encargaré de que regreses a ser tu misma.-

Después de decir eso Sailor Mars no espero más y comenzó a atacarla lanzándole una llamarada de fuego; Sailor Moon esquivo su ataque dando un salto hacia un lado pero Mars no dudó en volver a atacarla con aros de fuego, Serena trato de esquivar lo más que pudo, aquellos aros de esparcieron por todos lados haciendo que nuevamente algunos árboles se enciendan en llamas.

-Sailor Mars despierta de una vez, sé que no quieres hacer esto- Pero al decirle esto Mars se dirigió a Moon tratando de golpearla con puñetes y patadas. Serena lograba esquivar aquellos golpes  defendiéndose con su báculo, la guerrera de fuego dio un salto y lanzo una llamarada, Sailor Moon se protegió lanzando uno de sus ataques de luz, esto causó una explosión que generó una bruma gris. Todo se oscureció y nadie podía ver lo que sucedía.

Sailor Moon vio hacia todos lados tratando de divisar a Mars hasta que esta la golpeó por la espalda haciéndola caer al piso fuertemente. -Ahh!-

Las demás al escuchar el grito de Serena quisieron ir a socorrerla pero las detuvo un gran muro de fuego que hizo Mars, impidiendo así que ellas puedan hacer algo y mucho más ver que iría a suceder.

-Demonios!, Serena tienes que ser fuerte- grito Júpiter

-Mercury, usa tus poderes para apagar el fuego- dijo Venus

-No, Sailor Venus si uso mis poderes estos podrían aumentar las llamas-

-¡Rayos!- exclamó Venus al no poder hacer nada por Sailor Moon.

Por otro lado Sailor Moon al caer trató de incorporarse lo más rápido que pudo pues a los pocos segundos casi es alcanzada por una saeta de fuego, logró esquivarla pero esta le causó ligeras quemaduras y cayó nuevamente de rodillas. Otra flecha fue hacia ella haciéndale caer a unos metros, su traje tenía ligeros cortes que el fuego le había ocasionado. Adolorida trató de levantarse, luego pudo sentir como una sombra la cubrió, levantó la mirada y vio a Sailor Mars frente a ella observándola frívolamente y apuntándole con una saeta de fuego.
La guerrera de la Luna se incorporó lentamente pudiendo solo quedarse de rodillas, mientras podía sentir el calor de esa flecha a menos de medio metro de distancia de su rostro.

Spoiler:
-No, no Rei...no serías capaz. No, por favor…despierta-dijo mirándola a los ojos a punto de soltar lágrimas.

Mars solo se mantuvo quieta apuntándola con la saeta, también miraba fijamente a Sailor Moon, aunque por un momento parecía que sus manos temblaban, como si tratara de resistirse a lo que iba a hacer. Esto notó la guerrera de la Luna “Será que… ¿Puede escucharme?” -Rei, sabes muy bien que no quieres hacerlo…resiste, ella talvez cree que puede controlarte por que tiene tu corazón, pero no sabe que tu fuerza de voluntad es mucho más poderosa que una orden suya…confío en ti-
Los ojos de Rei parecieron abrirse cuando escuchó aquellas palabras, al punto que bajó un poco la saeta que sostenía en su arco de fuego más aun su rostro reflejaba cierta incertidumbre y agitó su cabeza de un lado a otro.

-¡Déjense de parloteos, acaba de una buena vez con esa guerrera!- exclamo la Reina de Corazones muy impaciente.

Sailor Mars nuevamente apuntó con su saeta a Sailor Moon, sin más preámbulos se preparó para soltarla. Sailor Moon supo que había hecho su mejor esfuerzo para hacerla reaccionar…pero ¿acaso no fue suficiente? , cerró los ojos inclinando su rostro esperando lo peor.
-A sus órdenes…- dijo Mars a punto de lanzar la saeta, de pronto giro velozmente en dirección a la Reina -…su majestad!- y la soltó…

Continuará


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:43 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Jue Ene 14, 2016 1:57 am

Capítulo XX
Los recuerdos de un soldado

La saeta de fuego fue hacia la Reina quien apenas pudo reaccionar y por alguna razón inclino al rostro, está aparentemente solo le rozó la muñeca de su mano derecha, con la que sostenía el corazón de Marte, no pudo evitar soltarlo, este calló en un arbustos aunque nadie en ese momento se percató. – ¡Agg…!- exclamó la Reina cubriéndose la herida con su otra mano, muy enfurecida   gritó: -¡Maldita! ¿Cómo te atreves a hacer eso?- viéndola con odio.

Las chicas quedaron sorprendidas, pues Mars había desobedecido la orden de la Reina, de alguna forma esto el alivió; ¿Acaso Sailor Mars había logrado contrarrestar por completo el poder de aquella bruja?
Sailor Moon al escuchar el gritó de la Reina abrió los ojos bruscamente, lo primero que vio fue Mars de espaldas, aún mantenía su posición de haber lanzado la saeta. “¿Qué?...Sailor Mars no lo…” quedó atónita pero al mismo tiempo se llenó de emoción al ver que después de todo sus palabras no fueron en vano. Pasado unos segundos Mars bajó sus brazos lentamente, volteó ligeramente a ver a Sailor Moon; luego se dirigió a a Reina, su mirada reflejaba cierta furia, pero a la vez firmeza. –No obedeceré más tus órdenes, la próxima vez no fallaré- dijo refiriéndose a la saeta que le había lanzado.

-Insolente, serás…- la Reina se detuvo al percatarse que Kado estaba frente a ella, este se mantuvo en la misma posición en silencio lo cual la extrañó. Bajó la vista dándose cuenta que a la altura de su pecho tenía un pequeño agujero del cual comenzó a brotar sangre, tiñendo de aquel color carmesí su chaqueta violácea. Él inclinó su rostro tratando de ver a la Reina, pero su cuerpo no resistió más y cayó toscamente al suelo.

-¿Él…la protegió?...- dijo Venus titubeando.

-No es posible…- agregó Mercury.

-…- Júpiter solo optó por bajar la mirada.

Las guerreras quedaron sorprendidas por lo que presenciaron; Kado había recibido aquella saeta en vez de la Reina quien apenas había sido rasguñada por la misma. Aun así ella solo optó por observarlo fríamente. Incluso Mars parecía mantener cierta frivolidad en su rostro, acaso sería porque… ¿No tenía su corazón?

Sailor Moon al ver la escena sintió cierta empatía, pues él, acaso había dado la vida por su Reina. Tal era su devoción por esta o acaso había algo más, sin embargo lo que la lleno de indignación fue el  hecho de que aquella soberana parecía no importarle en absoluto por la indiferencia que mostraba.

-¿Cómo puedes ser tan indiferente? Qué caso no ves que tu sirviente fue capaz de dar la vida por ti…acaso, ¿Acaso no tienes corazón?- objetó la guerrera de la Luna poniéndose de pie, mirándola fijamente.

La Reina al escuchar sus palabras apenas hizo un gesto, cómo si lo que ella le había dicho fuera un chiste. –Lo que yo haga con ellos, no es de tu incumbencia…- se detuvo al escuchar que Kado parecía murmurar algo mientras se incorporaba lentamente.

-Te equivocas…tú no sabes nada Sailor…Moon, yo juré servirle fielmente sin importar qué, así tenga que morir…yo…- se detuvo al caer de rodillas mientras intentaba tapar su herida.

-¿Qué acaso no ves que solo te está utilizando?, ni siquiera le importa lo que has hecho por ella…- dijo Venus que por alguna razón dijo aquellas palabras impulsivamente.

-Definitivamente, no tienes corazón…- dijo Júpiter viéndola fijamente.

-Ca…callen… ¡Cállense todas!, sigan hablando así y me encargaré de matarlas yo mismo…-

¿Qué sucedía con Kado?, por qué a pesar de que las guerreras tengan la razón él no lo podía aceptar, o acaso el estar a punto de perder  la vida lo había llevado a la locura. Era algo que Sailor Moon no podía dejar de pensar, -Esto…no puede acabar así…- dijo en voz baja caminando en dirección a Kado, lo cual alarmó a las demás. –Serena…-

-Espera…-


- ¿Sailor Moon qué intentas hacer?-
dijeron sus compañeras quienes no sabían que esperar de su Princesa quien aparentemente se había compadecido del sirviente de la Reina; mientras tanto está parecía sumida en sus pensamiento, cómo si las palabras de la guerrera lunar ¿Qué acaso no tienes corazón? Retumbaran una y otra vez en su cabeza.

Kado al ver que la guerrera se le acercó quiso levantarse mientras eso dijo: -Qué acaso piensas acabar conmigo de una vez…ni piensen que dejaré…- se enmudeció al ver Sailor Moon se arrodilló frente a él y lo miró a los ojos. –Qué… porqué me miras así…- dijo sorprendido.
De pronto una luz rosa emergió suavemente de Sailor Moon, lo suficiente como para envolverlos a ambos, aquel resplandor por alguna razón hizo recordar momentos de su pasado a Kado.

