Sailor Moon Foro

Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Mar Jul 12, 2011 2:44 am

¡Hola a todas!

Vaya, si que ha pasado mucho tiempo desde la ultima vez que anduve por aqui, ya que por diversos motivos personales me tuve que ausentar. Pero bueno, bien dicen por allí que despues de la tormenta viene la calma y he regresado con más fuerza que antes para seguir compartiendo con mucho cariño para todas ustedes mis fics. feliz

Por esta razón, quisiera compartir con ustedes esta nueva historia. Se trata de una adaptación de la novela Gallant Officer, Forbidden Lady de Diane Gaston. Esta es una historia de época, y ya que no hay muchas historias de este tipo por aqui, espero que se den la oportunidad de leerla y la disfruten. Les aseguro que no se arrepentiran.



Mujer Prohibida
Por Serenity

Prólogo

Badajoz, España. 1812


Seiya Kou corría por las calles y callejones de Badajoz como si lo persiguiera el diablo. O varios diablos.

La soldadesca británica, borracha, prendía fuego a los edificios y las llamas iluminaban sus caras, que parecían gárgolas. Los cuerpos de sus víctimas cubrían las calles, soldados franceses y ciudadanos civiles, hombres, mujeres y niños, cuya ropa española de colores estaba manchada del rojo de la sangre. A Seiya le quemaban los oídos con el rugido de los fuegos, los gritos de mujeres y los llantos de bebés, pero ningún sonido le parecía tan terrible como las risas de los enloquecidos que se entregaban a las violaciones y el pillaje.

Seiya agarraba la pistola con fuerza, perseguido por varios soldados de casaca roja que esperaban hacerse con las pocas monedas que llevaba en los bolsillos. Eran los mismos hombres a cuyo lado había escalado ese mismo día las murallas de Badajoz bajo el fuego de los mosquetes franceses. Ahora estaban dispuestos a clavarle sus bayonetas por pura diversión.

Los consumía la sed de sangre, como resultado de la terrible batalla que habían soportado y que había matado a casi la mitad de los suyos. Entre los soldados se había esparcido el rumor de que Wellington había permitido tres horas de pillaje y ese rumor había sido como acercar una chispa a una tea. No era verdad, pero una vez que habían empezado, ya no había quien los parara.

Había empezado la verdadera pesadilla.

Después de que los franceses se retiraran a San Cristóbal y empezara el saqueo, el teniente de Seiya les había ordenado a él y a unos cuantos más que lo acompañaran a patrullar las calles.

—Pararemos el pillaje —había dicho.

La soldadesca atacó de inmediato a la patrulla de Seiya, que corrieron para salvar la vida. Seiya se había visto separado de los demás y buscaba ahora un lugar seguro en el que esconderse hasta que terminara aquella locura.

Corría por el laberinto de callejuelas y ya no sabía dónde estaba ni cómo salir. Al fin dejó de oír el golpeteo de pasos detrás de él y se detuvo a recobrar el aliento. Avanzó despacio, pegándose a las paredes y confiando en que no lo traicionara el sonido de su respiración agitada. Tenía que encontrar una puerta abierta o un hueco en un callejón.

Todavía resonaban gritos y figuras oscuras pasaban corriendo a su lado como fantasmas en la noche. El olor a madera quemada, a alcohol, a sangre y a pólvora asaltaba su olfato.

Seiya se deslizó a lo largo de las paredes hasta que llegó a un pequeño patio. La luz que desprendía un edificio incendiado le permitió ver a un soldado británico que sujetaba a una mujer que se debatía en sus brazos. Un niño intentaba retirar las manos del hombre de ella, pero otro soldado lo empujó y lo lanzó sobre un cuerpo cercano. El hombre rió como si simplemente estuviera jugando a los bolos.

Un tercer soldado levantó al niño y alzó una navaja, como con intención de cortarle el cuello. Seiya entró en el patio rugiendo como un antiguo celta y disparó la pistola. El soldado soltó la navaja y al chico y huyó con su compañero. Sin embargo el hombre que atacaba a la mujer no pareció prestar atención al ataque de Seiya.

Se desató los pantalones y rió:

—Únete a la fiesta. Hay de sobra para ti también.

Seiya vio que aquel hombre llevaba el fajín rojo de los oficiales. El hombre se volvió y mostró la cara. Seiya lo conocía.

Era el teniente Zafiro BlackMoon, ayudante de campo del general de brigada Diamante BlackMoon, su padre. Seiya los conocía a ambos desde niño. El general había convertido a la madre de Seiya en su amante antes de que se cumpliera un año de la muerte de su padre. Seiya sólo tenía entonces once años.

Retrocedió a las sombras antes de que Zafiro pudiera reconocerlo. Siempre había sabido que éste era un matón y un cobarde, pero nunca había sospechado aquel nivel de depravación.

—Deja en paz a la mujer —ordenó.

—No lo haré —Zafiro hablaba con voz pastosa y era obvio que había bebido—. La deseo demasiado. Me la merezco —una expresión demoníaca cubrió su rostro de barbilla débil y el pelo moreno le cayó sobre los ojos. Se lo apartó con la mano y apuntó a la mujer con un dedo—. Deja de luchar conmigo o tendré que matarte.

Seiya guardó la pistola en el cinturón y sacó la espada, pero la mujer consiguió hacer perder el equilibrio a Zafiro y se interpuso entre Seiya y su atacante. Empujó a Zafiro en el pecho y el niño se lanzó contra su espalda. Zafiro lanzó un grito de sorpresa y manoteó intentando quitarse al niño. Tiró a la mujer al suelo y al fin consiguió agarrar al chico por el cuello.

Seiya sujetó la espada con fuerza, pero antes de que pudiera dar un paso al frente, la mujer se incorporó con la navaja del soldado huido en la mano.

—¡No! —gritó.

Se lanzó contra Zafiro como una leona que defendiera a su cachorro. Zafiro retrocedió, pero la bebida parecía haber nublado su criterio.

—¡Basta! —gritó, con la sonrisa todavía en el rostro—. O le parto el cuello —rió como si aquello fuera un chiste—. Puedo matarlo con las manos.

—¡No! —gritó de nuevo la mujer. Y se lanzó contra él.

Zafiro se tambaleó y el chico se retorció y escapó de sus manos. La mujer le cortó la mejilla a Zafiro, donde hizo una herida desde la oreja hasta la boca.

Zafiro aulló y cayó de rodillas, llevándose la mano al rostro ensangrentado.

