Sailor Moon Foro

FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Página 32 de 33. Precedente  1 ... 17 ... 31, 32, 33  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por usagui_px el Dom Abr 03, 2011 11:16 pm

jajaj sii esta emocionantisimo!!! sobre todo la parte del final me puso la piel chinita cuando la escribi, y pues pronyto les subo lo que sigue espero que les guste

angel-chan amix!!! mandame el video de candela tiene años que lo vi jajaj me encanto!!! besoso te adoro y pus hasta ahora la cigueña aun sigue perdida en paris!!! u.u
avatar
usagui_px
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4464
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por eloy_usagui el Lun Abr 04, 2011 9:23 pm

y que emocionantes estos capitulos Usa te sacaste un 5 mas 5 diez jajaja la verdad que lindura de todo trizteza, emocion, alegria llanto, risas, esperanza, bueno que te puedo decir amiguix solo espero porfis que ademas del capitulo final del verdadero final le agregues capitulos de ellos dos como pareja por que la verdad se la paasaron juntos enamorados pero a la misma vez separaaadooos y bueno digo yop mi humilde opinion es ver o leer que pasan tiempo juntos saliendo juntos pero ahora si :[ROMANTCO]: cuidate
avatar
eloy_usagui
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 254
Edad : 34
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por lunashain94 el Lun Abr 04, 2011 11:48 pm

usagi!! no me digas qe tu!!! ahhh!! qe emocion!!!
avatar
lunashain94
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 470
Edad : 23
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por Angel-chan el Miér Abr 06, 2011 8:00 am

amix te deje el video de candela en tu face, no se si decias de ese pero yo me refiero ese... aver cuando vas a subir el siguiente capitulo emocionante de full house

quiero hasta ver el dorama pero tenes que pasarme el link para verlo en subtitulo ;)

beso amix hermosa!!
me voy a la facuuuuuuuuuuuuuuuuuu :D



bye ^^
avatar
Angel-chan
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 356
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por usagui_px el Dom Abr 10, 2011 12:40 am

jeje leo y agradezco de todo corazon sus comentarios preciosas asi que las recompenso con el capitulo final!!
FINALMENTE…

Los Chiba no podían ocultar la conmoción que sentían, ante la muestra de seguridad de su primogénito, su revelación los dejo sin habla, Mamoru Chiba sostenía la mirada azul intensa de su padre y con la mano izquierda sostenía la cajita negra que depositaba la hermosa joya, finalmente fue Kasumi quien exclamo con alegría.

-¡es hermoso hijo!- tomándolo con cuidado-¿puedo…?

-claro mama- respondió el dándole su valioso tesoro, pues en el tenia depositada miles de esperanzas e ilusiones.

-¿y, estás seguro de lo que vas a hacer?-todos miraron sorprendidos a la abuela- es decir…si las cosas han sucedido como lo relatas, no creo que Rabito te este esperando precisamente con los brazos abiertos.-

-bueno, la verdad es que…ese, es un riesgo que tengo que correr- respondió

-bien Mamoru- hablo al fin el patriarca de la familia- si lo que deseas es nuestra aprobación y consentimiento para casarte con Usagi- volteo a ver al par de mujeres que le mostraban una sonrisa.- ¡tienes nuestra bendición! – Mamoru suspiro aliviado al oír sus palabras- solo espero que pronto puedas traerla a casa para que podamos recibirla como lo merece. En realidad creo que lo correcto es ir y pedirle disculpas pero, ahora es tu turno.

-¡gracias! ¡Muchas gracias papa!- entusiasmado- no sabes lo que significa para mí todo lo que estás haciendo.-

-¡mucha suerte hijo!- Kasumi le acaricio los cabellos llevándolos hacia atrás.

-bien pues, ojala y todo resulte según tus deseos hijo- aun seria, decía la abuela- el corazón de una mujer despechada es impredecible.

El comentario de la abuela logro hacer mella en Mamoru y también en el resto de la familia, pero pese a eso, decidieron disfrutar del regreso de su hijo y del momento preguntándole sobre los acontecimientos de su vida durante todo ese tiempo.

En otro lugar.

El atractivo joven de larga cabellera negra salía del baño con una toalla que rodeaba su cintura, tarareaba una canción, y se roció un poco de colonia para luego buscar su atuendo para ese día, sin proponérselo, sus ojos se dirigieron hacia la mesita junto a su cama, en la cual yacía la fotografía de una hermosa mujer, que miraba de perfil y mantenía sus azules ojos cerrados, sus ondulados cabellos aguamarina volaban suaves por su rostro.

-¡Michiru!- exclamo el tomando el retrato de la mujer que lo estaba volviendo loco, beso su imagen. Inevitablemente recordó el momento en que se diera cuenta de su amor por ella.

** * *INICIO DEL FLASHBACK * * * *

El avión aterrizaba en el aeropuerto Internacional de Londres, Seiya tomaba su equipaje y abordaba un taxi logrando pasar desapercibido entre la multitud, se hospedo en un sencillo hotel y se dio un baño para comenzar con la travesía que lo había llevado había llevado hasta ahí.

-¡bombón! ¡Te prometo que encontrare a Mamoru donde quiera que se encuentre!- pensaba con decisión subiendo al auto que hubiese rentado.- lo único que deseo es que vuelvas a sonreír- mirando una fotografía de la rubia, - en estos tres meses solo has llorado y extrañado a ese… ¿Cómo se atrevió a irse así de ti? Sin pensar un poco en ti.- suspiro encendiendo un cigarrillo- se que le prometí hacerte feliz pero…¡no puedo! ¡No puedo hacerte feliz porque comprendo que el único que puede hacerte sonreír de nuevo es el!- decía maniobrando entre las calles Londinenses.

De pronto decidió estacionarse sobre una calle y caminar por el puente Tower Brigde que pasaba sobre el rio Támesis. El atardecer lucia espectacular, un espectáculo digno de observarse, Seiya respiro profundamente llenando de aire sus pulmones. El aire fresco del atardecer se impactaba contra su esculpido y perfecto rostro, permaneció disfrutando de la maravilla de la naturaleza, escuchando el sonido del agua que corría por debajo de él y de pronto, sucedió, lo escucho con atención, creyó que quizá era una mala jugada del destino, el sonido se repitió pero ahora escuchaba con mayor claridad.

-¡déjame! ¡Auxilio!-gritaba la voz desesperada, Seiya abrió sus ojos y agudizo más sus oídos para localizar la dirección de la misma, su corazón comenzó a latir de pronto al identificar a la dueña de ese timbre.

-¡no puede ser!- grito mientras que a pocos metros noto a una mujer forcejeando con un hombre, la reconoció al ver su silueta de sirena. Y sin pensarlo se apresuro a correr hacia ella-¡Michiru!- una adrenalina recorrió su cuerpo entero, al acercarse vio como el tipo intentaba besar a la pobre chica quien hacia lo posible por evitarlo, le dio una bofetada, mas el tipo alto de cabellos ondulados, le jalo con fuerza la muñeca para pegar ferozmente sus labios con los de ella.

Seiya Kou sintió que la sangre le hervía y sin pensarlo más jalo bruscamente al tipo, y sin dar tiempo de explicaciones le asesto un golpe en la mandíbula la cual lo tomo por sorpresa y un hilo de sangre apareció en su atractivo rostro.

-¡Seiya!- grito Michiru confundida mirando a su alrededor- ¿¡qué crees que haces?- grito, el frunció el ceño al ver la reacción de la hermosa mujer

-¡yo…solo!- mirando al tipo que lo veía con odio- ¡deja de molestar a esta mujer! ¡no esta sola! ¡y no permitiré que le hagas daño!- la defendió mirándolo amenazadoramente, el rubio volteo a ver hacia atrás y abrió los brazos confundido.

-Seiya- susurro la chica

-¡corte!- se escucho una voz a cierta distancia.-¡oye muchachito! ¿Quieres decirme que demonios pretendes con mi filmación?- fue entonces que el cantante observo al equipo técnico, las cámaras y los andenes cerrados, llevo una mano a su rostro evidentemente consternado, se sentía un idiota.

-¡lo siento director! Yo…creí que….- mirando a Michiru quien disimuladamente y sin poder evitarlo dejo escapar una risita que a él le robo la respiración.

-si gustas podemos platicar un poco al terminar de grabar- se apresuro a decir mientras ponía sus manos en el brazo haciéndole saber que era mejor retirarse.

-eh….-mirando como todos volvían a acomodarse en su sitio para grabar de nuevo- está bien, te esperare.- respondió sintiendo la mirada pesada de todos sobre el- y…nuevamente disculpen.- agitando una mano y ofreciendo una sonrisa. Posteriormente se dirigió a un rincón desde donde podía ver trabajar a Michiru, el cabello aguamarina de la chica se movía al ritmo suave del viento y se impactaba contra su blanca y tersa piel, Seiya no pudo apartar la vista de ella, el reencuentro había removido en el, los sentimientos que no creía tener y se sentía nervioso.

Cuando termino todo, el la invito un café para ponerse al corriente sobre los acontecimientos de su vida, así, ella supo que él había llegado a Londres buscando a Mamoru y como este se había divorciado de Usagi, Michiru por su parte le dijo que había conocido a un chico.

-¡¿Qué…un chico?- intentando sonar tranquilo-¿Qué clase de chico es? ¿Desde cuándo lo conoces? –no pudo evitar preguntar

-Seiya…¿Por qué te pones así? Es un buen chico, estoy segura de ello, creo que pronto daremos el siguiente paso. Es un empresario- dijo con el rostro iluminado, aunque bañado de cierta tristeza, entonces Seiya dejo escapar involuntariamente la frase.

-¡no lo hagas! ¡No te vayas con él!- aprisionando con fuerza su frágil mano

-¿p-por, porque?- se atrevió a preguntar sintiendo como la mirada azul de él le quemaba el alma, ella intento retirar su mano, mas Seiya no lo permitió y clavo mas su mirada en la de ella haciéndola estremecer.-¡Seiya!

-¡no lo hagas!, si lo haces entonces, ¿Qué será de mi?- en ese momento el guapo chico se dio cuenta de lo que en realidad pasaba, había confesado algo que su corazón sentía y se había negado a aceptar.

-no entiendo- retirando la mirada para evitar sufrir más por el- ¿Qué intentas decir?- su corazón latió con fuerza- tengo muy claro que Usagi …- el la interrumpió

-¡te quiero Michiru! ¡te necesito!, de solo pensar que puedes estar con alguien más ….yo…. ¡no puedo soportarlo!-

-pero, yo creí que tu…

-¡he sido un ciego! –Acercándose más a ella para pegar su frente con la suya- ¡perdóname! Yo…te quiero- mirándola con ternura- en verdad te quiero Michi ¡todo este tiempo has estado presente en mi!- rozando con su mano su mejilla ahora fría por el viento.-no quiero separarme de ti otra vez.-suplico

-Seiya

-¡por favor!- insistió y esta vez miro sus ojos turquesas para luego desviarlos a sus labios y sin contenerse por más tiempo, se acerco delicadamente para sentir su aroma y su aliento cálido, ella entreabrió los labios y cerros sus ojos, para permitirse experimentar lo que tanto había anhelado, el exploro con delicadeza cada centímetro de su boca con movimientos suaves, en ese momento solo podía sentir como su corazón quería brincar y salírsele del pecho, cuando tuvo que abrir sus ojos, noto el rostro sonrojado de la chica quien aún permanecía con los ojos cerrados.-¡déjame estar a tu lado!

-¡si! No sabes, cuánto tiempo espere para este día- respondió repleta de felicidad.

******FIN DEL FLASBACK****

Seiya aun tenía dibujada esa sonrisa que reflejaba la felicidad en su rostro cuando Michiru gritaba.

-¡aaahh! ¡lo siento!- saliendo rápidamente de la habitación y cubriendo sus ojos con sus manos, había aparecido repentinamente y Seiya aun permanecía con la toalla sujeta a su cuerpo, pese a ello, la chica se había permitido recorrer fugazmente cada centímetro de su proporcionada anatomía, Seiya un poco nervioso se vistió rápidamente para salir a recibir a su novia.

-¡que sorpresa!- ignorando totalmente lo que había sucedido, Michiru por su parte aun estaba roja como un tomate y se negaba a verlo a los ojos.

-perdón, creo que debí haber llamado a la puerta, es que creí que no estabas y, quería darte una sorpresa- señalando una caja de regalo que ahora yacía sobre la mesa de centro, Seiya sonrió y cual niño emocionado corrió a abrirlo.

-¿y qué es?-Michiru decidió hacerse la desentendía también y sintiéndose un poco aliviada se acerco a su chico, quien la había convertido en la mujer más feliz del mundo hasta ese momento.

-¿Por qué no lo abres?

En Full House.

Mamoru llegaba a Full House, la rubia en cuestión no se encontraba y el silencio y la soledad lo hicieron pensar mucho en lo que su familia le había dicho.

"tienen razón Usagi seguramente no quiere saber nada de mí, por eso actúa así conmigo, me pregunto ¿Cómo puedo acercarme a ella? ¿Cómo debo conquistar el corazón de una mujer como Usagi? ¿Con regalos?...¡definitivamente no!"

Pensaba cruzándose de piernas mientras se recostaba en la hamaca y cerraba los ojos para intentar encontrar la forma más original de declararle sus sentimientos, esos que cada vez eran más imposible de ocultar, sentía la necesidad imperiosa de abrazarla, sentirla entre sus brazos, vibrar de amor por ella, volver a sentir la calidez de sus labios. Se sonrojo un poco al recordar este momento.

***************FLASHBACK 1****************************

-por supuesto que te amo….- dijo viéndola a los ojos para luego apartarlos fríamente, lo cual dejo a los tres chicos conmocionados, luego agrego- y quiero que te cases conmigo…..Usagi- el chico aparto la vista de la castaña y se vio reflejado en esos ojos azul cielo que se tornaban cristalinos, la tomo suavemente del antebrazo y la jalo hacia el, Usagi no opuso resistencia, se encontraba ajena a la realidad, y cuando sintió que el joven la jalaba hacia su cuerpo y lo vio a los ojos, se perdió en su mirada, el lentamente acerco su rostro al de la chica y ella sintió su aliento tan cerca, no supo como paso todo, en ese momento el tiempo parecía detenerse para ellos, Mamoru, no pudo evitar verla con ternura, y cuando menos se lo esperaba había juntado sus apetitosos labios, con los de la rubia, la caricia duro unos minutos, Mamoru se había perdido, al sentir esa cálida sensación, y con un brazo junto mas su cuerpo al de la chica, mientras con el otro acariciaba sus cabellos tiernamente.

Las luces de los flashes lo hicieron despertar del trance en el que se encontraba, aun incapaz de abandonar esos labios tuvo que hacerlo, se pregunto "¿Cuánto tiempo había durado aquel beso?", no imagino que pudiera perderse en esa extraña sensación. Usagi por su parte sintió como una calidez recorrió todo su pecho y su cuerpo y su corazón latía a mil, por hora

**********************FLASHBACK 2**********************

-¡beso, beso! –gritaban los presentes presenciando a los ahora esposos.

En ese momento los dos despertaron y reaccionaron, ¡un beso!, el joven miro a la rubia para sentir su aprobación, pero ella, lo miraba fijamente, de manera inevitable el se perdió en su mirada, su corazón y su pulso aumentaba cada vez más, y estrechándola un poco con una mano y con la otra tomando delicadamente su rostro, la acerco para darle un beso, Mamoru aprisiono los labios de la chica con firmeza pero dulcemente, esos labios siempre lo hacían perder los sentidos y no lograba comprender por qué.

Usagi sentía que estaba soñando, los latidos de su corazón, amenazaban con hacer un escándalo, sintió los cálidos y jugosos labios del chico acariciando su boca y se sintió dichosa y feliz.

******************* FIN DEL FLASHBACK****************

-¿me pregunto desde cuando me enamore de ti realmente? ¿Por qué cuando te bese aquella primera vez, en aquel ataque de locura y te propuse casarte conmigo frente a todos, ya mi corazón sentía algo por ti? ¿Acaso fue cuando te conocí en aquel avión?- mientras intentaba descifrar el momento exacto de su repentino enamoramiento, ideaba el plan perfecto para pedirle ser su esposa, así que preparo una suculenta cena, y decoro la mesita de afuera con velas y flores. Cuando estuvo listo se sentó a esperar su llegada.

Cerca de las doce de la noche, escucho el ruido de un auto estacionarse Usagi volvía, a su hogar ya el la esperaba, sentado en silencio sobre el pórtico que daba al mar, Usagi extrañada por ver los vasos tirados, el mantel en el suelo y pétalo de flores en su piso se sorprendió un poco y mas al verlo en silencio, ignorando lo que había sucedido se sentó junto a él.

-he llegado ¿Qué pasa? ¿Por qué esta todo tirado? ¿Acaso vino un viento muy fuerte?- ahora Mamoru se había serenado, pero instantes antes, había tenido un ataque de celos, de rabia, de impotencia y de coraje contra el mismo, se sentía tan cobarde y estúpido por todo lo que había provocado y que ahora le dolía, al ver la actitud desinteresada de Usagi.

-quería hablar contigo, tardaste mucho- respondió-¿Qué tanto hacías?

-estuve con Andrew, sabes que paso la mayor parte del tiempo con él, estamos trabajando en la película, ¡solo nos falta el actor principal- dijo sentándose, la noticia no le sentó muy bien al exitoso actor, pero no le quedo más que guardar silencio, lo que menos deseaba era armar un pelito nuevamente.

-¿tenias algo que decirme?

-s-si- dijo mirándola

-¿Qué cosa es?

-cuando estaba lejos, me sentía bien creyendo que eras feliz al lado de Seiya- un suspiro hondo se escucho por parte de él quien continuo- estaba equivocado

-pues si, Seiya y yo solo somos amigos- dijo

-cuando decidí volver, me dije una sola cosa

-¿y …cual es?- curiosa

-dije que no te perdería otra vez, pero ahora, me doy cuenta de que…¡te he perdido!, Me he equivocado y estoy muy enojado conmigo mismo, así que, - sin saber que mas decir suspiro-ya da igual

-no te entiendo

-como tu decías,-intento sonar tranquilo- soy del tipo que hace daño y no sabe cuidar de alguien, ¿sabes? tienes mucha razón- mirándola fijamente- no sé cómo amar a los demás y mucho menos sé cómo expresar mi amor. Tampoco se…-bajando la mirada-como hacerte feliz. –luego volvió a levantarla pero mirando al frente y luego a ella-Así que he estado pensando...que… como no sé hacer esas cosas, ¡mándamelas! y yo aprenderé ¡lo hare todo!, si quieres que espere, ¡espero!, si quieres que cante, ¡canto!, quieres que baile, entonces bailare , si quieres que te compre flores, yo te las compro, ¡hare cualquier cosa que me pidas! …todo lo que quieras

-¿Por qué me dices todo esto?- aun sin entender

-Usagi…Usako- repitió con voz melosa, inclinando su rostro y reaccionando para tomar la cajita aterciopelada entre sus manos no sin antes oprimirlas con tal fuerza para luego abrirla suavemente y aun sin atreverse a mirarla, preguntarle con cierto temor.

-¿Qué es?

-un anillo ¿no lo ves? – claro que sabía lo que era, lo que ella quería saber era "¿Qué significaba eso? ¿Un anillo de compromiso? ¿Estaba jugando con ella? ¿Qué no se habían divorciado? ¿Qué le pasaba a este tipo?"

-Usagi-chan…yo…este… quiero…- nervioso-¡casémonos! – Reaccionando por su torpeza rectifico.- ¿quieres casarte conmigo?

Vio nuevamente el anillo, solo para recordar un trago amargo

*********************FLASHBACK*************

Usagi se encontraba en su habitación, comiendo helado, y planeando lo que haría al día siguiente al ver a sus amigos. En eso le dio sed y aun con una mirada maquiavélica salió de la habitación, pero al hacerlo escucho voces, y recordó "me gusta mucho mi privacidad, así que cuando yo esté en casa, enciérrate en tu habitación", se quedo pensativa dudosa de bajar, por lo que asomo, Para ver como estaba la situación, al hacerlo miro a Mamoru, que caminaba por toda la cocina, sumamente nervioso

-Mako…yo…quiero decirte que…, ¡no, no!. Eso suena muy tonto….desde la primera vez que te vi me enamore de ti…-

La chica divertida comenzó a descender por las escaleras para oír mejor el discurso.

-veras…no quiero perderte… yo… quiero que sepas que… ¡te amo!- mientras levantaba el anillo y tenía una cara de sufrimiento

-jajajaja. ¡Pero qué declaración de amor tan ingeniosa es esa! ¿no se te ocurrió otra cosa mejor?

**************************FIN DEL FLASHBACK***************

-bueno, yo….creo que – sin saber bien que decir- ¿Por qué me lo pides así, tan de repente?- el chico de ojos azules sintió que el alma se le iba-¡es extraño! Continuo ella, desarmando con eso todas las esperanzas que el tuviese, bajo la vista y en un largo suspiro cerró los ojos, derrotado,

-¿extraño?- mojando sus labios con su lengua por su fracaso y conteniendo su emoción

-primero me dices que no significo nada para ti, me pides el divorcio y te vas de mi lado sin decir nada, luego vienes a mí cantándome y diciéndome todas estas cosas- rozando su brazo con la palma de su mano por su también evidente nervio.

