Sailor Moon Foro

Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por Serenity el Mar Mar 29, 2011 12:09 am

peluches0901 escribió:
por Serenity el Sáb Mar 26, 2011 10:09 pm
Seiya es todo un amor!

Me encanta su forma de ser en este fic, y de Serena ni que decir, quiero que sigas pronto con el siguiente capitulo!

Me mata la curiosidad de saber que dice el mensaje que dejo Serena en el puente! Sera otra invitación a cenar para Seiya?

Actualiza pronto!

XOXO
Serenity



Mmmmmm como ya has leido el libro jajajaja pero tenias razon!!!, y se viene la mejor parte asique preparate!!!!.
Besitos idola y gracias por seguirme besosss

Jajajajaja no, enserio que no he leido el libro porque me tiene atrapada esta adaptación! Y vaya que se esta poniendo todo muy bien por aqui! :[00]: Estos dos se estan enamorando y algo me dice que su noche se pondra mucho mejor :[Jujuju]: Serena Evil

Por favor, sube pronto el siguiente capitulo que me muero por saber como continua esta hermosa historia! Ojos de estrella

XOXO
Serenity
avatar
Serenity
Neo Reina Serena
Neo Reina Serena

Mensajes : 2586
Edad : 29
Sexo : Femenino

https://www.fanfiction.net/u/2367835/

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Miér Mar 30, 2011 7:25 am

july1412 escribió:cada vez Seiya me gusta más...como puede ser eso posible?? es divino!! no se que pueda pasar más porque en cada capitulo me sorprendo aun mas que en el anterior. que ocurrirá??
Besos

Viste es imposible no amar cada dia mas a este bombonazo jajajajaja. Prometo mañana subir el siguiente!!! besitossss

Jajajajaja no, enserio que no
he leido el libro porque me tiene atrapada esta adaptación! Y vaya que
se esta poniendo todo muy bien por aqui! Estos dos se estan enamorando y algo me dice que su noche se pondra mucho mejor

Por favor, sube pronto el siguiente capitulo que me muero por saber como continua esta hermosa historia!

XOXO
Serenity

Uffff ni te imaginas jajajaja, ya se han dado cuenta que se enamoraron, asique ahora viene lo mejor!!!!! jajajaja bueno besitossss.
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por Seiya_bombon_85 el Miér Mar 30, 2011 11:52 am

Bueno la verdad dejame decirte que ayer en realidad lo he terminado de leer, por dios nunca me hubiese imaginado a sere asi de descocada, fumando y teniendo pensamientos pecaminosoooosssss por dios me de impresion jajjajaj. Pero él!!!!! hay dios mio siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii veni y bañate en mi pileta tambiennnnn jajajaja por dios casi muero al leer ese cap cuando el se baña afueraa.....y como le dice tiernamente que ella esta hermosa....pufffff me mato jajajaja.
Bueno estare mas que al pendiente me encanta la forma en que escribes!!!! te mando un beso!!!!
avatar
Seiya_bombon_85
Scout Aprendiz
Scout Aprendiz

Mensajes : 25
Edad : 33
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por linathalie el Miér Mar 30, 2011 11:53 am

amix me gusto mucho tu capi escribis genial ese seiya como simepre directo jaajajjaja y darien como puede dejar a una mujer como serena sola espero y actualizes pronto besos
avatar
linathalie
Sailor Star Light
Sailor Star Light

Mensajes : 549
Edad : 30
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Miér Mar 30, 2011 11:59 am

Seiya_bombon_85 escribió:Bueno la verdad dejame decirte que ayer en realidad lo he terminado de leer, por dios nunca me hubiese imaginado a sere asi de descocada, fumando y teniendo pensamientos pecaminosoooosssss por dios me de impresion jajjajaj. Pero él!!!!! hay dios mio siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii veni y bañate en mi pileta tambiennnnn jajajaja por dios casi muero al leer ese cap cuando el se baña afueraa.....y como le dice tiernamente que ella esta hermosa....pufffff me mato jajajaja.
Bueno estare mas que al pendiente me encanta la forma en que escribes!!!! te mando un beso!!!!

Hola!!!! gracias por pasarte, si la verdad que he hecho que sere despierte su libido jajajajja, todavia falta lo mejor y lo peor!!! asique tendran que estar atentas jajajaja gracias por seguir mis historias. Besos

por linathalie el Miér Mar 30, 2011 2:53 pmamix
me gusto mucho tu capi escribis genial ese seiya como simepre directo
jaajajjaja y darien como puede dejar a una mujer como serena sola espero
y actualizes pronto besos

gracias lina!!!!!!!!!!!!!!!!!! pienso que mañana podre actualizarlo!!!!!. Besitos
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Miér Abr 06, 2011 8:52 am

ALO ALO!!!! ESTA NOCHE SE VIENE NUEVO CAP!!!!!!!!!!!!!!!!!!! BESITOSSSS
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por wendykou el Miér Abr 06, 2011 5:29 pm

wow que emocion, espero la actualizacion mami, besos y abrazos, ok
avatar
wendykou
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 382
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Miér Abr 06, 2011 8:20 pm



Capitulo Nº 6
Otra vez hay lugar para bailar




Esa noche de un martes de agosto de 1986 Seiya miró largamente a Serena . Ella lo miró de la misma manera. Estaban a tres metros de distancia pero quedaron anudados en forma sólida, íntima, inexplicable.
Sonó el teléfono. Serena no dejó de mirar a Seiya, ni se movió durante los dos primeros timbrazos. En el largo silencio después del segundo, y antes del tercero, Seiya aspiró profundamente y miró los bolsos con las cámaras. Eso le permitió a Serena cruzar la cocina para acercarse al teléfono que estaba en la pared detrás de la silla de él.

-Familia Chiba... Hola, Lita. Si, muy bien. ¿El jueves a la noche? --Serena calculó: Darien dijo que se quedaría una semana, Llegó ayer, hoy es martes. -Fue fácil tomar la decisión de mentir.

ella estaba junto a la puerta del porche con el teléfono en la mano izquierda. El estaba muy cerca, con la espalda vuelta hacia ella. Serena extendió la mano derecha y la apoyó en su hombro, un gesto habitual de algunas mujeres con los hombres que quieren. En sólo veinticuatro horas había llegado a querer a Seiya Kou.

-Ay, Lita, voy a estar ocupada. Debo ir de compras a Des Moines. Es una buena oportunidad para hacer un montón de cosas que vengo postergando, ahora que Darien y los chicos no están.
Su mano se apoyaba tranquilamente en él. Sentía el músculo que iba desde el cuello hasta el hombro, detrás de la clavícula. Miraba sus cabellos negros, que caían sobre el cuello de la camisa. Lita seguía parloteando.