—Te mataré por eso.

La mujer sacudió la cabeza y levantó los brazos para intentar hundir la navaja en la espalda descubierta de Zafiro.

Otro oficial británico apareció de súbito y la agarró a tiempo por detrás.

—¡Oh, no, nada de eso, señora! —la desarmó con facilidad.

Un segundo oficial se unió al primero. Eran un capitán y un teniente con uniforme de los Dragones Escoceses, un regimiento que había mandado BlackMoon en otro tiempo.

Zafiro señaló a la mujer.

—¡Ha intentado matarme! —se esforzó por levantarse, pero se tambaleó y cayó al suelo, debilitado por la bebida y el dolor.

El capitán agarró a la mujer.

—Tendrá que venir con nosotros, señora.

—Capitán —protestó el teniente.

Seiya enfundó su espada y se mostró.

—Esperen.

Ambos hombres se giraron y el teniente apuntó su pistola al pecho de Seiya.

Este alzó las manos en el aire.

—Soy el alférez Kou, de East Essex. Él pretendía matar al chico y violar a la mujer. Yo lo he visto. Él y dos más. Los otros han huido.

—¿Qué chico? —preguntó el capitán.

Una figura surgió de las sombras. El teniente volvió la pistola hacia él.

Seiya le puso la mano en el brazo.

—No disparen. Es el niño.

El capitán se acercó a Zafiro sujetando a la mujer por el brazo. Le dio la vuelta con el pie y miró al teniente.

—¡Santo cielo, Yaten! ¿Habéis visto quién es?

—El hijo del general BlackMoon —repuso Seiya.

—¿Y qué diablos hace aquí? —preguntó el teniente.

Seiya señaló a Zafiro.

—Ha intentado estrangular al niño y ella lo ha defendido con la navaja.

De la mejilla de Zafiro salía todavía sangre, pero él seguía inconsciente.

—Está borracho —añadió Seiya.

El chico corrió hacia el cuerpo del soldado francés.

—¡Papá!

—¡No, no, no, Claude! —gritó la mujer, que se soltó del capitán.

—¡Maldición, son franceses! —el capitán se arrodilló al lado del chico y puso los dedos en el cuello del hombre—. Está muerto.

—Mi marido —dijo la mujer en francés.

El capitán se incorporó y volvió hacia Zafiro. Alzó la pierna como para darle una patada, pero se contuvo. Zafiro volvió a girarse y quedó gimiendo hecho una bola.

El niño tiraba de la levita de su padre.

—¡Papá! ¡Papá! ¡Despierta! —decía en francés.

—Está muerto, Claude —la mujer lo apartó con gentileza.

El capitán miró a Seiya.

—¿Lo ha matado BlackMoon?

Seiya negó con la cabeza.

—Yo no lo he visto.

—¡Maldición! ¿Qué será de ella ahora? —el capitán miró de nuevo a la mujer.

Sonaron gritos cercanos y el capitán se enderezó.

—Hay que sacarlos de aquí —hizo una seña al teniente—. Yaten, lleve a BlackMoon al campamento. Kou, necesitaré su ayuda.

El teniente Yaten parecía sorprendido.

—¿No pensara entregarla?

—Por supuesto que no —repuso el capitán con resolución—. Le buscaré un lugar seguro. Tal vez una iglesia. U otro lugar —miró a su teniente y a Seiya—. No diremos nada de esto. ¿De acuerdo?

—Habría que colgarlo por esto —protestó el teniente.

—Es el hijo del general —replicó el capitán—. Si denunciamos su delito, el general nos fusilará a nosotros, no a su hijo —señaló a la mujer con la cabeza—. Y puede que los persiga también al niño y a ella —miró a Zafiro, que estaba ahora en silencio—. Ese bastardo está tan borracho que puede que ni siquiera sepa lo que ha hecho.

—La bebida no es excusa —el teniente asintió con la cabeza después de unos segundos—. Muy bien. No diremos nada.

El capitán miró a Seiya.

—¿Tengo su palabra, Kou?

—La tiene, señor —repuso Seiya, al que no le gustaba la idea de que el padre y el hijo supieran que había estado allí.

Hubo un ruido de cristales rotos y el techo de un edificio en llamas se derrumbó lanzando chispas al aire.

—Hay que darse prisa —dijo el capitán. Pero tendió la mano a Seiya—. Soy el capitán Taiki. Ese es el teniente Yaten.

Seiya le estrechó la mano.

—Mi capitán.

Taiki se volvió hacia la mujer y su hijo.

—¿Hay una iglesia cerca? —preguntó.

—No, no hay iglesia, capitán —repuso la mujer, en un inglés bastante pobre—. Mi… mi casa. Vengan.

El teniente se echó a Zafiro al hombro.

—Ve con cuidado —le dijo el capitán.

El teniente asintió con la cabeza, miró a su alrededor y se alejó por la dirección por la que había llegado.

El capitán miró a Seiya.

—Quiero que venga conmigo —miró el cuerpo del francés—. Tendremos que dejarlo aquí.

—Sí, señor.

—Vengan —la mujer miró a su esposo con desesperación, pasó el brazo por los hombros de su hijo y les hizo señas de que la siguieran.

Se abrieron paso por el callejón hasta una puerta que daba a una calle estrecha, no lejos de donde habían estado.

—Mi casa —susurró ella.

La puerta estaba entreabierta. El capitán les hizo señas de que esperaran y entró. Regresó unos momentos después.

—No hay nadie.

Seiya entró a su vez. Habían saqueado la casa. Los muebles estaban rotos, los platos hechos añicos y había papeles esparcidos por todas partes. La casa consistía en una habitación principal, una cocina y un dormitorio. Apartó restos del saqueo con el pie para que pudieran andar. El capitán Taiki sacó lo que quedaba de un colchón a la habitación principal y le hizo un hueco en un rincón. La mujer salió de la cocina con tazas de agua para ellos. El niño permanecía a su lado con aire aturdido.

Seiya bebió con sed.

—¿Puede hacer guardia? —le preguntó el capitán cuando terminó de beber—. Yo dormiré una hora y después lo relevaré.

—Sí, mi capitán —repuso Seiya. Prefería quedarse de guardia, pues no podía dormir. De hecho, no estaba seguro de que pudiera volver a dormir nunca.

Hicieron una barricada en la puerta con algunos de los muebles rotos y Seiya colocó una silla que tenía aún las patas y el asiento intactos al lado de la ventana y se sentó.