-yo creí que…si me iba lejos de ti, ya no podría lastimarte- revelo-pensé que dejarte sería fácil y..Lograría olvidarte- disolviendo el nudo en su garganta-creí que sería lo mejor, ahora he venido, ¡estoy aquí diciéndote esto! ¿lo vas a tomar o no?

-¿Qué cosa?- pregunto inocentemente-

-¿vas a casarte conmigo o no?- haciendo un tierno puchero con los labios debido al esfuerzo que estaba haciendo con esa petición.- busco su celestes ojos para luego bajarlos cual chico adolescente, Usagi lo veía más extrañada aun

-¡lo pensare!- respondió levantándose de golpe y entrando al hogar-

-¿pensarlo? ¿Porque pensarlo? ¿Acaso no soy…lo suficientemente bueno?- la siguió cerrando la cajita para guardarla nuevamente en su sitio, abatido, derrotado.

- no es eso- dijo nerviosa y evadiendo su azul mirada- es solo que, debo pensarlo- pasando sus dedos por sus dorados cabellos-no es algo que deba responder tan pronto

-entonces ¿Cuándo?- buscando sus bellos ojos azul cielo e intimidándola por la extraña y tierna forma en que se estaba comportando-¿Cuándo me darás la respuesta?

-uh- pensativa, pero sintiendo en su pecho un taladreo constante de los latidos de su corazón- te lo diré.. en una semana – satisfecha con su respuesta

-¿una semana?- desilusionado -¿no te parece mucho tiempo?

-bueno…pueden ser… ¿tres días?- dejando escapar su risita

-¡dame una respuesta mañana!- sentencio seriamente sintiendo el sudor correr en sus manos, jamás se había sentido tan nervioso en toda su vida

-¿Qué?

-¡debes tenerla para mañana!

-Nuestras personalidades no son compatibles,

-pero una semana es demasiado ¡dime ahora!

-¡no estamos hechos el uno para el otro!

-nuestra relación era divertida- intento persuadir

-¿divertida? ¡Si solo limpiaba y cocinaba! Mi respuesta es ¡no! Que pases buenas noches- reprocho ya molesta y dejándolo sin argumento, Mamoru recordó lo dicho por su abuela. "¿en verdad la abre herido tanto para que ahora me odie de esta forma?" viéndola desaparecer por las escaleras sintiendo un dolor en su pecho.

Pasaron dos días, y ante la presión de la rubia, de Setsuna y de Kelvin, Mamoru finalmente había accedido a entrevistarse con su representante.

-¡me da gusto que lo hayas pensado!, la escritora se niega a firmar contrato alguno si no es contigo- dijo la morena dibujando una sospechosa sonrisa.

-¡este es el guion!- dijo Jedite con la misma sonrisa, a su lado Kelvin también parecía impaciente por ver su reacción lo cual le hizo sospechar.

-¿Por qué me ven así?

-¡solo acéptalo Mamoru!- insistió el rubio de ojos verdes, entonces el miro el titulo de la película.-¡que ridículo!- se burlo

-¡te aseguro que no tiene nada de ridículo!- dijo Setsuna-la escritora tiene mucha chispa, y es una historia romántica con pizcas de buen humor, ¡léela!

-¿Usagi Tsukino?- pregunto de pronto al descubrir a la autora-¿es una historia de Usagi-chan?- los tres asintieron con un movimiento de cabeza-p-pero, pero… ¿Qué significa esto?

-Usagi trabajo muy duro en ese guion y Andrew y su equipo lo llevaran a la pantalla grande ¡Es todo!

-¿creen que aceptare algo como esto?- un poco decepcionado

-¡es tu oportunidad de demostrarle a tu publico de que estas hecho! Nosotros confiamos en esa historia, la hemos leído y podemos asegurar un éxito rotundo ¡tómalo o déjalo!- respondió fríamente la peliverde.-¡así de fácil!

-mira Mamoru- continúo Jedite un poco más suave al ver el temperamento de su escultural mujer.- ¡tomate tú tiempo! Un regreso a las pantallas no es nada fácil, lee en tu casa el guion, piénsalo bien y luego nos dices que te pareció.

Resignado él se puso de pie y sin despedirse siquiera dio media vuelta y se marcho, detrás de el su fiel acompañante lo siguió.

-¿Qué piensas?- pregunto el ojiverde preocupado

-¡aceptara!-respondió Setsuna con una sonrisa triunfal en el rostro

-¿Cómo le haces para tener tal seguridad?

-¡lo conozco y sé cómo manejarlo querido! Mamoru es como un niño, solo hay que presionarlo un poco, veras como se anima a filmar y entonces su regreso será lo más sonado de los últimos tiempos.

-¡eres sorprendente amor!

-gracias cielo- acercándose a él para rodearlo por el cuello y luego plantarle un apasionado beso en los labios, el la abrazo con verdadera pasión

Mamoru había llevado a su acompañante hasta su casa y este un poco tímido lo invito a pasar.

-¿quieres pasar a conocer a mi bebe?- emocionado, el no pudo negarse a esta petición y entro, Molly al verlo lo recibió con una sonrisa y él pensó que la desfachatez del par era única en el mundo.

-¡hola! ¡Bienvenido! El es nuestro hijo Shaoran- mostrando a su retoño-

-es muy lindo- dijo haciéndole cariños en la mejilla- que bueno que se parece más a ti- comento

-¡jefe!- se quejo Kelvin

-es broma. Es un niño muy lindo.- Les dijo y la pelirroja noto un gran cambio de actitud en el-¡cuídenlo muy bien!

-¿Cómo van las cosas con Usa?- quiso saber ella sirviéndole agua de melón-¿ya se reconciliaron?

-eh…¡no! Aun no

-pero en aquella entrega de premios…

-me da la impresión de que ella no quiere saber nada de mí, y creo que ¡tiene mucha razón!- respondió y en sus ojos se noto la tristeza lo cual provoco pena en la pareja quienes intercambiaron miradas.

-Si quieres podemos ayudarte- dijo Molly

-¿ayudarme a qué?

-te contaremos lo que le gusta y no le gusta a Usagi-chan, Sus defectos y sus virtudes, así podrás conocerla mejor y conquistarla-dijo Kelvin emocionado

-¿en serio?- con el mismo tono

-bueno eso sería un gran esfuerzo para nosotros, ¡te podemos ayudar pero…!- entrecerrando los ojos- podrías ayudarnos a poner un videoclub, tu sabes las franquicias están por los aires- mirándose las uñas mientras arqueaba las cejas y movía con el pie izquierdo el portabebe de su querubín.

-¿¡qué? ¿Pretendes sobornarme? ¿Quieres que te abra un videoclub a cambio de contarme los secretos de Usagi-chan?-increpo molesto

-¡claro, te diremos exactamente como era su cita ideal y como debes cortejarla!

Horas después en un café.

El actor tomaba una taza bien cargada de café mientras que esperaba a la peculiar pareja que había quedado de entregar esa misma noche el material, durante toda la tarde el había permanecido a la espera de tal material el cual, le aseguraba un éxito total con su rubio tormento, se reía de su buena suerte.

-¿porque llegan tan tarde?- mirando para todos lados

-¡toma!- se adelanto la pelirroja

-¿Qué es esto?- mirando la carpeta

-el grupo sanguíneo de Usagi, su color favorito, flor, comida, juego, la materia que mas odia- decía aceleradamente acomodándose las gafas. – Su primer amor en fin ¡todo!- decía con aire exagerado.

Mamoru hojeaba y leía fugazmente cada anotación mientras que se detenía en algo que le llamo la atención.

-¡guau! ¿30 puntos en matemáticas? ¡sí que es una cabeza de chorlito!- menciono sorprendido

-¡era la mejor de los 3!- completo emocionado Kelvin creyendo que su reacción era por algo bueno

-si…- dijo irónico- ¡muy buena!, no en vano la llamaba cabeza de pájaro- dijo riéndose un poco por lo que acababa de descubrir

-¡oye!-. Dijo Molly no te burles- ¿Qué numero eras tu en tu clase? ¿Acaso eras tan bueno?- se burlo- seguramente por eso acabaste siendo un actorcito.

-¡el numero uno!- comento con algo de orgullo y soberbia, dejando a ellos con el ojo cuadrado y sin más que decir. De pronto al final encontró una hoja repleta de instrucciones.

-¿qué es esto?-

Una guía para conquistar su corazón- dijo Kelvin -léela y estúdiala muy bien – haciéndose el serio, el continuo leyendo minuciosamente cada frase y preguntando sus inquietudes y dudas.- memoriza esto porque te ayudara a enamorarla.

Momentos después en la soledad de su habitación leía el material y pensaba.

-¡que infantil!- esos dos ya no saben qué hacer por dinero- para luego dar una mordida a su torta y continuar memorizando cada aspecto de la vida de la rubia. Se reía ante cada nuevo descubrimiento de la atolondrada chica, pues hasta momentos vergonzosos de su vida habían escrito.-¿con que un paseo en el lago de los enamorados?...¿cómo no se me ocurrió antes?-pensó aplaudiendo y brincando sobre el colchón.

Al día siguiente estaba dispuesto a poner en marcha el plan A. aunque aun dudaba de las sugerencias de ese par, pensó que no perdía nada con intentarlo. Cruzado de brazos y con el desayuno en la cajuela del auto la esperaba.

-¿y el desayuno?

-está en el auto ¡saldremos a desayunar!

-pero

-¡acompáñame!- interrumpió

-¿A dónde?- dijo ella sentándose al ver que él le abría la puerta del su automóvil-¡Tengo cosas que hacer!

-¡solo acompáñame! ¡No te quitare mucho tiempo!- suplico con su risita de niño encantador, ante lo cual ella no pudo resistirse.

Llegaron a un conocido parque de Tokio, famoso por su gran lago, y en donde los enamorados realizaban recorridos en lancha, Usagi veía de reojo a Mamoru quien actuaba demasiado extraño, dieron una larga caminata, platicaron y se sentaron a desayunar, había todo tipo de comida y ella se lo comió toda, luego caminaron un poco para dar lugar al postre y llegaron a un puente de madera.

-bueno y ¿ahora cuál es tu grandioso plan?- cruzando las manos

-¡calma! ¿Ves aquel lago?-señalándolo con su dedo-¡llegamos!- sonriéndole, aunque ella prefirió ignorarlo y se acerco al borde del muelle para respirar y sentir la brisa del agua mojar su rostro, Mamoru en completo silencio la admiro por largo rato. Al sentirse observada, ella nerviosa pregunto

-estas muy misterioso el día de hoy Chiba- arqueando una ceja

-no, para nada.-dijo rápidamente -¿quieres que demos un paseo en lancha?- preguntaba el emocionado, le parecía a ella que su comportamiento distaba mucho del que había conocido, se pregunto si no estaría alucinando, a lo lejos saludaba y sonreía a las fans que lo reconocían y el parecía feliz por ese hecho.

-¡no entiendo para que!

-vamos Usa- volvió a tomar su mano para guiarla, y ella sintió como los nervios la doblegaban pues una corriente eléctrica la atravesó una vez más al sentir el roce con sus dedos. Llegaron al muelle y el ayudo a la rubia a sentarse, después, el hizo lo mismo y tomando los remos comenzaron el paseo por el lago, Usagi alimentaba a los peces mientras admiraba la maravilla de la naturaleza.

-¡este lugar es encantador!

-¡te gusta?- indago él sonriente

-si- dijo ella cerrando sus ojos y sintiendo la brisa la cual jugueteo con sus cabellos alborotándolos un poco y permitiendo así a Mamoru sentir su suave aroma.

-dicen que las personas que pasean por este lago están destinadas a no separarse nunca- menciono ella viéndolo-¿sabías eso?

-¿en serio?- rascándose la cabeza para intentar hacerse el desentendido pues acababa de descubrirlo el día anterior.

-¡no!. No lo sabía entonces ¿significa que nosotros no nos separaremos?- pregunto esperanzado, ella no le respondió solo le propino una dura mirada que él tuvo que bajar la suya con tristeza.- siempre tuve el sueño de venir a este sitio- dijo deteniéndose en medio del lago

-¿a si?- pregunto ella

-¡si!, el poder venir al lado de la mujer de mi vida, era algo que quería cumplir.

-¿y por qué no trajiste a Mako-chan?- pregunto tontamente, el solo atino a verla con cierto recelo al ver que ella no había entendido la indirecta.

-creo que, cuando estuve con ella, jamás sentí el deseo de traerla a este sitio- la ojiazul entendió esta vez, claramente el mensaje, pero prefirió hacerse la desentendida y dejando caer sus brazos hacia atrás estallo en risas.

-¡es tan bello! ¡Nunca había venido tampoco!

-¿Por qué no?

-porque jamás tuve un novio- respondió encogiéndose de hombros, siempre quise que un chico me trajera a este sitio- prefirió guardarse el resto para ella sola, el actor sonrió al ver que todo estaba saliendo a pedir de boca.

"¡gracias Kelvin!"

Terminando el paseo, volvieron y él le compro un helado, mientras caminaban y disfrutaban del momento, Usagi incluso parecía haberse relajado un poco y se reía de las bromas y ocurrencias del chico , después de quince minutos de larga caminata, la rubia pregunto.

-¿estamos cerca? La verdad estoy cansada- se quejo cruzándose de brazos. No sé ni siquiera que hacemos aquí.- haciendo un berrinche que a él le fascino.-

-¿acaso ya quieres irte? ¿No te estás divirtiendo?- angustiado

-mejor dime ¿Qué hacemos aca?- llevando sus brazos hacia atrás para recargarse en el barandal, en eso un joven pasaba vendiendo unos globos de aire, le hizo señas con la mano y el chico se acerco, el busco y busco, viendo de vez en vez a Usagi quien parecía impaciente, finalmente se decidió por un tierno conejito de largas orejas. El pago y el joven se alejo sonriéndole misteriosamente.

-solo quería preguntarte algo- dijo parándose frente a ella quien noto como jugueteaba nervioso con su mano.

-¿de qué se trata?

-primero quiero que me escuches y me pongas mucha atención porque lo que quiero decirte es muy importante- la seriedad que le estaba poniendo al asunto puso sobre alerta a la chica quien jalando sus dos coletas intento voltear a otro lado.-¡por favor!- insistió el pelinegro, y ella no pudo resistirse a esa mirada insistente que la cautivaba por completo, y que era lo que quería evitar.-¡toma!- extendiendo el globo de gas frente a su rostro-¡es para ti!

-¿para mí?-pregunto ella confundida, temblando, extendió la mano para tomar el globo mientras notaba un obsequio envuelto entre la canastita de zanahorias que el peculiar personaje llevaba en manos, de pronto un recuerdo doloroso llego a su mente.

*****INCIO FLASHBACK*****

En medio de una discusión, la pareja se veía a los ojos con desesperanza y hasta rencor:

-¡me haces esperar! ¿Cuántas veces lo has hecho ya?- su voz se quebró y evito verlo a los ojos- ayer te espere, espere hasta que me dijeron que cerraban – el trago saliva y al oír eso y notar el timbre de su voz se sintió de nuevo tan ruin, tan perverso, guardo silencio como si quisiera evitar todo ese sufrimiento en ella. - ¿Por qué soy la única que siempre espera? – el no sabía que decir ni cómo reaccionar

-¿te ha pedido alguien que me esperes?- dijo gritándole

-cierto, de ahora en adelante…¡no voy a esperar más! ¡Nunca más te voy a esperar!- dijo con rencor mirándolo a la cara, Mamoru sintió una punzada en el pecho, pero no podía hacer mas y no queriendo doblegar su orgullo dijo

-¡pues no me esperes! No seas exagerada, ¡no significas nada para mí, lo sabes bien!- termino, Usagi sintió como si todo se nublara a su alrededor, apenas pudo verlo con claridad y es que las lagrimas estaban a punto de estallar.

-si, lo sé, sé que no soy nada para ti, desde ahora- -… ¡tu tampoco para mí! -las lagrimas corrieron libremente por su mejilla y la imagen frente a ella se aclaro

*****FIN DEL FLASHBACK*****

Mamoru con su amplia sonría e ignorando lo que pasaba por la mente de ella le ofreció el globo sintiendo una emoción inmensa.

-¡parece que hay algo en la cesta! Menciono como no queriendo, Usagi lo tomo unos segundos, sin percatarse del objeto que el había mencionado, al tener el recuerdo inmediatamente lo soltó y con ello el globo comenzó a elevarse por los aires, ante la mirada angustiada del actor.

-¡noo! ¿Qué hiciste?- grito al tiempo que corría y daba grandes saltos intentando retener del delgado listón el globo.

-¿Por qué armas tanto escándalo con el globo?- pregunto Usagi mientras lanzaba una sonora carcajada al verlo saltar y seguir el globo por el parque, al mismo tiempo que tomaba piedras y las lanzaba golpeándolo para que perdiera aire.

-¿¡es que no te das cuenta? ¡En ese globo iba…!- logro reaccionar antes de revelar -¡olvídalo! No cabe duda de que sigues siendo una cabeza de chorlito- refuto molesto al ver como el globo se enredaba entre las ramas del un cercano árbol.

-¡uy! ¡Eres un tonto!- chillo ella cerrando con fuerza sus dos puños y dándose media vuelta para salir del parque. Mamoru por su parte comenzaba a quitarse el saco y miraba hacia las alturas. El árbol parecía enorme viéndolo desde ese punto, así que resignado comenzó a subirlo

"espero que sea más fácil de lo que se ve"- comenzando a escalar lentamente mientras se daba pequeños resbalones "todo lo que tengo que hacer por esta mujercita. ¿Es que acaso está loca? ¿Cómo se le ocurre soltar así nada mas el globo?" pensaba irritado "aunque bueno...¿cómo iba ella a saber lo que había en el interior?" Cerca de una hora le llevo al joven pelinegro llegar a su destino, y las manos le temblaban al sostener el delgado hilo, sosteniendo la respiración para evitar que el globo se fuera nuevamente por los aires- cuando lo tuvo en sus manos tomo la cajita negra abrió para cerciorase que el anillo aun estuviera en su sitio y lo metió a su bolsillo, para después mirar hacia abajo y comenzar el descenso.

-¡esto es mucho peor que subir!- dijo mirando hacia abajo y luego subiendo la vista al cielo azul. Cuando le faltaban pocos metros su pie resbalo y perdió el equilibrio azotándose contra el césped, enfurecido y haciendo rabietas, acomodo sus gafas, su vestimenta y salió del lugar ante la mirada curiosa de los presentes quienes no se atrevieron a acercarse a él.
avatar
usagui_px
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4464
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por saku_sere_sofi el Dom Abr 10, 2011 3:14 pm

jaja ! pobre Mamo-chan!! Usako se enojo U.u espero maaas! siigue asi amiiz! !me entusiasma muucho esta historia y quiero leer qe va a pasar con esta parejita !! (L) siigueee !! saluudos Bye-bee
avatar
saku_sere_sofi
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 2015
Edad : 22
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por Nikitha el Dom Abr 10, 2011 3:51 pm

Hola!!! gracias por tu invitacion a leer tu fic... me tomere un tiempito para leer completamente el tuyo espero que tu tambien visites el mio... desde ya estare pendiente de tus actualizaciones... un beso
avatar
Nikitha
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 1543
Edad : 31
Sexo : Femenino

http://www.fanfiction.net/u/2969057/Nikitha_Chiba

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por ladyvampire001 el Mar Abr 12, 2011 10:29 pm

esta muy buena, buena? k va buennisima jijij ia nno esperro el saber k va a ocurrir grax por mandarme el link me encanta amiga tienes talento espero leer mas de tus ficcsss besos
avatar
ladyvampire001
Scout Aprendiz
Scout Aprendiz

Mensajes : 32
Edad : 30
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por eloy_usagui el Mar Abr 12, 2011 10:39 pm

muy bueno me da gusto que ste sucediendo esto entre ellos ya que el la esta conquistando bueno tratando de que ella lo acepte como novio y posterior mente como esposo nuvamente :[NOSERENA]: esta bien que luche por lo que tontamente dejo ir ya que lo tenia tan cerca :[ROMANTCO]: bueno espero el sig capitulo estuvo muuy bien..
avatar
eloy_usagui
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 254
Edad : 34
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por Nikitha el Jue Abr 14, 2011 12:30 am

Hola!!! lo lei toodo.... toodo el fic me rei muchisimo en los primeros capitulos me las llore hasta mas no poder cuando sufria usagi y uuuuy keria matar a Mamoru... la abuela me encaanta amiga gracias por tu invitacion una vez mas me encanta el fic
avatar
Nikitha
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 1543
Edad : 31
Sexo : Femenino

http://www.fanfiction.net/u/2969057/Nikitha_Chiba

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por Angel-chan el Sáb Abr 16, 2011 12:30 am

si seguis haciendome esperar asi me morire antes de llegar al final!!! XDDD
amix vamos que estoy mas ansiosa que perro con hambre XD



beshote amix, me encanto esta parte mamoru sigue siendo un tonto, tiene que aflojar con ese orgullo. sabe que lo hace porque la ama. peor aun no lo tiene como concepto claro. esperemos que mejore esto :O

tkm amix!! besos!! :3
avatar
Angel-chan
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 356
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por usagui_px el Mar Abr 19, 2011 5:43 pm


FINALMENTE (parte 3)
Tres dias enteros pasaron antes de que el intentara nuevamente hacer algo al respecto, pensó que las sugerencias de Kelvin habían sido tan infantiles que a él se le ocurrió algo mucho mejor esta vez lo había planeado todo con lujo de detalles, reservo los lugares, gasto algo de dinero, compro rosas rojas y estuvo muy ocupado organizando todo por lo que Usagi y el tuvieron poca oportunidad de encontrarse, esa mañana cuando ella bajo se encontró con la sorpresa de que el tenia servido el desayuno.