***flashback***

Un día en el fructífero Jardín de los naipes, en el interior del Palacio, un pequeño niño de cabello gris al igual que sus ojos y piel de porcelana caminaba junto a su padre, quien vestía un uniforme de soldado. De pronto las puertas del salón principal se abrieron, de este un grupo de señoritas acompañaban a una pequeña niña de cabello rojizo y unos ojos celestes resplandecientes, llevaba un vestido color púrpura lleno de adornos de diamantes caminaba elegantemente mostrando una actitud sumisa. Ellas pasaron justo de lado de aquel pequeño niño y su padre, este de inmediato hizo una reverencia, mientras tanto el infante solo se quedó observándola hasta que intercambiaron miradas por unos segundos. De inmediato el niño bajó la mirada ligeramente ruborizado, aunque este no se percató a pequeña Princesa soltó risa mientras siguió caminando al lado de sus doncellas.

Años más tarde aquella Princesa se había convertido en La Reina de Corazones y aquel niño era nada más y nada menos que parte de guardia real que resguardaban a la soberana. Un gran baile se había organizado, era el primer evento oficializando el mandato de la nueva Reina. Mientras todos llegaban, la Reina se alistaba en el interior de su habitación, un soldado esperaba fuera de este para llevarla después al salón principal.

-Eh…disculpa…disculpa…-  dijo la Reina desde el interior esperando que alguien conteste. Pero el soldado que se encontraba a su resguardo, parecía no haberla escuchado, es más parecía estar sumido en sus pensamientos, aquellos ojos grises se abrieron ligeramente al escuchar finalmente la voz de la Reina. Cuando se disponía a atender, la puerta se abrió unos centímetros y nuevamente una tímida voz dijo.-Eh…disculpa…me, ¿me podrías ayudar?-

El rostro del soldado cambió ligeramente pero luego volvió a tener una actitud seria y dijo haciendo una reverencia. -¿Qué necesita su majestad?-

De inmediato la puerta se abrió por completo lo cual alarmó al soldado, nervioso dio unos pasos y entró a la habitación, volteó a su derecha y pudo ver a la Reina quien lo veía tímidamente, pero a la vez trataba de sonreír. Sin razón aparente el soldado se sonrojó, la Reina al verlo le preguntó: -¿Te encuentras bien?-

-Ah…eh…sí, estoy bien. Discúlpeme- dijo  bajando la mirada.

-No te preocupes, ah por cierto la razón porque te llamé es porque necesito que me ayudes con algo…- dijo bajando su tono.

-En que le puedo ayudar- nuevamente la reverencia.

La Reino soltó una risa y dijo: -No tienes por qué hacer siempre eso…no es necesario-

El soldado se sintió algo avergonzado: -Disculpe, no lo volveré…- pero volvió a hacerlo al disculparse.

La Reina lo miró sonriente y le preguntó. -¿Cuál es tu nombre?-

-Pues, eh….Kado. Me llamo Kado- contestó el soldado con nerviosismo.

-Gusto en conocerte Kado, bien ya puedes retirarte-

-¿Qué?, pero no me dijo que necesitaba ayuda…- dijo Kado confundido dando pasos hacia atrás.

-Gracias, solo quería hablar con alguien.-
dijo la Reina con una gran sonrisa.

Pero aquel día el Reino se llenó de oscuridad. Campesinos rebeldes intentaban tomar el   palacio violentamente. Un soldado buscaba con desesperación a la Reina, llamándola por su nombre, hasta que al fin la encontró.

-¿Su majestad?...tenemos que salir de aquí- dijo el soldado reverenciándola. La Reina permaneció en silencio hasta que volteó a verlo, el joven se sorprendió al verla pues lucía distinta. Un rostro inexpresivo y una mirada frívola fue lo que observó, no comprendía que le había sucedido.
-¿Por qué me miras así?- preguntó ella frivolamente.
Poco a poco la imagen se tornó turbia, apenas se logró escuchar lo que decían:

-¿Serás mi sirviente de por vida?-

-…Si, lo juró Reina de Corazones…-

***finflashback***

Kado quedó atónito por aquel recuerdo “Yo…”. Sin ninguna razón, vio a los ojos a Sailor Moon, sus deseos de venganza y odio habían desaparecido hacia ella. –Tus ojos, me recuerdan a…- dijo admirándolos.

Por otro lado la Reina siguió perdida en sus pensamientos, agrios recuerdos llegaban a su mente.
“Pagarás por lo que hiciste” “Pensé que siempre estaríamos juntos” “Yo soy la Reina de Corazones y nadie se entrometerá en mi camino”

-¿Qué acaso no tienes corazón?- -¡Fue capaz de dar la vida por ti!...-

Una risa macabra por parte de la Reino se escuchó, todos tomaron atención hacia ella.

-Oh Kado, debo aceptar que fuiste un fiel sirviente…por lo cual haré que dejes de sufrir….- una siniestra sonrisa se dibujó en su rostro.

¿Qué quiso decir con eso?” pensó la guerrera de la Luna viendo a la Reina, luego una voz la llamó: -Sailor Moon…-

Kado débilmente quiso volver a verla a los ojos: -Déjame ver esos ojos por última vez…-

Spoiler:
-No, no, no digas eso, yo puedo ayudarte…-

-Hum!, no hay nada que puedas hacer Sailor Moon, mi fin ha llegado y no me arrepiento de nada…sin embargo aunque me cueste creerlo debo agradecerte, porque me hiciste recordar algo muy importante. Ahora se….si hice todo esto fue porque…yo siempre la…-

A la vez La Reina hizo aparecer un corazón el cual inmediatamente lo aplastó volviéndolo polvo, Kado sin poder terminar lo que iba  a hacer instantáneamente se desplomó ante los el rostro estupefacto tanto de Sailor Moon como de las demás guerreras. Luego el cuerpo de Kado comenzó a desvanecerse como si este entrara en descomposición y en solo segundos solo quedó polvo.

-¡Tonterías!...-


-Tienes razón Sailor Moon, YO NO TENGO CORAZÓN…- luego de decir eso la Reina se desvaneció sin  antes amenazarlas con que la próxima vez que se vean, todos pagarían por su insolencia, seguido por una malvada carcajada que se escuchó por todo el lugar, finalmente el campo de energía desapareció y la Luna iluminó con esplendor la noche.
Una brisa helada recorrió todo el parque, al igual que el silencio. Todo pasó tan rápido que le fue imposible a alguien reaccionar, las guerreras se sentían apenadas por lo que había sucedido, realmente la Reina de Corazones era tan despiadada que no le importaban los sentimientos de sus sirvientes, cómo era posible el hecho de que no tenga corazón, ¿Acaso eso era posible?. Todo esto pasaba por la mente de las guerreras.

Sailor Moon se mantuvo de rodillas viendo en el suelo los restos de polvo que había dejado el cuerpo de Kado. “Él realmente la amaba, pero…” luego sintió que alguien tomo su hombro.

-Sailor Moon, todo terminó- fueron las palabras de Sailor Mars quien trató de consolarla.

-Chicas, al fin todo terminó-

-Sí, creo que ya estamos a salvo-

Dijeron ambos gatos que habían permanecido escondidos en unos arbustos.

-Estoy exhausta…-
dijo Júpiter suspirando

-Afortunadamente parece que ya podemos estar tranquilas, no detecto ninguna anomalía en el ambiente.
Sin embargo nada parecía dar ánimos a la guerrera lunar que no podía dejar de pensar en las palabras de Kado.

Venus vio de reojo algo que llamó su atención, un pequeño destello rojizo resaltaba entre unos arbustos. -¿Qué será eso?- se preguntó yendo hacia aquellos arbustos con curiosidad.

-¿Mina?- se preguntó Artemis al verla, siguiéndola.

-Serena, hiciste lo que pudiste-

-No tienes por qué estar así, no te preocupes no permitiremos que esa Tal Reina siga causando daño-

-Ehm…lamento interrumpir pero, Rei creo que tengo algo que te pertenece- dijo Venus acercándose a sus compañeras, mientras sostenía algo en sus manos escondiéndolo en su espalda.
Algo intrigadas le prestaron atención, Venus extendió sus manos hacia adelante y dijo con una sonrisa: -Tómalo Rei, es tuyo- este era el corazón de Mars, al parecer la Reina no se percató que este había caído a unos arbustos cuando la saeta rasguñó su mano. Mars algo sorprendida, le costaba creer que aquel resplandeciente objeto era su corazón. Ante la atenta mirada de todos extendió sus manos entregándole Venus aquel objetó, el corazón brilló con mucha mayor intensidad, Ella lo acercó lentamente hacia su pecho, el brillo se intensificó hasta casi enceguecer la vista, cuando este se apagó el corazón había desaparecido.(había vuelto a su pecho)
Sailor Mars dio un suspiro, luego vio a sus amigas quienes la observaban con cierta felicidad.

-Al fin este problema se resolvió- comentó Mercury aliviada

-Bienvenida de vuelta Sailor Mars-
dijo Venus con una gran sonrisa.