El capitán hizo señas a la mujer y su hijo de que durmieran en el colchón y se sentó en el suelo con la espalda apoyada en la pared.

Fuera proseguían los ruidos de pillaje, pero no se acercó nadie. Seiya miraba la calle, engañosamente inocente y pacífica.

Quizá por la mañana habría acabado la carnicería y pudiera volver a su campamento. Quizá su teniente y los demás de su patrulla siguieran vivos. Quizá, antes de que acabara la guerra, alguien le clavara una espada a Zafiro BlackMoon en el corazón por su parte de culpa en aquel horror.

Seiya recargó su pistola y la mantuvo preparada. En su mente se sucedían las imágenes, obligándole a revivir el horror de aquel día.

Los dedos le cosquilleaban por el ansia de detener aquellas imágenes, capturarlas y encerrarlas para que lo dejaran en paz.






Última edición por Serenity el Miér Oct 19, 2011 10:23 pm, editado 1 vez
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Mar Jul 12, 2011 2:46 am

El cielo se iluminó con la luz del amanecer, pero Seiya seguía oyendo gritos de borrachos, tiros de mosquetes y gritos. Eran reales. Aunque era de día, continuaba el pillaje.

El capitán Taiki despertó y se acercó a Seiya. Se detuvo un momento a escuchar.

—¡Maldita sea, siguen con ello! —se frotó la cara—. Duerma un poco, Kou. Esperaremos. Quizá las cosas se calmen pronto.

Seiya cedió su asiento al capitán. Miró el rincón donde yacían la mujer y el chico. El niño estaba acurrucado formando una bulto y parecía muy vulnerable. La mujer estaba despierta.

Seiya miró la habitación y empezó a recoger los papeles esparcidos por el suelo. Los miró. Algunos estaban en blanco.

—¿Necesita esto? —preguntó a la mujer.

—No —ella se volvió.

Algunos papeles parecían ser cartas, quizá de seres queridos en su país. Seiya se sintió culpable por tomarlos, pero su cuaderno estaba guardado en el campamento de su regimiento y necesitaba desesperadamente papel.

Encontró una tabla y la llevó a un lugar de luz al lado de otra ventana. Se sentó en el suelo con las piernas cruzadas, colocó la tabla en el regazo y buscó su lápiz de grafito y madera en el bolsillo. Puso uno de los papeles en la tabla y respiró hondo.

Empezó a dibujar.

Las imágenes atrapadas en su mente fluían desde sus dedos a la punta del lápiz y hasta el papel. Necesitaba sacarlas deprisa. Llenó uno, dos, tres papeles y todavía no había terminado. Tenía que dibujarlas todas.

Sólo entonces, después de haber capturado las imágenes, se vería libre de ellas. Sólo entonces se atrevería a descansar. Sólo entonces podría dormir.



Esta historia recien va empezando y no se preocupen que para el siguiente ya veremos en escena a Serena.

Me despido por ahora esperando que les haya gustado el capitulo de hoy, como siempre, les pido que no olviden dejar sus comentarios, dudas, quejas o sugerencias que tengan. Muchos saludos para todos y nos vemos en el proximo capitulo!

XOXO
Serenity

P.D. En los proximos días habra actualizaciones del resto de mis fics, así que no se preocupen que dentro de poco tendremos nuevos capitulos.
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por kikyo love el Mar Jul 12, 2011 3:03 am

nyyaaa la primera en leetu fanfic esta genial espero el sigiente cap =D esta muy bueno
avatar
kikyo love
Alumno
Alumno

Mensajes : 4887
Edad : 23
Sexo : Femenino

http://kaichou.foroactivo.mx/forum

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Usagi13 el Mar Jul 12, 2011 10:09 am

segunda en leer .... hola amiga mia espeor estes bien y bueno un comienzo algo sangrientop pero me interesa algo diferente espero el siguiente besos
avatar
Usagi13
Princesa Fireball
Princesa Fireball

Mensajes : 1323
Edad : 36
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Michiru200 el Mar Jul 12, 2011 11:20 am

Que beun fic! Esta muy interesante pon la siguiente parte!
avatar
Michiru200
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 7417
Edad : 15
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por bombon95 el Mar Jul 12, 2011 5:41 pm

serenity me encanto tu fic igual que los demas
espero pronto tu actualizacion al igual que los demas
cdt muxo besos

bombon95
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4135
Edad : 23
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Thaliztar el Mar Jul 12, 2011 7:51 pm

Y adivina ¿quien llego??


see!! soy yoo!!!


amiga serenity!! me alegra bastante que hayas regresado, no sabes extraño tus maravillosos fics!!
uyy!! el nombre de este fic, suena bastante interesante, me gusto mucho la trama, me supongo ke la mujer sin nombre es serena o me ekivoco? si es asi..vaya ke densa mujer eh!!
mi seiya como siempre todo un heroe...fijate que este tipo de historias (me refiero a la epoca) no son mucho de mi agrado, pero trantandose de ti, espero y me atrapes como siempre vale?

Estare esperando la actualizacion de esta y de tus demas historias, ah!! por supuesto mueroo por leer sr y sra Kou Serena Evil
amiga lore, se te kiere y bienvenida de nuevo!
avatar
Thaliztar
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 2463
Edad : 29
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Seiya_Serena el Miér Jul 13, 2011 1:10 am

hola, q bueno q ya regresaste y ademas con nueva historia, se ve q esta muy buena, esperare con ancias el siguiente capitulo, ademas de las actualizaciones de tus demas fics...
besitos tronados, y esperemos q todo vaya de maravilla...
bye...
avatar
Seiya_Serena
Sailor Inner Scout
Sailor Inner Scout

Mensajes : 131
Edad : 28
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Aysha Bakhovik B. el Miér Jul 13, 2011 8:49 pm

wooow, increible historia y muy cruda. me encanto el primer capitulo, tampoco soy muy de estas historias de guerra, no de la epoca. como siempre mi adorado seiya, todo un heroe... [SERRISA] bueno linda, espero una nueva actualizacion y por supuesto ver a serena en accion y ver a seiya derrochando amor... ( yuupiiii, actualizacion de los otros igual) (por favor ignora el otro mensaje, no habia leido este, jajaj que tonta) un beso...
avatar
Aysha Bakhovik B.
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 264
Edad : 37
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por stgrani el Jue Jul 14, 2011 10:20 pm

hola! ya ni si que numero....
esta historia de me a sacado de mi mundo, que lugar tan horrible, como para ser super heroes y salvar a todas esas almas que sufren... me eso de seiya y lo que vio... y el mugre oficial con poder saliendose con la suya... no puede ser!
vaya que llego apoyo.... y quien sera la mujer
bueno como siempre te luciste!! y has sabido envolverme
me alegro mucho que hayas regresado y pues claro aqui estare esperandote
Te sabes que te apoyo al 100% y me encanta tu nuevo proyecto....
saludos feliz
avatar
stgrani
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 1790
Edad : 36
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por pandita el Vie Jul 15, 2011 4:31 pm

yeiiiiiiiiiiiiii


nuevo fic!!!!!!!!!!!!!!


espero actualizacion
avatar
pandita
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 427
Edad : 33
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Vie Jul 15, 2011 8:07 pm

Hola!