-¡buenos días Usagi-chan!- saludo con evidente optimismo

-b-buenos días- dijo

-¡siéntate! El desayuno está listo- dijo tomando la jarra de chocomilk que había preparado y sirviéndole un vaso.

-¡¿y eso?

-solo quiero que permanezcamos en paz ¿no quieres?-.

-Mamoru ¿hasta cuándo vas a permanecer en mi casa?- soltó de golpe

-¿quieres..Que me valla de tu lado?

-no es correcto que estés viviendo acá, se que quizá debes tener problemas económicos pero creo que deberías vivir en otro lugar, la gente puede comenzar a murmurar. Fuimos esposos y la gente puede murmurar.

-no me importa lo que ellos digan.- respondió- además hable con Kelvin y me dice que tiene un proyecto para mi, si te hace feliz ¡me entrevistare con Setsuna!- menciono

-¿de verdad lo harías?-

-claro que si- feliz al notar como sonreía- de hecho ya lo hice

-¿y qué te pareció?- interesada

-no lo he leído pero prometo pensarlo.

-¡eso me da mucho gusto!- llevando el primer bocado a su boca, bajo la mirada expectante del guapo chico.

-¿Qué?- pregunto ella nerviosa al sentir su mirada

-mañana por la noche- mirándola con cierto temor-¡vamos a cenar!

-¿Qué dices?- completamente atónita-

-¡te invitare a cenar!- sonriendo como niño inocente, mostrando su franca sonrisa. Para luego ocultar sus zafiros evadiéndola.

-¿Qué se celebra?- insistió ella mirándolo sospechosamente

-te prometí que te llevaría a cenar- tan natural como le fue posible-¡además necesito decirte algo!

-¡¿Qué?

-ten paciencia- respondió

Horas más tarde, en un elegante Restaurant.

Le retiro la silla de manera galante, se estaba comportando como un verdadero príncipe de los cuentos, recordando así lo que leyera "Usagi cree en los príncipes de los cuentos, le encantas los hombres caballerosos que la lleven a cenar a un buen lugar y le pongan atención"

Minutos después leían la carta.

-¿Qué deseas probar?- pregunto caballerosamente, vestía una fina camisa de seda en color gris claro y pantalones negros, ella eligió un vestido de tirantes color rosa pálido, sencillo pero que delineaba su bella figura.

-me encantaría un Tonkatsu- el levanto una ceja sorprendido por su pedido y la rubia cerro la carpeta

-buena elección, la chuleta de cerdo de este lugar es exquisita- menciono él. Yo quiero Oyakodon- respondió mostrándole su sonrisa, el mesero atento levantó la orden y se retiro, durante unos segundos permanecieron en silencio. Mamoru se fijaba en cada detalle y cada gesto que la rubia mostraba, sonreía por todo y al parecer estaba feliz, lo cual era su principal meta esa noche.

"llega a su corazón en este preciso momento jajaja, dile lo hermosa que se ve" repetía en su mente, dibujando ya una enorme sonrisa en su varonil rostro.

-¿Por qué te ríes como tonto?- pregunto ella molesta creyendo que se burlaba de ella

-de nada- poniéndose más serio que nunca y tomando sus cubiertos –solo pensaba en…lo hermosa que luces esta noche-

Apenada ella solo le sonrió agradecida.

-gracias- comenzaron a servir los platillos, y ella entusiasta como siempre, tomo su servilleta, y los cubiertos. Cenaron en el más profundo silencio, deleitándose con la música de piano que tocaba una artista desde un lugar cercano al de ellos. Cuando ya habían terminado, Mamoru menciono.

-Usagi-chan…es muy agradable verte disfrutar la cena-

-eh-

- es muy agradable aquí ¿no crees? La cena esta deliciosa, el ambiente es genial- dijo -¿te gusta?

-claro, ya conocía el lugar-. Respondió limpiándose la comisura de los labios.-vine con Andrew una vez- Mamoru solo pudo apretar los dientes, resoplando la nariz para contener los celos y la ira que lo estaba invadiendo.- ese día también pedí esto ¡realmente es delicioso!- continuo sin fijarse de cómo el rostro de felicidad de Mamoru había cambiado totalmente y ahora manifestaba tristeza.- sabe tan bien como lo que cuesta.

-entonces. – un poco alterado- si ya has terminado ¡Vámonos!- exclamó, depositando dos billetes sobre la mesa. Su cita estaba arruinada.

-pero aun no he terminado

-la pedimos para llevar y ya- dijo

El camino de regreso se realizo en un tétrico silencio, el pelinegro solo quería llegar a casa y refugiarse en su habitación, entendía que el había causado mucho daño en el corazón de Usagi pero ¿era necesario tanto sufrimiento? ¿Acaso ella no se daba cuenta de sus intenciones?, al llegar a casa, se apresuro a bajar del auto y camino para abrirle la puerta, luego la acompaña, y espero a que ella quitara llave para entrar en ella. Le cedió el paso y después de entrar, tomo una hoja que escondía bajo su saco y arrugándolo comenzó a subir a su habitación.

-¡gracias por la cena!- grito – ahora tendré energía y tiempo para terminar la sinopsis de mi próxima historia.- esto detuvo al chico quien mirando el papel arrugado entre sus manos alcanzo a leer.

"estimula a tu chica con roces"

Nuevamente la sonrisa se dibujo en su rostro, tal parecía el vilano de una película que disfrutaba haciendo travesuras.

-¿escribirás?- mirándola

-¿Qué no ibas a dormirte?- viendo su reloj- es mas creo que también dormiré, ¡es demasiado tarde y no quiero desvelarme!

-no, no- por favor, escribe- retirándole la silla y encendiendo la computadora, -¡se que podrás escribir algo muy bueno y será mas exitoso que tu primer libro

-estoy muy cansada, además aun no se qué escribir, ni defino bien a mis personajes.

-¡vamos! ¡Eres brillante y divertida! –

-estoy cansada-repitió

-¿ah si? Entonces ¡te ayudare!- tomando la grabadora y comenzando a decir –" la historia se desarrolla en medio de unas montañas, la nieve cubre el suelo y ahí es donde nuestros personajes se encuentran, Yumi es una chica aristócrata que llega a pasar el verano a la casa de campo de sus padres, Ryoga, es un provinciano que trabaja arduamente en la villa de la familia de esta chica, alto de cuerpo fornido , ojos negros intensos y cabellos ondulados, ella delgada, pequeña y frágil de rubios y lacios cabellos ojos miel y pecas en el rostro de piel blanca, cual muñeca de porcelana…"

-hey- interrumpió-¡un momento! ¿De dónde sacaste todo eso?- el rio apenado-

-la verdad es que, he estado leyendo algunas historias- apagando la grabadora y dejando atónita a la rubia.

-me sorprendes

-¿vas a escribir?

-será mejor dejarlo para mañana- levantándose- fue una agradable cena, ¡Gracias! –repitió

Mientras tanto en otro lugar.

-Minako ¿estás segura de que lo quieres ahí?- indagaba su novio quien había cambiado de lugar por novena vez el sillón rojo.

-creo que…se ve mejor bajo la ventana- respondió la modelo rascándose la cabeza.

-uff- agotado- ¿Por qué no lo piensas bien y luego me dices en donde lo pongo?- algo irritado-¡llevamos casi todo el día y aun no terminamos de decorar la sala, y aun nos faltan la cocina, el baño y las habitaciones!.- sentándose para beber algo de refresco.

Taiki por su parte terminaba de colgar las cortinas y Michiru abría las cajas con los adornos de la casa, para acomodarlos sobre el mueble, Seiya también cansado sostenía la escalera para que su hermano mayor bajara.

-¡Yaten!- llevándose una mano a la boca para morderla y con el ojo acuoso-¡nunca me habías hablado así!- menciono con voz de mártir y el platinado corrió en su auxilio

-¡Mina! ¡Amor!- posando sus manos sobre sus hombros para intentar consolarla- ¡perdóname! Es que…

La rubia lo miraba expectante y los demás apenas podían contener la risa al ver el cuadro tan cómico

-¿Qué?- insistió ella

-solo estoy algo cansado, llevamos moviendo ese bendito sillón cerca de dos horas y aun falta mucho por hacer.

-¡eres un inconsciente! ¡Lo único que quiero es tener un lugar cómodo para nosotros!- seguía lloriqueando

-¡calma!- suavizó mas aun su voz- últimamente has estado muy sensible- besando su mano-¡perdóname! ¿Quieres?- sus ojos comenzaban a brillar, Seiya rio bajito pero Michiru se encargo de darle un golpe.

-sugiero que ¡comamos algo!- dijo la chica de cabellos aguamarina-¡seguramente después de eso tendremos energía para continuar!

-comida ¡si!- grito parándose en el acto y dejando perplejo a Yaten quien había caído al suelo por la súbita manera de ponerse de pie. Minako se dispuso a prácticamente devorar lo que encontró a su paso y no comforme con eso.

-¿Yaten tienes pastel de chocolate en el refri? ¡Se me antojo uno enorme!- dijo

-¿pastel…? Bueno creo que sí, quedo una rebanada-¿quieres que lo traiga?

-¡no! ¡Quiero un pastel para mí! ¿Puedes ir y comprármelo?- pregunto tomándolo fuertemente del brazo

-¡aghh!- se quejo el- claro- mirando a sus hermanos y cuñada quienes lo veían con expresión extraña-¡ahora vuelvo muchachos!

-te acompaño- dijo Taiki

-Minako-chan- menciono Seiya-¿no crees que te estás descuidando mucho?, últimamente Yaten me ha dicho que has comido en exceso y los kilos comienzan a notarse. – un largo silencio lleno la habitación, Minako miraba hacia la nada tragándose las palabras de su cuñado, con ojos acuosos, mientras Michiru le había dado un golpe en las costillas para obligarlo a guardar silencio.

-¿insinúan que estoy gorda?- y efectivamente su pantalón presionaba su vientre que ya no estaba tan plano, solo que en ese momento metió lo mas que pudo el estomago y coloco las manos en la cintura encarándolo, Michiru propino a Seiya una mirada gélida que le calo en el fondo.

-claro que no Minako- intento la chica- los hombres son unos tarados, jamás entenderán que nosotras necesitamos muchas calorías.- suavizando el asunto. -¡no le hagas caso! Mejor ven y dime ¿Dónde te gustaría colocar el lavaplatos?- sacándola de la concina dejando a Seiya aliviado pues sentía que en cualquier momento su cuñadita le sacaría los ojos.

Taiki y Yaten esperaban el pastel, el platinado bostezo y Taiki pregunto.

-¿te has desvelado mucho? ¡Te notas cansado! Recuerda que tenemos una presentación en la tele en dos días, deberías cuidar tu imagen!

-no, bueno, la verdad es que…esto de vivir junto a Minako y buscar cosas es en realidad estresante- respondió

-ahh, ¿y dime desde cuando tiene Minako-chan esos arranques y cambios de humor?

-no sé, creo que todo comenzó desde que comenzamos a buscar los muebles y la casa, eso nos puso en demasiados problemas, no es fácil que dos personas encuentren algo que les gusta.

-¿y esos antojos?- continuo- dijiste que ha estado comiendo y es cierto, su ropa comienza a quedarle ajustada. ¿Hace cuanto que tiene ese desorden alimenticio?

-bueno- respondió sonriente- su campaña publicitaria termino y entonces ella se aprovecha para comer todo lo que a ella le gusta- comento para convencerlo. – pero aun se ejercita y corre por las mañanas, solo ha subido 3 kilos, -tomando una botella de agua para refrescarse.

-no es eso lo que me preocupa- menciono el castaño con expresión seria-

-¿y qué es?

-Yaten, bueno, no sé cómo decirte esto – apenado- sabes que no me gusta meterme en tu vida privada, incluso te di todo mi apoyo cuando me dijiste que querías vivir a su lado, pero ¿te has preguntado si…Minako está embarazada?

El ojiverde soltó de golpe el agua que se había llevado a la boca al escuchar lo que su hermano decía.

-¿estás loco? – Tosiendo y dándose golpes en el pecho-¿Cómo se te ocurre?-escandalizado- Ella y yo…- se detuvo- apenas…- su rostro se mostraba serio a medida que recordaba.-estamos, comenzando.

-¿entonces, cabe la probabilidad?- pregunto, Yaten solo atino a verlo y su rostro reflejo angustia y temor.

Al día siguiente en Full House.

El actor se paseaba por el estudio buscando la manera más práctica de confesarle su amor a ella, quien no mostraba ni una pizca de sensibilidad ante sus muestras de arrepentimiento y cambios de actitud. Cansado rompió y lanzo al suelo los apuntes de la peculiar pareja de amigos, y ahora pensaba de manera particular como lograr que ella lo aceptara. Reviso sus libros y entonces encontró lo que buscaba, en su libro anterior ella describía una cita romántica.

-ella piensa que una propuesta de matrimonio, en un barco bajo la luz de la luna llena, con velas y rosas rojas, es perfecto, entonces veamos, no puedo conseguir un Yate hoy mismo, pero claro que puedo conseguir otra cosa, ¡sería perfecto!- se dijo sonriendo y saliendo de la casa.- creo que tengo el lugar, mientras pensaba.

En el aeropuerto Internacional de Tokio.

Una simpática chica de ojos verdes y grandes y mirada expresiva tomaba un taxi para dirigirse a su casa.

-¡Cuánto tiempo!- se dijo viendo las calles de Tokio y sacando su celular para admirar la imagen sobre la pantalla, tres personas se abrazaban y reían animadamente, después busco entre sus contactos y primero encontró el nombre que buscaba, Andrew, después de pensarlo unos minutos desistió de su intento y cerro el mismo.

-¡dijiste que no lo harías! ¡tú puedes Mako-chan!

De regreso en Full House

Usagi se mantenía escuchando una y otra vez su grabadora y escribía y corregía su escrito, sus anteojos la hacían ver intelectual, parado sobre un pilar y sin apartar la vista de ella Mamoru se reía, en verdad le costaba creer que esa mujer no fuera tan buena estudiante.

"es el momento para hacerlo, ahora parece tan serena y delicada que dudo mucho que rechace mi invitación…¡Una cita romántica…confiésale tu amor y… bésala cálidamente!"

-¿Qué vas a hacer esta noche?- caminando como que no quería la cosa junto a ella.

-¿porque?-

-mmm- dijo paseándose por la sala y llevando la mano detrás de su cabeza- si no tienes nada que hacer podríamos ir a algún sitio

-¡tengo que trabajar todo el día! Esto necesita quedar hoy mismo-

- ¿no puedes hacerlo después?-sugirió

-no- sin dejar de escribir- debo entregar esto mañana temprano

-termínalo- dijo a modo de orden- y luego vallamos a divertilandia-. Entonces ella reaccionó y volteo a verlo

-¿a divertilandia? ¿Es una ocasión especial?

-no-. Moviendo la cabeza para que los nervios no lo traicionaran- pero podríamos ir

-podemos hacerlo otro día

-¡no!-vayamos hoy, te espero ahí a las 7 en punto ¡no tardes! Si lo haces estas muerta- imito su frase dejándola inquieta, ella resoplo por la nariz y le volteo la cara.

"¿Quién se cree que es para obligarme a ir allí con él? ¡Está loco!" continuo escribiendo y Mamoru subía a su habitación para arreglarse, ella en realidad estaba tan concentrada que ni cuenta se dio de cuando salió, fue hasta que le dio sed y fue a la cocina que encontró una nota en el refrigerador con el clásico conejito y pollito que el siempre dibujaba

"Usagi-chan: te espero en divertilandia

¡debes venir o si no morirás!

Aja, aja, figthin "


En divertilandia.

Mamoru ahora estaba más que satisfecho, sabía que el plan era más que perfecto, y ella no podría resistirse a sus encantos, lo único que le hacía falta era decir las palabras correctas,

-Usagi-chan ¡cásate conmigo!- decía levantando un ramo de rosas- ¡no, no! Suena muy autoritario- regresando al lugar para comenzar a caminar nuevamente –Usa-creo que tu, y yo ¡deberíamos casarnos!- cambio su expresión de ternura por una de desesperanza-

-¡por dios! Esto es tan fácil en las novelas y películas que realizo! ¿Por qué no puedo solamente decirlo y ya!- gritaba mientras algunas personas lo veían indiscretamente, lo que provoco que se acomodara el saco y nuevamente comenzara.- ¡yo…te hare feliz! Estaré ahí para defenderte, para cuidarte, para quererte.- fingiendo con la mirada hacia un punto lejano-¿lo sabes no? Antes cometí muchos errores, pero he cambiado ¡acepta ser mi esposa!-

Nuevamente frustrado se jalo los negros cabellos y paso su mano por sus labios, para retomar aire y respirar profundamente.

-¡desde que te conocí…mi vida ha cambiado! ¡Gracias a ti soy mejor persona!...- más tarde- las flores son para ti,- alzándolas mientras él estaba de rodillas- las que te gustan, se que son tus favoritas…y ahora, te las doy como muestra de mi amor- luego miro el ramo- ¡me parece que son pocas rosas!- pensativo y volviendo a la realidad-¡Esto es peor de lo que pensé! ¡Es un desastre!-levantándose y repitiendo en voz alta- mi corazón te pertenece! ¡no me digas que no! ¡acepta ser mi esposa!- eso tampoco funcionara, grito desesperado.

Su reloj había marcado las 9 de la noche, las dos horas de espera se le habían hecho realmente eternas, el restaurant en donde había hecho la reservación y donde había ordenado preparar un platillo especial ya había cerrado, nostálgico y con un ramo de hermosas rosas rojas en su mano se dijo.

"definitivamente creo que la he perdido, es hora de alejarme y de intentar hacer mi vida sin ella, aunque sea imposible, porque gracias a ella aprendí a vivir, a reír, a amar y sobre todo a llorar, Usako…¡te entiendo! Y no te guardo rencor, ralamente fui un estúpido, sé que me tratas así por todo el daño que te hice, perdóname!"

Caminaba arrastrando los pies en el suelo y sentándose en medio del silencio de aquel frio lugar. Frotándose las manos decidió esperar un rato mas. Quizá llegaría, la nariz sele había puesto roja y comenzaba a moquear.

Afuera del lugar.

-ya está cerrado ¿dónde diablos estará? Tomo el celular y decidió llamarlo. –

-Usagi-chan- dijo con emoción.- ¿Dónde estás? – Pregunto pero luego cambio de opinión -¡olvídalo!- irritado- ya no vengas- poniéndose de pie y viendo que el restaurant y lo que había organizado ya se habían ido a la basura, -no vengas.

-pero estoy aquí afuera ¿aun estas acá? – intentaba mirar hacia adentro, donde solo se miraba una luz lejana en uno de los lugares.

-¿estas acá?- su rostro solo podía reflejar algo ¡fe-li-ci-dad!, la sonrisa podía notarse a kilómetros de distancias, sintió como el aire comenzaba a hacerle falta.

Usagi llego hasta el lugar donde él le dijo que se encontrarían, al ver todo en penumbras se asusto un poco.

-Mamoru…¿Dónde estás?- pregunto dando pasos cortos, pero luego noto una luz que se reflejaba en medio de la pista, y entonces descubrió su silueta.-¿Mamoru?- acercándose lentamente a él – bajo las escaleras y camino hasta el centro de la misma donde noto que él no se había movido-¿qué haces acá?

Mamoru no se encontraba tan animado como hacía rato, al contrario, su semblante contrariado consternaba mas a la rubia, ahora su plan se había ido directamente al caño no sabía qué hacer, como comenzar, ni que decir,

-pues acá nada mas- respondió con desgano, entonces ella aprecio el ramo de rosas que sostenía con su mano y que ahora pegaban con la helada pista.

-¿son para mí?- con una sonrisa picara bien disimulada –por respuesta solo obtuvo un movimiento de él quien se giro dándole la espalada hizo un puchero y estirando su brazo lo paso por encima de su hombro y lo extendió, Usagi abrió sus ojitos y se sintió en extremo dichosa, aunque rio divertida por la peculiar forma de entregarle el presente.

-¿y ahora que mosca te pico?- oliéndolas y sintiendo como el pasaba por su lado y caminaba decidido hacia la salida, estaba herido, se sentía derrotado y no había mas que hacer , su decisión estaba tomada. Se alejaría de ella.

-Mamoru ¿a dónde vas? – no hubo respuesta y el marco más sus alargados pasos cuando de pronto resbalo su pierna derecha voló por los aires y su parte trasera se impacto contra el hielo cayo ruidosamente. La carcajada de la rubia no se hizo esperar-

-jajaja- corriendo a ayudarlo y dándole una mano -¿te lastimaste? – a Mamoru solo le falto que el mundo se le cayera encima en se instante, sobándose el brazo y frunciendo el ceño tuvo que tragarse su enojo y tomar la frágil mano de la rubia para ponerse de pie.

Instantes después ambos patinaban en medio de la pista, ahora el tenia un poco mas de equilibrio y luchaba por alcanzar a la chica quien patinaba majestuosamente deslizándose con gracia y agilidad, se tomaban de las manos tiernamente y no podían evitar sentir algo extraño en su interior.