-Chicas, la verdad no sé cómo disculparme, sé que hice cosas terribles y…- dijo la guerrera de Marte bajando la mirada.

-Rei, no te angusties. No fue tu culpa- dijo Sailor Moon viéndola con ternura para tratar de calmarla.

-Es cierto Rei, estuviste bajo la influencia de esa Reina- agregó Júpiter.

-Aun así demostraste ser muy fuerte al rechazar su mandato, así que no tienes por qué sentirte así. No te preocupes siempre te apoyaremos-

Aquellas palabras reconfortaron a Sailor Mars, pero aun así flashes de las cosas que le había hecho a las chicas pasaban por su mente uno y otra vez, no entendía por qué sentía cierto dolor en su pecho, fingió una sonrisa y dijo: -Saben ya es tarde, deberíamos ir todas a descansar. Nos vemos mañana, chicas- al instante se separó de sus amigas y caminó a paso ligera, mientras a la vez se destransformó.
Las chicas algo extrañadas por su actitud, Serena quiso seguirla –Espera Rei, te acompaño…- Pero Mercury la detuvo tocándole su hombro –Déjala, Serena creo que es necesario que este sola. Ha pasado por mucho en este día, es necesario que acomode sus pensamientos por si misma-
Serena asintió con cierta tristeza –Uhum…-

-No te preocupes Serena, ella estará bien. Mañana nos reuniremos en el Templo Hikawa como de costumbre- dijo Venus alegremente.

-Sí, mañana después de clases- agregó Júpiter estirando sus brazos.

Venus bostezó ruidosamente y dijo –Wa! Estoy muy cansada…vámonos ya chicas- sobándose uno de sus ojos.
-Está bien, vámonos…solo espero que mi mamá no me regañe por llegar tan tarde…-

-Bueno, habrá que pensar en algo-

-Por suerte yo vivo sola…-

-Ay Lita no nos le restriegues en la cara…-

-Ay Mina no quise decir nada malo…-

-Ya chicas, cálmense-
Caminaron por las calles ya como chicas normales hasta regresar a sus casas. Finalmente todo había terminado, por el momento. Sin embargo ellas no podían bajar la guardia pues seguramente la Reina de Corazones muy pronto atacaría nuevamente, por lo cual debían estar preparadas.

***
Siendo de madrugada, Darién aun en el hospital se encontraba en su habitación recogiendo sus pertenencias. Al parecer ya lo habían dado de alta y se alistaba para regresar a su apartamento. Caminó por los pasillos algo distraído, pensando en lo que había conversado con Serena. Bajó las escaleras ágilmente cuando se dirigió hacia la puerta de salida, pudo ver que unos enfermeros llevaban a alguien apresuradamente en una camilla, esta pasó por el lado de Darién, así que pudo ver a una joven de cabello negro corto, estaba inconsciente y su rostro se encontraba muy pálido. “Que acaso ella no es…” se detuvo para observar como la llevaron a la zona de urgencias. Aunque solo la vio por una fracción de segundos, estaba seguro de saber de quien se trataba, pero esto a la vez lo extrañó ya que no se explicaba qué es lo que le pudo haber sucedido.

***
En él oscuro Reino de Corazones, un gran temblor remeció el Palacio alarmando a los seres que se encontraban ocultos en las sombras. La Reina apareció en su trono aun enfurecida por lo que había sucedido. – ¡Cómo se atreven, esas malditas guerreras de la Luna! ¡Me las pagarán, la próxima vez me encargaré yo misma de destruir sus corazones, no me importan que sean los hermosos que existan en todos los mundos que he destruido!-

Los gritos llamaron la atención de sus sirvientes Badai y Kuroba que aparecieron ante ella de inmediato reverenciándola.

-¿Qué sucede mi Reina?-

-¿Se encuentra bien?- preguntaron por la actitud airada de su soberana.

-Cállense los dos, ¿Por qué vinieron aquí? Díganme que hicieron lo que les pedí o les juró que…- la Reina enmudeció toscamente y suspiro con amargura. –Y bien ¿Qué tienen para mí?- preguntó fríamente.
Sus sirvientes algo nerviosos se mantuvieron agachados, a la vez ellos aparecieron unos sacos que parecían repletos de objetos que resplandecían en el interior. La Reina los observó satisfecha. –Bien, pueden retirarse-

-Como usted diga su majestad- Badai desapareció sin antes hacer una reverencia.

Kuroba por el contrario permaneció aun frente a la Reina. –Disculpeme, mi señora-

-¿Qué quieres Kuroba?- contestó secamente.

-Emm, solo quiero saber, pues…he dejado de sentir la energía de Kado, ¿Acaso él…?-

-Él está muerto, Kuroba, las guerreras de la Luna lo asesinaron-

-Pero, no es posible. Si el uno de los generales más fuertes del Reino. ¡Malditas sailor guerreras! Esto no se quedará así…- dijo Kuroba enfurecido por (la mentira de la Reina) lo que escuchó. Apretó sus puños con fuerzas y dijo firmemente. –Mi Reina, se lo pido déjeme encargarme yo de esas guerreras, si alistamos un ejército…usted ya recuperó su poder por completo y puede atravesar cualquier dimensión…-

-Suficiente Kuroba, ya sé cómo encargarme de esas guerreras. Me escucharon ¡Es su turno!- exclamó la Reino refiriéndose a otros seres que estaban parecían observar desde lejos. Kuroba volteó a ver de quiénes se trataban, pero no vio a nadie. “A quién está hablando la Reina” pensó confundido.

-Kuroba, retírate de una vez. Te llamaré si es necesario-

-Eh, está bien. Me retiro su señoría- Kuroba acató la orden a pesar de no estar seguro de lo que la Reina tramaba.

- ¡Mis queridos sirvientes, muy pronto tomaremos el planeta Tierra como nuestro. Para eso debemos deshacernos de esas molestas guerreras que han estado arruinando nuestros planos. Pero no más, esta vez me encargaré de destruirlas desde adentro, para luego tomar como trofeo sus corazones. Sobre todo la Guerrera de la Luna…! “Yo misma me encargaré de arrancarle su corazón y destruirlo” Dijo aquel mandato a viva voz, luego vio directamente hacia unos seres que parecían poco a poco acercarse.

-Ustedes ya saben qué hacer, encárguense de eliminar a esas guerreras. Mientras más sufrimiento les proporcionen, será mejor- dijo despiadadamente soltando una risa diabólica que retumbo por todo el Reino.


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:40 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor.kote.moon el Jue Ene 21, 2016 1:02 am

no se por que no me llegan los correos avisándome que lo actualizaste u.u esta muy bueno n.n me dio mucha pena kado :c y me daba ternura jeje
avatar
sailor.kote.moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 5391
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor star sum el Jue Ene 21, 2016 2:27 pm

hay que despiadada es esa reina :c no le dio bola al pobre de kado y el se sacrifico por las puras eso es injusto u.u ¿por que le dolerá aun el pecho a rei? D:
avatar
sailor star sum
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 456
Edad : 25
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Sáb Ene 23, 2016 12:25 am

Kote!: Mmmm que raro que no te lleguen los mensajes, ya sé, Cuando estes por enviar un mensaje, fijate en la parte inferior, derrepente esta desactivado donde dice: Notificarme de nuevos mensajes en este tema( o algo así jeje, lo sé porque me ha pasado)
Star Sun: Es cierto la Reina es muy malvada, pero si lo piensas de otra manera Kado estaba muy herido no crees que la Reina no quería verlo sufrir así?? xD En cuanto a Rei, es más algo figurativo pues ahora que tiene su corazón de vuelta se siente culpable por lo que hizo bajo el control de la Reina. Ya veremos que pasa con ella...

Ahora sí, el sgt cap. Esta vez trataré de contar un poco más la historia de la Reina, pero con más detalles. Asi que habrán muchas más historias paralelas. Voy avisando que en unos capítulo más ya finalizaré mi fic :(, bueno no sé depende de ustedes. Pero es que tengo otras ideas y creo que ya duro mucho este fic. Por cierto su opinión es importante, a pesar de lo despiadada que es la Reina, ¿Creen que podría tener un final feliz? Estaré leyendo su opinión, disfruten del nuevo cap ^.^

Nota: Algo más, para que lo entiendan mejor introduciré un personaje que creo yo será crucial desde ahora, ya lo verán solo lean atentamente. Traté de demostrar su personalidad lo más que pude, pero para que entiendan mejor cuando lean las líneas de este misterioso personaje, tomen en cuenta que es un sujeto extremadamente sarcástico pero a la vez burlón, algo bufón y está loco. xD Solo digo
, por si se les hace confuso entenderlo jeje


Capítulo XXI
Un visitante extranjero


A media noche, una feliz pareja caminaba por las calles. -¿A dónde quieres ir ahora?- preguntó el joven. –mmm, no lo sé, creo que ya es tarde- dijo su acompañante con cierta preocupación. –Ya sé…-
Mientras ambos seguían conversando, no se percataron que alguien desde lo alto de un edificio los estaba observando. Un hombre de aspecto extraño sentado en posición de concluías los observaba con detenimiento.
Por un momento a Luna fue oscurecida por unas espesas nubes dejando todo en tinieblas. Entre las sombras se apreció un ojo rojizo que miraba fijamente a sus víctimas, se escuchó el grito desgarrador de una mujer. Luego, las nubes se disiparon y la Luna recuperó por completo su esplendor.