Mil gracias por sus comentarios! Me alegra saber que les gusto el inicio de esta historia! Andale

Como les habia prometido, aqui les traigo el capitulo 1. Win!

Se que muchas no estan acostumbradas a las historias de epoca, pero a pesar de eso, este fic tiene muchas cosas actuales. Más adelante entenderan el porque lo digo.

Bueno, tambien comprendo que muchas se pregunten el porque empece un fic nuevo cuando tengo tres en curso que aun no he actualizado. La razón: ya que esta historia es una adapción de un libro, me es más rapido escribirla y subir los caps en lo que termino de escribir y editar algunas cosas de los otros fics. Además, digamos que esta es una historia "entre fics" así les traigo una nueva historia para evitar que se haga más larga la espera en lo que hay actualizaciones de las demás.

Dicho lo anterior, ahora si les dejo el capitulo, realmente espero que lo disfruten! Ojos de estrella




Capitulo Uno

Londres, junio de 1814


Era como caminar en sueños.

Estaba rodeado de cuadros históricos, paisajes, alegorías y retratos que cubrían todo el espacio disponible desde el suelo hasta el techo.

Seiya paseaba por la sala de exposiciones de la Real Academia de Arte, admirando la variedad y belleza de las obras. Le costaba creer que estaba allí.

Su regimiento había regresado a Inglaterra un año atrás. Napoleón había abdicado y el ejército no tenía una necesidad apremiante de sus servicios. Seiya, como muchos oficiales jóvenes que habían sobrevivido a la guerra, había subido de rango. Había sido ascendido a teniente, lo que suponía algo más de dinero al pasar a la reserva y quedar sólo con media paga. Eso le permitía hacer lo que anhelaba, lo que necesitaba hacer. Dibujar. Pintar. Crear belleza y olvidar la muerte y destrucción.

Había ido directamente a Bath, a la casa de su madre y su hermana, la ciudad donde vivía también su mentor, sir Artemis Tenoh. Sir Artemis había alentado su necesidad de dibujar desde que Seiya era niño y se había convertido en su maestro. La guerra no le había robado su talento para pintar. A instancias de sir Artemis había presentado sus cuadros en la Real Academia para su exposición de verano. Milagrosamente, le habían aceptado los dos.

Ahora colgaban en las paredes de Somerset House, el hogar de la Real Academia, al lado de cuadros de Lawrence, Fuseli y Turner, en una sala atiborrada de espectadores que todavía no habían salido de la ciudad a pasar el verano.

Las multitudes inquietaban a Seiya. El murmullo de sus voces resonaba en sus oídos como cañonazos lejanos y despertaba en él recuerdos que amenazaban con devolverlo a la pesadilla de la guerra.

Un caballero lo rozó al pasar y Seiya estuvo a punto de golpearlo. Por suerte, el hombre no se dio cuenta. Seiya aflojó los puños, pero el rumor se hizo más fuerte y la sensación de cañonazos más vivida. El corazón le latió con fuerza y le pareció que la habitación se oscurecía. Aquello le había ocurrido antes, antecedía a una visión. Pronto estaría inmerso de vuelta en la batalla, con sonidos, olores y miedos.

Seiya cerró los ojos y se quedó muy quieto, confiando en que nadie adivinara el combate que libraba. Cuando volvió a abrir los ojos, miró el retrato de su hermana, colgado alto y difícil de ver, como correspondía a su estatus de pintor desconocido. El cuadro sirvió para anclarlo. Estaba en Londres, en Somerset House, rodeado de belleza. Sonrió agradecido a la imagen de su hermana.

—¿Qué cuadro le complace así? —preguntó una voz baja y musical.

Al lado de Seiya había una mujer joven, increíblemente hermosa, que parecía salida de uno de los lienzos. Por un breve instante, se preguntó si ella también era un truco de su mente. Su piel parecía seda del rosa más pálido, y formaba un hermoso contraste con su abundante pelo rubio. Sus labios, rosa oscuro, brillaban como si acabara de humedecerlos con la lengua. Tenía ojos grandes y resplandecientes del color azul del cielo, bordeados por pestañas marrones y lo miraba con simpatía.

—Yo digo que es el de la joven dama —ella señaló el retrato de su hermana.

Seiya apartó un instante la vista de ella para mirar el cuadro.

—¿Le gusta? —consiguió responder.

—Desde luego —ella entrecerró los ojos pensativa—. Es muy vital y bonita. El cuadro es muy realista, pero eso no es todo —hizo una pausa y se humedeció los labios con la lengua—. Está pintado con amor.

—¿Pintado con amor? —Seiya miró de nuevo el lienzo, pero sólo un segundo, pues le costaba apartar la vista de ella.

—Sí —hablaba como si conversar con un hombre al que no había sido presentada fuera la cosa más natural del mundo, como si ella fuera la calma en esa habitación donde Seiya acababa de combatir a sus demonios—. La expresión de la dama, su postura… todo habla de sentimiento. Su impaciencia por ver lo que le depara el futuro y el cariño que el artista siente por ella. Eso la hace todavía más hermosa. Es un cuadro bastante impresionante.

Seiya no puedo evitar sonrojarse de orgullo.

Había pintado el cuadro de Michiru principalmente para atraer encargos de clientes, pero también le había dado la oportunidad de conocer a su hermana, que era una niña cuando él se había despedido de ella antes de partir para la Península. Michiru tenía ahora dieciocho años y se había convertido en una belleza. La exquisita admiradora del retrato no parecía ser mucho mayor que Michiru, pero si Seiya la pintara, mostraría a una mujer que sabía bien lo que deseaba de la vida. Ella se echó a reír.