Fueron unos momentos agradables, sintiéndose solos, uno al lado del otro, ajenos a lo que el otro sentía, se resignaban con la calidez que en su interior sentían solo por tener cerca a la persona amada. Mamoru decidió que solo por ese día se permitiría estar a su lado y observarla, memorizarla embriagarse con su perfume y grabando su voz y su sonrisa en su memoria para no olvidarla nunca.

-¿ya no estás enojado conmigo?- cuando habían terminado y se sentaban para quitarse los patines.

-No estaba enojado.- Metiendo su mano entre sus piernas -¿porque habría de estarlo?- mirándola tiernamente.

-te moquea la nariz- él se la limpio apenado y ella se quito su bufanda para pasarla por su cuello y acomodársela, Mamoru solo permaneció embelesado observándola en silencio.-¡toma! ¡Pescaras un resfriado! ¿Desde hace cuanto estas aquí?- entre risas, el al verla descubierta se la quito y se la puso de vuelta

-¡tómala tu! No pasa nada, yo soy fuerte y no me enfermo.

-Entonces dime ¿Por qué hemos venido a divertilandia?

-creo recordar que dijiste que te gustaría venir aquí, conozco algunas personas ¿te lo dije no?

-pero ¿Por qué las flores?- mirándolo y luego viendo al frente -¿hoy es miércoles?- pensando-¡no, no es miércoles!

-Usagi- haciendo el último intento

-¿Qué?- fijando la mirada en el

-para serte sincero…tengo algo que decirte

-¿qué cosa?- seria

-Usako…¿puedo llamarte así..Verdad?-

-si- encogiéndose de hombros para intentar disimular la enorme felicidad que sentía cuando el la llamaba así, "conejita" le parecía algo muy tierno y el tono de su voz cada que la llamaba así cautivaba y la hacía sonrojar.

-Usa…- sus ojos se movían rápidamente aunque no parecía perceptible-Usako- ella no apartaba su vista de el, y respiro presa de un sentimiento que le recorrió el cuerpo entero—yo quiero decirte que…- un ruido burdo interrumpió el momento –quería preguntarte si tu…

-¿Qué es ese ruido?-le pegunto ella, el sexy actor llevo su mano al rostro estampándola con la palma abierta para despabilarse un poco, aunque al mismo tiempo hacia una rabieta.

Las luces se encendieron y entonces el carrito de la limpieza entraba justamente al lado de ellos.

-¿Qué hacen acá? No es horario ¡Deben irse! Debemos limpiar

-solo deme cinco minutos por favor!- suplico el casi al borde del llanto.

.Mamoru vámonos.- Dijo Usagi tomando su mano- es tarde ¡vámonos!

-pero era importante- reprocho sin ganas de saber nada y siguiéndola.

Mientras manejaba de regreso ella iba contándole sobre lo bien que le había quedado el capitulo y lo que tenía en mente, el la escuchaba atento, sintiéndose feliz por compartir ese momento junto a ella. No podía dejar de verla y en cuanto el transito se lo permitía posaba su mirada en ella, quien al sentirla se ponía nerviosa y comenzaba a hablar más.
avatar
usagui_px
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4464
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por usagui_px el Mar Abr 19, 2011 6:00 pm

Llegaron a casa, y entonces a ella se le ocurrió una cosa.

-¡mira Mamoru! ¡la luna esta hermosa! ¡Mírala!- jalándolo a pesar de que el quería solo irse a dormir, habían sido demasiadas emociones en tan pocos días, pues pasaba del dolor, a la felicidad y de esta a la angustia y la agonía.

-si, esta hermosa- serio

-¿Por qué no hacemos una lunada?

-¿lunada? ¿a esta hora? – arqueando la ceja

-¿Qué tiene de malo?- corriendo hacia la bodega y sin darle tiempo de nada mas-¡tengo la casa de campaña y además hay bombones para hacer una fogata a la orilla del mar!- exclamo con emoción.

-Usa, pero…- siguiéndola y sin darle tiempo de nada mas pues ella le lanzo la casa de campaña

-¡Vamos!- riéndose y jalándolo del brazo

-pero es que..

-anda, no seas amargado, ¡cúmpleme un capricho por lo menos una vez!- cuando escucho esto no pudo oponer resistencia, así que rato después terminaban de armar la pequeña casa de campaña la cual permanecía, a la orilla del mar, y bajo la luna y las estrellas, verdaderamente la luna era preciosa, tan redonda y grande y de un color dorado estaba tan gigante que se podían ver claramente los caracoles en la playa los cuales brillaban como lentejuelas pareciendo el espejo de las estrellas que cubrían el manto oscuro del firmamento.

La rubia volvía con unas gruesas sabanas, almohadas y con chamarra para cubrirse del frio.

-¿dormiremos aquí?- pregunto el pasando saliva por su boca al verla

-¡claro!- aventándole las cosas- solo iré por los bombones y algunos dulces para deleitarnos. ¡Prepara el fuego!, sus pequeños pies descalzos corrieron rápidamente dejando sus huellas en la arena, Mamoru consternado se puso de pie, la verdad no tenia ánimos para nada en esa noche, en la cual solo quería estar solo, quizá empacar las maletas e irse lejos de ella, no podía aceptar su amistad aunque sonara egoísta la quería para él, pero al verla tan feliz no tuvo coraje para dejarla y decidió acompañarla en esa locura.

Junto algunos troncos y leña y en cuestión de minutos ya iniciaba el fuego, Usagi le entregaba un suéter y ella hacía lo mismo, ambos de color rojo, cosa curiosa y que llamo la atención de Mamoru.

-en verdad la luna está muy bonita- menciono el sentándose junto a ella quien miraba al cielo y en su rostro se reflejaba la alegría.-

-hacía mucho tiempo que no hacia esto- confeso

-¿Por qué?

-vamos- golpeándolo en el brazo y volteándole la cara-¡vivía solo! ¿Acaso piensas que estoy loca?, no es lo mismo…- le dijo viéndolo – desde que mis padres partieron, no había hecho esto- sin perderse en sus ojos, el rostro de ella era iluminado de un tono rojizo por la luz de la fogata, sus pestañas así como sus ojos parecían más grandes.-¡gracias por acompañarme!

-no es nada- le respondió- la verdad es que…haría cualquier cosa por ti- Usagi la miro y también admiro en silencio su bello rostro, bañado por esa luz naranja resaltando su perfilada nariz y sus azules ojos.- ¡solo pídemelo y tendrás de mi lo que quieras!. Cruzando sus brazos sobre sus rodillas, ella nerviosa jugaba con la arena, tomando un puño y dejándolo caer para luego repetir la acción.

-¿cualquier cosa?- sintiéndose conmovida por sus palabras. De pronto sin que ninguno de los dos lo notara, se había formado un ambiente romántico, la brisa soplaba suavemente, las olas del mar emitían una dulce melodía, y la luna alumbraba en todo su esplendor, las estrellas parecían curiosas asomándose para mirar a la pareja, Mamoru no se dio cuenta pero no dejaba de verla, y ella también hacia lo mismo, parecía que sus ojos la hipnotizaban, que el tiempo se había detenido, incluso se olvidaron de la luna, que debía sentir envidia por la forma en que se veían uno al otro. El viento se atrevió a romper la magia del momento mágico, alborotando los rubios cabellos de ella, quien rápidamente los acomodo detrás de su oreja, ganándole a Mamoru quien también había tenido esta idea.

-¡lo que sea! –repitió con voz ronca- Sabes Usa- viéndola- quiero pedirte disculpas, por todo lo malo que he sido contigo- Usagi no se esperaba tal cosa y mostro su sorpresa-¡lo siento!, siento haberte llamado, pollo, cabeza de chorlito y todas esas cosas, ¡lamento haberte hecho esperar! ¡Dejarte plantada! ¡No cumplir mis promesas- suspiro recordando cada uno de esos momentos-¡en verdad fui un idiota! No me perdonare jamás el haberte hecho llorar, es algo que, llevare siempre en mi conciencia, así que por favor ¡perdóname!- insistió con la mirada.

-guau- exclamo ella mostrándole sus aperlados dientes.- ¡así que también sabes disculparte!

-¡sé que soy malo!, pero estoy intentando cambiar - comento con su acostumbrado aire arrogante, y Usagi solo pudo dejar escapar unas risitas.- ¿me perdonaras?

-si participas en la película, te perdonare- respondió

-es que, aun no he leído el guion, ni se sobre que trata- intento justificarse

-vas a ver que lo leerás y te gustara- intentando ser convincente Mamoru esta vez comenzó a reírse ante su comentario.

-está bien- admitió- lo leeré. La sonrisa de ella cubrió todo su rostro y guardaron silencio, esta vez dedicándosela a la naturaleza, las luces en el cielo y el amplio mar frente a sus ojos.

-¿el rosa es tu color favorito?- pregunto repentinamente

-si ¿Cómo lo sabes? – la sonrisa de ángel de él no tardo mucho en aparecer, y ella no pudo apartar la vista de su rostro.

-te gustan las flores, pero sobre todo las rosas rojas- uniendo sus manos en un porte de superioridad.- si te llevan a un concierto de ópera o escuchas música clásica te quedas dormida en cinco minutos- continuo, Usagi sintió sus mejillas ponerse coloradas por la pena que esto le causaba.-ah tu signo zodiacal es cáncer y cumples años el 30 de Junio,-ella se mostraba sorprendida- tu pasatiempo es jugar videojuegos y leer comics y en la secundaria siempre llegabas tarde y la señorita Mónica te ponía retardo o solía castigarte en el pasillo- para cuando decía esto ya el contenía las ganas de carcajearse pero su risa picara estaba en su cara delatándolo.

-¿Quién te dijo todo esto? ¿Hablaste con Kelvin y Molly?

-no- respondió rápidamente- como decías que no te conocía bien y eso, decidí investigar un poco

-Si hay algo que quieras saber, alguna curiosidad o duda ¡solo pregúntamelo!, te contare lo que quieras saber- juntando sus manos en la fogata, para tomar un bombón y dárselo.

Mamoru Chiba sintió que la oportunidad que estaba buscando al fin había llegado. Dejo el bombón nuevamente en el plato, en el cual ya había al menos cinco.

-Usagi-chan, entonces ¿puedo hacerte una pregunta?- esta vez dijo claramente cada frase y ella se dio cuenta de que el ya no sonreía.

-dime-

-yo… cuando comenzamos con esto,-titubeo- creía estar enamorado de alguien, siempre habíamos estado juntos, así que pensé que era nuestro destino el vivir juntos, pero…después de conocerte, muchas cosas cambiaron.

-¿Qué intentas decir?

-todo lo malo que fui contigo, mi comportamiento, los apodos y mi trato eran porque, no podía admitir algo

-¿Qué cosa?-

-¡me gustabas!, me gustabas demasiado y me estaba enamorando poco a poco de ti- la ojiazul guardo silencio, pasmada por la confesión.- era algo con lo que yo no podía lidiar y entonces, te trate mal, te trate mal y te hice llorar, realmente fui un ciego, un tonto ¡un estúpido!.

-Mamoru

-no sé bien cuando fue que me enamore, cuando me robaste el corazón, ¿aun me pregunto si aquella vez en el avión? ¿O fuel al volverte a ver? , lo que si se es que al saberte lejos de mí, de solo pensar que alguien más pudiera fijarse en ti y conquistarte, me molestaba como no tienes idea. ¡Andrew, Seiya! Cualquier chico que se te acercara, no los toleraba- comenzaba a desahogarse ignorando lo que en el interior de su acompañante se removía.

-quería hacerte feliz y sabía que no podía protegerte, ¡quería hacerlo!, creí aquí me iba a volver loco, pensaba en ti constantemente, en todo ese tiempo…me preocupaba por ti y te extrañaba. Sentía mucho dolor-continuaba-, querer a alguien así es algo que duele, te cansa, pero nada podía parar lo que sentía, sentía algo por ti, y no podía pararlo, - luego de decir esto busco su mirada, en ella se podía notar claramente el sentimiento, sus ojos cristalinos por la confesión que al fin lograba hacer- cuando me fui lejos comprendí que no podría olvidarte, estabas muy dentro de mí.

-Mamo-chan- la voz se le quebró

-¡Usagi!...¡Usako!- la voz le temblaba al llamarla así, pero ahora no había nada que lo detuviera, sus ojos se movían y hasta sentía como había dejado de respirar a causa de la sensación de vacío que había en su estomago – ¡te amo!- alcanzo a decir quedamente

La chica se sumergió en una mezcla de sentimientos encontrados, quería llorar, pero a la vez quería reír, gritar de felicidad.

- ¡Te quiero tanto!...Como si el universo explotara! Te quiero, como si se secaran los todos los océanos, como si mi alma estallara- ella no dejaba de verlo- y se expandiera- ¡te quiero mucho! ¡Muchísimo! ¡tanto que siento que, este amor es más grande que el universo- Usagi no reaccionaba, solo podía mirarlo mientras sus ojos viajaban de los labios del chico, a sus ojos, había perdido ya la cuenta de los latidos de su corazón pero sentía que en cualquier momento volaría, debido a lo ligera que se sentía.-¡Usako! ¡Te amo! ¡Te amo con todo lo que mi ser es capaz de sentir! …¿dónde podría encontrar a alguien mejor para mí que tú?- atreviéndose esta vez a hacer a un lado el mechón de cabello y colocándolo en su sitio, con una tierna caricia.

Un silencio largo se armo en el ambiente, Mamoru no había despegado su vista de ella, quien solo atinaba a verlo y es que el nudo en su garganta no le permitía pronunciar palabra alguna, se sentía dichosa, completamente feliz

-¿Por qué no dices nada?- se atrevió él a preguntar temeroso de oír su respuesta-¡te he dicho que te quiero!.

Entonces ella reacciono al fin y sin darle tiempo a el de nada, acerco su rostro y cerrando sus ojos rozo sus labios suaves con los de él, dándole un tierno beso para instantes después separarse, Mamoru la miro inquieto, sorprendido e incrédulo, y la rubia le dejo apreciar su dulce sonrisa, tranquilizándolo un poco.

No podía dejar de verla, ahora sonreía un poco tímida por lo que se había atrevido a hacer, y finalmente el salió de su estado de shock reaccionando. El cruce de miradas fue inevitable, Mamoru sentía que el corazón le crecía tanto que le oprimía el resto de sus órganos. Con cautela llevo una mano a sus labios y sonrió nervioso también, como si se tratara de su primer beso ante la primera chica que conocía. Rio como tonto al comprobar lo que había sucedido y movió la cabeza de un lado a otro para buscar de nuevos esos celestes ojos, ahora más oscuros por el manto nocturno.

Sus miradas se encontraron, y sintieron como sus corazones se tranquilizaban, Mamoru se acerco a ella, notando lo pequeña que era, sonrió y entonces coloco una mano sobre su mejilla, casi sin tocarla, poniéndola solamente por encima, por el miedo a ser rechazado, lo cual no ocurrió, Usagi continuaba viéndolo a los ojos, y entonces el subió su mano para posarla detrás de su cuello, y sintiendo nuevamente el frenético latido de su corazón acerco su rostro al de ella no se atrevió a cerrar los ojos para no perder detalle de lo que sucedía, así vio que la chica que el amaba con locura, cerró los ojos, dejándose llevar por el, los parpados se cerraron y sus labios se abrieron, la humedad en ellos y la respiración cálida de Usagi lo hicieron romper con todas las barreras y cerrando también sus ojos acaricio sus labios con los de ella, sintiendo y llenándose de la sensación dulce que le provocaba, el beso se prolongo, tanto como la luna en sumergirse en el mar.

Cuando lo hicieron, el saco la cajita de terciopelo y la abrió frente a sus ojos, se arrodillo en la arena del mar y finalmente lo hizo.

-¿Usako te …casarías conmigo?- Usagi ahora soltaba gruesas lagrimas, asintió con la cabeza y el deslizo el anillo colocándolo en su sitio.-¡te amo!-y limpiando su rostro.

-¡te amo más!- le respondió ella.

A la mañana siguiente.

La calidez del sol se entrometió en la tienda en donde aun permanecía nuestra pareja, en el interior, Usagi plácidamente recostada entre los fuertes brazos del moreno, respiraba con tranquilidad, pese permanecer dormida había en su rostro una sonrisa, su brazo derecho descansaba sobre el pecho de Mamoru, quien también tenía los ojos cerrados, con un brazo sostenía la espalda y los cabellos de la rubia y con el otro su mano. Los rayos del sol acariciaban suaves los rostros de ambos, el primero en despertar fue el, quien abriendo sus ojos azules, se encontró con el bello rostro de Usagi, sonriendo, llevo una mano a su rostro para despejar los enredados cabellos que caían por su cara, luego paso una mano por su mejilla y la tomo suavemente de la barbilla para besarla…

-¡ahí están!- la voz de la abuela sobresalto a Mamoru-¿Qué pretendes hacer hijo?- le pregunto la anciana un poco divertida, la rubia se levanto al oír tanto alboroto.

-eh, abuela…yo- sentándose

-¿Cuándo llegaron?- pregunto la rubia cubriéndose con la manta y un poco avergonzada por la forma en que los encontraban. Se pusieron de pie y comenzaron a recoger las almohadas y las cosas.

-veo que han pasado una velada muy agradable.- comento Kasumi viendo con gesto cómplice a Mamoru y Usagi.

-¡al parecer han arreglado sus diferencias!- prosiguió Takashi

-abuela- comenzó la rubia- papa, papa…yo…

-¡no digas nada hija!- dijo el doctor Chiba sosteniéndola por los hombros-somos nosotros quienes te debemos una disculpa- ella se quedo de una pieza al oírlo.-¡te juzgamos mal y decidimos creer en lo que escuchamos y no en lo que tú nos demostraste!

-aun así yo.

-¡bienvenida a la familia hija mía!- Kasumi ya la había estrechado entre sus brazos y le besaba las mejillas, la abuela incluso la miraba un tanto seria pero luego también se acerco para susurrarle

-debo decirte que me has convencido- y luego agrego a su hijo- y sobre todo, has convencido a mi nieto.- sonriéndole y acariciándole el rostro.-

-¿Por qué no entramos?- sugirió Mamoru quien ya había terminado con la tienda de campaña.

Usagi y la abuela comenzaron a hacer un suculento desayuno, la chica de ojos azules se sentía en completa dicha, sentía que se encontraba en un agradable sueño del que no quería despertar, ahora se sentía no solo parte de esa familia, sino además querida y amada por ellos, así como ella los quería. Al sentarse en la mesa, la viejecita no dudo en lanzar la pregunta.

-bueno y a todo esto, ¿Cuándo se casaran?- la pareja casi se atraganta al oírla y se quedaron viendo uno al otro.-¿Por qué supongo que se casaran no es así?

-¡Esta vez deben hacer las cosas correctamente!-

-si papa- respondió el actor. – No te preocupes- viendo a su chica- si Usagi quiere- en sus ojos se notaba el profundo amor que él sentía hacia ella, y que ya no podía ocultar, eso lleno de dicha a su familia- nos casaremos cuanto antes

-me parece bien- aplaudió Kasumi más que emocionada- hija mía, hay mil cosas que detallar, el lugar, el salón, los invitados, el vestido- decía con los ojos llorosos-

- mama, ¿me ayudaras?

-¿yo?- sorprendida y soltando unas lagrimas- claro que si Usagi-chan, ¡siempre soñé con organizar la boda de mi hija!- poniéndose melancólica, su esposo le dio un tierno beso en la frente y la consoló.

-rabito- dijo seria la ancianita- ¡quiero darte esto!- depositando sobre la mesa una caja negra, ella lo abrió y al verlo se sorprendió.-es una gargantilla que el padre de Takashi me obsequio el día de mi boda, cuando el se caso le di a mi nuera los aretes, y ahora querida mía- mirándola con una expresión de ternura-¡te la doy a ti! Sé que eres la adecuada para mi nieto, y que sabrás hacerlo feliz.

-a-abuela- sonrojada, Mamoru le tomo la mano y le sonrió.-no sé qué decirle ¡gracias!

-aun así no creas que dejare de tenerte en la mira eh- poniendo su acostumbrado porte y causando risa en los presentes.

Meses después.

El traje color champaña de Mamoru resaltaban su negra cabellera y lo azul de sus ojos, el atuendo se pegaban revelando su bien proporcionada anatomía, la corbata en color ocre hacia juego con algunos moños y arreglos que había en las mesas y en la mesa de honor donde se encontraba el juez.

Setsuna Meio y su flamante esposo permanecían a la espera de la novia, igual que el resto de los presentes, la morena tenía un largo vestido color gris plata el cual acentuaba su figura. Jedite elijo un traje gris claro, ya que la ocasión y la hora del día así lo solicitaban, hacían una bella pareja, y ocupaban el lugar justo detrás de la familia Chiba, Kasumi y la abuela

Contemplaban a su hijo y también esperaban la llegada de su hija, a la cual le habían tomado un gran cariño.

El decorado resulto ser romántico, a la orilla del mar hicieron una enorme carpa con delgadas varas de madera, sobre el techo finas sabanas que daban un aspecto de nubes y de estas caían delgadas lianas de flores doradas y blancas, dando la impresión de una lluvia de flores, alfombraron el área con pasto artificial y colocaron las sillas adornadas con fundas blancas y moños ocre. El pasillo se alfombro y pétalos multicolores lo adornaban.