************************************************************************
Hace mucho tiempo, en el Jardín de los Naipes la Reina de Corazones después de descubrir a su amado con otra mujer, corrió despavorida lo más lejos que pudo hasta llegar a un jardín apartado del Palacio. Se adentró al pastizal, el lugar lucía descuidado, apenas y se podía caminar dentro de este. No le importó que su vestido se estropee por el roce de este con las hierbas y las ramas de los árboles.
Exhausta cayó de rodillas, jadeaba mientras lágrimas corrían por su rostro: “¿Por qué? ¿Qué hice mal? ¿Acaso lo merecía?...Soy una tonta” Un profundo dolor en su corazón no dejaba de atormentarla; se recostó bajo un árbol y vio hacia el cielo, este comenzó a tornarse oscuro. También pudo escuchar incesantes golpes que venían del portón principal que resguardaba el Palacio. ¿Acaso los aldeanos trataban de tomar el Palacio?

Parecía que todo cada vez más empeoraba, hasta que a Reina escucho una risilla cerca de ella: -¿Quién está allí?- preguntó atemorizada, o se estaba volviendo loca, pues por un momento le pareció escuchar murmullos que cada vez se hacían más intensos. Apretó su cabeza con fuerza -¿Qué me está pasando? Me estoy volviendo loca, no entiendo nada…yo si tan solo, si tan solo…esas voces, si tan solo… ¡PUDIERAN CALLARSE!- exclamó enojada al no poder soportar más los murmullo que al instante cesaron a su mandato. Algo sorprendida vio hacia todos lados, no solo porque las voces se callaron, sino porque ella había sentido por primera vez ¿Ira?

-mmm, impresionante…-
dijo una masculina voz, en  un tono juguetón.

-¿Quién dijo eso?- dijo la Reina con temor.

-Oh vamos, no voy a hacerte daño- volvió a decir, aunque solo escuchaba su voz con acento extranjero.

La Reina aún confundida vio hacia ambos lados –Si eres real… ¿Por qué no puedo verte?-

-Pues, no sé si te gustaría verme, jijijiji- dijo burlonamente

-Sigo sin entender, ¿Qué es lo que quieres de mí?- objetó esta vez la Reina, comenzando a perder miedo a la misteriosa voz.

-Ouh! Tranquila querida, digamos que…creo que tienes potencial para ser más que, bueno…- dijo la voz tentativamente.

-¿A qué te refieres?-

-Pues, déjame decirte que te he observado desde que eras un pequeña…oh! Esos días jijiji, en fin ¿Escuchas eso?-

La Reina alzó la vista
-Esos ruidos, parece que quieren quitarte el trono jajajaja- dijo soltando una carcajada.

-No, eso no es cierto, mis súbditos nunca harían eso. Ellos me respetan-


-¿Estás segura de eso?, escucha bien…no parecen contentos- dijo soltando una risita

-Oh, querida. No te pongas así, de hecho creo que es hora de qué les enseñes con quién se está metiendo. Sabes, de donde vengo existe una Reino gobernada por una poderosa Reina, ella fue capaz de poner a lado todo eso que la atormentaba para cumplir con sus deberes como soberana.-

Al escucharla la Reina sobresaltada le dijo: -¿Cómo que fue capaz de dejar a lado eso que la atormentaba? ¿Eso es posible?-

-¡Por supuesto!, por eso estoy aquí he venido a ayudarte. Digamos que no puedo soportar ver tal injusticia, además no crees que él deba pagar por lo que te hizo-

La voz dio en un punto que a la Reina esto enfureció: -¿Qué significa eso? ¿Cómo lo sabes?-

-Que acaso no es obvio, yo lo puedo ver todo y claro no puedo permitir que como ya te dije con anterioridad, que sucedan esta clase de injusticias, además no creo que tú te merezcas eso. Ya sabes, acaso no te gustaría… ¿Vengarte?- soltó una risa para luego decir: -No te preocupes, yo puedo ayudarte, pero claro como debes saber…-

De cierto modo, la Reina cayó por completo en los argumentos de la misteriosa voz –Dime, hare lo que sea. Con tal de…dejar de sentir esto- dijo tocando su pecho.

-¡Bueno, bueno, bueno! Si insistes…pero primero debo advertirte que, esto tendrá un precio. Pero claro si quieres, no lo hagas no te obligaré-

-Solo ¡DIMELO!- la Reina comenzaba a sentir nuevamente ese sentimiento de furia.

-Está bien, pero luego no me digas que no te lo advertí eh! ¡Es cierto! disculpa por no haberme presentado, mi nombre es R…, llámame El Señor Oscuro, si ese me gusta jijiji-

La Reina aun con cierta duda pero ansiedad decidió seguir escuchando a ese tal “Señor Oscuro”

-Bien…- sin que la Reina lo quisiera puso su mano en su pecho, como si algo lo hiciera por ella. -¿Sientes eso?...son los latidos de tu corazón, si te deshaces de él dejarás de sentir TODO ESE DOLOR- dijo enfatizando lo último.

La Reina anonadada por lo que escuchó, le dijo: -Te refieres a ¿Deshacerme de mi corazón?...eso no es posible, ¡Estás loco!- dijo sin creer lo que le había dicho.

-¿De verdad, no me crees?, ¡oh vamos! ¡Acaso crees que habría hecho todo esto solo para decirte una mentira!- dijo con un ligero tono sarcástico.

-Además, si haces lo que te digo, no solo te liberarías de ese dolor, sino también podrías obtener el poder que tanto ansiabas, ¿O me equivoco?-

De pronto las voces nuevamente parecían incrementarse más “Hazlo, hazlo, tu puedes, Hazlo, Nada sentirás…” era alguna de las frases que escuchaba. Ella intentó taparse los oídos, pero era inútil. – ¡Que se detengan, que se detengan, diles que se detengan!- gritaba con desesperación.

-Na-ah! No se detendrán hasta que lo hagas; vamos, qué esperas, no sentirás nada- insistió la voz.

La Reina respiró hondo, mientras trató de ignorar aquellas voces, con una de sus manos golpeó con fuerza su pecho para poder arrancar su corazón…

****************************************************************************

“…Si yo hice todas esas cosas, fue solo porque la…” La Reina sentada en su trono se mantuvo pensativa, por alguna razón seguía recordando las últimas palabras de Kado.
–Patético…- dijo en voz baja
******************
En un nuevo día de primavera, el tiempo había transcurrido rápidamente y ya estaban a mitad del año. Todos salían de sus clases, entre ellos las chicas.

-Al fin, ya podemos ir a comer un helado- dijo con entusiasmo Minako estirando los brazos.

-Sí, podemos ir a la cafetería o a mi casa y así podía preparar unos pasteles- agregó Lita.

-Siii, eso sería increíble- exclamó Serena alegremente.

Ami permaneció en silencio pero al ver la alegría de Serena, sonrío también “Al fin eres tú, Serena”
A unos metros, Rei también había salido de su escuela y caminaba cerca de donde se encontraban las otras chicas, al verlas se disponía a saludarlas, pero por alguna razón cambio de opinión (al recordar lo que había pasado hace unos días). Bajó la mirada, pensando en que sería mejor ir por otro camino hasta que…

-¡Reiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, por aquí!!!!- Serena gritó su nombre agitando sus manos entusiasmada.
Rei dio un suspiro y no tuvo más opción que voltear a verla desde lejos fingiendo una sonrisa. Todas se acercaron rápidamente hacia Rei.

-Rei, que bueno verte-
dijo Lita

-Nos acompañaras al Crown, ¿Cierto?-

-Ánimo, será divertido- dijo Ami

-Siii, vamos Rei…o acaso, ¿Ya tenías otros planes?...con ¿Nicolás?- dijo Serena con una sonrisa pícara. La demás la rodearon siguiéndole el juego.

Rei enojándose con Serena dijo: -Nada que ver ¡Serena!, deja de decir tonterías-

-mmmm, tarde o temprano lo aceptarás Rei, yo lo sé- dijo Serena murmurando.

-¿Qué dijiste?-
le preguntó Rei irritada.

-Ajajaja nada- contestó ella con una risa nerviosa.

Así todas caminaron juntos en dirección hacia la cafetería cerca al Crown, estando ya muy cerca. Mina por alguna razón giró su mirada hacia un lado, tenía la impresión de que alguien la estaba observando, lo que vio por un momento la sorprendió haciéndola detenerse en seco. Una mujer la observaba fijamente desde la oscuridad de un callejón que llevaba a otra calle, lo que dejó a Mina atónita fue que aquella dama se parecía mucho a…

En ese momento Serena la interrumpío diciendo: -¡Mina! ¿Por qué te quedaste?- le preguntó Serena inocentemente tomándola del brazo.