-Si, Darien llamó hace un rato... No, el premio se da el miércoles, mañana. Darien dijo que estarían de regreso el viernes a última hora. Quieren ver algo el jueves. Es un viaje largo, especialmente en el camión del ganado... No, el entrenamiento de fútbol sólo comienza dentro de una semana. Sí, sí, una semana. Al menos eso dijo Mamoru.
Serena sentía el calor del cuerpo de Seiya bajo la camisa. El calor se trasmitía a su mano, ascendía por el brazo y desde allí se irradiaba por todo su cuerpo, sin esfuerzo, en realidad sin control por parte de ella. él estaba inmóvil; no quería hacer ningún ruido que despertara la curiosidad de Lita. ella lo comprendía.

-Ah, sí, un hombre que pedía indicaciones. -Como suponía, Yaten había ido a su casa inmediatamente y le había contado a su esposa sobre la pickup verde que había visto al pasar por la casa de los Chiba el día anterior.

-¿Un fotógrafo? Por Dios, no lo sé. No presté mucha atención. Es posible. -Cada vez era más fácil mentir.
"Buscaba Roseman Bridge... ¿Verdad? ¿Estuvo tomando fotos de los viejos puentes? Bueno, parece inofensivo. ¿Un hippie? -Serena se rió y vio menear la cabeza a Kou. -Bueno, no sé muy bien cómo es un hippie. Este tipo era muy educado. Sólo estuvo uno o dos minutos, y se fue... No sé si hay hippies en Italia, Lita. Hace ocho años que no voy por allá. Además, como te dije, no sé si reconocería a un hippie en caso de encontrarme con uno...

Lita habló del amor libre y las comunas y las drogas; había leído algo sobre eso recientemente.

-Lita, estaba a punto de meterme en la bañera cuando llamaste, mejor me apuro antes de que se enfrié el agua... Bien, te llamaré. Adiós.

No deseaba retirar la mano del hombro de Seiya, pero no tenía una buena excusa para dejarla allí. De manera que fue hasta la pileta y encendió la radio. Más música country. Movió el dial hasta que se oyó una gran banda y lo dejó allí.

-Mandarina -dijo él.

-¿Qué?

-La canción. Se llama Mandarina. Es sobre una mujer argentina. -Hablar otra vez de la periferia de las cosas. Decir cualquier cosa, cualquier cosa. Luchar por el momento y el sentido de todo, oyendo en las profundidades de su mente el ruidito de una puerta que se cierra tras dos personas en una cocina de Iowa.
ella le sonrio.

-¡Tienes hambre?. La comida está lista para cuando quieras.

-Fue un día largo, y bueno. Preferiría tomar otra cerveza antes de comer. ¡Me acompañas? -Girando en círculos, buscando su centro, perdiéndolo minuto a minuto.

Ella dijo que sí. él abrió dos cervezas y le acercó una.

Ella estaba contenta con su aspecto y con cómo se sentía. Se encontraba femenina. Liviana, y cálida, y femenina. Se sentó en la silla de la cocina, cruzó las piernas y el dobladillo de la falda quedó bastante por encima de la rodilla derecha. Él estaba apoyado en la heladera, con los brazos cruzados sobre el pecho, la botella de Budweiser en la mano derecha.
A ella le complacía que se fijara en sus piernas, y él lo hizo.

Se fijó en ella de pies a cabeza. Podría haberse retirado antes; todavía podía retirarse. La razón le gritaba: "Abandona, Kou, vuelve al camino. Fotografía los puentes, vete a la India. Haz un alto en Bangkok y busca a la hija del comerciante en sedas que conoce todos los secretos del éxtasis que enseña la antigüedad. Nada desnudo con ella al amanecer en los estanques de la jungla y óyela gritar mientras la posees en el crepúsculo. Abandona esto... (ahora la voz era un murmullo... te supera.

Pero el lento tango callejero había comenzado. Se oía desde alguna parte; Seiya lo oía, era un viejo acordeón. Venía desde muy atrás, o desde muy adelante; no estaba seguro. Pero se acercaba firmemente a él. Y ese sonido borraba su razonamiento y concentraba sus alternativas hacia la unidad. Inexorablemente, hasta que no le quedó adónde ir, excepto hacia ella

-Si quieres podemos bailar con esta música -dijo Seiya con ese tono tímido, característico de él. Y enseguida advirtió: -No soy buen bailarín, pero si quieres, creo que puedo arreglarme en una cocina.

Jack arañaba la puerta del porche; quería entrar. Que se quedara afuera.

Serena se sonrojó un poquito.

-Bueno. Yo no bailo mucho... ya. Bailaba cuando era jovencita, en Italia, pero ahora casi exclusivamente en la víspera de Año Nuevo, y sólo un poco.

El sonrió y dejó la cerveza en la mesada. Ella se levantó y se acercaron el uno al otro,
"Este es el baile de los martes a la noche por la WGN, Chicago", dijo una untuosa voz de barítono. "Volveremos después de tres mensajes."

Los dos se rieron. Llamadas telefónicas y avisos publicitarios. Había algo que seguía interponiendo la realidad entre ellos. Lo sabían sin necesidad de decirlo.

Pero de todos modos él había extendido la mano para tomarle la mano derecha con su izquierda, y se apoyó cómodamente en la mesada, con las piernas cruzadas a la altura de los tobillos, la pierna derecha sobre la otra. Serena estaba a su lado contra la pileta, y miraba por la ventana, sintiendo los dedos delgados de Seiya que rodeaban su mano. No había brisa, y el maíz crecía.

-Ah, espera un minuto. -Retiró de mala gana su mano de la de él y abrió el último cajón de la derecha en la alacena. Sacó de allí dos velas que había comprado en Des Moines esa mañana, junto con un pequeño candelabro de bronce para cada una y las puso sobre la mesa.

Seiya se acercó y encendió las dos velas, mientras ella apagaba la luz del techo. Ahora estaba oscuro, excepto las llamas de las velas que apuntaban hacia arriba, agitándose apenas en la noche sin viento. La sencilla cocina nunca había estado tan bonita.

Recomenzó la música. Afortunadamente para los dos era una versión de Hojas muertas.

Ella se sentía extraña. Él también. Pero le tomó la mano, le rodeó la cintura con un brazo, ella se aproximó a él, y la sensación de extrañeza se desvaneció. De alguna manera dio paso a un cierto bienestar. El movió el brazo en la cintura de Serena y la atrajo más hacia él.

-Qué rico perfume -dijo Seiya, apoyando las manos de los dos sobre su pecho, cerca del hombro.

-Gracias.

Bailaron. Lentamente. Sin desplazarse mucho en ninguna dirección. Ella sentía las piernas de él contra las suyas, el estómago contra su estómago ocasionalmente.

Terminó la canción, pero él seguía abrazándola, tarareando la melodía que acababa de terminar, y así se quedaron hasta que comenzó la siguiente canción. El comenzó a bailar mecánicamente y la danza continuó mientras las langostas protestaban por la llegada de septiembre.