—No debería esperar que un caballero comprenda el sentimiento —volvió a mirar el cuadro—. Excepto el artista, claro. Lo ha captado perfectamente.

Él sonrió para sí. ¡Si ella supiera con cuánta frecuencia el sentimiento era su enemigo, cómo tenía que luchar con él incluso en aquella habitación!

Los ojos azules de ella buscaron de nuevo los suyos.

—¿Sabía que el artista tiene otro cuadro aquí? —lo tomó del brazo—. Venga, se lo mostraré. Se sorprenderá.

Lo llevó a otro rincón de la sala, donde, entre todos los grandes artistas, ella había descubierto su otro cuadro.

—¿Ve? —ella señaló el lienzo de un soldado británico levantando la bandera en Badajoz—. El que está encima del paisaje. El del soldado. Mire los sentimientos de alivio, triunfo y fatiga en la cara del soldado —ella abrió su catálogo y miró las páginas—. Se titula Victoria en Badajoz, y el artista es Seiya Kou —su mirada regresó al cuadro—. Lo que más me fascina es que Kou también insinúa la cantidad de sufrimiento que ha debido soportar ese hombre para llegar a ese lugar. ¿No es maravilloso?

—¿También le gusta éste, pues? —Seiya no se habría sentido más gratificado si el comentario hubiera partido de Benjamin West, el presidente de la Academia.

—Sí.

Había pintado Victoria en Badajoz para mostrar ese momento fugaz en el que parecía que el asedio de Badajoz había valido la pena. Ella había captado exactamente lo que había intentado transmitir.

Seiya la miró.

—¿Sabe mucho de soldados?

Ella volvió a reír.

—Nada en absoluto, se lo aseguro. Pero ésa es la sensación que yo imaginaría en un momento así —volvió a tomarlo del brazo—. Deje que le muestre otro.

Lo llevó a un lienzo que aparecía en el catálogo como La rendición de Pamplona. Wellington, quien sólo hacía un mes que se había convertido en el duque de Wellington, aparecía a caballo y con ropa romana aceptando la rendición de la ciudad española de Pamplona, descrita en el cuadro como una figura femenina.

La composición del cuadro era excelente y evocaba un friso romano. La técnica era impecable.

—¿También le gusta éste? —preguntó él—. Está bien hecho. Muy bien hecho.

Ella hizo un gesto despreciativo.

—Es ridículo. Wellington con túnica romana.

Seiya sonrió divertido.

—Es alegórico.

Ella le lanzó una mirada fulminante.

—Ya sé que es alegórico, ¿pero no le parece ridículo pintar ese suceso como si hubiera transcurrido en la Roma antigua? —su mirada volvió de nuevo al cuadro—. Mírelo bien. No discuto que esté bien hecho, pero palidece en comparación con el otro cuadro de victoria, ¿no? ¿Dónde está el sentimiento en éste?

Seiya volvió a examinar el cuadro, pero no pudo resistirse a proseguir el debate.

—¿No es injusto comparar los dos cuando el objetivo de cada uno de ellos es tan diferente? Uno es una alegoría y el otro un cuadro histórico.

Ella emitió un sonido de frustración y movió la cabeza con desmayo.

—No me entiende. Yo digo que este artista mata todo el significado y todo el sentimiento al hacer de este cuadro una alegoría. Una victoria en la guerra debe ser un suceso con mucho sentimiento, ¿no está de acuerdo? El cuadro de Badajoz muestra eso. Yo prefiero verlo como fue en realidad.

¿Cómo fue en realidad? ¡Si ella supiera hasta qué punto había idealizado él aquel momento en Badajoz! No había mostrado la piedra de la fortaleza resbaladiza por la sangre, los cuerpos mutilados, ni la agonía de los moribundos.

Volvió la vista hacia su cuadro. Al pintarlo no se había propuesto deliberadamente mostrar el sentimiento de victoria. Sólo había querido probar que podía hacer algo más que pintar retratos. Con la guerra recién terminada, había supuesto que podía haber cierto interés por el arte militar. Y si alguien quería que pintara escenas de una batalla, lo haría aunque tuviera que ocultar cómo eran en realidad.

Miró la alegoría una vez más. Sí, en su cuadro había un sentimiento que no estaba presente en el otro.

Volvió los ojos a la mujer.

—Entiendo su punto de vista.

Ella sonrió triunfal.

—Excelente.

—Me inclino ante su pericia en el tema del arte —él inclinó la cabeza.

—¿Pericia? Tonterías. Sé todavía menos de arte que de soldados —los ojos de ella brillaron con malicia—. Pero eso no me impide expresar mis opiniones, ¿verdad?

Seiya sintió deseos de presentarse, de hacerle saber que era el artista que ella tanto admiraba.

—Permítame que me presente…

—¡Serena! —una mujer algo mayor, también muy hermosa, se acercó a ella—. Te estaba buscando. Hay alguien a quien debes conocer.

La joven miró a Seiya con aire de disculpa. La mujer la tomó del brazo.

—Tenemos que darnos prisa.

Seiya hizo una inclinación de cabeza y ella correspondió con una reverencia apresurada antes de dejarse arrastrar.

Serena. Seiya repitió mentalmente aquel nombre tan poco habitual como su portadora. Serena.

OoOoO
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Vie Jul 15, 2011 8:09 pm

Serena Tsukino volvió la vista hacia el caballero alto con el que había hablado con tanto atrevimiento. Se separaba de él con pena, segura de que habría preferido su compañía a la de la persona que su madre ansiaba tanto presentarle.

El desconocido alto, bien formado y musculoso le había causado una buena impresión. Lucía tan bien la ropa que uno podía olvidar que su levita y pantalones no eran la última moda. Tenía un rostro fuerte, cincelado, sólido, el rostro de un hombre en el que se podía confiar, un hombre que haría lo que había que hacer. Llevaba el pelo negro ligeramente revuelto y necesitaba un corte, y a mitad de la tarde era ya evidente la sombra de la barba, que le daba un aire canalla bastante irresistible.

Pero había sido el sentimiento que había visto en él por un momento lo que la había impulsado a hablarle de un modo tan osado. Probablemente nadie más se había dado cuenta, pero algo lo había embargado y él había luchado por vencerlo. Todo ello en un instante.

Sus ojos la habían cautivado enseguida. Azul zafiro, no se parecían a nada que hubiera visto antes. Daban la impresión de que había visto más cosas de las que consideraba soportables.