-Ah Serena…- dijo Mina al escucharla –Lo que pasa es que…- volteó a ver hacia el callejón pero ya no había nada. –No…nada-

-¡Ay Mina, apresúrate o si no nos dejan!- le dijo llevándosela del brazo.

“Qué extraño, ¿Habrá sido mi imaginación?” pensó Mina algo indecisa.

Ya en la cafetería, cada una había pedido su jugo favorito y  conversaban alegremente. A excepción de Rei, lucía algo pérdida y pensativa ni siquiera había probado su jugo. Simplemente ella no podía dejar de recordar lo mismo una y otra vez. “Por qué sigo sintiendo esto. Si ya todo paso, además eso no volverá a pasar o al menos eso espero…”

Por otro lado Mina también algo pensativa movía incesantemente de un lado a otro la pajilla color naranja de su vaso. “Seguro fue me imaginación, no podría ser ella…” luego suspiró de cansancio, seguidamente vio hacia un y notó de cierto modo la preocupación de  Rei, la miró por unos instantes y le sonrío con empatía “Debió haber sido duro para ti…” De inmediato cambió su expresión por una juguetona y se le acercó de costado diciéndole. –Oye Rei… ¿Por qué tan pensativa?, acaso sigues pensando en N…sabes hay un proverbio que dice:


“Un corazón es una riqueza que  se vende  y se compra, pero no se regala”-


Todas al escucharla, la miraron con extrañeza.

-¿Qué?- dijo Rei confundida por lo que le dijo.

-Mina el proverbio es: Un corazón es una riqueza que no se vende ni se compra, pero si se regala- dijo Ami corrigiéndole.

Mina soltó una risa y dijo: -¡Ay, Es lo mismo!!!- dijo agitando sus manos volviendo a reír frenéticamente. Todas suspiraron a la vez lamentándose por lo que había dicho Mina, aunque de alguna u otra forma eso animó a Rei pues comenzó a ser parte de la conversación de las demás chicas. Mina supo lo que había hecho funcionó, sonrió ligeramente viéndola, así que ella también se animó a seguirle la corriente y seguir compartiendo un buen momento con sus amigas.

*********************************
La Reina tenía en sus manos un rojizo y resplandeciente corazón, luego lo vio con asombro: -Esto es mi…-

-Es tu corazón querrida…- Soltó una risilla –Y bien, ¿Cómo te sientes?- preguntó el misteriosos ser con entusiasmo.

Ella inclinó ligeramente su rostro, algo inexpresivo. Su mirada había cambiado, era profunda y a la vez frívola. Lo vio nuevamente y pudo apreciar una pequeña mancha oscura en el centro de su corazón. -¿Qué es eso?- preguntó.

-Oh!...nada importante. Vamos, dime… ¿Qué sientes?- insistió en preguntar, esta vez en un tono más siniestro.

-Nada- dijo ella secamente –No siento nada…-

El ser siniestro rio burlonamente y dijo: -¿Lo ves?, Te lo dije… Haha, ¡Asunto arreglado!-
-Y bien, ¿Qué quieres hacer ahora? … No no no no no, no respondas, porque ¡Yo Tengo una I-de-a!-
dijo emocionado. –Quieres… ¿Venganza?- con un tono tentativo.

La Reina quedó en silencio por unos momentos, observó con detenimiento su corazón (Este parecía tornarse cada vez más de un color oscuro) –Yo, ¡quiero que todos paguen por lo que me han hecho!- dijo llena de rencor.

-¡Sí! ¡Fantástico!, Bien dicho jujujuju- dijo emocionado –Y sabes qué, yo soy el indicado para eso…-

--¡Ha! El indicado...Si tan solo eres una molesta voz dijo fríamente la Reina

El ser soltó una frenética carcajada: -Querida, yo soy mucho más que eso…Acaso, no quieres tu  venganza ¿? Pues para eso estoy aquí y me alegro que no haya venido en vano. Porque te encontré, a Ti-
-Entonces…- dijo la Reina escéptica.

-Entonces…Ahm. Te propongo algo, yo te doy el poder suficiente para que cobres tú…”Ajuste de cuentas” jijiji.  A cambio me tendrás que dar… mmm, déjame ver, quiero…quiero tú collar. ¡Si, es perrrfecto! ¿Qué dices? ¿Hay trato?- dijo aquella voz esperando ansiosamente su respuesta.

La Reina llevaba puesto alrededor de su cuello un hermoso collar de oro, el cual llevaba una piedra color rubí.

-Este collar me lo regaló mi padre antes de morir, desde ese entonces lo he llevado siempre  Y tú por qué lo quieres- dijo ella a la defensiva apretando su collar.

-Pues, exactamente por eso, porque “Es especial para ti” ¿No es así? Bueno, digamos que me gusta coleccionar objetos. Sí, Soy un gran coleccionista. Pero a la vez poseo un gran poder del cual tu ni siquiera podrías imaginar.-dijo siniestramente –Y bien, ¿Hay trato?-

La Reino sostuvo su collar, definitivamente era algo muy preciado para ella, vio su collar detenidamente. En la parte de atrás de la gema había algo escrito, lo leyó atentamente  y…

-Tic, toc, tic, toc, el tiempo corre querida, decide de una vez…- dijo impaciente.
Sin pensarlo más arrancó su collar y extendió su mano hacia adelante.

-¡Wuu! ¡Grandiosa decisión, su majestad! No se preocupe, lo cuidaré como si fuera mío…Bueno, ya lo es jijiji- al instante un portal oscuro apareció frente a ella, de este salió una mano escamosa y brillante color amarillo verdoso que recibió el collar de la Reina. Ella no parecía sorprendida del todo pero observó atentamente aquel extraño portal.

- Y bien, eso es todo. ¿Dónde está lo que me prometiste?-

-Calma, en eso estoy…-
Aquel ser desde el portal volvió a extender su mano. –Toma mi mano…- La Reina lo observó fijamente y lentamente levantó su mano.

-Espera, espera… se me olvidaba. Debo advertirte, una vez que aceptes esto, no habrá vuelta atrás. ¿Entendiste? Además, debes saber  que todo acto de magia, siempre vendrá con un precio…- rió burlonamente.

La Reina lo miró inexpresivamente y dijo: -Pues creo que ya lo he pagado…- al instante apretó su mano con fuerza, cerrando así aquel pacto con el oscuro ser.

****************************************************************************

Dentro del Palacio, en uno de los pasillos oculta entre las sombras una mujer observaba las afueras del Reino. De estatura media, cabello color agua marina, piel de porcelana y ojos color zafiro. Asimismo llevaba puesto un vestido corto color negro con cuentas plateadas y unas mallas alrededor de sus brazos. Llevaba un collar plateado con una gema de rubí en el centro, similar a la que adornaba su frente.

-Hum! Te encontré, descendiente de Afrodita…muy pronto nos veremos- dijo murmurando con una sonrisa malévola.

A cierta distancia de ella, alguien la observaba dejándose ver apenas el brillo de un de sus ojos rojizos.
-¿Qué te trae por aquí?- pregunto con sarcasmo la mujer al percatarse. Solo lo vio de costado por unos segundos, luego volvió a ver hacia la ventana.
Apenas volteó nuevamente, un hombre se encontraba a solo unos metros de ella en posición de concluías, mirándola fijamente.

-¿Por qué siempre haces eso?-
le dijo algo incómoda, sin embargo el hombre permaneció en silencio.  Inclinó su cabeza y se levantó tomando una postura extraña, no totalmente erguida. De estatura alta, cabello blanco y negro, su piel era muy pálida y su rostro era cubierto por una máscara, solo se podía apreciar uno de sus ojos de color carmesí. Llevaba una chaqueta de colores neutrales, unos pantalones negros y botas de cuero.

-Supongo que ya sabes lo que dijo la Reina, ¿No es así?-

El hombre estiró una de sus manos e hizo aparecer un corazón el cual inmediatamente lo aplastó haciendo polvo. –Los haré sufrir,…Rubí- fijo aquel hombre con una voz profunda y escalofriante.

-Hum!, cuando no tú tan misterioso, Malvat…- dijo la mujer con una mirada coqueta y una sonrisa siniestra.

La Reina de Corazones permaneció en su trono recordando momentos de su pasado, por alguna razón lo que había hecho con Kado parecía haberla dejado muy pensativa. Mientras sostenía en una de sus manos ¿su corazón? De color negro, igual que una piedra.

“Gracias, solo quería hablar con alguien” “¿Qué le sucede, su majestad?” “¡Te vas a quedar allí viéndome!”

Pero sus pensamientos fueron interrumpidos al escuchar una risilla que hace mucho tiempo no había escuchado.

-Ha pasado tiempo…- dijo la Reina mirando fijamente algo entre las sombras.