Serena sentía los músculos del hombro de Seiya a través de la liviana camisa de algodón. Él era real, más real que cualquier cosa que hubiera conocido. El se inclinó ligeramente para apoyar la mejilla en la de ella.
Durante el tiempo que pasaron juntos, más de una vez Seiya se describió a sí mismo como uno de los últimos cowboys. Estaban sentados en el pasto, junto a la bomba, a los fondos de la casa. Serena no entendió y le pidió que le explicara.

-- Algún día las computadoras y los robots dirigirán el mundo. Los seres humanos harán funcionar las máquinas, pero para eso no se requiere coraje ni fuerza ni otras características parecidas. En realidad los hombres hacen perdurar su utilidad más que ellos mismos. Sólo se necesitan bancos de esperma para que la especie se perpetúe, y ya los hay. La mayoría de los hombres son pésimos amantes, según dicen las mujeres, de manera que no se pierde mucho al reemplazar el sexo por la ciencia.
Estamos renunciando a los tiempos y las distancias sin límites, organizándonos, acolchando nuestras emociones. Eficiencia y efectividad y todas esas otras piezas del artificio intelectual. Y, con la pérdida de esa libertad, el cowboy desaparece junto con el león de la montaña y el lobo gris. No queda mucho lugar para los viajeros.
Yo soy uno de los últimos cowboys.
Mi trabajo me brinda distancia y tiempo libres de cierto tipo; todo lo que es posible encontrar hoy. No estoy triste por eso. Tal vez siento nostalgia, supongo. Pero tiene que suceder; será la única forma en que nos salvemos de destruirnos a nosotros mismos. Lo que creo es que las hormonas masculinas son la causa última de los problemas de este planeta.
Una cosa era dominar a una tribu o a otro guerrero. Es muy distinto tener misiles. También es muy distinto tener el poder de destruir el medio ambiente en la forma en que lo hacernos.
La maldición de los tiempos modernos es la preponderancia de las hormonas masculinas en lugares donde pueden hacer daño a largo plazo. Sólo trato de tomar algunas buenas fotos y dejar la vida antes de estar demasiado obsoleto o hacer algún daño importante.



A través de los años Serena había pensado en esas palabras de Seiya. En cierto modo le parecían bien, superficialmente. Sin embargo las actitudes de él contradecían sus palabras, Tenía una cierta agresividad impulsiva, pero parecía poder controlarla, encenderla y apagarla cuando quería. Y eso era lo que a la vez confundía y le atraia a ella... esa increíble intensidad, pero controlada, medida, esa intensidad como una flecha que se mezclaba con la calidez y sin rastros de maldad.

Ese martes a la noche, gradualmente y sin proponérselo, se acercaron cada vez más, bailando en la cocina. El la oprimía contra su pecho, y ella se preguntaba si sentiría sus pechos a través del vestido y de la camisa, y estaba segura de que sí.

Le gustaba tanto sentirlo cerca. Quería que eso durara eternamente. Más viejas canciones, más baile, más contacto de su cuerpo con el de él. Volvía a ser una mujer. Otra vez había un lugar para bailar. Lentamente pero sin vacilaciones Serena volvía a casa, un lugar donde nunca había estado.

Ahora él la invadía. Y ella a él. Apartó la mejilla de la de él, lo miró con sus ojos oscuros y él la besó, y ella le devolvió el beso, beso suave y largo, cantidades de besos.

Dejaron de fingir que bailaban y ella le rodeó el cuello con sus brazos. La mano izquierda de Seiya se apoyaba en la parte de atrás de la cintura de Serena, la otra le acariciaba el cuello, la mejilla y los cabellos. Thomas Wolfe hablaba del "fantasma de la vieja ansiedad". El fantasma se había despertado en Serena Chiba. En los dos.

Sentada junto a la ventana el día en que cumplía sesenta y siete años Serena miraba la lluvia y recordaba. Llevó el brandy a la cocina y se detuvo un momento, mirando el punto exacto en que habían estado parados los dos. Las sensaciones en su interior eran avasalladoras, como siempre. Tan fuertes que a través de los años sólo se había atrevido a hacer la evocación en detalle una vez por año porque de otro modo se le desintegraría la mente con esa tremenda fuerza emocional.

Para sobrevivir había tenido que abstenerse de recordar. Aunque en los últimos años los detalles la asaltaban cada vez con mayor frecuencia. Ya no trataba de impedir que Seiya volviera a ella. Las imágenes eran claras, reales y presentes. Y de tanto tiempo atrás. Veintidós años. Pero lentamente volvían a ser su realidad, la única en la que le importaba vivir.

Sabía que tenía sesenta y siete años y lo aceptaba, pero no podía imaginar que Seiya Kou tuviera cerca de sesenta y cinco. No podía pensarlo, no podía concebirlo, ni siquiera concebir que pudiera concebirlo. El estaba con ella, allí, en la cocina, con la camisa blanca, los largos cabellos negros, los pantalones caqui, las sandalias marrones, la pulsera de plata y la cadena de plata con forma de media luna alrededor del cuello. El estaba allí, abrazándola.

Finalmente ella se apartó y le tomó la mano, lo llevó al piso alto, pasaron por el cuarto de Rini, por el de Mamoru y entraron en la habitación de Serena. Sólo encendió un pequeño velador en la mesa de noche.

Ahora, tantos años después, ella subió lentamente la escalera con la botella de brandy, el brazo derecho colgando hacia atrás para evocar la memoria de él que la seguía, también por el corredor hasta el dormitorio.

Las imágenes físicas inscriptas en la mente de Serena eran tan claras que podrían haber sido fotografías cortadas con navaja. Recordaba la secuencia onírica de ropas que se quitaban, y los dos desnudos en la cama. Recordaba a Seiya sosteniéndose encima de ella, avanzando lentamente el pecho contra su vientre y sobre sus pechos. Lo había hecho una y otra vez, como un ritual de cortejo animal tomado de un viejo libro de zoología. Se movía sobre su cuerpo besando alternativamente sus labios, sus orejas, pasándole la lengua por el cuello, lamiéndola como un bello leopardo en los pastos altos de la sabana.
Era un animal. Un animal elegante, duro, macho, que no hacía nada manifiesto por dominarla, pero que la dominaba completamente, en la forma exacta en la que ella deseaba que sucediera en ese momento.
Pero algo que iba más allá de lo físico, a pesar de que el hecho de que él pudiera hacer el amor durante tanto tiempo sin cansarse era parte del asunto. Amarlo (ahora, después de pensar tanto acerca de ello a lo largo de dos décadas) era un asunto espiritual. Espiritual, pero no vulgar.