Mamoru se arreglaba el nudo de la corbata, completamente nervioso, sus cabellos estaban peinados de forma desordenada y los mechones caían sobre su rostro, en la solapa colgaba una sola rosa roja, un pequeño botón para ser exactos. Finalmente la novia apareció, a su lado Takashi Chiba la llevaba del brazo orgulloso, feliz de tenerla como hija, la miraba con admiración y caminaron. El atractivo actor dejo de respirar en ese preciso momento, ni siquiera sentía que el aire le hiciera falta, pues su único objetivo en ese momento era el apreciar a la rubia que caminaba sonriente.

"¡hermosa! ¡Simplemente perfecta!" sintiendo un revoloteo en su estomago.

Usagi era la mujer más feliz y dichosa de el mundo, algunos fotógrafos y periodistas habían sido invitados a la fiesta y la fotografiaban, se encontraban sorprendidos por ver a una novia tan feliz y sonriente.

-estoy nerviosa papa – confeso a su oído al ser el blanco de las miradas

-¡no te preocupes hija! ¡Te aseguro que, eres la novia más bella de todas!- respondió con la voz ahogada conmoviendo a su nuera quien recupero la seguridad.

El vestido de novia era muy sencillo, de una sola pieza en color champaña claro, de cuello Halter y escote pronunciado, el mismo que tenia bordado finos hilos y piedras por el contorno de este. Su pequeña cintura estaba ceñida por un grueso listón funcionando como cinturón, de color ocre, haciendo sincronía perfecta con el novio. La caída del vestido era en línea A, y tenía delgados plisados en todo el largo, hasta llegar al suelo, al final, en el borde se notaban hilitos bordados para rematar el vestido. Su peinado fue más llamativo, ondulo todo su cabello y lo recogió en media cola, adornándola con graciosas flores blancas, muy diminutas, dos mechones rubios caían sobre su cara y sobre la coronilla posaba el velo de novia.

En el lugar que deberían ocupar sus padres de la novia, se encontraban, Molly y Kelvin, ella con un vestido amarillo y hasta la altura de las rodillas y en con pantalón de lino y guayabera, en brazos el pequeño bebe.

-y pensar que todo esto es gracias a nosotros- dijo Kelvin sonándose la nariz.

-¡es cierto! De alguna forma ella tiene mucho que agradecernos- comento Molly recargándose en su esposo- ¡salió ganando! Mamoru es guapo, sexy, inteligente, famoso y sobre todo tiene dinero.

-¡Molly!- ella solo sonrió.

A un lado de ellos, se encontraba otra joven pareja, Minako y Yaten sonreían a la novia, ella lucia una sorprendente pancita de cinco meses la cual ya se le notaba, por lo que su vestido era largo y de corte imperio. En la parte superior se formaba un moño y el escote era straples su cuello era adornado por una gargantilla de oro. Yaten prefirió un traje gris y camisa morada para combinar con el vestido de su esposa.

Mas atrás Taiki acompañado de una misteriosa chica y Seiya tomando de la mano a Michiru.

-se ve tan bella- decía ella emocionada

-estoy seguro que serán muy felices, Mamoru, la ama infinitamente- reafirmo su novio quien no había apartado su mano de la de ella en toda la tarde.

-es verdad- secundo Taiki-. Solo hay que ver la expresión de ese hombre-señalando al novio quien parecía un niño emocionado- para darse cuenta que daría lo que fuera por esa mujer-

Takashi Chiba llego junto a Mamoru quien había sentido que la espera era eterna, pudo respirar tranquilo solo al verla frente a él, con esos grandes ojos azules que resaltaban con el maquillaje.

-hijo- le hablo su padre con seriedad- ¡asegúrate de hacerla inmensamente feliz y no hacerla llorar!- sentencio-¡cuídala y amala!

-si papa- inclinando la cabeza para luego tomar la mano de ella, quien no podía contener la risa de los nervios.

Subieron los escalones del pequeño altar, en el cual el juez dio inicio a la ceremonia. Usagi no dejaba de pensar en lo inesperado que había sido todo, desde la manera en que lo conoció, como se unieron en matrimonio el cual se convirtió en su tortura y a la vez en su alegría y motivación para seguir adelante, la dolorosa separación y ahora, finalmente, después de mucho esperarlo e incluso haber perdido las esperanzas ¡la boda real! Aquella que significaba para ambos el inicio de una nueva etapa en su vida.

Cerca de ahí otra singular pareja lloraba a moco tendido.

-¡se ven tan hermosos!- lloriqueando-¡ella se ve tan linda con ese vestido! ¡Eres un genio Luigi- haciendo una expresión de exageración con la mantilla que llevaba en la mano

-¡ay Fer! ¡Esa… salió ganándonos el amor de Mamoru Chiba!- con dolo- pero tienes razón ¡se ve tan hermosa!- consolando a su amigo, ellos habían diseñado el vestido de ella a petición de Minako quien, casi los había amenazado con no volver a poner una creación mas de ellos, a regañadientes realizaron el vestido el cual les había quedado perfecto. Comenzaron a llevarse mejor con la rubia de dos coletas que al final los había invitado a su boda, después de todo eran fans de su prometido.

Al final todo aquello que comenzó por un arrebato, y que los llevo a vivir experiencias inesperadas, culminaba con algo curioso, inesperado, el verdadero amor, la felicidad y una verdadera boda, como seguramente estaba predestinado.

-yo los declaro marido y mujer- finalizo el hombre quitándose los lentes y mirando a ambos-¡puede besar a la novia!- señalándola, los presentes comenzaron a aplaudir y corear un

-¡beso! ¡Beso! ¡Beso!

Mamoru nervioso y hasta cierto punto intimidado busco la aprobación de la novia, quien siendo más arriesgada se lanzo a su cuello rodeándolo para robarle un beso que a él lo tomo por sorpresa, inclino su cuerpo hacia atrás, tomando su frágil cintura y levantarla del suelo, para luego disfrutar de su primer beso de esposos y saborearla dulcemente, inclino ahora su cuerpo rodeándola por la cintura y sonriendo se besaron juguetonamente, ella abrió los ojos al igual que él para verse, pensaban lo mismo, la lluvia de pétalos caía sobre ellos y todos aplaudían ante tal demostración de amor.

-¡felicidades!- se escucho el grito de Minako que agitaba los brazos y parecía más emocionada que nadie.

-¡que sean muy felices!- la imito Molly y Kelvin, los abrazos no se hicieron esperar, felicitando a la pareja, y la lluvia de flashes no cesaba querían acaparar todas las imágenes de ese momento, Mamoru tomo de la mano a Usagi y pasando por donde estaban ellos exclamo.

-¡quiero que sepan que es el día mas feliz de mi vida! ¡Porque amo a esta mujer más que a nada en el mundo! Agradezco que compartan conmigo esta enorme felicidad- Usagi se sentía soñada y no daba crédito a lo que oía, Mamoru le robo un tierno beso en los labios dejando así satisfechos a los medios. Luego se alejaron un poco para disfrutarse.

-Mamoru eso fue…

-¡esa es la verdad Usako!- tomándole una mano para ponerla en su hombro y atrayéndola hacia el por la cintura.-¡te amo! ¡te amo! – Rozando su nariz-¡estoy enamorado de ti y te amo como no tienes idea!

-¿acaso quieres asfixiar a Rabito?

-a-abuela- soltándola e inclinándose para saludarla.

-¡hija! ¡Qué feliz me siento de verlos tan enamorados!- dijo Kasumi abrazando a Mamoru y besando en la mejilla a Usagi quien sintió que el corazón le temblaba de emoción.

-¡Rabito! Espero que esta vez sí se apresuren y me den bisnietos- sentencio la viejecita-¡no quiero morir sin conocer a su retoño!- la pareja paso del blanco al rojo en cuestión de segundos.

-¡Naoko Chiba!- reprendió Takashi, su hijo para que luego todos estallaran en carcajadas al ver los rostros de los novios.

-¡vamos amiga!- comenzó Minako-¿no me vas a decir que en todo este tempo no sucedió nada con este hombre? Ahora estaban más colorados aun incluso se soltaron las manos, y evitaban verse a los ojos, hasta ese momento ninguno de los dos había pensado en lo que se avecinaba, pues aun dormía cada uno en su respectiva habitación.

-Mina- reprendió su pareja llevándola a otro sitio.

La fiesta permaneció animada, todos disfrutaban y celebraban la unión de esa pareja quien verdaderamente se había robado el corazón de muchos y quienes seguían su historia de amor de cerca.

-¡muchas felicidades Mamo-chan!-

Usagi se giro al reconocer la voz-

-¡Mako-chan!- respondió el actor tomando la mano de su ahora esposa, la castaña sonreía y abrazo fraternalmente al actor y luego hizo lo mismo con Usagi-¡mas te vale que hagas feliz a mi mejor amigo! ¡Eh! Y esto también va para ti.- bromeando

-¡Andrew! Amigo- entonces ambos notaron que la pareja se tomaba de la mano.-¡que sorpresa!- al verlos-tendrás mucho que contarme

-creo que será a su regreso- respondió apenado-¡muchas felicidades! ¡Mamoru, pórtate bien, sino Mako y yo nos encargaremos de ti!

-me queda más que claro- fingiendo temor. Andrew y Makoto se alejaron caminando de la mano, la castaña se veía en verdad radiante y en rostro de Andrew se reflejaba un brillo misterioso. Al fin había hecho el orgullo a un lado y había sido capaz de confesarse ante la mujer que lo había enamorado, ella, sin hacerse del rogar lo acepto con los brazos abiertos.

Los novios bailaron en la pista, en cada momento manifestaban su amor y devoción por el otro, los besos no cesaban desde los tiernos hasta los juguetones y llenos de amor. Los invitados disfrutaron de la velada, la comida y la música, y poco a poco fueron yéndose, los últimos en hacerlo fueron los padres de Mamoru.

-hijo ¡es hora de irnos!

-¿A dónde irán de luna de miel?

-abuela por dios ¡te pareces a Minako!- regaño su nuera

-al diablo con eso ¿A dónde irán?- insistió animada

-bueno abuela, es una sorpresa para Usagi- mirándola- espero que le guste.

-entonces diviértanse- abrazándolos

-gracias papa

-¡no se olviden de hablarnos a su regreso!

-no abuela- respondió la rubia.

Cuando quedaron a solas, el tomo a su esposa y la cargo, para caminar hacia la casa, que estaba a pocos metros.

-¿Qué haces?

-te llevo a nuestro hogar- al verse a solas el nervio la invadió.

-pero, pero

-¡no te preocupes!- rozando su nariz para calmarla-¡todo a su tiempo! ¡Descansaremos esta noche y mañana temprano viajaremos a nuestra luna de miel.

-¡Mamo-chan!- cautivada lo rodeo recargándose en su pecho, el la llevo con el pesado vestido de novia, y la subió a las escaleras, después abrió la puerta de su habitación y la deposito suavemente en la cama.

-¡descansa amor!- besándola y poniéndose de pie para irse a su cuarto.

-¡quédate conmigo!- sus ojos suplicantes no le permitieron negarse, así que ella le hizo un espacio y él se recostó colocándola entre sus brazos

-¡soy tan feliz!- el acaricio sus brazos desnudos, para instantes después cerrar los ojos y dormirse.

En un atractivo lugar.

Después de bajar del avión, tomaron un taxi que los llevaría al hotel, aun el silencio era el mayor protagonista y es que en dodo el camino, ella no dejaba de pensar en lo que estaba por suceder. Por otra parte; el actor también se sentía tan nervioso como su esposa, quizá más ya que le aterraba el no saber cómo actuar. Sumidos en sus pensamientos llegaron hasta la habitación con mucho cuidado dejo las maletas en el suelo e introdujo la llave abriendo así lo que sería el lecho de ambos mientras estaban de luna de miel

-Me parece mentira que estemos nuevamente en este lugar, -decía una avergonzada rubia al sentir la puerta de la habitación cerrarse detrás de ella, casi podía sentir el calor de su rostro y adivinaba que sus mejillas estaban pintadas de un fuerte rojo carmín, depositando el bolso en la mesa miro la alfombra de delicado estampado, por el reflejo del ventanal observo a su ahora esposo maniobrar con las maletas y las bolsas que cargaban.

-¿te gusto la idea?- acercándose a ella para buscar su mirada.- recuerdo bien que me dijiste que te gustaría volver a Tailandia.

-¿lo recordaste? ¡Gracias Mamo-chan!- sonrió agradecida para luego abalanzarse sobre su cuerpo y abrazarlo fuertemente como si de una ilusión se tratara.

-recuerdo muchas cosas que me dijiste- le dijo acariciando suavemente su espalda y su cabellos, el sentirla temblar de emoción contra él, era una emoción tan llena de éxtasis que se preguntaba ¿Cómo rayos había podido vivir sin ello? -¿quieres ir a algún lugar en especial?- le pregunto sonriente, a ella le alivio un poco y relajándose, acepto gustosa.

-¡claro! ¿Podríamos ir a manejar bicicletas?- bromeo y el estallo en carcajadas

-¡no gracias!

-¡oye!- fingió enfado golpeándolo en el brazo- la bicicleta que me regalaste aun no la he estrenado.-

-está bien- se rindió recargándose sobre la cama- ¡haremos lo que quieras preciosa!

-¡el baño es mío!- grito para correr hacia él y darse una ducha, Mamoru la vio desaparecer y recostándose suspiro. " ¡Por fin eres mía Usako!...mi esposa" una sonrisa se pinto en su varonil rostro, y luego una idea le cruzo por la mente, tomo el teléfono y marco algunos dígitos, segundos después lo atendían. -¡efectivamente señorita! ¡Quiero que sea algo muy especial! ¡Inolvidable!-

Rato después ya ellos caminaban por un callejón donde había infinidad de tiendas, la rubia se emocionaba con cualquier cosa y el solo podía admirarla en silencio y cumplir sus caprichos, le había comprado todo lo que a ella se le había antojado, después de una larga caminata optaron por entrar a comer a un elegante lugar.

-¡Mamoru!- susurro ella sorprendida y cubriéndose con la carpeta-¿ya viste los precios?, eso le recordó a él un tiempo atrás.

****** FLASHBACK *****

-¡dios mío!

-¿Qué pasa?- dijo extrañado

- oye Mamoru… ¿ya viste los precios?

-si... lo he visto ¿y?- dijo algo irritado por el asombro de la chica

-pues…. Yo no tengo dinero para pagar ni un vaso de agua- dijo tratándose de hacer la graciosa

-te dije que yo te invitaría a cenar ¿no es así?, entonces tu solo pide y ¡come!

******FIN DEL FLASHBACK****

La diferencia ahora, es que el admitía que la chica en cuestión le encantaba más de la cuenta.

-pide lo que quieras- le dijo y a ella le brillaron los ojitos de pura emoción.

Cenaron en completo silencio, parecía que el hecho de saber lo que pasaría instantes después les provocaba un temor imposible de ocultar, ella le sonreía nerviosa y él se sentía incapaz de verla a los ojos.

Regresaron al pent-house y con ello los nervios de la rubia, aunque también Mamoru era víctima de cierto ataque de nervios, a decir verdad no recordaba con exactitud que hubiese vivido una situación parecida, había tenido algunas aventuras pero jamás se había entregado a alguien a quien amaba y su mayor preocupación era el hacerla sentir bien, no quiera lastimarla y tampoco decepcionarla, dejando las bolsas de las compras de Usagi sobre el pasillo introdujo la llave y abrió lentamente, Usagi dio un paso y su corazón se disparo en ese mismo instante. Por su estado tropezó con un recibidor y Mamoru encendió las luces en el acto. Logrando sostenerla en brazos pare evitar la caída. Sus miradas se encontraron y permanecieron viéndose en silencio, ella se repuso y arreglo sus cabellos.

-¿estás bien?- se acerco a ella para auxiliarla, mas ella titubeo y fingiendo una sonrisa camino apresuradamente hacia el interior de la habitación. El pelinegro la siguió con la mirada sintiéndose preocupado, angustiado.

-si- no te preocupes- dándole la espalda y caminando apresuradamente hacia la recamara.

Al llegar a la habitación la rubia se llevo una gran sorpresa, la recamara estaba adornada con velas, ramos de rosas y pétalos de ella sobre la cama, las cuales formaban un gran corazón y decían un enorme "Te amo" en medio, Usagi llevo sus manos al rostro y su esposo sonrió satisfecho al ver su reacción.

-¡es hermoso Mamoru!-

-me alegro que te guste- le dijo acercándose a ella para obsequiarle una hermosa rosa, la cual beso con profundo amor.

-¡es muy bello!- él se acerco sutilmente a ella atreviéndose a posar sus manos en la cintura.

-¡nada es tan bello como tu Usako!- susurro a su oído, estremeciéndola por completo, mas aun no se atrevía a dar el siguiente paso por lo que solamente beso su frente y para armarse de valor busco la botella de champaña.-¡solo quiero que te sientas bien! ¿Quieres?- le ofreció señalándole el balcón desde donde se apreciaba la playa y una enorme luna llena.

-si- respondió rápidamente, en realidad también lo necesitaba, a pesar de querer evitarlo no podía dejar de pensar en lo que ese viaje significaba en sus vidas, mas se sentía completamente segura con lo que iba a hacer, amaba a ese hombre con locura y estaba dispuesta a consumar su amor. A entregarse a él en cuerpo y en alma,

-¡por nuestro futuro! – la interrumpió el- y por nuestro amor.

-¡por nosotros!- respondió y chocaron sus copas, charlaron tranquilamente recordando algunos detalles de su boda y de su vida juntos, les parecía mentira que el destino los hubiera llevado a cometer una locura tan grande y que ahora el mismo destino se repitiera volviéndose realidad.

Usagi se acerco al borde del balcón para admirar la bahía.

-¡este lugar…es perfecto!- dijo suavemente, Mamoru camino y se coloco detrás de ella.

-¡vendremos cuantas veces quieras!- ella volteo a verlo sonriéndole y él se coloco detrás suyo pasando sus manos para abrazarla con tal cautela, como si de una muñeca de porcelana se tratara, coloco su barbilla entre sus hombros desnudos, los cuales se erizaron al contacto pues su aliento golpeaba desesperadamente la delicada piel de su cuello, el aspiro el suave aroma de su piel.

-¡soy tan feliz! ¡Completamente feliz!- exclamo ella recargándose en su pecho y pasando sus manos sobre sus brazos. Durante largo tiempo permanecieron de esa forma, en el interior una melodía sonaba y ellos se dejaron llevar por la magia del momento, bajo el manto oscuro del cielo que solo se iluminaba por esa luna y las estrellas.

Cerro sus ojos por un instante, para intentar capturar detalle a detalle el inicio de esa vida juntos, no podía omitir nada, el día, la hora, el color de la habitación bañada por los rayos de el atardecer los cuales reflejaban los dorados cabellos de su esposa en un tono rojizo, el aroma de el entorno y hasta la suave brisa que chocaba contra sus cuerpos.

-¡te amo Usa!.

Ella sorprendida volteo a verlo, aun se sentía un poco extraña al sorprenderse entre sus brazos, al descubrir como los latidos de su corazón se aceleraban alocadamente con tan solo verlo. Miro sus orbes azules que la admiraban en silencio, pudo notar el sentimiento puro que había en él y se sintió dichosa. Mamoru subió con lentitud su mano para rozar con suma sutileza su suave y blanca piel, Usagi temblaba por la cercanía, el levanto su barbilla y rozo su nariz con la suya.

-¿puedo besarte?- pregunto con evidente nervio y temor, Usagi cerró los ojos uniendo sus labios con los de Mamoru, los cuales eran totalmente embriagantes, desquiciantes, el comenzó a besarla despacio disfrutando de la caricia y acostumbrándose a esa calidez, ella lo siguió con movimientos suaves, sincronizaron a la perfección, el actor coloco su mano detrás de la cabeza de su esposa para profundizar más el beso y atraerla hacia el, al sentir la dureza de su cuerpo, ella se estremeció. Mas un deseo inexplicable comenzaba a invadir su ser, comenzó a besarlo con más intensidad y el reacciono ante la caricia.

-¡te amo Mamoru! ¡Quiero ser tuya! ¡completamente tuya!- susurro con los ojos cerrados y buscando nuevamente sus labios, el se sentía dichoso por saberse dueño de aquella bella chica, sintió como sus delgadas manos se colocaban en su pecho y lo acariciaban, de pronto la camisa que portaba molesto a la rubia quien lo desabotono lentamente para poder sentirlo. Mamoru se atrevió entonces a deslizar sus dedos por la piel desnuda de sus hombros, provocando un temblor en ella, quien oprimió con más fuerza los brazos del hombre, ahora suyo, trastornada por las nuevas emociones que sentía dejo que el miedo y el pudor pasaran a un segundo plano no existía nada en esos momentos solo ellos, solo su amor, armándose de valor la bella rubia se atrevió a deslizar sus dedos por la abertura de su camisa acariciando así la piel de su amado vanagloriándose de la suavidad de esa piel, ya que era la primera vez que se atrevía a tocar su torso. El moreno gimió al sentir las suaves manos de su ahora esposa muy lentamente separaron sus labios y abrieron sus ojos para fijarse lo que reflejaba cada mirada pasión, deseo una lujuria contenida pero sobre todo sus miradas reflejaban amor ese amor que fue tan ciego, tan tonto, tan único.

-te amo Usako- dijo él mientras unía nuevamente sus labios en un apasionado beso, las palabras sobraban en ese momento. La luna brillaba, quizás con más alegría, las estrellas, las velas y la brisa marina que se colaba por los grandes ventanales daban a esta pareja el ambiente perfecto para que la noche fuera única como debía ser.