-Hu! Su majestad…parece que no me ha olvidado. Déjame decirle que se ve, diferente…- dijo con cierto sarcasmo.

-Y tú no has cambiado, en nada. Sigues siendo solo una molesta voz, oculta en la sombras- respondió con ironía la soberana.

-jajajajaja, me encanta esa actitud…definitivamente eres toda una soberana- persistía el sarcasmo

-¿Qué es lo que quieres?- preguntó sin más rodeos.

-Pues nada querida, solo pasaba por aquí…- dijo riendo

La Reina miraba fijamente –Pues yo quisiera saber por qué siempre te ocultas…-

-Ummm, ¿De verdad quieres conocerme en persona?- le preguntó él

-Haz lo que quieras, igual ya no te necesito. Solo observa, este Reino lo construí yo misma y muy pronto invadiré un nuevo mundo…-

-Ahaha, Cuidado con lo que dices, recuerda que gracias a mí, lograste ¡Todo esto!- dijo con un tono serio.
–En fin, puedo ver que…bueno, si eso le puedo llamar un corazón…jajaja-


-¿Qué quieres decir con eso?- dijo la Reina enfureciéndose por el comentario.

-¡Ay! No te molestes, solo quería saber cómo estabas…de hecho me sorprende que sigas con vida- dijo burlándose

-Tú lo sabías, no es así- dijo mostrando su corazón –Esto no es más que una piedra, ya estaría muerta sino es porque descubrí…-

-Sí, si ya lo sé. Usas la energía vital de otros corazones…-

-Eso no es lo que yo…- pero fue interrumpida

-Recuerda que te lo advertí, te dije que toda uso de la magia vendría con un precio… Pero, no veo que te esté yendo nada mal…-

-Suficiente, ¡no quiero escucharte más!, regresa de donde viniste…Señor Oscuro- dijo la Reina que no toleraba más.

-Está bien, me iré. Pero si quieres que te diga cómo puede resolver tu “pequeño” problemilla, solo di mi nombre jajajajajaja-

La Reina enfurecida lanzó de sus manos una llamarada de fuego, esto fue inútil pues el misterioso hombre ya había desaparecido.

-¡Maldito!...- dijo entre dientes aun enojada.
Continuará…


Última edición por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:38 pm, editado 1 vez
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por sailor.kote.moon el Sáb Ene 23, 2016 1:40 am

jejeje no se que pasaba antes pero ahora si me llego jeje te esta quedando cada día mas interesante me gusta mucho la historia de la reina...y no se por que pienso que ella quizas en el fondo amaba a kado seria algo lindo si ella cambia a base de su sacrifico jeje
avatar
sailor.kote.moon
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 5391
Edad : 24
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Sailor R el Lun Feb 01, 2016 2:32 pm

CAPITULO XXII
Amelia


Era un nuevo día en El jardín de los Naipes bajo la soberanía de la Reina de Corazones; sin embargo ese mismo día nadie la encontraba por ningún lado. Había desaparecido o eso es lo que sus doncellas pensaban mientras la buscaban cautelosamente para no levantar más sospechas en el palacio.
Mientras tanto en el pueblo, desde una puerta trasera del Palacio salió sigilosamente alguien cubierta con una túnica y una capucha color beige. Caminó tímidamente por las calles, observando con detenimiento a los aldeanos. Pudo ver que algunos vivían de sus negocios, de todo tipo, frutas, pan, artesanías, por más pequeños que fueran, estos eran sumamente importantes.
Por otro lado había otros que no tenían nada, solo mendigaban en las calles de las rústicas calles. El encapuchado al ver esto, pareció haberse conmovido, fue directamente hacia un puesto de pan, comenzó a buscar en sus bolsillos pero no tenía nada de dinero.

-Si no tienes con qué pagar, no te daré nada- dijo el panadero toscamente.
Entonces, esta acerco sus manos a su rostro, luego mostró una de sus manos, tenía unos hermosos pendientes de oro.

-¿Con esto será suficiente?- dijo una voz femenina de aquel encapuchado.

-Por supuesto, ¿Qué le doy?- dijo el panadero fascinado por los pendientes que aquella mujer le estaba ofreciendo.

Seguidamente, la misteriosa mujer llevaba en una bolsa de paja una gran cantidad de panes, se los dio a todos los mendigos que encontraba. Estos al recibirlo muy sorprendidos algunos decían “Gracias”, otros se quedaban sin palabras pero su rostro demostraba gratitud. Finalmente la mujer entregó el último pan que le quedó a una pequeña niña, pero esta al verla dijo con asombro: -E...eres tú la Re…- La mujer hizo un signo de silencio a la cual la niña obedeció mostrando una gran sonrisa en su rostro. La mujer tomó suavemente el rostro de la pequeña y luego se despidió de ella.

La misteriosa mujer regresó rápidamente por donde vino, entró por aquella puerta trasera del Palacio. A paso ligero caminó por los jardines procurando que nadie la haya visto, hasta que escuchó los pasos de un grupo de soldados cerca, ella se apresuró en regresar al Palacio viendo que los soldados no la haya visto, hasta que chocó con alguien cayendo sobre este.
La capucha dejó de tapar su rostro haciendo que ambos se vean a los ojos, ella había chocado con un joven de cabello negro azulado y unos resplandecientes ojos azules.

-..Te encuentras bien…- preguntó el joven algo avergonzado por la situación en la que ambos estados, la mujer se ruborizó al instante y no pudo decir nada, luego tímidamente le dijo: -Emmm, ¡Sí!…lo siento- dijo ella poniéndose de pie nerviosamente. El joven también se levantó y al verla bien:-Espere… ¿Su majestad?- dijo sobresaltado. –No, no sé disculpe, yo no la vi…- reverenciándola.

En ese momento ella se percató que la capucha ya no cubría su rostro. –No, fue mi culpa y… no tienes por qué hacer eso- dijo con una pequeña risilla por la actitud del joven.
-E…está bien, pero si no le molesta, ¿Qué está haciendo aquí su majestad?...He escuchado que la están buscando por todo el Palacio-

-¡Ay, no! ¡Tanto Tarde…! no, ahora yo…- dijo la Reina sobresaltada.

-Tranquilícese, no le diré a nadie que estuvo aquí…- dijo viéndola a los ojos, casi a punto de tomar sus manos. Por alguna razón, ella al verlo calmó su ansiedad, pero no solo eso. Parecía estar sintiendo algo más que aún no comprendía y nunca antes había sentido. -…Creo que, debo regresar al Palacio…- dijo ella bajando la mirada y dando unos pasos hacia atrás.

-Si claro…- dijo el joven poniéndose a un lado para abrirle camino a la Reina, ella al verlo sonrió ligeramente y caminó tímidamente, sin antes voltear a verlo una vez más.-Amm, ¿Nos volveremos a ver?- preguntó ella.

-E…Claro, aquí estaré- le dijo algo nervioso pero también sonriendo. Por alguna razón el también esperaba volver a verla, mientras tanto ella siguió caminado en dirección al Palacio.

************************************************************************

En el Templo Hikawa…

Después de haber pasado un rato en el Crown, todas se fueron al Templo Hikawa, por el momento todas hacían sus tareas escolares o al  menos algunas de ellas lo hacían.
Serena parecía leer atentamente un libro de inglés de la escuela, Ami al verla dijo:-Wau! ¡Serena, me alegro que estés estudiando algo de inglés!- dijo alegremente acercándosele –Y, ¿en qué capítulo vas?- Pero de inmediato Serena no le permitió que vea lo que estaba “leyendo” –No te preocupes Ami entiendo perfectamente lo que estoy leyendo jejejeje- dijo nerviosamente levantando el libro. Pero al hacer esto algo se deslizó del interior del libro cayéndole en la cara a Serena haciéndola caer de espaldas. –¡Ah! ¡Me dolió!- dijo sobándose, en eso Luna se le acerca y ve en el suelo lo que se había caído.

-¡Serena! ¡Estabas leyendo un manga otra vez fingiendo estudiar inglés! ¿No es así?- dijo acusadoramente.

-Ajajajajaja ¿De qué hablas Luna?- dijo Serena nerviosa

Ami la miró fijamente al igual que Lita a su lado. –Sabía que era demasiado bueno para ser verdad- dijo la chica de coleta castaña.

Por otro lado Ami suspiró con decepción y se levantó: -Iré a traer algo de té- dijo saliendo de la habitación.

-Y tú, déjate de tonterías y ponte a estudiar ¡Serena!- le gritó Luna mostrándole las garras.
Serena algo asustada dice berrinchudamente –Ah, Luna ¿Por qué tienes que ser así conmigo?- apunto de soltar lágrimas

-¡Deja de fingir Serena! La próxima semana son los exámenes y si vuelves a desaprobar seguro Mamá Ikuko no te dejará salir más…-

-¡No digas eso Luna…!- dijo Serena haciendo un puchero.