Mientras hacían el amor ella se lo había susurrado, captándolo en una sola frase: "Seiya, eres tan fuerte que me da miedo". Él era físicamente poderoso, pero usaba cuidadosamente su fuerza. Sin embargo era algo más que eso.
El sexo era una cosa. Durante el tiempo en que se vieron ella anticipaba, o al menos percibía la posibilidad de algo placentero, una ruptura de la monotonía de la rutina. No había contado con la curiosa fuerza de él.

Era casi como si hubiera tomado posesión de ella en todas sus dimensiones. Eso era lo que le daba miedo. Al principio no dudaba de que una parte de ella podía permanecer libre de cualquier cosa que hicieran ella y Seiya; era la parte que pertenecía a su familia y a su vida en Madison County.

Pero él simplemente se apropió de todo. Serena debería haberlo sabido en el momento en que él bajó del camión a pedir indicaciones. Entonces le pareció un brujo, y ese juicio original fue correcto.

Hacían el amor durante una hora, a veces más, luego él se apartaba lentamente y la miraba, encendiendo un cigarrillo y otro para ella. O bien simplemente se quedaba tendido a su lado, siempre con una mano moviéndose sobre su cuerpo. Después volvían hacerlo, susurrando suavemente en su oído mientras la amaba, besándola entre una y otra frase, entre una y otra palabra, rodeándole la cintura con el brazo, atrayéndola hacia él, entrando en ella.

Y ella empezaba a perder la conciencia, a respirar pesadamente, a dejarlo que la llevara adonde él vivía, y vivía en lugares extraños, embrujados, muy atrás en los caminos de la lógica de Darwin.

Con la cara hundida en el cuello de Seiya y la piel contra la de él, Serena olía ríos y humo de leña, oía trenes de vapor que salían de estaciones invernales en noches de un pasado remoto, veía viajeros con vestiduras negras que avanzaban sin cesar por ríos congelados y praderas estivales, marchando hacia el fin de las cosas. El leopardo saltaba sobre ella, una y otra y otra y otra vez, como un largo viento campestre, y deslizándose sobre él ella cabalgaba en ese viento como una virgen en un templo hacia los dulces fuegos obedientes que marcaban la suave curva del olvido.

Y ella murmuraba suavemente, sin aliento:

-Ay, Seiya... Seiya... me pierdo.

Ella, que desde hacía años no tenía orgasmos, los tenía ahora en largas secuencias con ese ser que era mitad hombre y mitad otra criatura. Serena se preguntaba cómo él resistía tanto, y Seiya le dijo que podía llegar a los orgasmos de la mente lo mismo que a los físicos, y que los orgasmos de la mente tenían un carácter especial.

Serena no tenía idea de lo que queria decir. Sólo sabía que él le había puesto una atadura de algún tipo y la había apretado tanto alrededor de los dos que ella se habría sofocado a no ser por la liberación de sí misma que sentía.

La noche avanzaba y la gran danza en espiral continuaba. Seiya Kou descartaba todo sentido de algo lineal y se desplazaba a una parte de sí mismo que sólo tenía que ver con la forma, el sonido y la sombra.

Y él oía las palabras que él mismo le susurraba a ella como si otra voz que no era la suya estuviera diciéndolas. Fragmentos de un poema de Rilke: "... alrededor de la antigua torre... giré en círculos durante mil años". La letra para un cántico al sol de los navajos. Le habló en susurros de las visiones que ella le traía... de la arena que volaba, los vientos de color fucsia y los pelícanos marrones que cabalgaban en el lomo de los delfines hacia el norte, por la costa de África.

Sonidos, pequeños sonidos ininteligibles salían de la boca de ella cuando se arqueaba hacia él. Pero era un lenguaje que él comprendía a la perfección, y en esa mujer que estaba debajo de él, el vientre contra el suyo, al penetrarla profundamente, terminaba la larga búsqueda de Seiya Kou.

Ahora, por fin, descubría el significado de todas las pequeñas huellas en todas las playas desiertas por las que había caminado, y el de todas las cargas secretas que llevaban los barcos en que nunca había navegado, y el de todos los rostros velados que había visto pasar por calles sinuosas de ciudades crepusculares. Y, como le sucedería a un gran cazador de la antigüedad que hubiera viajado a enormes distancias y ahora viera el resplandor de la fogatas de su lugar natal, su soledad desapareció. Por fin. Por fin. Venía desde tan lejos... desde tan lejos. Y estaba tendido sobre ella, perfectamente formado e inalterablemente completo en su amor por ella. Por fin.

Hacia el amanecer se incorporó ligeramente y dijo, mirándola a los ojos:

-Para esto estoy aquí, en este planeta, en este momento, Bombon. No para viajar ni para tomar fotos, sino para amarte. Ahora lo sé. He estado cayendo desde el borde de un sitio muy grande, muy alto, en algún lugar del pasado, durante más años que los que he vivido en esta vida. Durante todos esos años he estado cayendo hacia ti.

-Bombón – pregunto ella sorprendida.

-Porque todo en ti es dulce, eres sabrosa, eres apetecible y delicada como un dulce bombón.

Cuando bajaron la radio todavía estaba encendida. Ya había amanecido, pero el sol se ocultaba tras una delgada capa de nubes.

-Bombon, quiero pedirte un favor. - él le sonrió mientras ella se atareaba con la cafetera.

-¿Sí? -Lo miró. Dios mío, cómo lo amo, pensó, sintiéndose trémula, deseándolo todavía más, sin descanso.

-Ponte los jeans y la remera que llevabas anoche, y unas sandalias. Nada más. Quiero hacer una foto tuya tal como estabas esta mañana. Una foto sólo para nosotros dos.

Serena fue arriba, con las piernas flojas de haber rodeado con ellas el cuerpo de Seiya toda la noche, se vistió y salió con él a la pradera. Allí había hecho la foto que ella miraba todos los años.