Caminaron lentamente hacia la recamara.

Poco a poco y un poco temblorosas las manos del pelinegro descendieron a los costados de su esposa mientras que ella enrollo sus brazos alrededor del cuello de el haciendo más profundo el beso, las manos del pelinegro empezaron a deslizar él cierre del vestido de la chica mientras que ella continuo con su tarea de desabotonar la camisa que el traía cuando el vestido cedió y cayó al suelo la separo lentamente para poder contemplarla

-Hermosa-susurro mientras veía como un dulce color rosa carmín cubría su rostro levanto su barbilla y quito dos mechones de cabello de su frente –simplemente hermosa mi Usako- dijo, y ambos se entragaron al amor, ese amor puro y tan grande que logro superar todas las jugadas del destino y del tiempo.

****EDITADO****

El cayo sobre ella mientras trataba de controlar su agitada respiración y su corazón desbocado, ella acaricio su espalda trazando planos inexistentes –Mamuru- lo llamo riendo ella cuando ya sus respiraciones estaban más calmadas- estuviste comiendo de mas en este tiempo verdad –dijo risueña

El bufo mientras se acomodaba a su lado viéndola reír alegremente eso era lo que más le gustaba de ella :su sentido del humor, la abrazo y la atrajo hasta su pecho-¿Estás bien?- le pregunto

-Si y tu?-

-Perfecto ahora eres mía y nada ni nadie te separara de mi lado Usako

-Te amo Mamo-chan-dijo ella y un bostezo escapo de sus labios

-Duerme vida mía- Usagi sonrió al escucharlo llamarla así

-¿Ya no soy un tazón de arroz? –pregunto sintiendo sus parpados pesados

-Si- dijo el divertido-pero ahora eres mi tazón de arroz, ¡mío!-expreso mientras le daba un beso en la frente acunándola para que ella pudiera descansar.

La mañana llego rápidamente y el astro sol se poso en la ventana de la pareja, el pelinegro abrió los ojos para contemplar a su bella acompañante dormida junto a él sus rubios cabellos esparcidos sobre la cama, sus estilizadas y desnudas piernas entrelazadas.

Vanagloriándose de la manera en la que murmuraba

-¡te amo Mamo-chan!- entre sueños

-no podría encontrar a alguien mejor para mi- repitió una vez más, besando tiernamente los labios cerrados de su esposa, su mujer, su amada Usako.

NOTA: la parte editada es porque hay menores de edad en el foro,e ste fue el final amigas, en verdad espero que les haya gustado muchi y este a la altura de susu espectativas por mi parte me voy vompletamente feliz por sus comentarios solo esperen el epilogo que vendra pronto
avatar
usagui_px
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4464
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por Nikitha el Mar Abr 19, 2011 6:51 pm

Me encanto amiga!!! mucho muucho aunque llegue casi al final para leer tu historia pero de verdad me encanto, muy linda la declaracion de Mamo-chan uy me dan ganas de ser Usako... amiga pueeede ser solo si se puede, que me envies la parte editada??? Felicidades y espero volver a leer algun fic tuyo pues me encanto la forma que escribes
avatar
Nikitha
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 1543
Edad : 31
Sexo : Femenino

http://www.fanfiction.net/u/2969057/Nikitha_Chiba

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por saku_sere_sofi el Miér Abr 20, 2011 8:01 pm

Diooooos! qe suuper finaaal!! Minako embarazada !! XD Se casaaronn!! Y me encannto qe Usako y Mamo-chan hallan seguido sin tocarse hasta despeus del casamiento.... (se qe suena mui anticuado VIRGEN HASTA EL MATRIMONIO) pero me parecio tierno, romantico, dulce. Oseea... normalmente, en casi todos los fan fics, o se casan despues de qe qede embarazada Sere o, por lo menos, Serena se habia entregado a Darien (o Seiya) antes de casarse. Te juro amiga, qe me encanto; totalmente distiinto!! ;) Un amor qe nacio despues del casamiento!! XD jajajaja sabes qe.... ESPECTACULAR!! espero leer pronto el epilogo.... (me qede intrigada cn el hijo/a de Minako 'y cn la desendenciia de Usa y Mamo; ademas de qe quiero ver la familia de Seiya y Michi y la de Mako y Andrew ;) ) Bueno... Besoooooss Saluudos Bye-bee
avatar
saku_sere_sofi
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 2015
Edad : 22
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por lunashain94 el Jue Abr 21, 2011 1:28 am

saku_sere_sofi escribió:Diooooos! qe suuper finaaal!! Minako embarazada !! XD Se casaaronn!! Y me encannto qe Usako y Mamo-chan hallan seguido sin tocarse hasta despeus del casamiento.... (se qe suena mui anticuado VIRGEN HASTA EL MATRIMONIO) pero me parecio tierno, romantico, dulce. Oseea... normalmente, en casi todos los fan fics, o se casan despues de qe qede embarazada Sere o, por lo menos, Serena se habia entregado a Darien (o Seiya) antes de casarse. Te juro amiga, qe me encanto; totalmente distiinto!! ;) Un amor qe nacio despues del casamiento!! XD jajajaja sabes qe.... ESPECTACULAR!! espero leer pronto el epilogo.... (me qede intrigada cn el hijo/a de Minako 'y cn la desendenciia de Usa y Mamo; ademas de qe quiero ver la familia de Seiya y Michi y la de Mako y Andrew ;) ) Bueno... Besoooooss Saluudos Bye-bee

amiga mia pienso exactamente lo mismo!! sinceramente me eh qedado sin habla!! solo se dibujaba una sonrisa en mi rostro a cada rato!!! estuvo hermoso amiga!! mis felicitaciones!! la vdad es qe te admiro mucho!! me encanta tuu forma de escribir!! muchas gracias por esta historia usagi!!! y en serio muchas felicidades!!

PD: si no es mucha molestia...me puedes enviar la parte no editada...tu sabes..jajaj
avatar
lunashain94
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 470
Edad : 23
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por eloy_usagui el Sáb Abr 23, 2011 1:53 pm

nena que puedo decir que ya no te hemos dicho es geniaaaaalllll es importante para mi decirte que desde el momento que lei el primer capitulo me robastes la atencion y mi corazon me imaginaba cada capitulo cuando escribias este fic,,no, no sabes es hermosa esta historia te felicito eres genial como escritora y pues espero el epilogo sera interesante saber que paso con el paso de los dias en estas parejas.
:[ROMANTCO]: Excited bueno si se pudiera me gustaria leer la noche de amor de usa-mamuro lo editado jajaj digo si se puede .
felicitaciones y espero una nueva creacion a ver si nos avisas cuidate
avatar
eloy_usagui
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 254
Edad : 34
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por flakita24 el Dom Abr 24, 2011 11:18 pm

ola amiga estoy terminando de leer el fic.. si qe hice el record en leer todoo! me enamore del fic desde qe empece a leerlo hermoso!!!!
al final siempre el amor...... y amor verdaderooo kmo el de ellos dos!! magnificoo! espero leer la aprte editadaaa!!
y sobre todo leer pronto el epilogo!!! me enkantoo!!!
avatar
flakita24
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 434
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por ayumisk el Dom Mayo 01, 2011 10:16 am

**Estupendo final**
**Por favor si escribes otro fic avisame**
avatar
ayumisk
Sailor Star Light
Sailor Star Light

Mensajes : 536
Edad : 27
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por lORETTA el Mar Mayo 03, 2011 2:07 am

Me gustooo, no me lo esperaba asi je, fue bueno qe hayas agregado maas, de la historia original, porqe siempre te qedas con ganaas de saber maas
ya me emcione porqe haras epilogo jejeje
Me gusta como escribes y eres una de mis favoritas jejeje, estare en espera de otra historia tuyaa
avatar
lORETTA
Scout Aprendiz
Scout Aprendiz

Mensajes : 33
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por Serena23 el Mar Mayo 03, 2011 6:50 pm

te volaste la barda amiga... estuvo muuuy bonita la historia de principio a fin, la boda y la luna de miel las describiste detalladamente por lo tanto hasta parecia que yo estaba alli... bueno no taaanto sino que hubiera yo echo en lo segundo jajajaja...... oye QUIERO LA PARTE EDITADA POR FAAVOOOR.... ah por cierto yo queria leer la cara de Mamoru cuando leyera el escrito de Usa y se diera cuenta que la hizo pensando en el, o es que eso va pasar en el epilogo... lo estare esperando mandame un mensaje cuando lo tengas plis!!
avatar
Serena23
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 465
Edad : 39
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por angeles22 el Mar Mayo 03, 2011 11:16 pm

para cuando estara el epilogo. ya quiero saber como sigue.
avatar
angeles22
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 834
Edad : 31

http://moonligth-serenity.forumotion.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por usagui_px el Vie Mayo 06, 2011 8:52 pm

hola a todas y todos!!!
sus comentarios me han devuelto la sonrisa!!! me siento halagado feliz Win! apenada [SERRISA] emocionada Ojos de estrella y hasta melancolica porque les ha gustado y sus comentarios me lo han hecho saber que les gusto la historia y pues yuo simplemente lo hago para divertirlas y hacerlas vivir emociones como esas, de verdad de verdad muchas y mil gracias por todo les agradezco su espera, su paciencia, sus palabras de animos y buenos deseos, mil gracias chicas!!! y claro qeu aca les dejo el esperado epilogo para cerrar con esta bella historia que a mi tambie me ha fascinado!!! les envio en mp la parte editada del capi anterior no se preocupen
nuevamente gracias por su apoyo y les deseo lo mejor!!! graciias por su amistad aca me tienen para lo que pueda ofrecerles!!
avatar
usagui_px
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4464
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por usagui_px el Vie Mayo 06, 2011 8:58 pm

EPILOGO
EPILOGO

La luna de miel fue más que perfecta, mucho más de lo que el pelinegro hubiera planeado y la rubia hubiese imaginado, finalmente se habían convertido en marido y mujer, se pertenecían y eso significaba la consumación de su gran amor.

Algunos meses habían pasado.

Mamoru y Usagi habían vuelto de su luna de miel, realmente habían sido acosados por la prensa debido a su repentina reconciliación y boda, los medios de comunicación no dejaban de especular y decir esto y aquello pero finalmente cuando ellos volvieron demostraron sentirse completamente a gusto el uno con el otro, Mamoru se presentaba a todos lados al lado de su esposa a quien siempre llevaba de la mano, Usagi no podía menos que sentirse feliz, aun no se acostumbrara a ser el blanco de las miradas pero gracias a él se sentía segura, en sus rostros se podía ver claramente el sentimiento que sentían. El no se cansaba de decir que Usagi era la mejor mujer del mundo y que estaba enamorado de ella, a los espectadores les encantaba ver el rostro tímido de la chica inundarse de luz al oír sus palabras, y acto después sonreírse nerviosa bajo la mirada devota de su esposo, conformaban una pareja tierna.

Mamoru salía de Meio Producciones luego de tener una junta con Setsuna y Andrew, sonriente tomo el teléfono y marco un número, en su pantalla apareció la imagen de cierta rubia con rostro risueño y mirada tierna, debajo; donde debía aparecer su nombre; aparecía "Mi polluela".

-¿amor? –Su corazón latió con fuerza al oír su voz- ¿estás en casa o ya saliste de la escuela?- pregunto él, después de breves segundos suspiro aliviado- entonces ¿quieres que pase por ti?- sonrió- ¡podemos ir a comer al sitio que te encanta!- los latidos de su corazón bailaban a ritmo frenético y en sus ojos se reflejaba la felicidad que sentía-¡entonces estoy ahí en veinte minutos! ¡Espérame! ¡Te quiero!- y colgó poniendo en marcha el automóvil.

Setsuna por su parte abordaba junto a su esposo su automóvil.

-estoy asombrado ¡no puedo creer! Mamoru es un hombre totalmente diferente-dijo Jedite

-pensándolo bien, es como si él hubiera vuelto a la normalidad, recuerdo que él solía ser así, me alegro mucho, el es tan joven- dijo ella con rostro de ensoñación.

-¿y qué piensas de la película?- apoyando su mano en la pierna de su mujer

-¿te soy sincera?- entrecerrando sus ojos, Jedite quien ya la conocía solamente le sonrió esperando su respuesta-creo que es buena, y que será un éxito rotundo, además Andrew ha asesorada a Usagi quien tiene a su alrededor un maravilloso grupo de escritores, me encanta la idea.

-¡pienso igual!

La pareja caminaba por el parque de cierto parque de diversiones, Usagi iba aferrada a la mano de su pareja sintiéndose nerviosa por las personas que los miraban pero más aún porque Mamoru al fin se decidía a salir a lugares públicos abrazándola y eso la hacía sentir feliz, de vez en vez ella sumía su rostro entre la ancha espalda de Mamoru victima de los nervios, el la abrazaba con ternura y besaba su sien.

-¡mira! Un aparato para tomar fotografías ¡entremos!- dijo el tomándola de la mano y metiéndola ante el desconcierto de Usagi quien no sabía qué hacer, rápidamente el paso una mano por sus hombros y pego su rostro al de ella, la sonrisa de ella no tardo en aparecer y la imagen fue captada varias veces, después salieron para ver sus fotos, Mamoru sonreía como una niño que descubría todas esas cosas.

-¡en esta te ves chistosa! Mira esos ojos- ella frunció la frente y los labios

-¡cállate!- golpeándolo-¡este no es tu mejor perfil! Deberías cuidar de eso… ¡cariño!

-¿de verdad?- pregunto con asombro tomándose el rostro y ella se carcajeo por lograr su cometido pues conocía cuan vanidoso era su esposo, se alejo sin mencionar nada mas dejando a Mamoru preocupado y viendo la fotografía y tomándose el rostro con preocupación.

-¡helado! ¡Comamos!- volvió a correr tomando su mano luego salieron con helado en mano, el tomo su mano y comenzaron a caminar por el adoquinado camino que llevaba a los diversos puestos.

-¡juguemos!- grito Usagi al ver un puesto de juegos, tomo un martillo e intento de golpear al mono que salía por los agujeros, su esposo le daba ánimos pero ella nada mas no lograba golpear ninguno, eran my rápidos, desesperado Mamoru le quito el martillo y comenzó con la labor se emociono tanto que jugó hasta que logro ganarse un premio, ante los ojos abiertos de la rubia de coletas quien no podía creerlo ¡Mamoru se estaba divirtiendo más que ella! a lo cerca sus fans lo grababan por el celular y el solo se limito a saludarlas de lejos. El sonido constante les dio a entender que habían ganado y ambos gritaron y saltaron como verdaderos niños, el la tomo de la cintura y le pregunto.

-¿Qué quieres?... ¡Escógelo!- le indico, Usagi tomo un cerdito de color rosa, con un lazo en el cuello y los ojos cerrados

Continuaron su trayectoria y era el momento de subirse a los juegos, Mamoru se resistió un poco pero ante la insistencia de ella termino cediendo.

-¿Qué pasa? ¿Tienes miedo?- le interrogo al ver como apretaba con tal fuerza el pasamanos de el asiento que sus nudillo se veían blancos.

-¿qu-quien…yo?- inquirió estirando los brazos y disimulando su pavor-¡claro que no!- ella no le creyó y rio traviesa cuando el juego comenzó a moverse pudo disfrutar de la adrenalina junto a Mamoru quien no dejo de gritar durante los segundos que duro el recorrido en el Superman. Cuando bajaron el se notaba pálido por lo que Usagi decidió que era suficiente. Fueron a otra área y subieron a la rueda de la fortuna, a las tazas locas y realmente estaban disfrutando de cada lugar, se tomaban fotografías y entraban a los espectáculos que proporcionaba el parque.

Después de eso a la rubia le dio un poco de hambre por lo que se acerco a comprar una banderilla miraba con deleite y con los ojos iluminados el aperitivo cuando sorpresivamente siente que alguien le toma suavemente de la cintura, sonrió luego un pequeño ramo con una solitaria rosa roja y algunas florecillas que la adornaban apareció en frente a ella, abrió sus ojos, y grito.

-¡Mamo-chan! ¡Es hermosa! ¡Gracias!- volteando para premiarlo rodeando su cuello y besarlo tiernamente para después admirar su regalo.

-¡me alegro que te guste!- le dijo-

-su banderilla señorita- al verla Mamoru frunció el ceño

-¿Cómo puedes comerte eso? ¿Cómo es que no engordas?

-es delicioso- decía dando una enorme mordida.

-mejor vamos a la tienda ¿quieres algunos recuerdos?- su sonrisa radiante le devolvió la respuesta, ella se adentro a la tienda mirando los juguetitos, las prendas de vestir y los recuerdos, desde su sitio Mamoru no dejaba de observarla, en realidad ni ponía atención a nada que no fuera ella, se sentía feliz por lograr arrancar una sonrisa en ella, una mirada de amor, unas palabras dulces.

"Usagi-chan…mi Usako…me agrada saber que eres feliz, que sonríes para mi…gracias a ti me he reconciliado con mi padre y hasta me llevo mejor con mi familia, tienes un gran corazón. ¡te amo! ¡Prometo que siempre viviré para hacerte feliz! Te compensare cada segundo de mi vida"

-¿Qué te parecen estas?- le pregunto ella señalándole unas playeras iguales.

-me gusta. – complacida ella le regalo otro beso y continuo buscando recuerditos bajo la vigilia de su enamorado esposo.

En un Videoclub.

-¿Qué película me recomienda?- un grupo de chicas preguntaba a una peculiar pareja que atendía el local.

-llévense esta…en verdad es recomendable y muy graciosa ¡Mi jefe y yo!- decía cierta pelirroja con entusiasmo evidente en el rostro, a lo lejos un chico castaño de gafas arrullaba entre sus brazos a un bebe y al oírla se acerco

-¡Molly! No podemos ofrecer esa aun- susurro lo que provoco el interés en todas.

-¿Por qué no?

-bueno es que…- titubeo el hombre pero su esposa prosiguió

-de verdad que esa película es muy divertida, ¡no se van a arrepentir! Y además ¡somos los primeros en tenerla! Aun esta en cines.

-¡¿es la película de Mamoru-Kun?- grito una de las chicas arrebatándole a la pelirroja la película

-claro que si…además no es por nada pero yo he trabajado con el ¡miren!-señalando una sección de fotografía donde el aparecía dijo un Kelvin contagiado de la emoción-

-es la película que fue escrita por su esposa ¿verdad?

- así es- completo la pelirroja- su fama había decaído pero gracias a nuestra amiga Usagi-chan el resurgió de entre las cenizas- decía animada.

-pues la llevamos

-además les diré un secreto- dijo su esposo como escondiéndose para que nadie lo escuchara

-¡Kelvin!- reprendió Molly, pero él hizo caso omiso

- Mamoru tiene una nominación por su actuación

-¡ahhh! ¡La llevamos! Yo ya la vi en el cine pero con tal de verlo nuevamente no me importa rentarla las veces que sean- comento otra de las chicas

-mejor la cómpranos ¿no creen?- la pareja se miro cómplice y suspiro aliviada

Días después en una rueda de prensa.

-buenas tardes tengan todos ustedes, y sean bienvenidos a esta rueda de prensa- Setsuna Meio daba las palabras de bienvenida portando un elegante traje azul oscuro y camisa de seda de tono beige.- antes que nada agradecemos su presencia y esperamos que podamos tener una tarde amena con ustedes el actor Mamoru Chiba, acompañado de su esposa Usagi de pareja inclino la cabeza en señal de respeto, se tomo las manos y se sentó, a Usagi se le vino a la mente el momento aquel en el que habían anunciado su boda y compromiso, pero ahora todo era diferente, hasta la manera en como la veía él había cambiado.

Un señor gordito y reconocido por su larga trayectoria como periodista fue el primero que inicio.

-primero que nada quiero darte mi reconocimiento, el que un actor tan joven haya descendido y ahora haya vuelto nuevamente habla muy bien de ti ¡dinos! ¿Qué fue de ti durante ese largo tiempo de ausencia?

-gracias- dijo el actor soltando la mano de su bella esposa quien tenía a su lado- la verdad es que durante todo ese tiempo estuve meditando…francamente no quería volver a este medio estaba deprimido, triste y con el corazón roto.- algunos rieron ante su ocurrencia Usagi sorprendía no dejo de escucharlo y mirarlo- ¡gracias a dios! he tenido el apoyo de varias personas en mi vida, -mirando a Setsuna y Jedite-pero…- perdiéndose en la azul mirada de Usagi- hubo alguien que aun creía en mí y me dio la oportunidad de regresar aun sabiendo que eso significaría el fin de su primera experiencia como guionista- Usagi lo miro y se sonrió con los medios.

- Usago diganos ¿Cómo surgió esta historia?- ambos se miraron a los ojos de forma cómplice.

-bueno- sonrió apenada- en realidad a mí me gustaba escribir desde hace tiempo…pero fue al conocer a Mamoru que esta historia nació, en realidad disfrute mucho haciéndola y agradezco mucho la aceptación que ha tenido.- sin entrar en detalles.

-en definitiva la historia de "Mi jefe y yo" es una comedia romántica de una chica que se enamora del hombre para quien trabaja- el ojiazul sonrió y la rubia le correspondió pues sabían bien de donde había nacido la historia- sabemos que sin duda trascenderá a la historia, felicitaciones a ambos

-una cosa más- dijo una reportera poniéndose de pie-después de haberlos visto juntos y de gritar al mundo que se aman, creo que a todos nos ha asaltado la duda de ¿Cómo fue que se reconciliaron? ¿Tuvo la historia algo que ver?