Y de que podía ver más de ella de lo que Serena deseaba mostrar.

Suspiró. Un hombre muy interesante.

Cuando los interrumpió su madre, estaba a punto de presentarse. A Serena le hubiera gustado descubrir quién era. No tenía la costumbre de mostrar interés por un hombre, pero él había despertado su curiosidad. Y quizá no volviera a verlo nunca.

A menos que consiguiera aparecer en los escenarios, como era su intención. Quizá él la viera actuar y la buscara.

Su madre la acercó a un caballero de aire digno, constitución sólida y energía reprimida. La joven frunció la frente. Él no parecía uno de los hombres mayores de buena posición que su madre insistía en presentarle. Cualquiera diría que prefería colocarla bajo la protección de un caballero en lugar de dejarle hacer carrera en los escenarios de Londres.

Claro que su madre había hecho ambas cosas y muy probablemente tenía el mismo futuro en mente para su hija.

—Permítame que le presente a mi hija, señor Garayan —sonrió su madre—. Mi hija, la señorita Serena Tsukino.

Serena reconoció el nombre. Dedicó una sonrisa resplandeciente al señor Garayan e hizo una reverencia.

—Señor.

—Es encantadora, Ikuko —sonrió el señor —. Encantadora.

Su madre apretó los labios, menos complacida que su hija con la valoración entusiasta del señor Garayan.

—El señor Garayan dirige el teatro Drury Lane, querida.

—Esa explicación es innecesaria, madre —Serena se adelantó un paso—. Todo el mundo relacionado con el teatro sabe quién es el señor Garayan. Es un gran honor conocerlo, señor —le extendió la mano.

Él le estrechó los dedos.

—Lo mismo digo, señorita Tsukino.

Serena inclinó la cabeza hacia él.

—Tengo entendido que ha dado nueva vida al teatro con su admirable Darién Chiba.

La interpretación de Darién Chiba del papel de Shylock en El mercader de Venecia había causado sensación y sido aclamada por toda la crítica.

El hombre sonrió.

—¿Ha visto la interpretación de Chiba? —preguntó.

—Sí. Y quedé muy impresionada —repuso Serena.

—¿La has visto? —su madre parecía sorprendida—. No sabía que habías estado en Londres.

Serena se volvió hacia ella.

—Unos cuantos de nosotros vinimos sólo por ver a Chiba. No tuvimos tiempo de avisarte. Regresamos inmediatamente para no perdernos nuestra interpretación.

—Su madre me ha informado de que es actriz —intervino el señor Garayan.

Serena sonrió.

—Pues claro que sí. ¿Qué otra cosa podría ser la hija de la famosa Ikuko Tsukino? Lo llevo en la sangre, señor. Es mi pasión.

Él asintió con aprobación.

—¿Ha trabajado con alguna compañía?

—La Compañía Fisher.

—Una compañía menor —intervino su madre.

—Conozco al señor Fisher —el señor Garayan parecía impresionado.

Cuatro años atrás, cuando Serena acababa de cumplir los dieciocho, había aceptado un puesto para enseñar poesía en el internado de Bury St Edmunds, al que había asistido ella desde los nueve años. Pensaba entonces que no tenía otro medio de ganarse la vida. Su madre tenía en ese momento un caballero nuevo bajo su techo y no habría recibido bien el regreso de Serena. Pero intervino el destino cuando la Compañía Fisher llegó a la ciudad para representar La sangre llama a la sangre en el Teatro Real y Serena asistió a la función.

La obra era muy emocionante, pues incluía tormenta, naufragio, caballos y una batalla. Al día siguiente, Serena hizo el equipaje, abandonó el internado y buscó al señor Fisher, al que suplicó que le permitiera unirse a su compañía. Sabía que él la había contratado sólo porque era hija de la famosa Ikuko Tsukino, pero no le importaba. Serena había encontrado la vida que quería vivir.

—¿Qué ha interpretado? —preguntó el señor Garayan.

—Demasiados papeles para contarlos. Estuve cuatro años con la compañía.

Con la Compañía Fisher había trabajado en graneros alquilados y teatros pequeños, en lugares como Wells-nex-the-Sea o Lowestoft, pero había ido haciendo papeles más importantes a medida que crecía en experiencia.

Pensó un momento su respuesta.

—Las fragilidades del amor, Ella se lanza a la conquista, Los rivales —mencionó la última obra porque sabía que su autor, Richard Brinsley Sheridan, era todavía el dueño del teatro Drury Lane.

—Meras comedias de costumbres y algunos de sus papeles eran poco importantes —añadió su madre.

—Oh, pero interpreté a Lucy en Los rivales —Serena miró a su madre. ¿Por qué había insistido en presentarle al señor Garayan si luego iba a boicotear todos sus esfuerzos por causarle buena impresión?

—Dígame —el señor Garayan hacía caso omiso de la famosa Ikuko Tsukino—. ¿Ha interpretado a Shakespeare?

—La compañía no interpretaba mucho de Shakespeare —admitió Serena—. Interpreté a Hippolyta en Sueño de una noche de verano. ¿Por qué lo pregunta, señor?

El señor Garayan se inclinó hacia ella con aire conspirador.

—Estoy considerando una producción de Romeo y Julieta para capitalizar el éxito de Chiba. Si consigo encontrar financiación, claro.

La madre de Serena le puso una mano en el brazo.

—¿Actuará Chiba?

Él le dio una palmadita en la mano.

—Se lo pediremos, se lo aseguro, pero, aunque él no pudiera, una obra con Ikuko Tsukino y su hija sería igual de popular.

Su madre sonrió ante el cumplido.

—Es una propuesta interesante.

Garayan asintió.

—Vengan mañana al teatro las dos y lo hablaremos.

—Allí estaremos —le aseguró Ikuko.

Él hizo una inclinación de cabeza y se excusó.

Serena lo observó alejarse con el corazón latiéndole con fuerza. Había una posibilidad de que actuara en el Drury Lane en el mismo escenario que Darién Chiba, en el mismo escenario que su madre.

OoOoO
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Serenity el Vie Jul 15, 2011 8:11 pm

Seiya paseaba por la sala con la esperanza de ver de nuevo a Serena y fingiendo mirar los cuadros.

¿Podría acercarse a ella? ¿Y qué le diría? Quería que ella supiera que era el artista cuya obra había admirado.