Bueno espero que lo hayan disfrutado!!!!!! ya ta proximo a terminar!!!! solo quedan 4 cap, que bajon!!!!!.
Besitos y no olviden dejar su comentario!!!
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por flakita24 el Miér Abr 06, 2011 8:33 pm

jjajja oie muy buen capii! jajaj ... es una risa sarcastica... no es vdd.. me gusto mucho en capii!! qe cosas de las que hay ahii
avatar
flakita24
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 434
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por flakita24 el Miér Abr 06, 2011 8:35 pm

flakita24 escribió: jjajja oie muy buen capii! jajaj ... es una risa sarcastica... no es vdd.. me gusto mucho en capii!! qe cosas de las que hay ahii... pero qe serena iventando excusas! y de toooodo lo demas mejor no opino! la verdad ni lo entendi! jajajja una qe es santa!
avatar
flakita24
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 434
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Miér Abr 06, 2011 8:40 pm

jajajajajajaj gracias flakita!!! me alegra te haya gustado!!!! besitos
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por wendykou el Jue Abr 07, 2011 7:45 pm

wow que bello capitulo, me super encanto, esta muy pero muy bueno, que lastima que ya va a terminar, pero aun asi eh disfrutado cada capitulo mami, te amo esta super, te dejo mi correo por si uieres agregarme ok wendykou1@hotmail.com , amo que escribas tan bien y este fic´s se pone cada vez mejor, cuidate y hasta luego.
avatar
wendykou
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 382
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por july1412 el Vie Abr 08, 2011 5:50 am

es increible que con tus fics me hagas sentir tantas cosas, me encantó, una lástima de que quede poco rosa
besos
avatar
july1412
Sailor Star Light
Sailor Star Light

Mensajes : 527
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Lun Abr 11, 2011 1:38 pm

wendykou escribió:wow que bello capitulo, me super encanto, esta muy pero muy bueno, que lastima que ya va a terminar, pero aun asi eh disfrutado cada capitulo mami, te amo esta super, te dejo mi correo por si uieres agregarme ok wendykou1@hotmail.com , amo que escribas tan bien y este fic´s se pone cada vez mejor, cuidate y hasta luego.

Hola hijita!!!!! ahi te agregue en el msn gracias por tus alagos mi vida!!!!!, esta noche estare subiendo el proximo cap!!!!. Bueno espero que podamos encontrarnos por chat. te mando un beso grand ey otro a mi nietito jajajja, besitosssssss


por july1412 el Vie Abr 08, 2011 8:50 ames increible que con tus fics me hagas sentir tantas cosas, me encantó, una lástima de que quede poco
besos


amiga como dicen todo lo bueno tiene un final jajajajaj, pero bueno me alegra saber que les llega todo!!!! los sentimientos. Te mando un beso grande!!!!
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Mar Abr 12, 2011 7:22 pm

Bueno niñas traten de no llorar jajajajja les dejo el nuevo cap y espero sus comentarios besos!!!!




Capitulo Nº 7: El camino y el peregrino



Seiya abandonó la fotografía los días siguientes. Y excepto las tareas domésticas, que cumplía en un mínimo, Serena abandonó el trabajo en la granja. Los dos pasaron todo el tiempo juntos, charlando o haciendo el amor. Dos veces, cuando Serena se lo pidió, Seiya tocó la guitarra y cantó para ella, con una voz entre correcta y buena, un poco cohibida, como si le advirtiera que era su primera oyente.

Ella iba con Seiya en Harry al aeropuerto de Des Moines cuando él debía enviar película a Nueva York. Siempre mandaba los primeros rollos, cuando era posible, de manera que los editores vieran lo que estaba sacando y los técnicos controlaran que los obturadores de sus cámaras funcionaban bien.

Después la Llevaba a un restaurante elegante a almorzar y se tomaban de las manos sobre la mesa, mirándose con intensidad. El camarero sonreía al mirarlos, y deseaba sentir algún día eso que ellos sentían ahora.

Serena se maravillaba de cómo percibía él que las cosas llegaban a su fin y la facilidad con que lo aceptaba. Veía la próxima muerte de los cowboys y de otros como ellos, incluido él mismo. Y ella empezó a entender lo que quería decir con eso de que estaba en el extremo de una rama de la evolución y que ese extremo era un punto final. Una vez, hablando de lo que él llamaba "las últimas cosas", susurró: “Nunca más", gritó el dueño del Alto Desierto. "'Nunca, nunca, nunca más"' No veía nada más allá de él en la rama. Su especie se extinguía.

El jueves hablaron por la tarde, después de hacer el amor. Los dos sabían que esa conversación debía tener lugar. Los dos habían tratado de evitarla.

-¿Qué vamos a hacer? -preguntó Seiya.

Ella guardó silencio, un silencio desganado. Luego dijo con suavidad:

-No lo sé.

-Mira, si tú quieres me quedaré aquí o en la ciudad o donde sea. Cuando tu familia vuelva a casa, simplemente hablaré con tu esposo y le explicaré cómo es esto. No será fácil, pero lo haré.

Ella negó con la cabeza.

-Darien jamás entendería; no piensa en estos términos. No entiende la magia ni la pasión ni todas esas cosas de las que nosotros hablamos y que experimentamos, y nunca entenderá. No por eso es un ser inferior. Son cosas que están demasiado lejos de todo lo que él ha sentido o pensado en su vida. No tiene forma de manejarlas.

-Entonces vamos a dejar que todo esto se pierda? -Seiya estaba serio, no sonreía.

-No lo sé. Seiya, en cierta extraña forma tú me posees. Yo deseaba que me poseyeran, no lo necesitaba, y sé que tú no te lo propusiste, pero eso es lo que ha sucedido. Ya no estoy sentada a tu lado, aquí en el pasto. Me tienes dentro de ti como una prisionera voluntaria.

Él replicó:

-No estoy seguro de que estés dentro de mí, o de que yo esté dentro de ti, o de que te posea. Al menos no deseo poseerte. Creo que los dos estamos dentro de otro ser que hemos creado y que se llama "nosotros"

-Bien, en realidad no estamos dentro de otro ser. Somos ese ser. Los dos nos hemos perdido a nosotros mismos y hemos creado otra cosa, algo que sólo existe como la unión entre los dos. Dios mío, estamos enamorados. De la manera más profunda que es posible enamorarse.

-Ven a viajar conmigo, Bombon. Eso no es problema. Haremos el amor en las arenas del desierto y beberemos brandy en los balcones de Mombasa, mirando izar las velas de los dows de Arabia con el primer viento de la mañana. Te mostraré el país de los leones y una vieja ciudad francesa en la Bahía de Bengala, donde hay un hermoso restaurante en una terraza, y trenes que trepan por los pasos de las montañas y pequeñas hosterías de vascos en las alturas de los Pirineos. En una reserva de tigres en el sur de la India hay un lugar especial en una isla en el medio de un enorme lago. Si no te gusta viajar, abriré un local en cualquier parte y haré fotos del lugar o retratos o lo que sea para mantenemos.

-Seiya, anoche, cuando hacíamos el amor, dijiste algo que todavía recuerdo. Yo murmuraba algo sobre tu fuerza... y, por Dios, esa fuerza la tienes. Dijiste: "Soy el camino y un peregrino y todas las velas que fueron al mar". Tenías razón. Eso es lo que sientes; sientes el camino dentro de ti. Más aún: de una manera que no puedo explicar, tú eres el camino. En la línea donde la ilusión se encuentra con la realidad, allí estás tú, allá en el camino, y el camino eres tu. Tú eres esas viejas mochilas y un camión llamado Harry y los jets que van a Asia. Y eso es lo que quiero que seas. Si tu rama evolutiva se está secando, como tú dices, entonces quiero que llegues a ese final a toda velocidad. No creo que puedas hacerlo conmigo. ¿No ves que te amo tanto que no podría restringirte un solo momento? Hacerlo significaría matar al magnífico animal salvaje que hay en ti, y la fuerza moriría con él.