-cuando Mamoru se alejo….- comenzó la rubia- pensé que estaría mejor…- su mirada se perdió y entonces Mamoru volteo a verla inquieto por saber lo que había pasado con ella durante ese tiempo- al principio pensé que estaba bien, decidimos separarnos para no hacernos más daño, creímos que las cosas debían ser así, pero cuando me di cuenta de que no lo tenía mas conmigo el miedo y el temor me invadió, deje de comer, deje de escribir y extrañaba verlo en casa- mirando a su esposo quien jugaba con sus manos sin apartar su vista de ella.- intente localizarlo pensé ¿en dónde puede estar? Con el tiempo termine la historia y quería que él la hiciera, gracias al señor Furutawa y Setsuna quienes me prometieron localizarlo es que ahora el está en este sitio.

-sabemos que estas nominado para mejor actuación con el papel de esa película- interrogo otra chica-¿Qué piensas de ello?

-bueno, la verdad es que la competencia está muy fuerte- bromeo- pero creo que tengo todo lo que necesito y no pido mas,- pasando una mano encima de la de su esposa- si el premio viene ¡bienvenido! Y si no pues, aun quedan muchas películas por hacer ¿no es así?, ademas ¿sabian que Usagi se inspiro en mi para hacer esa historia?- dijo viendola con ternura y to0mando su mano, Usagi le correspondio la sonrisa

-¿de verdad?

-¡claro que si! ella dice que soy exactamente como el protagonista de su historia- le guiño un ojo a su esposa pues sabia perfectamente que esa era su historia, y eso lo conmovia hasta el extremo

-pues que talentosa...¡muchas felicidades!

-para terminar….sabemos que aun son jóvenes y que llevan poco tiempo de haberse casado nuevamente pero…- un poco nerviosa y acomodándose los lentes- la gente quiere saber

-¡dime!- presiono

-¿han pensado en tener bebes?- en realidad no esperaban tal pregunta y no lo habían pensado por lo que solo se limitaron a verse y enseguida sus rostros se enrojecieron, ninguno supo que decir.

-creo que….¡tendremos una gran familia!- respondió el actor recuperándose- Serán los primeros en saberlo cuando eso suceda-

La rueda de prensa termino, y el imparable tiempo camino dejando a su paso alegrías, tristezas y desdichas aunque para nuestros protagonistas eran más los momentos de dicha que ningún otro.

Mamoru continuo reforzando su carrera y haciendo diferentes películas, Usagi termino la carrera y escribió un par de libros más y consiguió un contrato con la televisora de Setsuna en la cual era la guionista de doramas y series famosos. Yaten y Minako se fueron a vivir a Inglaterra pues al igual que Seiya y Michiru aunque a decir verdad viajaban a Tokio cada que sus compromisos se los permitían, Taiki comenzó a estudiar la carrera de relaciones públicas y al poco tiempo anuncio su unión con Amy Mizuno una artista que pintaba cuadros hermosos.

Molly y Kelvin vieron crecer a su pequeño Shaoran y Lita y Andrew habían decidido casarse, después de anunciar que estaban esperando a un bebe. Mamoru y Usagi continuaban disfrutando de su relación eran felices, completamente felices con todo lo que habían logrado estaban enamorados y juntos y la familia Chiba les apoyaban en todo, la relación entre Mamoru y su padre se arreglo al fin después de tanto tiempo.

Años después.

Dos jóvenes caminaban por el aeropuerto Internacional de Tokio, eran el blanco de algunas miradas, pero el personal de seguridad de el famoso cantante hacia un buen papel, sus fans gritaban extasiadas por su presencia, el permanecía indiferente, sosteniendo en una mano a una pequeña rubia de ojos expresivos y azules y en su mano a su hermosa esposa quien a su vez sostenía entre sus manos a un bello niño de ojos celestes claros, sus ondulados cabellos caían desordenadamente por su rostro hermoso e imitando el gesto de su padre caminaba con aire de misterio. La hermosa rubia con su habitual sonrisa, saludaba a todos los que veía a su paso y hasta sonreía para las fotos, agitaba las manos sin perder de vista a su pequeño de cabellos platinados como su padre.

-¡Yaten!...¡Yaten! ¡tú eres el mejor!-gritaban con chicas con la esperanza de lograr al menos una mirada del atractivo cantante que continuo ignorándolas y solo se limito a acomodar sus gafas.

-Yaten…no deberías ser así amor- susurro su esposa a su oído sonriéndole pícaramente-¡te adoran! ¡Deberías estar agradecido con ellos!

El paso su brazo por los hombros de Minako para besar su frente.

-amor…sabes que no me gusta todo esto ¡por favor! ¡Salgamos pronto!- sugirió con su mirada coqueta.

-está bien, está bien- viendo su reloj

-papi… ¿a qué horas legamos a la casa? ¿Dónde está tío Taiki?- pregunto de pronto el pequeño. Minako se encontró con la inocente mirada de su hijo el cual era muy parecido a su padre tanto en carácter como en físico.

-Helios…mi vida no empieces ¿sí? Los veremos luego lo importante es que estamos en Tokio.- exclamo feliz- ay, cuanto extrañaba venir aquí, ¿verdad que si Mia?-haciéndole caritas a su niña de dos años de edad quien sonreía picara igualando a su madre de quien había heredado sus finos rasgos.

-mama pero si venimos en la navidad pasada- el chofer les abría la puerta de el Mercedez Benz azul y el matrimonio Kou Aino ingreso en el.

-pues si pero sabes que no hay nada como estar en casa… ¡hogar dulce hogar!- Menciono para luego agregar-me alegro que te hubieras ganado este contrato de esa forma podremos estar más tiempo juntos

-también los extraño Mina- tomando su barbilla para perderse en lo azul de sus ojos expresivos-¡te amo!- rosando sus labios, mientras que el niño de ocho años de edad solo pudo emitir un

-¡iughh! – Ambos rieron al ver la actitud de su pequeño retoño.- ¡no quiero ver esto!- cerrando sus ojos para voltear a ver hacia el exterior.

En otro lugar.

-¡disculpe! Soy la señora Chiba- dijo una rubia quien sostenía el teléfono- si,..Si vea necesito tener todo en perfecto orden para mañana….si mi esposo ya se encargo de todo pero necesito saber si hay algún pendiente… ¿Qué ya lo resolvió él?- sonrió con alivio-ok ¡muchas gracias! ¡Nos vemos!-

Usagi termino la llamada para después perder la mirada en el ventanal gigantesco de aquella enorme casa, al ver el mar casi pudo imaginar su sonido y la brisa del viento, tomo un cuadro familiar en donde se encontraban ellos, felices, no pudo menos que sentir cierta paz y felicidad en su corazón, después vio a la colina en donde permanecían los restos de sus padres, suspiro y una sonrisa ilumino su rostro.

"Soy..Completamente feliz, creo que no me hace falta nada…papá, mamá, tengo todo lo que siempre soñé, lo único que extraño es que ustedes estén con nosotros… ¡gracias! ¡Gracias por cuidar de mí! Gracias por haber enviado a Mamoru a mi vida y haberlo cruzado en mi camino!"

Al mismo tiempo una pareja entraba a una plaza comercial, ella sonreía radiante con su avanzado estado de gravidez, su novio la llevaba de la mano completamente encantado de tenerla consigo.

-de verdad que no se me ocurre que comprar.- mirando los juguetes una y otra vez

-Seiya no te agobies- dijo su chica- ¡mira! Esto está muy bonito- después de dar su aprobación él lo tomo y pagaron para salir de ahí, luego se sentaron a disfrutar de un helado. Ella se acomodo los cabellos aguamarina levantándolos en una cola alta y se dejo caer pesadamente sobre el respaldo de la silla para luego acariciar su vientre el cual la hacía ver aun más hermosa pues en realidad era una panza pequeña.

-¿estás cansada?- le pregunto el atento -¿quieres que nos vallamos?

-no…no Seiya- dijo Michiru- el doctor dijo que el caminar es bueno y además quiero disfrutarlo mientras pueda, este bebe realmente es muy agotador y eso que aun no nace- dijo sobando su vientre. El pelinegro la imito poniendo su mano sobre la de Michiru, sus miradas se encontraron, el suspiro y se acerco a su esposa Michiru sintió en su interior el latir de su corazón, ese hombre del que ella se había enamorado estaba loco de amor por ella, tanto como ella de el, y no podía pedir más, cerró los ojos emocionada por la manera en que el la veía y acerco sus labios a los de su esposo tomándolos con delicadeza, el subió su mano libre para acariciar su rostro, fueron segundos mágicos en que ambos se demostraban su amor, lentamente se separaron.

-no veo las horas de que nazca nuestro pequeño

-¿Por qué?

-porque quiero verlo crecer y además quiero darte la fiesta de bodas que te he prometido – inclinándose hacia la bella mujer para susurrar a sus oídos.

-Seiya- dijo inclinándose hacia él para rozar su nariz con sus dedos-sabes que eso no me importa, estando contigo ya soy feliz…no necesito de esa boda.

-pero te la mereces princesa- respondió-una princesa como tú, se merece eso y más- acomodando un ondulado cabello que caía por su rostro.

-te amo-exclamo

-además ya quiero verlo caminar y crecer y llevarlo a los partidos de futbol como hace Yaten con Helios.- emocionado, Michiru entonces dejo de sonreír y el rápidamente se dio cuenta de ello-¿pasa algo?

-¡tengo miedo!.-confeso

-amor…. ¡estaré contigo! ¡Justo a tu lado! ¡No te preocupes!

-pero es que… ¿y si pasa algo?

-solo piensa que te estaré esperando…para darles todo mi amor a ti y a nuestro pequeño ¿no quieres conocerlo?

-si- más animada-

-no te soltare Michiru… ¡nunca!- dijo con voz suave, dejando a su prometida más tranquila y segura.

En un café.

-prométanlo.- Sentencio con el ceño fruncido el hombre de ojos azules intensos, ahora en su mejor momento, los años comenzaban a asentarle a sus 30 años de edad derrochaba virilidad y belleza entre las mujeres quienes lo recorrían con la mirada, su cuerpo se había desarrollado por completo, y los pómulos en su rostro acentuaban su cara, perfecta la cual no dejaba de arrancar suspiros.

-no faltaremos – dijo un rubio dando un sorbo a su café- estaremos ahí lo prometo

-¿Mako-chan?- dijo el pelinegro que sostenía una taza de café tomándola elegantemente, al perctarse de que la castaña parecía ausente-¿estás bien?- Andrew la miro nostálgico lo cual no paso desapercibido para el ojiazul.-¿van a ir?

-¡Mamoru! ¿Qué te hace pensar que no estaremos ahí? ¿Cuándo te hemos quedado mal eh?-golpeándolo en el brazo, sabes que puedes contar con nosotros.

-bueno, solo lo digo porque por ahí escuche rumores de que Andrew tiene un premio importante que recoger en el festival de Canes ¿o me equivoco?- Andrew sonrió sin poder evitar mostrar un brillo de orgullo y felicidad.

-pues si Mamoru pero tenemos tiempo, estaremos con ustedes y podremos irnos el Lunes Makoto y yo ya lo hemos decidido, después de todo quizá nos tomemos una segunda luna de miel por allá, ya que la nuestra fue verdaderamente corta debido a los compromisos-¿no es asi amor?- ella solo le respondió con una sonrisa y continuo dándole de comer a su pequeña.

-¿de verdad? Valla pues que suerte tienen- llevando una mano a su barbilla- creo que iré pensando en algo similar.

-además los padres de Andrew se ofrecieron a cuidar a nuestros tres retoños.- respondió ella ahora más animada- lo estamos pensando- mirando a el rubio.

-¡bueno eso suena bien! Me alegro –dijo Mamoru jalándose los cabellos aunque un poco triste al ver a los tres hijos de sus amigos, quienes estaban sentados junto con ellos, la pequeña castaña; llamada Momoko de 3 años, hacia travesuras con sus hermanos mayores, Nicolas de 5 y Sammy de 8- ¡no nos vallan a fallar! ¡Usagi ha estado preparando esto con entusiasmo y quiere ver a todos sus amigos ahí ¡no saben! Ha tirado la casa por la ventana- expreso con entusiasmo, ellos lo notaron al ver sus pupilas dilatarse y sonreír relajadamente.

-bueno ¿y tú de qué te quejas? –dijo la castaña quien tomaba de la mano a su rubio y apuesto hombre- según se tú no te quedas atrás, los dos están que se mueren de amor y están como locos con ese evento… ¡me alegra mucho!

-la verdad es que si- respondió el perdiendo la mirada- soy…tan feliz, no se imaginan cuan feliz- Makoto sonrió evidentemente orgullosa y complacida de ver a su mejor amigo en ese estado.- Usagi ¡es la mujer de mi vida! ¡Perfecta!

-me alegro que hayas tomado la decisión correcta, francamente dudo que hubieras encontrado alguien mejor que ella… si la hubieras dejado ir, no sé qué sería de ti-los tres comenzaron a reírse

-seguramente el mismo tipo loco y solitario de siempre- termino Makoto

-muy graciosa- dijo Mamoru tomando su mejilla con fuerza haciéndole un pellizco

-¡oye! ¡Ya no soy una niña!

-claro que si- le dijo Andrew tomando la otra mejilla y haciendo ese gesto que solían hacer años atrás cuando eran adolescentes.

-no se vale son dos contra uno.- se quejo molesta mientras los hombre reían a sus costillas. Entonces los niños defendieron a su madre picándoles las costillas al par de hombres.

En casa de la familia Chiba.

-¡hola! ¡Papa ha llegado!- dijo el doctor Takashi alzando la voz para introducirse en la casa

-shhhtt- dijo la abuela haciendo un ademan con la mano para dejar el mandil y correr hacia su hijo quien buscaba con la mira inquieta.

-¿en donde esta?- pregunto él y en el acto se le ilumino el rostro.-

-está durmiendo- señalando la recamara principal-¿lo ves? Ambos permanecieron mirando en silencio y con devoción a quien plácidamente descansaba después cerraron la puerta y salían de la habitación.

-¿se quedara con nosotros?

-le dije a rabito que la llevaríamos temprano. No te preocupes.- respondió Kasumi. Para luego sentarse en la mesa a disfrutar de la cena.

Full House.

Mamoru llegaba a casa, bajo de la camioneta negra que llevaba, en el porche noto el automóvil de su esposa, su regalo de aniversario, sonrió al comprobar que ella ya se encontraba en casa, camino y noto las luces de la residencia iluminando el jardín, era noche pues se había tardado más de lo previsto con sus amigos, las luces de la cocina se notaban encendidas por lo que el supuso que ahí estaba ella, lentamente introdujo la llave, abrió la puerta y entro, una conocida canción sonaba en la casa y el la vio de espaldas sobre la estufa, se aflojo el nudo de la corbata y se saco la camisa del pantalón, camino lentamente hacia ella.

Usagi se esmeraba mucho en el platillo que estaba preparando, tenía todo listo, únicamente dejaba espolvorear en queso para meterlo al horno y gratinarlo y listo. Ella lo hizo así y al cerrar el horno y levantarse sintió las fuertes manos que la rodeaban por la cintura, sin pensarlo sonrió cual niña y se giro para lanzarse a sus brazos-

-¡Mamo-chan!- levantándose de puntillas para alcanzar sus labios los cuales alcanzo, el se inclino también hacia ella y cerro sus dos brazos por su cintura aprisionándola con verdadera pasión, la rubia se entrego a sus labios de esa forma que a él tanto le agradaba, sin reservas. Saboreo sus labios, era tan perfecto y tan mágico ese momento, sentía que el tiempo se detenía y que solo ellos dos existían, Usagi lo beso y se dejaba llevar por los marcados movimientos de él, luego acaricio sus cabellos negros estremeciéndolo, ella sintió lo sedoso y grueso de sus cabellos y recorrió la suavidad de su tersa piel en su rostro. Mamoru subió un poco su mano por su esbelto talle para sentir su espalda desnuda por el escote del vestido.

-mmm.- gimió y la rubia poso sus delicadas manos sobre su pecho haciendo a un lado el saco para luego dejarlo caer sobre el suelo.

-¡Mamoru!- dijo besándolo nuevamente esta vez con mayor intensidad

-¡Usako!- susurro el saboreando su cuello, y embriagándose de su aroma, Usagi junto su cuerpo al de él en busca de su calor y el no se lo negó, ahora ella ya se había deshecho de su corbata e introducía sus dedos sobre el orificio de la camisa para desabotonarla, el la miro con ojos enardecidos de pasión

-Usa

-¡te estás tardando señor Chiba!- respondió inocentemente arqueando una ceja para volver a tomar sus labios con más intensidad, aprisionándolos y marcando sus movimientos frenéticamente, el desato el mandil el que cayó al suelo y bajo su mano por su costado para subirla por sus piernas suaves, acariciándola, ella dejo de besarlo y emitió un gritito que le dio a entender a el que le encantaba, Mamoru sonrió satisfecho beso su cuello y descendió un poco más, esta vez hasta la altura de sus senos, los cuales subían y bajaban al ritmo de su agitada respiración Usagi subió su pierna izquierda rodeando la de él mientras hábilmente le quitaba la camisa dejando apreciar el fornido y esculpido cuerpo de su esposo, ahora el cuerpo de un hombre los hombros marcados, la espalda más ancha y los músculos tonificados, lo suficiente para dejar apreciar su cuerpo aun con la ropa puesta, lo observo y sus pupilas se dilataron, el pudo ver en el rostro de ella el deseo, así que termino de desvestirse para después bajar un tirante de su vestido mordisqueándolo y acariciando sus piernas y su espalda.

-¡te deseo! ¡te deseo tanto Mamo-chan!- dijo con voz entrecortada, el volvió a sonreír, no recordaba en qué momento aquella tímida chica que tenia temor de su primera vez se había convertido en esa mujer fatal que lo volvía loco, lo único que podía asegurar es que sus caricias y besos y la forma en que se entregaban ambos al amor, eran únicas, ella era una combinación entre ternura, amor y pasión, Mamoru estaba realmente rendido ante ella, mientras batallaba con su vestido desato sutilmente su coleta para dejar caer su cabello, ahora hasta la media espalda, el cierre del vestido finalmente cedió y deslizando la otra manga, cayo dejando al descubierto sus senos, perfectos, y cubiertos pos un sujetador lila que hacían juego con sus bragas.

-¡perfecta! ¡Hermosa mi amor!- exclamo, con la voz a punto de quebrársele y perdiéndose entre sus curvas de mujer, ahora más acentuadas y definidas, los senos más grandes, las caderas más anchas, las piernas marcadas y su esbelto talle, perfecta. Usagi noto como las pupilas de él se dilataron y al sentirse admirada por el se estremeció entera.

El rostro de Usagi se ruborizo y el noto esto, era tan bella así cohibiéndose ante la penetrante mirada de lujuria de él, quien la miraba con admiración y con éxtasis, ella dejo de besarlo sintiéndose realmente vencida por la forma en que su esposo la observaba y la desnudaba, y le gustaba, debía confesar que ese sentimiento le gustaba y la excitaba. Entonces Mamoru tomo su barbilla para levantarla y morderla suavemente, luego beso sus labios y la alejo para verla a los ojos.

-¡te amo Usako!¡te amo!- ella no pudo más que sentirse plena y dichosa, cerró los ojos y se dejo llevar nuevamente por él quien la hizo suya por toda la cocina, como cada rincón de aquella casa que se había convertido en el testigo incondicional de aquel amor.

A la mañana siguiente.

Los ojos de Usagi fueron los primeros en abrirse, sintió bajo su rostro el pecho desnudo y suave de su amado quien respiraba tranquilamente. Después de unos segundos reacciono y se puso de pie gritando.

-¡santo dios! ¡Mamoru! ¡Es tardísimo!- el pelinegro se levanto bruscamente debido al grito de su esposa y vio el reloj

-Usa…son apenas las seis de la mañana, la fiesta es a las 12

-tus papas y la abuela llegaran temprano a desayunar y de ahí nos iremos a la iglesia

-¿y me lo dices ahora?- dijo inquieto también- si la abuela viene a casa debiste decírmelo ayer- poniéndose los pantalones- sabes lo exigente que es ella… ¿quieres que te ayude?

-oye-recrimino ella- ayer parecías muy entretenido en otros asuntos- el sonrió al recordar la noche anterior y lanzo una carcajada la cual resonó en la moderna habitación y que solo Usagi podía ser capaz de poder admirar.-

-¡no fui el único amor! – acariciando su mejilla. –Recuerda que no reaccionaste hasta que al final tuvimos que apagar la alarma contra incendios debido a que la cena se quemo- Usagi se sintió apenada por eso, pero en el acto pego sus labios a los suyos robándole un beso.

Rato después.

Full House estaba perfectamente arreglada, los dueños de ella se habían esmerado mucho y habían cuidado hasta el más mínimo detalle para dar celebración a ese día tan especial para ellos.

-¡bienvenidos!- decía la anfitriona a sus amigos-Mako-chan qué bueno que pudieron venir-dándole un beso que fue prontamente interrumpido por Momoko quien entraba en brazos de su padre y preguntaba.

-¿One eshta mi pima?

-hola preciosa- dijo Mamoru acariciándole el rostro-ella esta allá con tus demás primos- le dijo a la pequeña castaña, y señalo a lo lejos, Minako y Yaten saludaban a los recién llegados.