-Toma- le dijo Luna sujetando son su hocico el libro de inglés para luego lanzárselo, cayéndola otra vez en el rostro. –Ah! ¡Luna, lo hiciste a propósito!- dijo revolcándose en el piso sobándose la nariz.
-Ups! Jejejeje- dijo Luna

Unos minutos después…

Las chicas tomaban té mientras seguían estudiando, Ami estudiaba matemáticas, Lita leía un libro de ciencias Y Serena leía a duras penas el libro de inglés. Esta vez Mina parecía algo distraída mientras hacía garabatos en su cuaderno. “No entiendo nada, no pudo haber sido ella. Pero, entonces por qué sigo pensando en eso, de todos modos…” *suspiró* “Me preguntó qué será de ti, Takeru…tal vez ya me olvidaste… ¡No! No digas tonterías Minako…” *pensó dándose un golpecito en la cabeza*
Por otro lado Rei se encontraba sentada algo apartada de las demás, mientras leía un libro, o eso es lo que parecía; sin embargo nuevamente lucía muy pensativa y preocupada. “Por más que quiera, no puedo olvidarlo. No puedo dejar de pensar en eso…si tan solo pudiera dejar de sentir... ¡No! ¿Qué estoy diciendo? Yo no soy así, no tengo por qué seguir pensando esto, además eso nunca más volverá a pasar, no lo permitiré…”

-¡Oye Rei!- exclamó Mina alegremente sentándose a su lado –No quieres hacer el test de esta Revista, mira dicen que es un 99% seguro que podrías encontrar ¡A tu pareja ideal!- dijo ella con los ojos brillando como las estrellas.

-¿Qué?- dijo Rei indecisa.

-Ay, vamos anímate Rei. Ya sé por qué no comenzamos con… ¿Tú comida favorita?- dijo Mina con
entusiasmo leyendo la revista.
-Eh!...no sé, el pez luna- dijo algo dudosa pues no entendía la actitud tan vivaz de la rubia.

-Mmmm, algo amargo… no importa ¿Tu actividad favorita?-

-Mmmm, creo que Meditar...-

-Uyyy, me lo complicas…ya sé ¿Cómo sería tu cita ideal?-

-¿Ah?, no lo sé…yo, ¿ir de picnic?- dijo comenzando a perder interés por las preguntas de Minako.

-Una cosa más…Rei…alguna vez…-*con intriga* -¡Te has tirado pedos!- [XD Manga]

Las demás al escucharlo escupieron sorpresivamente el té que tomaban.


-¿Qué tonterías me dices Mina?- dijo Rei encolerizada por la pregunta inapropiada.

-ajajajajajajaja- Mina rio frenéticamente-Pues, solo pregunto porque eso sería completamente inapropiado en una primera cita jajajaja-

Rei aún enojada exclamó: -Pues no tienes porqué preguntarme esa clase de tonterías ¡Mina! ¿Qué diablos piensas qué te iba a responder? ¡Eh!-

-Ay, pero no te molestes…- dijo Mina haciendo pucheros.

-Como sea…- dijo Rei agitando su cabello hacia un lado.

Una vez más Mina hacía de las suyas para animar a Rei.

-Parece que la hora de estudio terminó…-

-Así parece…- dijo Amy cerrando su libro.

-¡Sí!!!!!!!!!!!!- gritó Serena de alegría.

*******************************************************************

En el Reino oscuro de corazones…

La Reina permanecía en su trono recordando momentos de su pasado….

En aquellos días, la Reina había conocido a un simpático joven. Ambos habían quedado en volverse a ver en los jardines del Palacio. La Reina salió sigilosamente, antes del atardecer. Miró hacia ambos lados por si alguien estaba cerca, al no ver a nadie se adentró al hermoso jardín lleno de bellas flores, entre estas rosas rojas.
Pero la Reina no encontraba a joven por ningún lado, pasaron unos minutos, por un momento comenzó  a pensar en que él no vendría, cuando estaba por darse por vencida, escucho:
-Viniste…-
La Reina volteó y puedo ver al joven que hace unos días había conocido, una sonrisa se dibujó en su rostro y se le acercó rápidamente. –Por un momento, pensé que no vendrías…- dijo ella algo apenada.

-Discúlpeme, trabajo arreglando los jardines de su Reino y…-

-De verdad, ¿tú haces todo esto?....es hermoso- dijo la Reina fascinada por las flores a su alrededor.

-Que bueno que le agradé, su majestad- dijo respetuosamente

-Ya te dije que no tienes por qué llamarme así, es cierto, no me dijiste tu nombre…-

-Ah! Es Adrien [Eídrien], ese es mi nombre…¿y usted?...no me diga que su nombre es Reina de Co…-

-No, así me llaman como soberana.-*soltó una pequeña risa* -Pero de hecho, mi padre siempre me llamaba…Amelia…- dijo con cierta timidez.

-A-me-lia…que bonito nombre…- dijo él sonriendo


En ese momento fue interrumpida por una voz.

-Oh!!!!! ¡Qué lindo nombre!....A-me-lia. Suena al nombre de un cuento de hadas jujujujuju- soltó una risilla el Señor Oscuro, quien parecía poder “leer” los pensamientos de la Reina.

-¿Qué diablos haces aquí?- dijo la Reina enfurecida -¿Quién te dijo que te puedes meter en mis pensamientos?-

-Tranquila querida, ya te dije que…yo lo sé todo jajajajajaja- rio el ser frenéticamente.

-¡Cállate, no quiero escucharte más!- le gritó airada.

-jujujuju, está bien…nos vemos jajajajaja- dijo el  oscuro ser desapareciendo.

Lo que la Reina no se percató  que Kuroba la estaba observando desde cierta distancia.
“¿A quién le estará hablando la Reina?” muy intrigado.

********************************************************************

La Reina y Adrien [Eídrien] caminaron juntos  por los alrededores del Jardín de los Naipes, conversando:

-Así que, esto es lo que haces en el Reino…-

-Sí, junto con mi padre me encargo de cuidar rigurosamente los jardines del Palacio-

-Lo que haces es…hermoso, nunca pensé alguien podría hacer algo como esto- dijo la Reina acercándose a un arbusto lleno de rosas

-Agradezco mucho que le guste, su majestad…digo Amelia- dijo el joven sonriendo, mientras arrancó una rosa del jardín y se la entregó a la Reina.

Ella algo apenada recibe la flor tímidamente: -Emmm, gracias…-

-Las rosas le asientan muy bien…-

Definitivamente algo muy especial entre ellos comenzaba a nacer.

Pasó el tiempo y sus encuentros eran cada vez más constantes, a la vez crecía su amor cada día más. Pero ambos eran conscientes que debían mantenerlo en secreto, era imposible que la Reina y un simple plebeyo (el jardinero) sean aceptados como una pareja ante la expectativa del Reino.
La Reina observaba el horizonte desde el balcón de su habitación, su mirada reflejaba cierta angustia, pero algo llamo su atención:

-pss! ¡Amelia!-

Adrien escondido entre los arbustos llamaba a la Reina.

-¿Qué haces? Adrien, te van a descubrir…-

-Amelia, necesito hablar contigo…por favor hay que vernos en el Jardín trasero…-

-¿Quién anda allí?-

-Te espero….- dijo Adrien escondiéndose entre los arbustos, para que los guardias no lo atrapen.

************************************************************************
En el hospital…

-Sus signos vitales parecen estables, pero aun no entiendo por qué no despierta…- dijo el doctor, quien conversaba con una señora, pareciese ser familiar del paciente que se mantenía en estado de coma.

-Esperemos que pronto haya mejoría- dijo el doctor antes de retirarse.
La mujer permaneció en la habitación esperando que haya algún signo de que su hija despertase. Aquella muchacha era nada más y nada menos que Mio, quien había sido encontrada inconsciente aquella vez que la Reina apareció en la ciudad, siendo de esto testigos las Sailor Guerreras.

*************************************************************************

La Reina se escabulló cautelosamente para encontrarse con su amado en el Jardín trasero del Palacio, siendo ya de noche solo la luz de la resplandeciente Luna llena iluminaba los alrededores.

-…Adrien, ¿Dónde estás?...Adrien- dijo en voz baja la Reina buscándolo. De repente alguien tomó de la mano, lo cual la sobresalto.

-Tranquila, soy yo… Me alegra que hayas venido- dijo tomándola de la cintura suavemente para luego besarla, a lo cual ella correspondió.

-Lo siento por haberte llamado así, es que solo que…quería verte- dijo él tomando la mano de la Reina.

-Yo también quería verte…- dijo la Reina sonriendo ruborizada.

-Amelia, no sé si pueda seguir haciendo esto…-

-¿A qué te refieres?-


-Pues, no lo sé, la única forma de poder vernos es a escondidas y no sé hasta cuando podré seguir haciendo lo mismo-

-No, no digas eso. Tu sabes que yo no puedo hacer nada al respecto…yo quisiera poder…- dijo ella con voz entrecortada pues lágrimas caían de su rostro.

-No llores, sé que no es tu culpa- respondió secándole sus lágrimas acariciando su rostro.

-Si tan solo hubiera una forma de que pudiéramos estar juntos…-

-Tal vez si lo haya…-


-¡Cómo!- exclamó intrigada.