El empezó a hablar, pero ella lo detuvo.

-Seiya, no he terminado todavía. Si me levantaras en tus brazos y me llevaras a tu camión y me obligaras a ir contigo no murmuraría una queja. Eres demasiado sensible, percibes demasiado bien mis sentimientos como para hacerlo. Y yo tengo sentimientos de responsabilidad aquí. Si", en cierto modo es aburrido. Me refiero a mi vida. Le falta romance, erotismo, bailar en la cocina a la luz de las velas, y la maravillosa sensación de un hombre que sabe cómo amar a una mujer. Más que nada le faltas tú. Pero está este maldito sentido de la responsabilidad que tengo. Hacia Darien, hacia mis hijos. El solo hecho de que me fuera, de que faltara mi presencia física sería suficientemente duro para él. Eso solo podría destruirlo.
Además de eso, y tal vez sería lo peor, tendría que vivir el resto de su vida con las murmuraciones de la gente de aquí. "Allá va Darien Chiba. Su mujer, esa italianita calentona, se escapó con un fotógrafo de pelo largo hace unos años." Darien tendría que sufrir eso, y los chicos oirían las burlas de Winterset todo el tiempo que vivieran aquí. También ellos sufrirían. Y me odiarían por ello.

- por más que te desee y quiera estar contigo y ser parte tuya no puedo arrancarme a la realidad de mis responsabilidades. Si me obligas, física o mentalmente a irme contigo, como te dije antes, no podré luchar contra eso. No tendré fuerzas, si pienso en mis sentimientos por ti. A pesar de las razones para no lanzarme contigo al camino, iría por mis deseos egoístas.

Pero, por favor, no me hagas ir. No me hagas abandonar esto, mis responsabilidades. No puedo hacerlo y vivir pensando en ello. Si parto ahora, ese pensamiento me convertirá en una mujer diferente de la que has llegado a amar.

Seiya guardó silencio. Entendía lo que Serena decía sobre el camino y las responsabilidades y cómo la culpa la transformaría. Sabia que tenía razón, en cierto modo. Miraba por la ventana, luchando consigo mismo, luchando por comprender los sentimientos de Serena. Ella se echó a llorar.

Finalmente se abrazaron largo rato. Y él le susurró:

-Sólo tengo una cosa que decir, una sola; nunca volveré a decirle a nadie, y te pido que la recuerdes: en un universo de ambigüedad esta certeza viene una sola vez, y nunca más, no importa cuántas vidas le toque a uno vivir.

Esa noche volvieron a hacer el amor. Era jueves. Estuvieron juntos hasta el amanecer, tocándose y susurrando. Luego Serena durmió un poco y, cuando se despertó, el sol estaba alto y ya calentaba mucho. Oyó chirriar la puerta de Harry y se puso apresuradamente algo de ropa.

Seiya había hecho café y estaba sentado a la mesa de la cocina, fumando, cuando entró Serena. Le sonrió. Ella fue hacia él y hundió la cara en su cuello, las manos en sus cabellos, mientras él le rodeaba la cintura con sus brazos. Él la hizo sentar en su regazo.

Finalmente se puso de pie. Tenía puestos sus viejos jeans, los tiradores naranja sobre una camisa caqui limpia, las botas Red Wing bien anudadas, el cortaplumas múltiple del ejército suizo en el cinturón. Sobre el respaldo de la silla estaba su chaleco de fotógrafo; el cable sobresalía de un bolsillo. El cowboy estaba listo.

-Será mejor que vaya saliendo.

Ella asintió con un movimiento de cabeza y comenzó a llorar. Vio las lágrimas en los ojos de Seiya, pero él no abandonaba la sonrisa.

-¡Puedo escribirte de vez en cuando? Al menos quiero mandarte un par de fotos.

-Está bien -dijo ella, enjugándose los ojos con la toalla colgada en la puerta de la alacena-. Encontraré alguna excusa por recibir correspondencia de un fotógrafo hippie, siempre que no sea mucha.

-Tienes mi dirección y número de teléfono en Washington, ¿verdad? -Ella asintió.- Si no estoy allí, llama a las oficinas de la National Geographic. Te anotaré el número. -Lo escribió en el bloc junto al teléfono, arrancó la hoja y se la dio.-También encontrarás el número en la revista. Pide que te comuniquen con las oficinas de la editorial. La mayor parte del tiempo saben dónde estoy. Si quieres verme, o sólo hablarme, no vaciles. Llámame con pago revertido a cualquier lugar del mundo; así las comunicaciones no aparecerán en tu factura de teléfono. Yo estaré por aquí unos días más. Piensa en lo que te dije. Puedo quedarme aquí, arreglar el asunto en poco tiempo y luego partiríamos juntos hacia el noroeste.

Ella no respondió. Sabía que era verdad que él podía arreglar el asunto en poco tiempo. Darien tenía cinco años menos que Seiya, pero ni se le acercaba intelectualmente o físicamente.

Se puso el chaleco. Serena tenía la cabeza vacía, se sentía mareada.

-No te vayas, Seiya-se oyó gritar desde las entrañas.

El le tomó la mano y salieron por la puerta del fondo hacia el camión él abrió la puerta, apoyó el pie en el estribo, luego volvió a apoyarlo en el suelo y abrazó otra vez a su bombon durante varios minutos, sin que ninguno de los dos dijera una palabra. Simplemente se quedaron allí, enviando, recibiendo, dejando el sello indeleble de uno en el otro. Reafirmando la existencia de ese ser especial del que habían hablado.

El la soltó, por último, subió al camión y se sentó al volante dejando la puerta abierta. Le corrían las lágrimas por las mejillas. También a Serena. Lentamente Seiya cerró la puerta con chirridos de las bisagras. Como de costumbre a Harry le costó arrancar, pero ella oyó la bota de él que pisaba el acelerador y el viejo camión cedió.
puso marcha atrás y se quedó allí, con la mano en la palanca de cambios. Primero serio, después con una leve sonrisa. Señaló el sendero:
-Ya sabes, el camino. El mes que viene estaré en el sudeste de la India. ¿Quieres que te mande una postal?

Ella no podía hablar, pero hizo un gesto negativo con la cabeza. Para Darien sería demasiado encontrar eso en el buzón. Sabía que Seiya comprendería. El asintió.

El camión retrocedió hasta el patio sobre la grava; las gallinas se dispersaron. Jack corrió a una hasta el galpón de las máquinas, ladrando.

Él saludó a Serena sacando el brazo por la ventanilla del acompañante. Ella vio brillar el sol en su pulsera de plata. Los dos botones de arriba de su camisa estaban desprendidos.