-Usagi- dijo Makoto tomándole las manos- ¡te felicito la fiesta esta hermosa!- recorriendo cada centímetro del lugar el cual estaba adornado con juegos infantiles, comida y bebida suficiente y un show de payasos. Llegaron hasta donde se encontraba el matrimonio Kou Aino y sus hijos.

-hola ¿Cómo están? Se saludaron-

-allá vienen Michiru y Seiya- dijo el actor

-buenos días a todos- saludo Michiru, después de los besos y abrazos por tan efusivo encuentro Seiya cargando una enorme caja pregunto al fin

- y ¿Dónde está la festejada?

-pues Rei-chan estaba….- dijo Mamoru buscándola con la mirada-¡por aquí!

-¡mami!- la tierna vocecita robo la atención de todos, una encantadora nena de cinco años de edad, ojos amatistas, cabellos negros y piel muy blanca se balanceaba con su vestido blanco sonrió a todos, de forma angelical.

-Reí mi amor- dijo Usagi arrodillándose para abrazarla acomodar sus cabellos y besarla.

-toma pequeña ¡es tu regalo!-

-gracias tía Michiru- respondió emocionada-¡mira mami! ¡qué grande esta!

-si mi amor, es muy grande- dijo atenta.

-este es mi regalo- dijo también el pequeño Nicolas dándole a Rei una hermosa muñeca de porcelana.

-papa ¿puedo abrirla?

-claro amor- respondió Mamoru

-Nicolas ¿Por qué no llevas a Rei-chan con los otros y juegan?- dijo Makoto

-sí, -respondió obediente el pequeño castaño de ojos verdes tomando de la mano a la pelinegra

-¡vamos!- y se alejaron tomados de la mano

-es hermosa, se parece tanto a Mamoru- dijo Seiya

-si cada día se parece más a él.- termino Andrew

-es cierto- dijo Usagi un poco decepcionada cosa que solo pudo ser percibida por su esposo quien en el acto la rodeo de la cintura.

-por eso insisto en que le demos una hermanita que se parezca a ti.- intentando animarla más ella no respondió.

Así poco a poco llegaron los demás invitados, la familia de Mamoru, Molly y Kelvin con su hijo Shaoran ahora ya mayor, también llego Taiki junto con Amy y la pequeña Haruka de apenas meses de edad. Todos se habían reunido en el mismo lugar para festejar el aniversario de Rei, la hija de Mamoru y Usagi quien había llegado a los tres años de su matrimonio. Setsuna y Jedite llegaron también ellos aun no tenían hijos y tal parecía que así estaban bien, ella era una mujer sumamente ocupada y Jedite no parecía tener problema con ello.

Llego un momento en que los hombres se reunieron permaneciendo cerca de los niños.

-entonces ¿Cómo va eso?- preguntaba Seiya

-no sé, no se a que le teme ella, comento con tono preocupado Mamoru- llevo casi un año insistiendo en tener otro bebe pero ella no parece querer lo mismo, ya decidí dejar que las cosas fluyan y si no quiere más bebes pues…para mí está bien- dijo mas resignado que conforme estaba claro que Mamoru anhelaba que su familia creciera pero por alguna razón la rubia aun no se decidía a dar ese paso.

-creo que Usagi siente que otro bebe cambiara muchas cosas, solo dale tiempo- animo Kelvin-recuerda que cuando supo que estaba embarazada de Rei no estaba en sus planes y la tomo por sorpresa.

-así es y la ama entonces ¡no entiendo porque! Si tan solo me explicara sus razones.- decía ofuscado.

-además intenta comprender un poco su ritmo de trabajo, ahora ha tenido éxito y tener un bebe la alejaría de ese medio ¡Déjala disfrutar también!- las palabras de Yaten lo reconfortaron.

-creo que tienen razón….lo mejor será dejar que el tiempo lo decida todo.-

-¿y tu Andrew? ¿Aun siguen los problemas con Mako-chan?- pregunto Jedite y todos voltearon a ver a el rubio quien dejo expulsar un poco de aire y dio un sorbo a su bebida antes de responder

-van de mal en peor… ¡ella no quiere venir conmigo y si las cosas siguen así! – los amigos lo vieron con preocupación-Creo que rechazare el contrato… es eso o mi matrimonio.- susurro

-pero es una excelente oportunidad- dijo Taiki- deberías pensarlo bien o tratar de convencerla

-lo he hecho créeme pero ella se niega-desesperado

-Makoto es muy testaruda algunas veces y como siempre ha estado sola, no acostumbra a compartir las cosas, pero…¡déjame hablar con ella!- le dijo Mamoru- solo dale tiempo a que lo piense

-Es que no tengo mucho tiempo, debo responder pronto

-Andrew…piensa bien entonces lo que vas a hacer- dijo Seiya,-por un hijo vale la pena cualquier sacrificio.

El se quedo pensativo y decidieron cambiar la temática, ahora Seiya hablaba sobre sus planes y el nombre que le pondrían a su primer hijo.

Las mujeres por su parte platicaban amenamente en una mesa.

-¿entonces se casan el año que viene?- pregunto Amy

-Seiya quiere hacerlo ya- comento Michiru buscando la mirada azul de su prometido, pero yo quisiera esperar, ya sabes, no es cómodo tener esta pancita y tener un vestido de novia, la verdad preferiría esperar a que nuestro bebe crezca.

-la vanidad ante todo- sugirió Minako guiñándole un ojo- cuando estuve embarazada de Mia y Helios recuerdo que no quería salir a ningún lado

-aun así modelaste una exclusiva línea de ropa de maternidad- dijo Molly. Te veías fantástica hasta me dieron ganas de embarazarme nuevamente- las chicas rieron.

-pues debo confesar que también hay algo de eso preferiría tener una boda cuando ya haya recuperado mi figura- dijo Michiru

-bueno Makoto y ustedes ¿Qué planes tienen?-pregunto Usagi

-Andrew tendrá que irse del país por largo tiempo por un proyecto que tiene en el extranjero- comento con mirada tiste

-pero ¿Por qué te pones así? ¿Acaso no iras con él?- indago Usagi

-eso es lo que él me pidió pero yo…aun no se

-¿Por qué lo piensas tanto?- indago Michiru

-bueno la verdad es que aquí he iniciado con mi carrera y no quisiera perder mis clientas y eso

-¡y porque no aprovechas esa oportunidad para prepárate mas! Estando en Europa podrías ampliar tu criterio y buen gusto ¿no crees?- sugirió la rubia modelo- además podríamos visitarnos

-piensa en los niños- dijo Usagi-para Andrew deber ser sumamente difícil- Minako busco la mirada de su ahora amiga- piensa que han pasado cosas difíciles y que no puedes echarlo a perder todo ahora, después de que has luchado tanto por formar la familia que tienes.- su mirada era sincera al igual que sus palabras.

-creo que tienes razón Usagi-chan….creo que, otra vez estoy siendo egoísta anteponiendo mis intereses a el bienestar de mi familia.

-se ve que Andrew los adora…no le niegues esa posibilidad. -Se atrevió a decir Molly

Las mujeres sonrieron, en un intento de infundirle confianza.

-piensa bien las cosas- dijo Michiru- en realidad tu problema no es grande, solamente debes de pensar con claridad- ¡solo mira a tus hijos! Están felices con su padre- señalando a un rincón de jardín donde el rubio jugaba con sus dos pequeños hijos.-¿acaso quieres alejarlos de él?

Ella perdió la mirada en aquel punto y decidida respondió.

-tienen razón amigas… ¡solo debo ir a su lado sin importar nada mas!

-bien entonces brindemos por eso- sugirió Amy

-y por qué estas reuniones sean más frecuentes-Michiru

-te aseguro que con la llegada de estos pequeños así será- secundo Minako.

La fiesta termino, todo había salido a la perfección, los invitados se fueron únicamente quedaban Takashi, Naoko y Kasumi, eran los más encantados con su pequeña nieta la cual se parecía a su desaparecida hija, fue en honor a ella que Usagi decidió ponerle el nombre de Rei y ese detalle agrado a la familia entera.

-abuelita… ¿me vas a llevar contigo?- la abuela parecía otra con su bisnieta, Usagi se admiraba de lo dulce que podía ser con su hija.

-no mi amor, ya fuiste ayer pero prometemos que vendremos el sábado.

-además papa y mama ya te dejaron ir con nosotros a China para las vacaciones proximas.- la niña sonrió y se abrazo de su abuelo quien la tomaba en brazos y Kasumi la besaba

-creo que es hora de irnos amor ¿te gusto tu regalo?- pregunto Kasumi

-esta padrísimo ¡gracias!

-no deberían consentirla tanto interfirió Mamoru quien abrazaba a Usagi quien permanecía sentada en el sofá y parecía cansada.

-rabito ¿estás cansada? ¿Qué harás cuando tengas más hijos?-reprendió-por cierto ya se están tardando, todos sus amigos tienen la familia completa.

-mama- dijo su hijo- no seas entrometida

-será mejor que nos vallamos- sugirió con astucia Kasumi para evitar confrontaciones.

La familia quedo sola, los empleados terminaron de recoger todo y ahora papa y mama permanecían la habitación de Rei.

-¿Qué cuento me contaran ahora?- pregunto acomodándose en la cama, Usagi quien ya estaba semiacostada la tomo entre sus brazos y Mamoru se ponía sus lentes y permanecía sentado en un sofá.

-esta historia se llama El lago de los cisnes…-comenzó

-¿el lago de los cisnes?- interrogo con felicidad.

Con su voz ronc ay varonil el hombre comenzó a leer la historia ante las interrupciones de su hja quien quería saber de todo, Usagi los veía más que satisfecha y feliz, en realdiad que su familia era bendecida, su hija era un angel y su esposo el mejor.

"¿Por qué entonces tengo miedo de tener otro bebe?...Mamoru me ha demostrado ser un hombre bueno generoso y amoroso y además un excelente padre… ¿otro hijo? ¿Otro hijo de Mamoru y mío?" pensaba la rubia.

Después se fueron a sus recamaras, la rubia estaba muy cansada.

-ven amor ¿quieres que te de un masaje?- interrogo su esposo masajeándole la espalda

-ahhh si ¡que rico!- cerrando los ojos aunque aun pensativa en la decisión que estaba por tomar claro que le emocionaba un hijo solo que temía que a su edad Mamoru cambiara por completo y no estaba preparada para soportar aquello.

-y dime ¿A dónde quieres que vallamos en estas vacaciones en que Rei ira con los abuelos? Estaremos solos- susurro a sus oídos estremeciéndola, ella sonrió al descubrir sus verdaderas intenciones

-mmmm no lo sé- respondió

-¿Europa, América, Egipto, Chile? ¡Solo dime princesa!- sobando ahora su espalda mientras ella se retorcía de placer, las fuertes manos de su esposo la estaban haciendo sentir mejor.

- me encantaría ir a pasar las vacaciones en la casa de la montaña- menciono- quiero respirar el aire helado, jugar con las bolas de nieve pasar unas vacaciones tranquilas, ha sido un año sumamente activo para ambos, terminaste la película y los medios no nos dejaban solos, quiero estar a solas contigo, tranquilamente, vallamos a nuestra casa en las montañas.

-está bien preciosa- sentándose detrás de ella para después atraerla hacia el- iremos a donde tú quieras- besando su oreja

-después podríamos ir a un lugar donde estemos tranquilos, América del sur puede ser una buena opción.

-me alegro que estés dispuesta.- buscando su boca para perderse en ella

-Mamoru- dijo separándose de el

-¿sí?- indago el abriendo sus ojos

-si… ¿tuviéramos otro bebe tu…me seguirías amando?- el noto en su mirada la tristeza y en el acto respondió

-por supuesto mi cielo… ¡te amo! Y te voy a amar siempre, ¡jamás dejaría de hacerlo!- le dijo buscando sus celestes ojos-¿Por qué lo preguntas?

-es que…si me embarazo pienso que tu- sus ojos se enrojecieron y se cristalizaron asustando a su esposo-¡olvídalo!- dándole la espalda mas era demasiado tarde el ya apreciaba el brillo en sus ojos.

-Usako- dijo tomando su rostro para obligarlo a verlo-¡dímelo!

-no… ¡olvídalo!- insistió limpiando sus lagrimas

-Usako….dímelo ¿acaso no confías en mí? ¿Es que no me amas?- intento sobornarla lo que consiguió pues ella se lanzo a sus brazos y dejo fluir sus lagrimas.

- es que soy una tonta- dijo entre gemidos cubriendo sus ojos,

-¡no lo eres!- dijo el acariciando sus cabellos y sintiéndola temblar de miedo nuevamente tomo con sumo cuidado su barbilla para obligar a verlo- nena ¡te amo!

-¿y si te enamoras de otra?- pregunto al fin disipando las dudas de su esposo quien no supo si reírse o molestarse pero entendió que ninguna de las dos era lo adecuado

-¿Qué me enamore de otra?- indago arqueando una ceja-¿crees que podre encontrar a otra mujer como tú?- limpiando sus lagrimas con pequeños besos ella se tranquilizo- tan hermosa- beso su mano, -tan bella..-Beso su frente. – Tan linda- beso sus mejillas- que me hace reír, que me apoya, que me ama incondicionalmente,- sin dejar de besarla lo que provoco risas en ella- que me ha dado lo mejor que tengo en el mundo que es nuestra hija- mirándola fijamente- Usako… ¡Eres el amor de mi vida! ¡La mujer de mi vida! ¡Estoy realmente convencido de que no hay en el mundo alguien que siquiera se iguale a ti! ¡Te amo! ¡Te amo! Y ¡te amo cada día mas!

-¿de verdad?

-¡claro pequeña!

-¿desde cuándo me amas?- el sonrió y pensó unos momentos.

-¿recuerdas como nos conocimos?- le respondió con otra pregunta.

-FLASHBACK -

Mamoru había permanecido de poco humor debido al viaje que realizaría a Hong Kong, permanecía a solas en un rincón del aeropuerto ya que no quería ser molestado y sus guardias se encargaban de hacer su tarea. Jugaba con su celular pero entonces se fijo en aquellos tres chicos que gritaban emocionados por el viaje, no les prestó demasiada atención mas solo se sijo en cierta rubia que tenía dos odangos, eso provoco una risa en el.

"¿a quién se le ocurre peinarse de esa forma?"

Mas no logro verla ya que anunciaban el vuelo y él se puso de pie para ir a los servicios, decidió hacer algo de tiempo para evitar encontrarse con fotógrafos y pasar desapercibido. Cuando ya todos estaban en el avión el subió, camino para llegar al asiento destinado para él, con molestia descubrió que no estaba vacío a pesar que el había exigido que no quería viajar con nadie y había comprado el lugar pero al parecer algo había salido mal, evitando armar mas escándalos continuo su camino más se encontró con la sueña del singular peinado, sonrió disimuladamente ya quería verle juraba que se moriría de risa al verla. Sin saludar el tomo asiento. La chica al sentirlo volteo a verlo, mas él no se esperaba su reacción al ver sus grandes ojos y su sonrisa enorme se quedo perplejo y sin habla, nervioso decidió ignorarla. Mas not que ella lomirba con insistencia haciéndolo sentir incomodo así que aun no se quitaba las gafas, la chica tenia una linda cara ¡debía admitirlo!, sin poder mas tuvo que voltear a verla.

-hola, me llamo Serena Tsukino, ¿eres Mamoru Chiba verdad?, ¿me podrías dar tu autógrafo?- sin saber porque se sentía extraño y en su interior algo se removía respondió con evidente fastidio.

El resto del viaje el no podía concentrarse en nada, sentí algo extraño en el estomago por lo que no quiso comer nada pero pensaba que era normal por el viaje. De vez en cuando volteaba a verla pues sus gestos y sus actitudes le provocaban risa.

-FIN DEL FLASCHBAKC-

-¿desde esa vez?- ahora parecía haber olvidado la idea absurda de hacía rato y lo miraba emocionada.

-¡creo que sí! Definitivamente sentí algo por ti desde el primer momento que te vi- abrazándola para recostarse, convencida con sus palabras ella solo esbozo una sonrisa y cerrando los ojos se entregaron a los brazos de morfeo.

El nuevo día tocaba por la ventana de nuestra pareja, aun entrelazados respiraban tranquilamente formando sueños e ilusiones sobre su futuro, no se percataron que ya había amanecido entonces la pequeña Rei llego hasta ellos, Usagi se levanto de la cama para tomarla entre sus brazos.

-¿Qué quiere mi princesa?- Mamoru no resistió el dejar de admirarlas, era un cuadro enternecedor que le derretía el corazón, Usagi acomodaba a su pequeña y hermosa hija entre ellos y le acariciaba los cabellos mientras la tranquilizaba.

-buenos días-saludo Rei, Usagi besaba su rostro, Mamoru acaricio a su pequeña hija pero sus ojos no se despegaban de la maravillosa rubia que compartía su lecho, Usagi a platicarle sobre los planes de ese día

- ¿y adonde iremos hoy?-pregunto la niña, las mujeres se levantaron de la cama

-no se – respondió su madre- ¿A dónde quieres ir?- Mamoru prefirió dejarlas solas, al poco tiempo ya todos estaban en casa desayunando,

-entonces ¿podemos ir a divertilandia?- preguntaba aplaudiendo

-claro pequeña ¡ve a cambiarte de ropa!

-siii ¡Sii!- subía por las escaleras gritando de emoción. Ellos permanecieron mirándose por largo rato.

-le cumples todo lo que quiere

-¡déjame hacerlo!- se quejo él.

Cuando estaban por irse la rubia fue a la cocina y de ahí al jardín para esperar a su esposo, quien aun no bajaba y cuidaba de Rei que estaba en un columpio, ajena a ello, su esposo la veía emocionada desde adentro, después se acerco a ella y le extendió un arreglo de flores color melocotón.

-mi vida…

-¡clausula 105! ¿Recuerdas?

-¡jamás lo olvidas!- comento ella con emoción oliendo las rosas..- el se paro frente a ella quien lo rodeo por la cintura.

-¡Mamo-chan!...- dijo ella repentinamente

-dime Usako- tomando su mano para llevarla a sus labios y besarla

-creo que tienes razón….es momento de…- nerviosa- darle un hermanito a Rei … - ella le sostuvo la mirada, noto el rubor en sus mejillas pero también vislumbro un brillo especial en ella.

-¿estás segura?- inclinándose hacia ella

-¡te amo Mamoru! ¡Te amo como a nada en el mundo! Y quiero que nuestra familia crezca…. ¡soy tan feliz!- besando sus labios fugazmente-¡y todo es gracias a ti mi amor! ¡Tengamos otro bebe!-repitió. La tomo de la cintura con la emoción a punto de salírsele del pecho, buscando con desesperación su mirada para comprobar lo que había escuchado.

Y entonces él se vio reflejado en sus ojos, aquellos que miraban con sinceridad, con pureza, el corazón le hizo saber que el sentimiento estaba vivo, que solo ella podía provocar que este latiera rápidamente, que con solo una de sus sonrisas iluminaba sus días, Mamoru se sintió inmerecedor de ese amor, de esa valiosa mujer que lo amaba, pero también sabía que no podía vivir lejos de ella, no podía vivir sin ella, lo había intentado una vez y casi muere en el intento, Usagi Tsukino se había metido lenta y profundamente en su corazón con cada una de sus acciones, de sus ocurrencias, de sus ideas, de sus chistes y sus frases, no supo cómo se había enamorado de su sonrisa, de su cálida mirada, de su voz, de su forma de ser, Mamoru solo estaba consciente de una cosa en esta vida, y esto era de que él le pertenecía, a ella, única y exclusivamente a ella.

-¿nos vamos?- se acerco Rei tomándolos de las manos, ellos se miraron con gesto cómplice y tomaron a su hija.

-Rei… ¿quieres mucho a tus primos?- pregunto la rubia

-¡si!

-¿te gusta jugar con ellos?

-si, pero sería mejor si tuviera una hermanita- respondió brincando en medio de ellos quienes voltearon a verse con cierto alivio en el rostro.

-¿Rei-chan…a ti te gustaría tener un hermanito?- soltó de pronto Mamoru

-¡claro! ¡Me gustaría! ¡Un hermanito para jugar! ¡y para cuidarlo! Y para que vengamos los cuatro a divertilandia…! -Decía emocionada.

Usagi y Mamoru tomaron de la mano a su hija para caminar hacia el automóvil, en medio de ellos Rei saltaba de alegría, ellos no dejaban de verse a los ojos con la esperanza reflejada no solo en sus ojos sino también en sus corazones, ambos sentían que había llegado el momento de hacer crecer a su familia y con ello su felicidad pues habían demostrado que estaban destinados el uno para el otro, su amor crecía día con día y eso era más de lo que podían desear.

*****FIN*****
avatar
usagui_px
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4464
Edad : 35
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por flakita24 el Vie Mayo 06, 2011 10:12 pm

aaaaaah pero qe hermoso finaaal! amiga me encanto el epilogo... todos tienen ya su familia y serena pensando qe ese gran hombre la dejaria de amar! waa! qe bellooo me enkantoo... qede traumada con esta historiaa! es de las mejores qe he leidoo!!! qe hermosoo no me canso de decirloo!!!!
avatar
flakita24
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 434
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: FULL HOUSE DE AMOR (S/D) Waff

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 32 de 33. Precedente  1 ... 17 ... 31, 32, 33  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.