Los demonios de la guerra lo acecharon de nuevo cuando vagaba entre la multitud. Se obligó a escuchar las conversaciones sobre los cuadros, pero no le bastaba con eso. Tenía que volver a verla.

La encontró en la tercera vuelta por la habitación. La mujer que se la había llevado y ella conversaban con un caballero. Serena parecía muy animada en sus respuestas, muy contenta de hablar con él. Incluso a distancia, Seiya sentía el poder de su sonrisa y veía la chispa de sus ojos.

Cuando el hombre se alejó, la mujer mayor llevó a Serena con dos caballeros de aire aristocrático. La joven no pareció tan complacida de charlar con ellos como con el caballero anterior, pero para Seiya quedó claro que no podría volver a encontrarse con ella.

Retrocedió y volvió a mirar los cuadros, esa vez valorándolos por la presencia o ausencia de sentimientos.

Alguien le dio una palmada en el hombro.

—Bien, muchacho. ¿Qué se siente ver tu trabajo colgado en Somerset House?

Era su mentor, sir Artemis.

—Es un placer como no había experimentado antes, mi buen amigo, y tengo que agradecérselo a usted —Seiya le estrechó la mano—. No lo esperaba en Londres, me alegro de verlo

Sir Artemis caminó con él hasta el lugar donde colgaba el retrato de Michiru.

—Es una buena obra. Su lugar aquí es más que merecido. Desgraciadamente, tu hermana no puede ver su retrato colgado aquí.

—Lo ha visto —repuso Seiya—. Está aquí. Mi madre y ella. En este momento están reparando un desgarrón en el vestido de mi madre. Regresarán pronto.

—Estoy sorprendido —sir Artemis parpadeó—. No es propio de tu madre venir a Londres, ¿verdad?

Su madre no había ido a Londres desde la muerte de su padre, muchos años atrás.

—Creo que quería estar aquí para esto.

Aquello era sólo una parte del motivo. La verdad era que su madre había ido a Londres porque Diamante BlackMoon, el hombre que la había convertido en su amante, había ido también a la ciudad.

Cuando el padre de Seiya, sobrino de un conde, era miembro de la Guardia Montada, toda la familia vivía en Londres. Jedite y Esmeralda Kou eran recibidos en todas partes y Seiya los recordaba vestidos con elegancia preparándose para un baile u otro. Todo eso cambió con la muerte de su padre. De pronto había demasiadas deudas y poco dinero para pagarlas. La madre de Seiya se mudó a Bath, donde BlackMoon se fijó en aquella viuda joven y hermosa y le brindó su protección.

La madre de Seiya insistía siempre en que BlackMoon había sido la salvación de la familia, pero cuando Seiya creció, se dio cuenta de que podían haber acudido al tío de su padre. El conde no les habría permitido pasar hambre, pero cuando su madre eligió a BlackMoon y abandonó toda respetabilidad, su tío abuelo se lavó las manos de ellos.

Sir Artemis le dio una palmada en el brazo.

—Es bueno que tu madre y tu hermana hayan venido. ¿Cuánto tiempo se quedarán?

Seiya se encogió de hombros.

—Depende.

Sospechaba que dependía del tiempo que BlackMoon permaneciera en Londres. Su madre era una tonta. BlackMoon le había sido tan poco fiel a ella como a su esposa. Volvía a ella de vez en cuando, entre conquista y conquista.

Ahora las cosas habían cambiado. BlackMoon había heredado inesperadamente una baronía y era todavía más rico que antes. Poco después había muerto su esposa. Desde que se había vuelto rico, con título y se había convertido en un viudo codiciado, no había vuelto a llamar a su madre. No había razón para esperar que lo hiciera en Londres.

Seiya carraspeó.

—Mi madre y hermana han alquilado una residencia en Adam Street, muy cerca de mi estudio.

—¿Tienes un estudio fijo? —sir Artemis sonrió con aprobación—. Excelente, muchacho.

La residencia de su madre la pagaba el dinero de BlackMoon. Prácticamente todo el dinero que ella poseía procedía de él. Hasta el momento había cumplido su promesa de proveer sus necesidades de por vida. Su dinero había mantenido con comodidad a sus hijos y a ella. Había pagado la educación de Seiya y su puesto en el ejercito. Seiya juraba que devolvería ese dinero algún día.

—El estudio no es gran cosa —dijo—. Poco más que una habitación para pintar y una para dormir, pero la luz es buena.

—Y el emplazamiento es aceptable —añadió sir Artemis pensativo.

La dirección no era prestigiosa, pero era una zona de la ciudad cerca de Covent Garden y de los edificios Adelphi, que atraían residentes respetables.

—Me gustaría verlo —dijo sir Artemis—. Y visitar a tu madre. Estaré unas semanas en Londres. Como sabes, Haruka estudia arquitectura aquí en la Academia.

—Espero verlos a los dos —Seiya vio a su madre y hermana entre la multitud—. Un momento señor. Ahí llegan.

Michiru lo vio y lo saludó con la mano. Guió a su madre hasta ellos. Sir Artemis las saludó con cariño.

—Seiya —a Michiru le brillaban los ojos de entusiasmo—. No te imaginas la de personas que me han preguntado si soy la joven de tu retrato. Les he dado a todos la dirección de tu estudio.

Su madre enarcó las cejas.

—Yo diría que algunas de esas preguntas eran de caballeros muy impertinentes.

Seiya se enderezó y miró a su alrededor.

—No te alteres, hermano —Michiru se echó a reír—. No me han hecho nada. Era sólo curiosidad por su parte, estoy segura.

Seiya no estaba tan seguro. Le preocupaba Michiru en Londres. Con su pelo acuamarina, su piel clara y sus brillantes ojos azules, resultaba tan vital y bonita como había dicho la incomparable Serena. Y le preocupaba todavía más su futuro. ¿Qué posibilidades tenía de encontrar buenos caballeros? ¿Qué hombre se casaría con la hija sin dote de una mujer mantenida?

Frunció el ceño.

Su madre le tocó el brazo.

—Confieso que estoy fatigada, hijo. ¿Cuánto tiempo más te quieres quedar?

Él miró la habitación. La multitud empezaba a decrecer. Era tarde y muchos de los asistentes se irían a sus casas en Mayfair. Algunos de ellos quizá irían a pasear en carruaje por Hyde Park antes de volver a casa. Era la hora más de moda para dejarse ver en el parque.

Su madre, su hermana y él irían andando hasta Adam Street.