Seiya tomó el sendero. Serena se enjugaba los ojos, trataba de ver, el sol creaba prismas extraños en sus lágrimas. Como había hecho en la noche del primer encuentro corrió hasta el comienzo del sendero y miró alejarse a la vieja pickup. Al final del sendero el camión se detuvo, se abrió la puerta y Seiya bajó al estribo. La veía, cien metros más atrás, pequeña a la distancia.
Se quedó allí, junto a Harry que protestaba con el calor, y la miró. Ninguno de los dos se movía; ya se habían despedido. Sólo se miraban, la esposa del granjero de Iowa y el ser del extremo de la rama evolutiva, uno de los últimos cowboys. El se quedó allí treinta segundos, sin perderse nada con sus ojos de fotógrafo, construyendo la imagen de los dos, que jamás perdería.
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Mar Abr 12, 2011 7:23 pm

Cerró la puerta, movió la palanca de cambios y lloraba otra vez cuando dobló a la izquierda y tomó la ruta a Winterset. Miró hacia atrás justo antes de que un montecillo de árboles en el borde noroeste de la granja le bloqueara la visión, y la vio sentada en el suelo con las piernas cruzadas al comienzo del sendero, con la cabeza entre las manos.

Darien y los chicos llegaron a primera hora de la noche con anécdotas de la feria y una cinta que había ganado el novillo antes de venderlo para ser sacrificado. Rini fue enseguida a hablar por teléfono. Era viernes; Mamoru llevó la camioneta pickup a la ciudad para esas cosas que hacen los chicos de diecisiete años los viernes a la noche. La mayoría pasean por la plaza y les hablan o les gritan a las chicas que pasan en los autos. Darien encendió el televisor y le dijo a Serena que estaba muy bueno el pan de maíz que en ese momento comía con manteca y jarabe de arce.
Ella estaba sentada en la hamaca del porche del frente. Darien salió después de terminar el programa de televisión, a las diez. Se estiró y dijo:

-Es bueno estar en casa otra vez. -Y luego, mirándola: -¿Tú estás bien, Princesa? Pareces un poco cansada o distraída o no sé qué...

-Sí, estoy bien, DArien. Me alegro de que estés de vuelta, y bien.

-Bueno, me voy a la cama. Fue una semana larga en la feria, y estoy agotado.

¿Vienes, Princesa?

-Dentro de un rato. Está agradable aquí afuera, así que me quedo un poco más. - Estaba cansada, pero además temía que a él se le ocurriera tener una relación sexual. No estaba en condiciones de soportarlo esa noche.

Lo oyó caminar dentro del dormitorio, encima del lugar donde ella se hamacaba en la mecedora con los pies descalzos. Desde el fondo de la casa oía la radio de Rini.
Evitó ir a la ciudad los días siguientes porque sabía que Seiya estaba a sólo unos kilómetros de distancia. Realmente no estaba segura de poder contenerse si lo veía. Podía correr hacia él gritando "¡Ahora! ¡Vámonos ahora!" Había desafiado el riesgo de verlo en Cedar Bridge; ahora era demasiado peligroso volver a verlo.

El martes siguiente la alacena se estaba quedando vacía y Darien necesitaba un repuesto para la cosechadora de granos que estaba reparando. Había nubes bajas, llovía constantemente en medio de una ligera niebla, y estaba fresco para ser agosto.

Darien compró el repuesto y tomó un café con los otros hombres en el bar mientras Serena iba al supermercado. Sabía cuánto tardaría y estaba esperándola frente al Super Value cuando terminó. Bajó de un salto, con su gorra Allis-Chalmers y la ayudó a cargar los paquetes en la pickup Ford, en el asiento y en el piso. Ella pensaba en trípodes y mochilas.

"Tengo que volver un momento al negocio de repuestos. Me olvidé de una pieza que puedo necesitar."
Fueron hacia el norte por la ruta 169, que era la calle principal de Winterset. Cien metros más allá de la estación Texaco vio a Seiya que salía de la estación con los limpiaparabrisas en funcionamiento y se alejaba por el camino.

Les tocó colocarse precisamente detrás de la vieja pickup. Desde su asiento alto en la Ford, Serena vio un bulto envuelto en tela plástica que revelaba los contornos de una maleta y un estuche de guitarra, junto a la rueda de auxilio. El vidrio de atrás estaba mojado por la lluvia, pero se veía parte de la cabeza de Seiya. El se inclinó como para buscar algo en la guantera; ocho días atrás, al hacer eso mismo, le había rozado la pierna con el brazo. Una semana atrás ella estaba en Des Moines comprando un vestido rosa.

-Ese camión viene de lejos -comentó Darien-. Del estado de Washington. Parece que lo conduce una mujer; al menos tiene pelo muy largo. Pero, ahora que lo pienso, debe de ser ese fotógrafo del que hablaban en el bar.
Siguieron a Seiya unos cientos de metros hacia el norte, donde la 169 cruza la 92 que va de este a oeste. Era una parada de cuatro manos, con mucho tránsito en todas direcciones, complicado por la lluvia, y ahora la niebla era más espesa.
Estuvieron allí detenidos unos veinte segundos. Seiya estaba adelante a menos de diez metros de ella. Todavía podía hacerlo. Saltar de la Ford y correr hacia la puerta derecha de la pickup de él, trepar sobre las mochilas, la heladera y los trípodes.

Desde que Seiya partió el viernes anterior Serena se había dado cuenta de que, a pesar de todo lo que él le importaba entonces, había subestimado mucho sus propios sentimientos. No parecía posible, pero era así. Comenzaba a entender lo que él ya había comprendido.

Pero allí se quedaba, paralizada por sus responsabilidades, mirando ese vidrio de la parte de atrás de la camioneta con más intensidad con la que hubiera mirado ninguna otra cosa en su vida. Se encendió la luz trasera izquierda de Harry. Un momento más y Harry habría desaparecido, llevándose a Seiya. Darien sintonizaba la radio de la Ford.

Por alguna travesura de la mente Serena empezó a ver las cosas como con cámara lenta. A Seiya le llegó el turno y muy, muy lentamente, Harry se acercó a la intersección. ella visualizaba las largas piernas de él trabajando con el embriague y el acelerador, los músculos del antebrazo derecho tensándose al hacer los cambios. Ahora la camioneta entraba en la 92 hacia Council Bluffs, las Black Hills y el noroeste... lentamente... Dio la vuelta y pasó el cruce, enfilando hacia el oeste.
A través de las lágrimas, la lluvia y la niebla, ella apenas veía la inscripción descolorida hecha con pintura roja en la puerta: "Kou, Fotografía - Bellingham, Washington."
El había bajado la ventanilla para mejorar la mala visibilidad al doblar. Dio la vuelta a la esquina y ella vio sus cabellos al viento cuando aceleró por la 92 hacia el oeste, mientras subía el vidrio.
"¡Ay, Dios mío, ay Dios querido... No!" Las palabras resonaban dentro de ella. "Me equivoqué, Seiya, me equivoqué al quedarme... pero no puedo irme... quiero decírtelo otra vez... decirte por qué no puedo irme... dime tú otra vez por qué debo irme."