-…Huyamos juntos…-

-¿Qué????- dijo pasmada –Pero, yo…no puedo…-

-Claro que sí, podríamos irnos muy lejos. Tengo una pequeña cabaña a solo unas millas, podríamos hacer una vida juntos…-

-¡Espera!... ¿Y el Reino? No puedo abandonarlo, todo el pueblo depende de mí…no podría hacerles eso, me necesitan-

Adrien al escuchar esto calló por un momento, bajó la mirada y apretó fuertemente sus manos.

-Estoy segura que, debe haber otra forma…-

Adrien la silenció dándole un tierno beso, del cual ninguno de los dos deseaba que terminara.

*************************************************************************

La madre de Mio, decidió salir un momento, dejó su bolso en la silla junto a la camilla donde su hija se encontraba. A los pocos minutos la máquina que monitoreaba los signos de Mio comenzó a hacer un agudo sonido. Lentamente  Mio abrió los ojos, observó todo a su alrededor “¿Dónde estoy?” Se incorporó levemente apoyando sus manos en el colchón de la camilla. “Estoy… ¿En el hospital?” pensaba muy confundida al ver las intravenosas conectadas en sus brazos, se las quitó rápidamente al igual que la de su nariz. Luego vio hacia el monitor, algo llamó su atención, observó con detenimiento donde esta controlaba los latidos del corazón. De pronto recordó de golpe lo sucedido.

-Harás todo lo que te ordene, para que puedas vivir, serás una parte de mí-

-Debo aceptar que fuiste de gran ayuda…pero ¡Ya no te necesito!-

-Bueno…ya que hiciste todo lo que te pedí…te devolveré esto…-

–…es un obsequio de mi parte…-

Asustada tocó su pecho, luego busco con desesperación “Mi bolso, dónde está mi bolso”
-Buscabas esto pequeña…- una masculina y bufona voz escuchó ella, cuando vio hacia el frente. Un hombre de vestidura extraña, cabello ondulado y desarreglado hasta los hombros. Ojos amarillos brillantes y una piel verduzca escarchada escamosa la observaba con una retorcida sonrisa mientras sostenía un bolsón.

-¿Quién eres tú?-


El hombre rió burlonamente sin decir nada.

-Eso no te pertenece, ¡devuélvemelo!- dijo a la defensiva sin demostrarse intimidada por el extraño ser.

-Está bien, no te enojes….jijiji- dijo el hombre esta vez sentado al lado de ella entregándole su bolso.
Ella con inseguridad lo tomó rápidamente y buscó dentro de este algo que pareciese ser muy importante. Al encontrarlo lo tomó delicadamente y lo sacó de su bolso, era…un corazón o más bien ¿su corazón?

-¡Uh! Así que eso era lo que tanto querías…jijijijiji- dijo el ser riendo burlonamente esta vez sentado en un armario que estaba frente a la camilla. Mio lo miró fijamente por unos segundos y luego volvió a observar su corazón.

Aquella noche que la Reina le devolvió su corazón, ella casi sin fuerzas logró alcanzarlo, a pesar de que sabía que lo necesitaba de vuelta en su pecho, prefirió guardarlo en su bolso. No resistió más y se desmayó. A los pocos minutos una ambulancia la llevó de emergencia al hospital Juuban.

-Ella, me usó…- dijo Mio enojándose.

-Sí, tienes razón…Ella te uso…- dijo el misterioso ser siguiéndole la corriente.

-Sigues aquí, ¿Que acaso no eres solo parte de mi imaginación?- preguntó Mio observándolo con una mirada frívola.

-Te aseguro que no soy una ilusión, querida…Permíteme presentarme, desde un lugar muy lejano todos me conocen con el Señor Oscuro. Pero, también me conocen como… ¡Rumplestinskin! ¡Haha!- dijo orgulloso soltando una risilla.

-Hmp ¿Rumplestinskin? Haha, como el de los cuentos de hadas…- dijo con cierto sarcasmo

-¿Y de dónde crees que salieron todos esos cuentos, querrida?- dijo levantando sus manos y caminando de un lado a otro. – ¿Adivina qué? Soy tan real, como esa Reina que se aprovechó de ti…- *señalándola*

-Aunque, ahora que lo pienso…acaso te refieres a ¿La Reina de Corazones? jijijijijiji- dijo riendo

-Acaso me quieres decir que… ¿la conoces?- dijo arqueando una de sus cejas.

-Hmm, me agradas…eres lista. Aunque…- al hacer un movimiento con sus manos, apareció el corazón de Mio en las mismas. Ella al percatarse –Devuélvemelo…- cuando se disponía moverse de la camilla, se quedó inmóvil, apenas podía mover sus ojos.

-Tranquila, solo quiero saber por qué la Reina estuvo interesada…en ti- el hombre sonrió vilmente y observó el corazón de la muchacha.

-Oh! Ya veo…comparten el mismo sufrimiento; bueno, más o menos jajajaja- dijo burlonamente.

Chasqueo los dedos y Mio volvió a poder moverse. Luego su corazón regreso a sus manos, ella solo lo miró fijamente, en ese momento se dio cuenta que aquel hombre no era una alucinación y a la vez parecía poseer un gran poder.

-Así que, tú también tienes poderes…- dijo ella secamente.

-Exacto…-

-Y supongo que estás aquí para hacer un trato ¿No es así?- dijo Mio mostrando una sonrisa cómplice.

-Jujujuju, buena chica… ¡Me encantas! Haha- dijo aplaudiendo –Bien, sin más rodeos querrida. ¿Do you want to make a deal?[Quieres hacer un trato]- dijo el ser oscuro levantando sus manos hacia un lado, riendo.
Rumple:

Mio no pudo evitar soltar una risilla al escuchar la pregunta de Rumplestinskin, el hecho de que le hable en otro idioma le parecía ridículo, pero entendió a la perfección lo que le dijo. Cuando se disponía a responder, la puerta de la habitación se abrió súbitamente. Su madre había regresado, al verla despierta no pudo evitar sorprenderse e ir hacia ella.

-¡Hija, despertaste!- la abrazó fuertemente, aunque su hija no pareció corresponderle de la misma manera, vio hacia adelante y el Señor Oscuro había desaparecido.

-Mi niña, me alegro que estés bien. Estuve preocupada por ti…- su madre pude ver en los ojos Mio cierta frialdad e indiferencia. –Mio, Mio escúchame…no entiendo ¿Por qué sigues actuando así?...solo quisiera…-
Mio volvió a ver hacia adelante, Rumplestinskin la observaba sonriendo macabramente.

-¡Mio! ¿Qué estás mirando?- dijo su madre confundida, pero al ver hacia donde ella observaba no había nadie. A diferencia de Mio que podía verlo claramente.

-Y bien querida ¿Qué es lo que quieres?-
dijo Rumplestinskin siniestramente.

Mio volteo a verlo, ignorando por completo a su madre. –Quiero venganza…-

Su madre al escucharla, la vio como si no pudiera reconocerla -¿Qué estás diciendo?- le dijo angustiada y pasmada a la vez.

Rumplestinskin asentó con la cabeza manteniendo su perturbadora sonrisa.

Por otro lado, Mio volvió a ver a su madre, esta vez a los ojos: -…Lo siento…- dijo casi murmurando. Sin pensarlo más Mio atravesó el pecho de su madre y le arrancó el corazón. Ella de la impresión ni siquiera pudo gritar, en estado de shock pudo ver que su hija sostenía en una de sus manos un objetó de color rojizo resplandeciente y acristalado. Quiso tocar la mejilla de su hija, pero ella se lo impidió. Vio nuevamente al Señor Oscuro,  él dio unos pasos para acercarse a la camilla; su madre yacía desmayada mientras ella sostenía aquel corazón.

-Y ahora qué…- dijo Mio con una mirada perdida.

-¡Hum!..- *raspó su garganta* -Bien querida, como ya lo he dicho antes debes saber que…-*soltó una risilla* -¡All magic comes with a prize!- dijo enérgicamente soltando una risa malvada.

En el rostro de Mio se dibujó una sonrisa malvada, dando a entender que aceptaba el trato de Rumplestinskin, pero acaso al precio de……
Continuará
Creo que le di un giro inesperado jeje  
¿Por qué se llama Amelia?, pues...me gusta ese nombre
Lo último hasta a mi me dio miedito xD  Tengo Miedo
avatar
Sailor R
Alumno
Alumno

Mensajes : 7399
Edad : 19
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Mila el Dom Feb 07, 2016 11:46 pm

Al fin me puse al día con tu rol!, jajaja, me encantaaaaaaa <3
y..no se si creerte que elegiste el nombre "Amelia" solo porque te gustaba (cof cof rol cof cof) jajajajaja
espero tu actualización! :)
avatar
Mila
Alumno
Alumno

Mensajes : 3526
Edad : 25
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: [Sailor Moon][Sailor Moon y La Reina de Corazones]Actual.26/05/16

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.