—Podemos irnos ya si quieres —miró de nuevo a su alrededor con la esperanza de ver a Serena.

La suerte lo acompañó cuando sir Artemis y él acompañaban a su madre y hermana a la puerta. Serena apareció unos pasos delante, pero no era cuestión de acercarse, pues su acompañante y ella caminaban con dos caballeros de aire rico y solícito.

Seiya reprimió una punzada de envidia y observó su modo de andar lleno de gracia. Vio cómo se movía su vestido rosa alrededor de sus piernas y cómo contoneaba las caderas al caminar.

La observó cuando salieron y cruzaron el patio. Iba metro y medio por delante, pero era como si hubiera estado a un kilómetro. Su grupo continuó hacia el Strand, donde esperaba una hilera de carruajes. Un momento después él tendría que girar hacia su casa. Aquélla sería la última vez que la viera.

Ella se giró y lo vio. Su rostro se iluminó y él se quedó sin aliento. Sus ojos se encontraron y en los de ella creyó ver la misma frustración que roía sus entrañas.

Uno de los caballeros que la acompañaban la tomó del brazo.

—El carruaje, querida —dijo con tono de propietario, ignorante al parecer de que Seiya la miraba fijamente.

Ella se volvió una vez más.

—Adiós —dijo con los labios, antes de que la ayudaran a subir a una elegante calesa.

Seiya la miró hasta que la calesa se perdió de vista. Intentó grabar su imagen en la memoria, pero sentía que se borraba a cada momento que pasaba. Necesitaba llegar a su estudio. Necesitaba papel y lápiz. Necesitaba dibujarla antes de que perdiera también la imagen.


¿Qué les parecio este encuentro entre Serena y Seiya? ¿Será qué se volveran a ver pronto?

Bueno, eso ya lo sabremos en el siguiente capitulo.

Como siempre, no olviden dejar sus comentarios, dudas, quejas o sugerencias que tengan. Ya que este es el primer fic de epoca que subo, me encantaria saber sus opiniones para saber si les gustaria que les trajera historias de este tipo más adelante.

XOXO

Serenity

Pd. Chicas, hoy tambien hay actualizacion de Sr & Sra Kou. No se la pierdan!

avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por bombon95 el Vie Jul 15, 2011 9:03 pm

me facino que lindo serena y seiya ya se conocieron..!!!
serena actriz nunca me lo imagine igual esta bello y cuando hablaba de los cuadros..sin saber que el artista estaba a su lado..espero pronto tu actualizacion amika cdr muxo

bombon95
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 4135
Edad : 23
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por stgrani el Vie Jul 15, 2011 11:43 pm

hola!! quelindocomo se conocieron seiya y serena, me encanto como describio las pinturas y la manera en que hizo sentir a seiya...
bueno tambien que vaya a presentarse con darien (ya me conoces jajaja)
bueno como siempre un 100% me encanto y esperare con ansias como continua
por cierto me super alegro que hayas regresado... ya se te extrañaba
saludos tu super fan!!!
avatar
stgrani
Reina Serenity
Reina Serenity

Mensajes : 1790
Edad : 36
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Michiru200 el Sáb Jul 16, 2011 9:57 am

Holitas! Esta muy bueno tu fic! me encanta! grax por avisar por MP Actualiza prontoo!
avatar
Michiru200
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 7417
Edad : 15
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por wendykou el Sáb Jul 16, 2011 1:30 pm

Hola amix lamentablemente no he podido leer el primer capitulo pero si el prologo y dejame decirte que me llama mucho la atencion se ve que sera un fic`s diferente y emocionante, te felicito por esta nueva obra, cuidate y hasta luego bye.
avatar
wendykou
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 382
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por jessica12 el Sáb Jul 16, 2011 5:56 pm

hola!!!
me encanto el prologo y este primer capitulo, pero mas el capitulo ^_^u
ps serena y seiya se conocieron!!! wiii!!! sigue asi serenity, ps estan muy interesantes tus fics...
avatar
jessica12
Sailor Scout
Sailor Scout

Mensajes : 75
Edad : 23
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por pantera_zombi el Sáb Jul 16, 2011 11:52 pm

bueno tengo 2 puntos que desir
1ro gracias por la invitacion se agradece
2do estoy en proceso de leer todos y cada uno y si son como lo que e leido y comentado seguro seran geniales me retiro no sin antes decir gracias y definitida mente volvere
avatar
pantera_zombi
Princesa Fireball
Princesa Fireball

Mensajes : 1399
Edad : 30
Sexo : Masculino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Usagi13 el Lun Jul 18, 2011 11:51 am

OOO QUE ENCUENTRO A MI ME PALPITO EL CORAZON JAJAJA AUNQU SOY MAS MAMOCHA PERO BUENO ME GUSTO ESPERO EL SIGUIENTE CVON GANAS BYE
avatar
Usagi13
Princesa Fireball
Princesa Fireball

Mensajes : 1323
Edad : 36
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por wendykou el Lun Jul 18, 2011 4:18 pm

Hoy si estoy al dia jaja que emocionante amix te felicito este primer capi esta de pelos, espero el siguiente y te felicito claro que me encantaria que subas mas de este tipo, una me gusta el lenguaje tan respetuoso de esta epoca jajaj, la cortecia y el enamoramiento, no se simplemente me facinan, cuidate y hasta pronto.
avatar
wendykou
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 382
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por viviana quiroga el Lun Jul 18, 2011 6:24 pm

déjame decirte que todas tus historias son muy buenas y esta es excepcional me gusto muchísimo déjame felicitarte y sigue así voy a estar pendiente también de las otras historias.......
avatar
viviana quiroga
Sailor Inner Scout
Sailor Inner Scout

Mensajes : 209
Edad : 33
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por pandita el Mar Jul 19, 2011 3:28 pm

geniaaal


espero actualizacion

avatar
pandita
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 427
Edad : 33
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Aysha Bakhovik B. el Mar Jul 19, 2011 8:40 pm

me super encantó esta actalizaciion... que romantico fue este encuentro.. ya me imagino el pk es una mujer prohibida.. mi seiya, como siempre tan sensible...

serenity plissss una actualizacion de "sombras del destino" igual quedo en la mejor parte... (y si se puede de "mas alla de las estrellas" jjaj

bueno linda, ojala no te pierdas por mucho tiempo, besos....
avatar
Aysha Bakhovik B.
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 264
Edad : 37
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Mujer Prohibida [S/S] UA - Terminado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 8. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.