Y oyó la voz de él que regresaba por la ruta: "En un universo de ambigüedad, este tipo de certidumbre llega una sola vez, y nunca más, no importa cuántas vidas hayas de vivir".

Darien pasó el cruce hacia el norte. Por un instante ella miró las Luces traseras rojas de Harry que se alejaban en la niebla y la lluvia. La vieja pickup Chevy parecía pequeña junto a un gigantesco camión con acoplado que avanzaba rugiendo hacia Winterset, bañando con una ola de agua al último cowboy.

-Adiós, Seiya Kou -sollozó Serena, y se echó a llorar sin disimulo. Darien la miró.

-¿Qué pasa, Princesa? Por favor, dime qué te pasa. Por que lloras.

-Darien, necesito un poco de tiempo para mí. Estaré bien en unos minutos. - él sintonizó el noticiario ganadero de las doce, miró a Serena y meneó la cabeza.




Espero que hayan llorado como yo en este cap y gritado DALE BOLUDA!!!!! CORRE!!! BAJATE DE LA CAMIONETA ANDA!!!!!!!!!!! Hay como sufri por dios. Pero la vida es asi de cruel jajajajja besos nos leemos!!!!
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por flakita24 el Mar Abr 12, 2011 8:52 pm

uuuuy pero qe capiii mas pero mas tristeee!!! waaaaa!
pobre SERena lo qe debe de satr sufriendoo con alejarseee de su amado Seiyaa!! mi vidiiiiii!!!
y darien, nooo nooo nooo!!! merecido se lo tieeene, por descuidar a su esposa y no ser open mind!!! jajaja!
la verdad si yo fuera serena y estuviera enamorada de Seiya(cosa qe no creo posible, porqe no cambio a mi darien por nada) no lo pensaria dos vecees! y me iba kn el a seguir "disfrutandoo"... peeeero Serena es taaaan buena (excepto porqe engaño a su marido) qe peinsaaa en todos incluso en darieen!!! pero bueno qe mas le podemos hacer... sino esperar hasta el proximo capitulooo°!!!
resumiendoo: me enkantooo!!!!
avatar
flakita24
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 434
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Mar Abr 12, 2011 9:04 pm

Gracias flakita!!!! wowwww que pedazo de comentario!!! jajajja, si la verdad muchas decimos eso pero creeme en estos momentos estoy en una situacion similar y una no puede abandonar la flia, es tragico realmente!!!!. Te mando un beso grande!!!!
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por july1412 el Jue Abr 14, 2011 1:59 pm

el amor de Serena y Seiya es puro fuego!! maldito Darien tan insensible...y tiene que arruinar todo?? que injusticia que tristeza... verá Serena a Seiya otra vez??
actualiza
besos
avatar
july1412
Sailor Star Light
Sailor Star Light

Mensajes : 527
Edad : 26
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Jue Abr 14, 2011 6:12 pm

lo se mi cielo lo ce es frustrante jajajjajajja. El finde lo actualizo de neuvo!!!! besitos
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por wendykou el Vie Abr 15, 2011 8:26 am

nooooooooooooo mami, por que me frustras de esa manera, noooo, llore, llore, llore, entendi el porque no se fue, pero pense que se vajaria de la camioneta y que lo alcansaria, coore, serena, corre, serena tonta corre, noooooooooooooooooo, no puedo creerlo, despues de todo lo que vivieron y de que mi amando seiya la hizo feliz, no lo puedo creer, es para cortarse la venas jajaja, mami, actualiza lo mas pronto posible, no podre ivir mucho jajaja
avatar
wendykou
Sailor Outer Scout
Sailor Outer Scout

Mensajes : 382
Edad : 32
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por peluches0901 el Vie Abr 15, 2011 8:39 am

jajajjaj Hol ahijita de mi corazon!!!!!, viste yo avise que ese fic era para sufrir jajajajaj. Aunque uno diga A es un dibujito!!! fijate que toma la misma decision que Serena jajjja y eso no es todo....... este libro del cual estoy haciendo la adaptacion, lamento informarles que es basado en una historia real, es para cortarse las venas en serio!!! jajajajjaja besitos y cuenta con que mañana habra un nuevo capitulo!!!!! besitos!!!!
avatar
peluches0901
Princesa Serena
Princesa Serena

Mensajes : 878
Edad : 39
Sexo : Femenino

http://globeecrazy.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por linathalie el Lun Abr 18, 2011 3:47 pm

amix como es que serena deja ir a seiya por Dios por que no lo siguio entiendo las razones pero si uno no ama con el que esta no puede hacerse daño uno ni a el serena buscalo por que si el te ama
avatar
linathalie
Sailor Star Light
Sailor Star Light

Mensajes : 549
Edad : 30
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por Seiya_bombon_85 el Mar Abr 19, 2011 12:38 pm

NOOOOOOOOOOOOOO POR DIOS NENA QUE ME HICISTE!!!! BAJATEEEEEEE SIIIIIIIIIIII BAJATE BOLUDA Y CORREEEEEEEEEEEEE.

NO TE JURO PELU ME HICISTE MORDERME LAS UÑAS CREI QUE SE IBA A BAJAR, MUERO MUERO PORQUE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

JODEME QUE NO QUEDA CON EL???? PORQUE TIENES QUE HACERNOS SUFRIR TANTOS CON TUS FIC!!!!!

HAY NO IMPORTA TE ADORO LO SABES ME ENCANTA COMO ESCRIBIS!!!! BESOS MILESSSSS
avatar
Seiya_bombon_85
Scout Aprendiz
Scout Aprendiz

Mensajes : 25
Edad : 33
Sexo : Femenino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por pantera_zombi el Miér Jun 29, 2011 12:28 pm

los puentes de madison mmm suena biendisculpa por no pasar antes estrare mas atento desde hoy asta pronto me retiro sin antes decir


que sin sufrir l vida seria un mar amargo ya que es uo de los placeser de vivir
por que comon puedes amar sin antes llorar como puedes reir sin antes olvidar ya que el amor es dulce y amargo una pena que solo se cura al saber cual es el verdadero amar ^^

y si no les gusta el verso lo entiendo cada vez odio mas lo que escrivo creo que ya no puedo escribir quien sabe tal vez aser poemas no es para mi chao y sigue escribiendo bye
avatar
pantera_zombi
Princesa Fireball
Princesa Fireball

Mensajes : 1399
Edad : 30
Sexo : Masculino

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Puentes de Madison [UA] Dram/Rom S/ND final

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.